Aquellas funciones de toros en el campo de San Francisco

Por El Avisador - 9 de Abril, 2013, 0:49, Categoría: General

Leonardo Hernánde Tolosa (1723-1785), presbítero y vecino de la ciudad de Badajoz, recogió en un valioso manuscrito --Libro de Noticias...--, conservado en el Archivo de la Catedral de Badajoz, 25 años de historia pacense, en el complejo período de la Historia local comprendido entre 1760 y 1785. Con todo tipo de noticias religiosas, políticas, militares y civiles, fiestas populares, ejecuciones de reos, el estado de las cosechas, los terremotos, el paso de las comitivas regias por la ciudad, las entradas de los nuevos Obispos, las rogativas por la lluvia..., y, cómo no, las corridas de toros y otras alegrías taurinas que tenían lugar en algunos de los "campos" de la ciudad, preferentemente en el de San Francisco. Dicho manuscrito fue transcrito en una monumental edición facsímil, en 1992, por el conocido canónigo de la seo pacense y académico de la Real de Extremadura de las Letras y las Artes, Carmelo Solís Rodríguez. La obra en cuestión se titula Badajoz en el siglo XVIII. Libro de Noticias sacadas por Don Leonardo Hernández Tolosa, presbítero, vecino de esta ciudad (Trujillo, Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, Tecnigraf, 955 páginas), que va completada con su correspondiente transcripción al castellano actual. Y en las páginas 146 y 147 puede leerse la crónica que acompañamos, transcrita en su literalidad.

Crónica
que, transcurridos 235 años, va dedicada al bravo torero pacense José Antonio Ferrera Sanmarcos (Antonio Ferrera) y a los alumnos de la Escuela de Tauromaquia de la Diputación de Badajoz, quienes, el próximo 13 de abril, en el actual paseo de San Francisco, y a partir de las 13,00 horas, harán una exhibición de toreo de salón.
Y, cómo no, a los muchos aficionados al arte de torear que hay en nuestra ciudad:

Año de 1778

*
Habiéndose renovado este año la licencia de la Corte para que la Real Casa de Piedad hiciese tres corridas de toros a la obra de él, se dieron las correspondientes disposiciones de arrendar el terreno, tomando a su cargo Joseph Martínez, maestro de herrador, la dirección de las corridas, comprar toros, toreros y lo demás necesario, construyéndose las plaza en el Campo de San Francisco, donde otras veces, ejecutándose todo en la forma y siguiente manera:

Primera corrida: Lunes 17 de agosto fue la primera corrida. Hubo por la mañana dos toros de muerte, a quienes banderillearon los toreros muy bien, por ser éstos buenos y aquéllos bravos. A la tarde hubo su buena máscara con su toro embolado, muy bravo, que hizo una alegre función, saliendo un enano a caballo a rejonear y tres burros que traían los de la máscara, que mataron al toro. Después hubo otros cinco toros de muerte que mataron los toreros, de forma que en esta corrida murieron ocho toros, todos buenos, y los toreros ganaron mucho dinero. Estuvo una función muy lucida y sin desgracia alguna.

Segunda corrida
: Miércoles 19 del mismo, hubo por la mañana dos muy lucidos toros a quienes los toreros les pusieron banderillas y estoquearon muy bien. A la tarde hubo su máscara muy divertida, con su toro embolado; el enano rejoneó a caballo y estoqueó el toro un torero, por no haber podido hacerlo los de la máscara. Después hubo otros cinco toros de muerte muy bravos, que lucieron muy bien los toreros, estando una función muy buena y sin desgracia, pues aunque un torero tuvo su azar con un toro, no parece que es cosa de mayor cuidado.

Sábado 22 del mismo, para diversión del pueblo hubo por la mañana unos novillos y vacas, que toreaban las gentes, y a la tarde un toro embolado, que estoquearon y mataron los paisanos y todo género de hombres, tanto soldados como paisanos, que todo lo que en este día se hizo fue impropio de hacerse en un pueblo como éste, ni de llevarse dinero por ello.

Tercera corrida: Martes, 25 de dicho mes de agosto, fue la tercera corrida de toros. Hubo por la mañana un toro embolado con su máscara, la que lo mató, y después, otros dos, a quien los toreros banderillearon y estoquearon muy bien. A la tarde hubo también su toro embolado con su máscara y ésta lo mató, y después hubo otros cinco toros de muerte para los toreros, quienes lucieron grandemente, con lo que se dio fin a estas tres corridas de toros, que han sido 25 por todos los que se han matado, muy bravos, sin haber habido desgracia alguna. Dios sea bendito.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Abril 2013  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog