Cateto al cuadrado, igual al Cubo

Por El Avisador - 13 de Diciembre, 2013, 22:19, Categoría: General

La conocida distinción marceliana entre el ideólogo y el pensador, clavó en mi alma de neófito amante de la sabiduría una honda convicción: la esencial esterilidad de los fanatismos; y el considerarlos desde siempre como algo tóxico de cuya tiranía me quisiera liberar sin ambages. Al intentar profundizar en la susodicha distinción, me acerqué a una visión más amplia y mucho más honda: La claritas rerum con que Gabriel Marcel analiza la crisis de Occidente. Los populismos fanáticos ejercen sobre la gente una ascendencia tiránica ante cuya inercia muchos sucumben, produciendo una especie de injustificable alienación del sujeto. Es bueno notar que "Ahí está, a mi modo de ver, la diferencia entre el ideólogo, de una parte, y el pensador y el artista, de otra. El ideólogo es uno de los tipos humanos más temibles que existen; puesto que inconscientemente se hace a sí mismo esclavo de una parte reprimida de sí mismo; y porque dicha esclavitud tiende inevitablemente a convertirse hacia fuera en tiranía". Por el contrario, "El pensador está perpetuamente en guardia contra esta alienación, esta petrificación posible de su pensamiento; permanece en un estado perpetuo de creatividad, todo su pensamiento está siempre y en todo momento, puesto en cuestión" (MARCEL Être et Avoir, p. 242).

¿Se puede dar un fanatismo ciego ante la creatividad de la arquitectura y del arte moderno? Desde luego que sí. Los mismos que no cogen una carroza de caballos para ir al trabajo, se abrigan con el diseño industrial de la Mercedes o la Renault, y se empeñan en arrojar el hormigón al cubo de la basura.  Pongamos tres ejemplos para que el extremeño medio y abierto de mente pueda entender nuestro ensayo. Lo hago de la mano de la conocida metáfora de un viaje. Nos vamos de viaje a Alemania, en concreto a Colonia. Junto a una de las catedrales más bellas de Europa, se ha construido un inmenso cubo de hormigón sin una ventana siquiera que alberga, a la sazón, el Museo de Arte Contemporáneo. ¿Se plantearía el Alcalde de Colonia tirar el cubo del Museo, una de las obras de la ingeniería moderna mejores de Alemania? Ni por asomo. Lo tildarían de loco si lo hiciese. Tomamos el avión hacia Paris, la madre del arte moderno del siglo XX. Observamos que junto al Museo del Louvre se han construido dos Pirámides de cristal en el centro de una gran plaza del s. XVII. ¿Se atrevería el alcalde de Paris tirar las dos Pirámides que rompen el equilibrio del Louvre? Ni se le ocurra. El mundo de la cultura se le echaría encima. Llega la primavera, y el viaje prosigue hasta Roma, la ciudad del Renacimiento europeo, donde trabajo desde años. ¿A quién se le ha ocurrido construir la inmensa Sala Nervi junto a la fabulosa Columnata del Bernini? Pues, a la ingeniería y a la arquitectura del s. XX, nada más ni nada menos. Que tiene el mismo derecho a hacerse presente en el mobiliario urbano como los arquitectos del s. XVI se hicieron presente junto a la arquitectura gótica o románica. ¿Podría sugerir alguien al alcalde de Roma que eche abajo los muros de la Sala Nervi? ¿Se atrevería alguien a plantearlo? Podría hacerlo una pandilla de locos faltos de cordura. A mi no me molesta en absoluto una Iglesia gótica cerca de una románica, ni tampoco un palacio del renacimiento italiano junto a una fachada gótica, como es frecuente en Venecia; ni una capilla barroca dentro de una Catedral del cuatrocento. La humanidad ha ido pariendo arte y estética cada siglo, cada época, cada tiempo. ¿Por qué prohibirle al artista del s. XX, con sus avances técnicos, con sus nuevos materiales, asentarse en el casco de una vieja ciudad, arrugada en su rostro de tanto parto?

Paseo con frecuencia por la Plaza Alta, me da dignidad y memoria, me encanta enseñarla a mis amigos extranjeros. En ella converso con los humanistas extremeños, Arias Montano y Pedro de Valencia, y se enorgullece mi alma y se pone guapa con raíces de encina. No me molesta nada el Cubo, me encantan sus celosías de madera que acertadamente colocó su arquitecto y, sobremanera, me fascina el rostro de una Plaza que cruzan cientos de jóvenes que estudian legajos y libros viejos, junto a las torres albarranas y la Torre Espantaperros. Como también me encanta pasear cada día por la columnata del Bernini mirando con atención la Sala Nervi. A la sazón, para nada me asusta un edificio gótico junto a una iglesia románica. A la postre. ¿Tirar el Cubo?... ¡Qué locura! Sólo la ignorancia podría justificar tamaño dislate. No es baladí la polémica, porque tiene mucha ideología detrás y muy poco pensamiento. Basta ya de fanáticos ignorantes que miran a la historia enjaulándola en sus ideologías y guardándose la llave de dichas jaulas. Jamás ni el arte ni la ciencia se resistirá a vivir en la catetura mental de hacer confundir la sierra del propio pueblo con los Alpes. Cateto al cuadrado, igual al cubo. Con esa guisa vienen estos guisantes...

Por favor, ... ¡No tiréis el Cubo! No queráis callar el grito del Arte Moderno y su arquitectura, ni la inmensa y fabulosa creatividad de su técnica que, a la postre, enriquece el paisaje urbano sobremanera y administra la hermenéutica de las nuevas. Cada uno a su guisa. O si no... ¡que vayan al trabajo en burro, o en carreta de caballos! Los mismos que pusieron verde al Arzobispo en los periódicos, cuando se restauraba la preciosa rejería de nuestra catedral, son los que hoy amenazan con los tribunales. No lo olvidemos, el apasionamiento hispánico es más papista que el Papa, y bien caro que nos ha costado a lo largo de la historia. El que quema un libro termina quemando a un hombre. ¡Consules videant! Yo me coloco en el atrio de los gentiles; que perdonen las musas del arte moderno que pasee por su territorio. Ni soy urbanista ni arquitecto, pero llevo 35 años en estrecho contacto con Roma, ciudad eminentemente cosmopolita y, a la sazón, cruce de todas las culturas del mundo. Digo yo, que algo se me habrá pegado. Mirando a la plaza Alta desde Roma, ¡POR FAVOR, NO TIRÉIS EL CUBO!

Abdón Moreno García (GORKA2)
eGrupos.net


(Véase el texto original, remitido por su autor a El Avisador de Badajoz con fecha 13-XII-2013, en http://www.regiondigital.com/noticias/entrevistas/199399-abdon-moreno-cateto-al-cuadrado-igual-al-cubo.html)

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Diciembre 2013  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog