Los toldos de San Juan: del horror a la ilegalidad

Por El Avisador - 21 de Febrero, 2014, 17:13, Categoría: General

Por si no tuviésemos suficiente con los horrorosos toldos de colorines colocados en la calle San  Juan, que se acaban de reponer estos días de nuestro bolsillo, y que son tan antiestéticos como inútiles, ahora los están instalando en plena Plaza de España, para extender el horror. Eso sí, seguro que el bolsillo de algún listo se beneficia del esperpento. Y es que esos rombitos ridículos colocados a esa gran altura y ladeados no pueden quitar nada en ninguna parte, menos mal que en la calle San Juan nunca da el sol, por si no se han dado cuenta.  Claro que esto podía ser sólo la opinión de un carca sin gusto modernito y es aquí donde llegamos a lo verdaderamente importante, no es una cuestión de gustos, sino de legalidad. La instalación de este mosaico cutre y absurdo, sea  de colorín o blanco, es ilegal, pues la Catedral es Monumento Nacional y Bien de Interés Cultural por lo que goza por el artículo 33 y siguientes en la Ley de Patrimonio de Extremadura, de una protección ambiental de 100 metros a la redonda, con lo que cualquier elemento que se instale no puede alterar la contemplación del Bien ni distorsionar el entorno. En base a ello, se quitó el ya histórico cartel de Pita Publicidad y este mismo Ayuntamiento sacó una ordenanza para retirar y homogeneizar todos los carteles de la plaza de San Juan. Ya ven como el equipo municipal cumple su propia normativa, instalando terribles postes verdes de hierro que aprisionan la visión del principal monumento de la ciudad y poniendo cachos de tela de colorines.

Los postes, dijo Cristina Herrera al instalarlos, que se retirarían y que sólo estarían en Carnaval y Navidad y ahí lucen enhiestos desde el primer día, pues tenía que venir una grúa desde Sevilla para desmontarlos, y ahora las velitas horteras y catetas que se están instalando, agujereando, además, las fachadas de edificios protegidos que son de los más bellos de la ciudad, como la Casa Álvarez Buiza a la que los turistas ya no le podrán hacer la foto. De casas protegidas, cuya fachada y entornos también gozan de protección, tanto por la Ley del Suelo como por la propia Normativa Urbanística elaborada por nuestro excelso Ayuntamiento. ¿A qué espera la Comisión de Urbanismo y la de Patrimonio Histórico para intervenir, si es que sirven para algo? Ya no podremos tomar café en San Juan y contemplar el cielo azul y la torre de la Catedral, sino un bosque de velitas entre una jungla de cables de acero, a modo de pesadilla.  Si a este Ayuntamiento le sobra el dinero como para tirarlo agrediendo la visión del ciudadano, por qué no lo destina a rehabilitar monumentos que se caen, parques cerrados por la desidia, fachadas y solares indecentes, cables con fibra óptica colgados de los balcones... y todo ese acopio de desatinos que hacen de una parte de su Casco Antiguo una ciudad tercermundista. Pero, claro, qué vamos a esperar de una institución que es capaz de convertir las noches de la almohade Torre de Espantaperros en la casa de Papá Pitufo.  

Antonio Manzano Marchirant
manzanomarchirant@hotmail.com

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Febrero 2014  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28   

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog