29 de Julio, 2013

Las Brujas, de Luis Chamizo, con Espantaperros Teatro, el 2 de agosto, en Atalaya

Por El Avisador - 29 de Julio, 2013, 18:23, Categoría: General

Continuando con su ciclo veraniego de actuaciones, el próximo viernes, 2 de agosto, la compañía pacense Espantaperros Teatro pone en escena en la Casa de la Cultura de Atalaya, a partir de las 22,45 horas, la obra de Luis Chamizo Las Brujas. Bajo la dirección de Ildefonso San-Félix y la actuación de un elenco compuesto por Sergio Román, Carolina Ortega, Adela Fernández, Javier Feijóo, María Toro, Manuel Campini, José Carlos Risco Chamizo y Carolina Yuste.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Obras en los bloques de vecinos

Por El Avisador - 29 de Julio, 2013, 18:12, Categoría: General

Con la llegada del verano, son muchos los vecinos --aunque, por la crisis, menos que en épocas anteriores-- que están haciendo pequeñas y medianas obras de reformas en sus viviendas. Ya se sabe, al maromo de la casa se le ocurre tirar tabiques, cambiar la conducción del agua, el gas o la electricidad, poner persianas, aire acondicionado y toldos nuevos o empalmar el saloncito con la terraza, y ¡hale!, vengan las reformas. Y eso cuando no a la madama se le ocurre cambiar la solería por antigua, poner unos lavabos nuevitos o cambiar las baldosas de la cocina por otras que anuncian en la caja tonta, y ¡hale!, vengan más reformas. Vistas desde fuera, pueden notarse en los habituales contenedores de ripios, adosados a las aceras. Vistas desde dentro, un suplicio para el vecindario, que tiene que soportar el machaqueo constante de herramientas y maquinaria desde bien temprano, y hasta el sábado, sabadete, cuando no el mismísimo domingo o fiestas de guardar. Como son particulares, allá películas la tranquilidad y el sosiego de los pacíficos vecinos --"ajo" y "agua", parece que dicen los de las obras--, que, cuando están en el séptimo sueño, vienen los de los porrazos y se acabó lo que se daba.

En este tipo de obras, la anarquía es la regla reinante, cada uno hace en su casa lo que le da la real gana. Unas veces, las menos, pidiendo los preceptivos permisos y licencias de obras al Ayuntamiento, previo pago de la dolorosa correspondiente, y otras, las más, haciendo caso omiso de la legalidad, riéndose de la pasma de Montesinos street. Con los operarios llevándose sus ripios, de forma sigilosa, en enormes bolsas o capachos, que depositan en sus furgonetas aparcadas en la calle, y ¡hale!, a tirarlos a cualquier vertedero incontrolado de las afueras. Y así pasan el verano en Badajoz los que no van a la playa, que son mayoría, aguantando estoicamente las obras de sus vecinos, algunos, pared con pared.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Luis, paseador de perros

Por El Avisador - 29 de Julio, 2013, 17:35, Categoría: General

Esto no es Nueva York, pero en Badajoz tenemos casi de todo y en todos los oficios. Como es el caso de Luis, paseador de perros, que se anuncia en octavillas colocadas en los coches aparcados en la calle, y una de ellas ha llegado a mis dominios. Ofreciéndose para paseos diarios y personalizados, control de comida y bebida, estado de salud, llevarlos al veterinario y cositas así. Ofreciendo, ainda mais, canguros de mascotas para llevarlas a la peluquería, estancia canina sin jaula, baños económicos y excelente trato. Y mi paseador de perros responde al nombre de Luis Rodríguez, a quien se le puede pedir presupuesto sin compromiso al 668, tal y tal.

Paseador de perros, lo último de lo último en oficios postmodernos, velaí.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

El joven guitarrista Manolín García, en el X Otoño Flamenco de Fuente de Cantos

Por El Avisador - 29 de Julio, 2013, 1:30, Categoría: General

El joven guitarrista de Fuente de Cantos, Manolín García, protagonizará la tercera jornada del X Otoño Flamenco de Fuente de Cantos, el viernes 25 de octubre 2013, en la que presentará su primer disco, acompañado por el percusionista y productor del disco, Pakito Suárez, "El Aspirina", el cantaor Tente Saavedra y la recientemente becada en la modalidad de cante flamenco por la Diputación Provincial de Badajoz, Mati Cortés.

Manolín García
Manuel García González (Fuente de Cantos, 1987), licenciado en Guitarra Flamenca y Clásica por el Conservatorio Superior de Córdoba "Rafael Orozco" con la calificación final de Sobresaliente. Después ha estado perfeccionando la guitarra flamenca en la Fundación Cristina Heeren de Arte Flamenco. En su trayectoria ha contado con profesores como Pedro Sierra, Manolo Franco, Niño de Pura, Paco Serrano, Manolo Sanlúcar, José Antonio Rodríguez, Eduardo Rebollar, Paco Cortés, Juan Ramón Caro, Gabriel Expósito, Tino Van der Sman, Pedro Sánchez, Manolo Martín del Campo, David Pino, Churumbaque, Faustino Núñez... Cuenta con varios premios, como el II Premio en el "VI Concurso Jóvenes Músicos de Extremadura", en 2006; III Premio en el Concurso Nacional de Guitarra Flamenca de Jaén, en 2011; II Premio en el Certamen Flamenco de Guitarra de Acompañamiento Cristina Heeren, en 2011. Además, obtiene una beca de 3.000 euros para estudiar en dicha academia flamenca; segundo clasificado en el III Certamen Andaluz de Jóvenes Flamencos de Sevilla, en 2012. Mientras tanto, ha estado realizado actuaciones acompañando a los jóvenes artistas extremeños del cante y del baile, ha grabado varios programas de televisión y ha formado parte del grupo de Cámara Flamenca llamado "Arsapúa" (cuatro guitarras flamencas y una flauta), habiendo dado conciertos importantes. En la actualidad está dedicado también a la labor docente, dando clases en el Conservatorio Profesional de Música "Esteban Sánchez", de Mérida, y en la Escuela municipal de música de Fuente de Cantos. Acaba de publicar su primer disco en solitario, titulado "Amanecer en la Luna", con la producción de Pakito Suárez, "El Aspirina", que incluye guajiras, siguiriyas, granaínas, tarantas, malagueñas, tangos y jaleos extremeños y bulerías, y que presentará en la tercera jornada del X Otoño Flamenco de Fuente de Cantos, su pueblo natal, acompañado por el percusionista y productor del disco, Pakito Suárez, "El Aspirina", el cantaor Tente Saavedra  y la recientemente becada en la modalidad de cante flamenco por la Diputación Provincial de Badajoz, Mati Cortés.

Pakito Suárez, "El Aspirina"
Francisco Suárez Montaño (Zafra, 1983), hijo del polifacético músico fuentecanteño, asentado en Zafra, Paco Suárez. Ha dado clases de percusión e improvisación con Paquito Baeza, Robert Ganhley, Antonio Romero y ha actuado como percusionista con Nolasco, Cantores de Hispalis, Maria José Santiago, Candela, "Los Mellis", Rafael Amargo, Musical Sueños, Matipen, Tirajais Band, Alexian Santino, Cachaba, Manuel Reyes, Rafi Carrasco, El Choro, El Pelón, Alegría Suárez, Mara Rey, Marina Heredia, El Peregrino, Silvia Martinelli, José Mercé, Ramón el Portugués, Chiquetete, Juan Campallo, Rosario Montoya... Y ha grabado con Guadalquivir, Matipen, Amigos, siempre amigos, Viento vivo, Los Alegrías, Azahara, Aires del Sur y Cachaba. Y ha tocado para el programa "El Bimbazo"; para TVE, en "La Aventura del Saber", junto con la flautista flamenca Ostalinda Suárez y la pianista jerezana Rosario Montoya, "La Reina Gitana"; para el programa "Noche Buena", de Canal Sur. Ha sido profesor de la Escuela de música de Monesterio y de la Mancocomunidad del Ducado de Feria de viento-metal y lenguaje musical, y ha producido y arreglado en su estudio los discos de Manolín García (guitarra flamenca) y Manuel Calero (cantaor).

Tente Saavedra
Tente Saavedra Suero (Almendralejo, 1979), antaor de  prestigio con gran sabor por nuestros aires gitano-extremeños, que ha actuado en lugares tan importantes como el Teatro la Zarzuela, teatro Corrala (Alcalá de Henares) o en la Catedral de Pamplona en el Homenaje a Sabicas, como voz principal. Ha cantado para bailaores como Jesús Ortega, La Parreña, Zaira Santos... Ha hecho "El romancero gitano" bajo la dirección de Paco Suárez.

Mati Cortés
Matilde Cortés Carmona (1992), de Bienvenida, aunque nació en Cádiz. Ha terminado 4º de Grado Medio de Piano en el Conservatorio Oficial de Música de Almendralejo. Es una firme promesa del cante en Extremadura. Recientemente, ha sido ganadora de la beca para el cante flamenco de la Diputación de Badajoz, a través Federación Provincial de Peñas Flamencas de Badajoz. Ha participado en certámenes locales de Saetas. Además, desde hace unos años es componente solista del Coro Romero de Bienvenida.

Francisco Zambrano Vázquez

fzambranov@hotmail.com

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Julio César, poco conmovedor

Por El Avisador - 29 de Julio, 2013, 1:17, Categoría: General

El Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida llega al ecuador con una de sus coproducciones estrella, Julio César, de Shakespeare, que ya se había representado en Murcia (en mayo), Barcelona y Olmedo (en junio). Julio César (1599), es una de las tragedias magistrales del autor inglés, basada en textos de Plutarco, que mejor explora las pasiones humanas que se mueven alrededor del poder, incluso del poder absoluto, sometido siempre a la presión inmisericorde de las ambiciones de oponentes, resentidos y enemigos. El argumento, que enfrenta esas dos maneras distintas de entender el poder público --como Monarquía o como República--, recrea la histórica conspiración en contra del dictador romano y su homicidio en los idus de marzo (del año 44 a. C.), por una nobleza dividida y enfrentada por la consecución de cargos públicos. 

Julio César
, que ha pasado por la escena del teatro romano en cinco ocasiones desde la etapa de José Tamayo, se ha representado esta vez bajo la versión, dirección y escenografía de Paco Azorín (que "estrena" aquí por primera vez). La versión, sobre una traducción de Ángel Luis Pujante, acorta la densa obra original para una función de hora y media. Reduce los muchos personajes a sólo ocho y masculinos (suprime las interesantes escenas con Calpurnia, mujer de César, y con Porcia, mujer de Bruto). Está centrada en los entresijos de esa conspiración, intentando dar énfasis a la riqueza del lenguaje que refleja la vitalidad y fuerza de la pasión de los protagonistas. Sin embargo, no logra que esa frondosa sustancia literaria se traduzca con suerte en una propuesta intelectual sugerente. Su ambigüedad del fatídico suceso y ciertas simbologías --análogas a la famosa producción de Orson Welles en el Mercury Theatre-- que intentan justificar, sin más, la contemporaneidad de la obra, no acaban de cuajar en el planteamiento escénico.

El montaje para Mérida sólo funciona comedidamente. Apenas conmueve porque no parece haber un impulso creativo de narrar una buena historia. Tiene bastantes fallos que sólo se pueden entender desde la lógica del negocio teatral. Ese pegote escenográfico de la pantalla como instrumento audiovisual tapando la valva regia, el imponente obelisco junto a una hilera de sillas negras y el vestuario castrense no aportan nada al escenario romano. Sólo pueden valer para otros espacios a la italiana donde la obra tiene planificada su gira. Pero se trasluce también que las debilidades nacen del desconocimiento de los recursos acústicos del espacio romano. La obra está declamada bajo la ligereza de una mala megafonía, en donde el resplandor poético del texto y esa potencia evocadora que amplifica la emoción trágica pierden su eufonía. Los parlamentos se escuchan como una especie de grabación radiofónica que no permite matizar con tersura y tampoco distinguir con claridad a los personajes cuando están estáticos.

En la interpretación hay endeblez y heterogeneidad en el trabajo de los actores. Azorín no los dirige con la necesaria elevación del estilo de arte trágico. Sus roles se ven bastante forzados, con clisés, y desaprovechadas sus cualidades artísticas. Sobre todo, les falta organicidad en gestos y movimientos. Movimientos que no están bien milimetrados ni justificados y tampoco bien integrados en el apabullante escenario. También fallan en su técnica vocal, que no es depurada en los monólogos. Incluso en algunos los tonos resultan chillones. No destaca ninguno. Ni siquiera el que hace el personaje de Julio César, que matiza mejor los textos pero le falta plasticidad corporal (sobre todo, cuando deambula como personaje fantasma perdido por el escenario). De la función que vi, sólo brillaron unos improvisados instantes de Sergio Peris-Mencheta (Marco Antonio), cuando le falla el micrófono y pide que lo apaguen. El actor se creció entonces a viva voz y la magia surgió en el momento más álgido de su monólogo final dirigido al público, demostrando la perfecta caracterización de su personaje con intención y emoción. Sin duda, consiguió el aplauso más sincero del público.

José Manuel Villafaina Muñoz
Crítico teatral
jmvillafaina@gmail.com

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Julio 2013  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog