Miguel de Tena puso el cartel no hay billetes en el X Otoño Flamenco de Fuente de Cantos

Por El Avisador - 15 de Octubre, 2013, 0:53, Categoría: General

Primera jornada del X Otoño Flamenco de Fuente de Cantos, donde  Miguel de Tena, una vez más, puso el cartel de no hay billetes, en un recital memorable en el que estuvo acompañado por el guitarrista extremeño Francis Pinto y la colaboración en el baile de Pilar García. A la 21 horas del sábado 12 de octubre de 2103, don José Antonio Agúndez, director general de Promoción Cultural del Gobierno de Extremadura y la alcaldesa de Fuente de Cantos, doña Carmen Pagador, acompañados de varios concejales, inauguraban la espléndida exposición de fotografías flamencas, "Flamencuras",  del artista de Campanario Diego Gallardo, que nos ha llegado ampliada para este X Otoño por deferencia y patrocinio de la consejería de Educación y Cultura, desde el Centro Extremeño del Flamenco, donde estaba expuesta, y que permanecerá abierta para su contemplación hasta el mismo día 26, de 19 a 22 horas.

El X Otoño, un año más, tal y como se anuncia en el cartel, está patrocinado por el Excelentísimo Ayuntamiento de Fuente de Cantos y organizado por la Peña Flamenca de la localidad, y cuenta, además, desde hace varios años, con la colaboración de la Diputación Provincial de Badajoz, a través de la Federación Provincial de Peñas Flamencas de Badajoz, y del Gobierno de Extremadura. Una hora después, a las 22 horas, se abrió el telón del escenario del X Otoño Flamenco que este año está esplendoroso recordando un otoño plateado por la escarcha, con blancos y rojos y fondo en negro, en sintonía con el cartel 2013, con el que nos ha sorprendido muy gratamente el artista fuentecanteño, José Manuel Pagador Hernández. Palabras de presentación del X Otoño Flamenco y obligados agradecimientos del  presidente de la Peña Flamenca, Luís Molina,  y acto seguido el cante de Miguel de Tena, que conforme estaba programado fue la llave de oro, precedida del baile de Pilar García, que abrió el Otoño Flamenco 2013 y la verdad que no pudimos comenzar mejor, porque como dice el fandango: el oro siempre es el oro… 

Miguel de Tena, en plenitud de madurez y facultades, hizo durante dos horas todo un alarde de poderío dejando asentado que para ocupar el sitio de privilegio que él ocupa en el flamenco en general y en el flamenco extremeño hacen falta unos conocimientos, una madurez y unos registros tan especiales como él tiene. Registros que indudablemente marcan la diferencia entre un cantaor que lo hace bien y un artista de primera línea. Miguel de Tena, sin duda, el artista más emblemático y espectacular que tiene en estos momentos Extremadura, no lo es por casualidad, ni porque un día del 2006 ganara la Lámpara Minera, amén de otros treinta primeros premios, sino porque a sus facultades y registros de privilegio y a su cabeza tan bien amueblada, ha ido adicionando muchas horas de estudio, muchas tablas y mucho oficio. Así lo dejo claro y evidente, con su actuación, en la noche del sábado 12 de octubre 2013 en Fuente de Cantos. Comenzó Miguel de Tena, como es casi habitual en él, con la Malagueña del Niño del Huerto que remató con un Fandango abandolao, con los que templó al público que lo esperaba con entusiasmo porque Miguel es muy querido en Fuente de Cantos, de donde es oriundo ya que su madre y sus abuelos maternos nacieron y vivieron en esta localidad, donde conservan todavía una gran familia. Hizo a continuación un cante por Marianas en las que refundió los distintos estilos de interpretarlas, desde la versión del Niño de la Mariana, pasando por El de los Lobitos y la de casi su ya paisano Pepe Meneses. Entró de lleno en el recital haciendo la Taranta de Linares que hizo al límite, pleno de fuerzas, de forma magistral y después continuó con  un recorrido festero por Tangos, en el que se sumó, en el acompañamiento, junto a Francis, el fuentecanteño Manolín García, en el que mezcló los Tangos de Badajoz con distintas versiones del maestro Enrique Morente.

Ya estaba el toro cuadrado para la faena: Granaína y Media Granaína, otra vez al límite, con esos registros que sólo tienen los privilegiados como Manuel Vallejo y Miguel, y con los que puso al tendido boca abajo. Otra vez el aire festero, ahora interpretando la Canción por Bulerías "María de la O", que tantas versiones tiene en la historia del flamenco y después, de postre, el aire dulce y nostálgico de la Milonga, recordando a Pepe el Molinero en su recreación de la de Pepa de Oro. Público entregado y cambio de tercio, con una Zambra dedicada y recordando a Manolo Caracol con la colaboración, en el baile, de Pilar García, en la que compusieron una serie  de estampas flamencas costumbristas, con las que en su día triunfaron el genial cantaor de la calle Lumbreras y Lola Flores. Al final, el remate con varias series de Fandangos, primero recordando al mismo cantaor en sus dos versiones, el Niño de Aznalcóllar y Pepe Aznalcóllar. Siguió con el de Canalejas y después con ese Fandango, que bordó, por cierto, atribuido al Niño León pero que grabó primero Varea y creó Rafael Pareja. Y al final entró a ritmo, en la especialidad del sevillano Manuel Vallejo, con los Fandangos por Bulerías, recordándolo a él y al Pena en versión Jesús Perosanz. Y aunque el toro estaba muerto, utilizó el descabello sin micros. Guitarrista y cantaor, ambos de pie, interpretaron con complicidad tres inconmesurables Fandangos al estilo de Porrina de Badajoz, con los que pusieron al público en pie en una entusiasmada despedida.

Había estado cantando Miguel de Tena casi dos horas de forma ininterrumpida y no cansó, y para eso hay que tener mucha calidad y talento y mucha sabiduría para conocer la psicología del público y contentarlos a todos según sus gustos. El acompañamiento del guitarrista Francis Pinto fue oportuno, brillante y muy ajustado a su compañero de tantas noches de éxitos, ya que empezaron casi juntos y ambos se han convertido en una referencia para los extremeños. Francis Pinto ha crecido mucho como guitarrista de acompañamiento tanto en el Cante como en el Baile, a base de mucho tesón y estudio y de estar siempre con la curiosidad del progreso y el aprendizaje. Todo eso unido a las horas de cante que lleva encima desde que era un niño y su afición, lo han convertido en un guitarrista ideal para el acompañamiento y así es demandado en toda la geografía flamenca. Pilar García no se conformó con una simple colaboración al amparo de Miguel y abrió con un baile por Soléa acompañado por Francis y el fuentecanteño Manolín García a la guitarra, y el cante de Chiqui de Quintana, de la saga de los Barqueros, que nos dejó ese regusto de su voz flamenquísima y su compás matemático y brillante adquirido en esa academia del ritmo que es el cante p'atrás, para acompañar al baile. Pilar García estuvo flamenca y elegante, tiene mucho compás y ha avanzado mucho. El día que rompa su timidez y saque el misterio, como decía El Gallo, que lleva dentro, se hará una gran bailaora. Lo dicho, noche memorable para abrir el X Otoño de Fuente de Cantos, que esperemos continúe con el mismo nivel en las tres jornadas próximas programadas.

Francisco Zambrano Vázquez
fzambranov@gmail.com

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Octubre 2013  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog