8-J: Señorial concierto del Milenio de la Banda municipal de Música de Badajoz

Por El Avisador - 12 de Junio, 2014, 21:07, Categoría: General

Dentro de los fastos conmemorativos del Milenio del Reino de Badajoz (1013-2013), y encuadrado en el XXXI Festival Ibérico de Música de Badajoz, el pasado domingo, 8-J, la Banda municipal de Música de Badajoz, junto al Coro "Proyecto Milenio", y con el maestro Vicente Soler Solano a los mandos, ofreció en el teatro López de Ayala el Concierto del Milenio, que, entre otros atractivos, ofreció el estreno mundial, qué mundial, planetario, de la obra "Poema sinfónico para un Milenio", de Juan-Gonzalo Gómez Deval y Vicente Soler Solano. Concierto que tengo que calificar de señorial y solemne, con aires claramente extremeñistas y badajocenses, con el teatro López de Ayala casi lleno. La fecha elegida, que caía en domingo, y la hora elegida, las siete y media de la tarde, parece que influyeron en que el coliseo pacense no se llenase hasta la bandera como en otras ocasiones. Y en los sitios VIP, la gente guapa, con el alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso Martínez, las concejalas de Cultura y Servicios Sociales, Paloma Morcillo y Charín Gómez de la Peña, respectivamente, acompañados por el profesor y compositor cinco estrellas, Juan-Gonzalo Gómez Deval, además de dos personajes muy conocidos en el mundo de la cultura pacense, Francisco Pedraja Muñoz y Alberto González Rodríguez, colaboradores necesarios en algunas de las piezas del programa. Y como presentador-comentarista-narrador, tres en uno, Emilio González Barroso, más bonito que un San Luis el caballero, en plan modelo de edad madura de El Corte Inglés, a quien la gente aplaude nada más aparecer tras las bambalinas, sin abrir la boca ni nada, sólo con darse el paseíllo de entrada. ¿Será posible?

EL CONCIERTO
El concierto tuvo dos partes. En la primera, la Banda interpretó la marcha "Badajoz Canta", con instrumentación de Vicente Soler, del gran folklorista extremeño Bonifacio Gil , "Al Mossassa Batalyaws (La Fundación de Badajoz)", poema sinfónico de Vicente Soler Solano, y "Los Sitios de Badajoz", fantasía militar de Juan-Gonzalo Gómez Deval, sobre una historia escrita por Francisco Pedraja Muñoz. El concierto fue de menos a más, la tropilla vicentiana --con algunas caras nuevas, que se hicieron notar-- sonó mejor que nunca y, pasada la peli sinfónica del rebelde Ibn Marwan, el moro de la morería que fundó Badajoz, y que moló al respetable, el mariscal d
el regimiento, general Soler Solano, con fondo de ruido de obuses y de sables, explosiones de bombas y granadas, ataques a la bayoneta, toques de generala, himno de los gabachos, aires del "Soldadito español" y demás parafernalia marcial, consiguió liberar Badajoz del enemigo, con el público boquiabierto, en un final apoteósico, con ovaciones sin cuento y gritos de ¡bravo!, ¡muy bien! y ¡así se toca! Con la Banda puesta en pie, rendidita, el señor mariscal elevó por todo lo alto la partitura del guaperas Juan-Gonzalo Gómez Deval, que tuvo que saludar al distinguido público desde su sitial de honor.

Tras el descanso reglamentario, que el público aprovechó para recuperar el resuello ante tantas turbulencias músico-militares, la segunda parte tuvo un desarrollo más "pacífico" y coralíneo, con la intervención conjunta de la Banda y el coro "Proyecto Milenio", dirigido por la gentil Celia Sánchez del Río, profe de canto y superdirectora de coros. Se comenzó con "Extremadura Música y Vida", pinturero pasodoble de Gómez Deval-Soler Solano, el "Himno del Festival Folklórico Internacional de Extremadura", creado hace ahora 25 años por el que fuera director de la Banda municipal de Música de Badajoz y prolífico compositor, Juan Pérez Ribes, con letra de Emilio González Barroso, el "Himno de la Coronación de Nuestra Señora de la Soledad", del propio González Barroso, con letra del periodista J. Santiago Castelo e instrumentación de Vicente Soler Solano, estrenado justo hace un año, para concluir con la joya del concierto milenarista, "Poema para un Milenio", estreno absoluto, de Gómez Deval-Soler Solano, con texto de Alberto González Rodríguez y narración de Emilio G. Barroso. Obra larga y compleja (15 minutos) con la narración pausada de varios textos cortos (17) sobre la historia árabe de Badajoz, en tanto sonaba la música, que en algunos momentos los hizo inaudibles. Este tipo de recurso podía haber sido sustituido por un montaje audiovisual, apareciendo los textos en pantalla sobre imágenes de nuestra Alcazaba, lo que el público habría agradecido. Otro recurso espectacular utilizado fue el de bandos de moros de pega, colocados en los palcos laterales, provistos de papeles enrrollados, montando una algarabía de aquí te espero en algunas fases de la obra, significando determinados hechos de armas. Lo mismo que la aparición de cuatro tambores, tocando rítmicamente al compás delante del escenario, o de un falso "Mustafá", con su chilaba y su fez, tocando divinamente un solo de óboe de temática andalusí. Además del coro, actuó al piano Libertad Mª Agudo de los Placeres, profe de las EEMM de Música, con el señor Vicente trabajando fino y a destajo, dando entradas mil para que todo sonara a la perfección. Objetivo conseguido pues, a su término, el auditorio supo premiar el trabajo conjunto de todos con una larguísima ovación, levantando de nuevo el señor director la partitura milenarista. Fueron invitados a subir al estrado el señor alcalde, la concejala de Cultura, el compositor Gómez Deval y los invitados de honor, Francisco Pedraja y Alberto González, haciéndoles entrega a los dos primeros de dos originales del "Poema para un Milenio" para su archivo en dependencias municipales. Al término de esta ceremonia, bajando las autoridades e invitados por la estrechísima escalerilla de acceso, dio un traspié el señor Pedraja y abate se me cae por las escaleras, recuperándose de inmediato. Genio y figura don Francisco, hecho un chaval el caballero, a pesar de sus... ¡87 años!

DESPEDIDA
Y como despedida, que no venía en el programa, que va el del micro y anuncia que la Banda tocará, mira por dónde, el pasodoble "Banda municipal de Badajoz", de Gómez Deval, formándose el alboroto padre cuando los trompetistas, de pie, acompañan la música con sus "ole y ole, y oléeeeee". Alboroto que se multiuplica cuando vemos que me salen dos parejas de bailarines por los extremos del escenario, bailando al compás del pasodoble. Una, formada por una parejita y la otra, por la guapa pianista y... ¡un jubilata de Correos!
Así, cualquiera. Y las comadres de al lado, dándole a la pestaña y al piquito que daba gloria. Con el patio de butacas de pie y el señor Vicente, que se había mezclado con el coro, vengan los olés al compás y los movimientos de brazos. Y la tarima del dire vacía, sin director ni puñetas, fundidos la Banda y el pueblo, el pueblo y la Banda en la despedida musical más badajoceña que parió madre, en el estreno mundial, qué mundial, galáctico, del "Poema sinfónico para un Milenio", de los señoritos Gómez Deval y Soler Solano, en el teatro López de Ayala de Badajoz, un 8 de junio del año del Señor de 2014. He dicho.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Junio 2014  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog