Año nuevo, los vicios de siempre

Por El Avisador - 12 de Enero, 2013, 10:00, Categoría: General

Va a hacer dos semanas del comienzo del Año Nuevo y, a pesar de la brevedad de este tiempo, sigo observando que en muchos puntos de Badajoz prosiguen las viejas costumbres. No hemos cambiado nada respecto al anterior. Y creo que respecto al otro, al otro y al otro... Claro que hay que patearse la ciudad y estar atentos a la vida callejera, tomarle el pulso, nada de ir en coche, como hacen los señoritos. Vean, si no, algunas perlas:

- Los fumadores y los que no lo son siguen arrojando las colillas, los chicles mascados y las cáscaras de pipas en las aceras, en especial a la salida de bares, comercios y tiendas de chucherías.
- Muchos dueños de perros dejan las cacas de sus canes en las aceras y jardincillos urbanos, sin recogerlas.
- Las vecinas de edad siguen regando sus macetas en horarios de tarde y noche, cayendo el goterío a la calle, con los consiguientes remojones a los viandantes desprevenidos.
- Las limpiadoras de los vestíbulos de los grandes edificios siguen tirando sus aguas sucias a la calle, en los imbornales o bajo los contenedores cercanos.
- En la calzada, los aparcamientos en doble fila son una constante, incluidas las zonas de carga y descarga.
- Los peatones asilvestrados hacen de su capa un sayo en los pasos de peatones, atravesándolos con los semáforos en rojo.
- Hay gente insconciente que sigue atravesando a pie las zonas urbanas de la BA-20, subiéndose a la medianera, sin importarles el tráfico.
- No son pocos los ciclistas que se pasean, a toda leche, por las aceras, metiéndose entre la gente.
- Continúa la picaresca de gentes que se cuelan en las colas de espera ante las taquillas o la entrada al López de Ayala.
- Prosigue la mangancia de ramilletes de flores de los arreates urbanos. Son los que siguen al pie de la letra el dicho de que "Lo que hay en España, para los españoles".
- La gente que va en grupos familiares o de amigos por las aceras, no deja pasar a las que vienen por detrás, formando un "tapón", como si fueran suyas.
Hay más, pero éstas son las más comunes. Y aquí no hay que mirar para otro lado, que si el Ayuntamiento, que si la Policía local..., son problemas de falta de civismo, de urbanidad, que se decía antes. Vivir en una gran ciudad tiene ventajas, sí, pero, también, obligaciones. Como la de  pensar y tener en cuenta a los demás. "Las cosas, claras, y el chocolate, espeso", que dice mi tía Federica, la del pueblo.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Enero 2013  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog