Por qué y cómo se llegó a la I República federalista y cantonalista

Por El Avisador - 28 de Diciembre, 2012, 20:32, Categoría: General

Amigo Pedro:

Por aquello de que parece que los jóvenes españoles saben poco de Historia de España, dicen que por culpa de la LOGSE, he pensado que merecía la pena consultar unos buenos manuales de dicha disciplina para situar el momento en que se produce la llamada “Revolución cantonal”, con el famoso cantón de Cartagena, que, no lo dijimos, estuvo a punto de declarar la guerra a la misma Prusia (no existía Alemania como nación), aparte de intentar dicho cantón convertirse en otro Estado de los Estados Unidos, añadiéndole otra  estrella a la bandera de USA, lo que evitó el presidente Ulises S. Grant...

Para ello hemos de retrotraernos a Isabel II, porque desde las Cortes de Cádiz se delineaban en España dos partidos que se enfrentaron al morir el Deseado Fernando VII. Los liberales, apoyados por la Regente María Cristina, se llamaron por eso isabelinos, y los enemigos de las ideas liberales, carlistas, por D. Carlos, hermano de Fernando. Se llega por ello a una guerra civil en las provincias Vascongadas, que se propaga después a otros lugares de España. Son las Guerras carlistas, la primera duró siete años (1833-1840), muriendo el general carlista Zumalacárregui en el sitio de Bilbao, en 1836. Algunas victorias de D. Carlos, pero vencido en Castellón por el general Espartero, se tiene que refugiar en Francia, tras el Convenio de Vergara, en tanto el carlista Cabrera lucha en el Maestrazgo.

La implantación de las ideas liberales contra las tradicionalistas tuvo consecuencias lamentables: saqueados e incendiados conventos e iglesias, con degüello de sacerdotes y religiosos (1834-35). Por eso, se decía entonces “!Cuando oigas gritar viva la libertad, atranca la puerta!". Se añadió a esto la primera desamortización eclesiástica, lo que calificó Menéndez y Pelayo como “inmenso latrocinio”. La Regente María Cristina tuvo que huir a Francia. Le sucede Espartero, que, a los dos años, tuvo también que huir a Inglaterra. Isabel II, en 1843, con sólo 13 años, es declarada mayor de edad y es Reina. Son hechos que acaecen en su reinado: la creación del Cuerpo de la Guardia Civil con el Duque de Ahumada; los primeros ferrocarriles y el alumbrado de gas; un nuevo Concordato con la Santa Sede (1851); la Constitución del 54, peor que las anteriores; la guerra de África con O’Donnell y Prim, que gana la batalla de Castillejos (1860); la guerra con Chile y Perú (el famoso “Más vale honra sin barcos, que barcos sin honra”, de Méndez Núñez), hasta que la sangrienta revolución de 1868 arroja del trono a Isabel II, que huye a Francia. Una verdadera anarquía, con Gobierno provisional de los generales Serrano y Prim, y el almirante Topete.

Ese Gobierno se enfrenta a carlistas y a republicanos, por lo que intentan resolver la situación con el italiano Amadeo de Saboya, del que ya hablamos, y, al retirarse éste, se proclama la I República Española en 1873, con la sublevación cantonal de Cartagena y demás. Este es el clima. El poder central apenas tenía acción fuera de Madrid y sus alrededores. Mientras el Gobierno y los diputados pronunciaban acalorados discursos en el Congreso del Palacio de San Jerónimo, el general Pavía entraba a caballo en el mismo,”el caballo de Pavía” (fue una entelequia en el imaginario colectivo), lo único que le faltó a Tejero. Se formó en seguida un gobierno llamado Poder Ejecutivo de la República, que duró hasta el 29 de diciembre de 1874, en que el general Martínez Campos, con sus tropas, proclamó en Sagunto por Rey de España a Alfonso XII, hijo de Isabel II. Así se escribe la Historia...


Manuel Martín Lobo
Doctor Ingeniero de Montes y Periodista
eleneo1925@yahoo.es

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Diciembre 2012  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog