Insignias cofradieras en la Semana Santa de Badajoz

Por El Avisador - 31 de Marzo, 2015, 20:02, Categoría: General

En plena Semana Santa 2015, con las calles de Badajoz abarrotadas de público siguiendo, según los casos, con atención, respeto o fervor, los cortejos procesionales de su Semana Mayor --declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional en 2011--, merece la pena centrarse, aunque sea someramente, en una de las facetas más comunes, aunque poco conocidas, que pueden verse en los desfiles de la Semana Santa de España e Hispanoamérica, centrándonos en la de Badajoz, como es la presencia en sus cortejos procesionales de numerosas insignias o emblemas cofradieros. Elementos simbólicos que, en sus orígenes, hace siglos, tuvieron unos significados más profundos que en los tiempos actuales, más proclives a lo decorativo y ornamental. Insignias que aparecen en determinados lugares de las procesiones o cada cierto tramo de nazarenos, y sobre los que hoy día existe bastante confusión, incluso entre los propios componentes de nuestras hermandades y cofradías, que desconocen sus significados. Las insignias cofradieras son una serie de elementos simbólicos y decorativos, fabricados en diferentes materiales, indudablemente nobles y valiosos, elementos que en la actualidad se hallan totalmente regulados, pero que en sus orígenes fueron de más libre elección. Las más antiguas parecen ser que fueron la Cruz de Guía, el Estandarte y las Bocinas, que ya aparecen en los cortejos barrocos de la segunda mitad del siglo XVI. Hoy día, las insignias son reminiscencias de los antiguos cortejos procesionales que han perdido su sentido originario y se mantienen, pero más por su carácter devocional y decorativo. 

Las hermandades y cofradías de Penitencia, Gloria y Sacramentales de Badajoz poseen numerosas y ricas insignias, y algunas de ellas constituyen pequeñas joyas del patrimonio histórico-artístico local. Labor meritoria la de nuestras cofradías y
hermandades, conservándolas y restaurándolas con el paso del tiempo, tareas que complementan con la adquisición de otras nuevas. A continuación exponemos, por orden alfabético, las más conocidas por salir en su mayor parte en las procesiones de la Semana Santa de Badajoz: 

Bandera. Se trata de la insignia más frecuente en nuestros cortejos procesionales. Hay de varias clases:      
    - Bandera concepcionista. De color azul celeste, con la bella imagen de la Inmaculada Concepción en el centro, bordada artísticamente sobre tela de raso o de seda. Los colores también pueden ser, combinados, el blanco y el celeste. Proclama de forma indubitable la devoción cofradiera al dogma de la Inmaculada Concepción de María.    
   - Bandera de la cofradía o hermandad. Elaborada en telas nobles también, con el escudo centrado y los colores simbólicos de la Corporación.    
   - Bandera del Cristo o de la Virgen. Bandera que figura a la cabeza de los tramos de nazarenos de las Imágenes titulares, que aparecen delante de su paso. Sus colores se corresponden con los de los hábitos de sus nazarenos.    
   - Bandera papal o pontificia. Bandera con los colores del Vaticano, blanco y amarillo, llevando en el centro el escudo del Papa. Es la bandera que deben exhibir las cofradías que ostentan el título o blasón de "pontificias".  

Bocinas. Grandes trompetas de metal, artísticamente plateadas y repujadas que portan nazarenos especialmente elegidos, llamados también  heraldos, que van revestidas con guardamanos o paños de terciopelo, ricamente bordados en oro. Incluso llevan grabados los escudos de la cofradía u otros motivos religiosos, como los eucarísticos, anagramas marianos y cristológicos. En las antiguas procesiones se utilizaban para dar la señal de salida, de parada o de reanudación de marcha de  la comitiva. Así como para anunciar la salida o la llegada al templo de las imágenes sagradas. Estas imponentes trompetas nos recuerdan  las tubas que precedían a los cortejos y el ejército romanos.
 
Ciriales. Largas pértigas de metal, rematadas con un cirio o farol. Simbolizan el carácter de función religiosa de  la procesión. Acompañan a otras insignias principales. 

Cruz de Guía. Cruz de grandes dimensiones y artísticamente trabajada en metal, madera labrada o sobredorada, carey, hierro forjado, etc., que abre las procesiones, acompañada de dos o cuatro nazarenos con ciriales o farolas. Y, bien a la vista, suelen llevar las siglas INRI (Jesús Nazareno Rey de los Judíos) o JHS (Jesús). 

Cruz parroquial. Cruz sencilla, de alzada o con mango, que, acompañada de dos acólitos con ciriales o farolas, sale en las hermandades que tienen sede en alguna parroquia pacense. Suele ir en el interior del cortejo, por ejemplo, al inicio del cuerpo de nazarenos de la Virgen. 

Escudos o Blasones. Símbolos de la cofradía o hermandad que aparecen en numerosos lugares: en los hábitos de los nazarenos, en los capirotes, en las capas, en los paños de bocina, en los mantos de las Vírgenes, en el frontal de los pasos, en sus faldones, en el techo del palio, en los Libros de Reglas, etc. Los que van bordados presentan diversas alegorías y motivos sobre sus orígenes y naturaleza. Estos emblemas suelen ir rematados con la corona real. En algunos casos, el emblema de la hermandad aparece unido al del Obispo o Arzobispo bajo cuyo mandato fue erigida la cofradía. 

Estandarte. Insignia esplendorosa que representa a las distintas corporaciones o a sus imágenes titulares, y que van bordadas artísticamente. Algunos estandartes suelen hacer relación a la comunidad de monjas de donde proviene. Y otros, suelen llevar, por su especial representatividad, el escudo de la ciudad, como el de Ntra. Sra. de la Soledad Coronada, Patrona de Badajoz.
 
Guión. Banderín, pequeño pendón o bandera rígida. 

Guión pontificio. Banderín rígido, con cartela, ricamente bordado en oro y con el escudo del Papa que concedió algún Breve pontificio con privilegios o prerrogativas sobre algunos de sus cultos.
 
Libro de Reglas. Libro de gran tamaño, magníficamente encuadernado con tapas en madera y cantoneras, artísticamente labradas, en plata o forradas en terciopelo que contiene el Libro de las Reglas, Estatutos u Ordenanzas por los que se rige la hermandad. Son de las piezas más antiguas que componen el ajuar de la hermandad, muchas de ellas, auténticas joyas del repujado, con el escudo de la cofradía en la portada. Su presencia en el cortejo es un recuerdo de los conflictos de precedencia que tantos incidentes provocaban en siglos precedentes. Para acreditar la mayor antigüedad de una corporación y, consiguientemente, su derecho a desfilar antes que otras, las cofradías decidieron llevarlas en las procesiones para, de esta manera, probar sus mejores derechos.
 
Medalla. Símbolo individual por antonomasia de pertenencia a una hermandad o cofradía, que se lleva al cuello durante las procesiones. Además de los miembros de las Juntas de Gobierno, diputados de orden y otros nazarenos de la organización, suelen llevar medallas las autoridades presentes, las camareras, las fuerzas que desfilan dando escolta a los pasos, etc.

Pendón. Divisa o insignia que consiste en un asta de metal de donde prende un cuerpo rectangular de tela lujosa, rematada en dos puntas con sus borlas.
 
Senatus. Lábaro con cartela, donde pone SPQR, sigla que sintetiza, a modo de símbolo, el Poder romano: Senatus Populusque Romanus. Es una enseña de carácter histórico, no religioso, cuyo origen está en las cohortes romanas que condujeron a Cristo hasta el Gólgota. Y van rematadas con una corona de laurel y un águila imperial. 

Sinelabe. Estandarte mariano donde, de forma destacada, figura el lema, bordado en letras de oro, Sine labe concepta, "sin pecado concebida". Frase que sintetiza otra más extensa que dice: Regina sine labe originali concepta, "Reina concebida sin pecado original". Esta insignia se generalizó en el siglo XIX a partir de la Bula Ineffabilis Deus,
del Papa Pío IX, con la declaración dogmática sobre la Inmaculada Concepción de la Virgen María, un 8 de diciembre de 1854.

Vara de mando. Símbolo de poder y jerarquía por antonomasia, recubiertas de plata o metal plateado y artísticamente labradas en su parte superior. Son las insignias más utilizadas. Las portan los hermanos mayores, cargos de la hermandad y las autoridades civiles, religiosas y militares que les acompañan. En algunas procesiones las llevan también las camareras titulares o las más antiguas. Guarda sentido con el símbolo ancestral de cetro o vara de mando que han venido ostentando nuestras autoridades desde la Edad Media.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Marzo 2015  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog