Educación, imbéciles

Por El Avisador - 23 de Mayo, 2013, 0:35, Categoría: General

La nueva Ley de Educación, LOMCE, está debatiéndose en el Parlamento y faltarán dos años (o, según otros, sólo nueve apresurados meses) para que se imponga en los textos legales e iguales de todas las Comunidades Autónomas con dotación suficiente. Esperemos que no sea un nuevo fracaso escolar nacional, porque la oposición se opone a rajatabla o a tábula rasa, y ya ha anunciado que, si alcanza el gobierno un día, la derogará, o sea, que, por lo visto y sucedido anteriormente, volveremos hacia atrás al par y altura de los monos a cuatro patas, o como los cangrejos, que caparazón duro y resistente y repulsivo tienen y lo han demostrado, como que han dejado que ninguna universidad española se encuentre entre las doscientas más prestigiosas, ya es un descenso insólito y capitular el de la que fuera la primera nación del mundo en crear las facultades del saber en la Edad Media, Salamanca al canto.

Suspenso, pues, para los teóricos de la enseñanza global pública que desdeñan la educación en valores de responsabilidad, buenos hábitos, costumbres y conductas, con hechos y datos concretos, en contra de lo que han proclamado los más insignes filósofos, psicólogos, pedagogos, retóricos y paidólogos de la historia: de Platón a Aristóteles, de Quintiliano a Cicerón, de Erasmo a Comenio, de Pestalozzi a María Montessori, de La Salle a Paulo Freire, de José de Calasanz a San Juan Bosco, de Ignacio de Loyola a dominicos, agustinianos, franciscanos y povedianos..., y de los krausistas de la Institución Libre de la Enseñanza a los que no quieren libros sino fotocopias en la escuela, menos radicales todos ellos que los laicos y ágrafos de ahora, que consideran decentes y normales los escraches, por poner un mal ejemplo.

Bienvenida sea la LOMCE en su persecución de la excelencia: todos somos iguales, pero unos más que otros, decía el sabio profesor Tierno Galván, que, por cierto, se confesaba ateo, un ateo amigo del Padre Llanos, como Francisco Umbral. Nada tiene que ver el culo con las témporas, la formación humana total con la conformación cristiana atesorada en siglos de libertad cultural y de conciencia, al menos hasta y en la Revolución Francesa y la Ilustración.

Atención, sobre todo. a la Lengua, la madre de la enseñanza --carro, carreta, carrito, carroza, carromato, carretera, carretilla, acarrear, descarriar...-- y la madre consiguiente de la educación en maneras y comportamientos dignos. No se entiende tampoco cómo se pueden depreciar o despreciar asignaturas como la geografía, la historia y la religión comunes (no equivocar con catequesis, ésa para los curas), que nos han hecho como somos en el concierto universal de la paz conseguida a duras penas, y a pesar de las diversidades y discrepancias naturales. Pero siempre con diálogos intercomunitarios. Que sigan.

Así que me parecen convenientes y satisfactorias las enseñanzas introducidas en Valores Culturales y Sociales en Primaria y en Valores Éticos en Secundaria. Fuera el botellón, el acoso indiscriminado, el building, la corrupción y la indecencia. Es un deseo. Y pido al gobierno, el que sea o fuere, que me lo cumpla, nos lo cumpla, porque es su deber con la sociedad, de la que es no más que subsidiario necesario. Porque los padres son los que deben coger el rábano en el puño, y no precisamente por las hojas.


Apuleyo Soto Pajares
a.sotopa@hotmail.com

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Mayo 2013  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog