Juan de Ávalos, impactante muestra escultórica en el Museo de Bellas Artes

Por El Avisador - 6 de Noviembre, 2012, 10:15, Categoría: General

El pasado 31 de octubre, el Museo de Bellas Artes de Badajoz fue escenario de uno de los acontecimientos culturales más importantes del año en la ciudad: nada menos que una muestra retrospectiva dedicada al escultor extremeño Juan de Ávalos García-Taborda (Mérida, 1911-Madrid, 2006), a los seis años de su muerte, con 37 obras muy representativas de los distintos períodos de su vida profesional, enriquecida con algunas piezas del propio Museo, con maquetas, bocetos y reproducciones de diversos proyectos del artista, como algunas del Valle de los Caídos, obra que le catapultó a la fama, convirtiéndolo en máxime referente de la escultura colosalista. Exposición que viene a saldar la deuda contraída por la Diputación Provincial y su Museo de Bellas Artes con este extremeño universal, y que es la segunda que se presenta en la región, tras la inicial, montada el pasado mes de mayo en el Parlamento de Extremadura, en Mérida, su ciudad natal. Y todo, gracias a la generosa y extraordinaria colaboración de la Fundación "Juan de Ávalos", que preside Juan de Ávalos Carballo, hijo del escultor.

Y en tan alta ocasión, allí que se dieron cita los medios de comunicación locales y regionales, con sus cámaras, grabadoras, bolis y cuadernos en ristre, junto con una pequeña representación de la sociedad y la cultura locales, presidiendo el acto de apertura el diputado del Área de Cultura de la Diputación pacense, Miguel Ruiz Martínez, que estuvo acompañado por el director del mismo Área, Francisco Muñoz Ramírez, el responsable del Museo de Bellas Artes, Román Hernández Nieves, y el secretario de la Fundación "Juan de Ávalos", Miguel Ángel Barrero Valverde, en ausencia de su presidente, por razones de viaje. Sin embargo, echamos en falta una representación del Ayuntamiento pacense, dadas las notables relaciones del artista con la ciudad, donde, por cierto, pueden admirarse diversos grupos escultóricos salidos de sus prodigiosas manos, repartidos por su callejero urbano.

LAS PALABRAS
Intervino en primer lugar el director de la pinacoteca pacense, anunciando urbi et orbi que, con esta exposición, "se retomaban las actividades en el Museo", con un autor que "siempre estuvo presente en la programación del Museo, el escultor Juan de Ávalos", con quien había "una deuda pendiente, que se saldaba aquí y ahora con gran satisfacción y alegría", lo mismo que se hizo en su momento "con escultores de la talla de Aurelio Cabrera, Enrique Pérez Comendador, Pedro Torre Isunza, Mauricio Tinoco y Luis Álvarez Lencero". Haciendo después un breve recorrido por la biografía, la obra y el estilo del artista emeritense, "cuyas obras ofrecen un canon perfecto de belleza, armonía y respeto a la norma, en un verismo idealizado, con obras impactantes y colosales". Terminando con una frase para enmarcar: "Juan de Ávalos fue el último clásico del siglo XX y el primero del XXI".

Le siguió en el uso de la palabra el secretario de la Fundación, Miguel Ángel Barrero Valverde, que leyó un escrito del hijo del escultor y presidente de la Fundación, Juan de Ávalos Carballo, en el que explicaba que "su padre volvía a Badajoz porque, a pesar de su militancia emeritense, siempre llevó a esta ciudad en su corazón, con Soledad, mi madre". Y Barrero expresó su "satisfacción íntima" por asistir a este acto, reconociendo que "Juan de Ávalos estuvo muy ligado a Badajoz", considerando el acto "de gran relevancia, pues significa la repatriación moral de uno de los extremeños más insignes del siglo XX, que forma parte indisoluble del patrimonio de Extremadura y de España". Para hacer luego una lúcida reflexión sobre la relación de Juan de Ávalos con Mérida, reconociendo que "su obra estuvo abandonada, sí, pero no olvidada", recalcando, "abandonada en su mayor parte durante años, en los más sórdidos desvanes y almacenes, llegando muchas de ellas casi a su destrucción". Piezas que, "una vez restauradas por la Fundación, servirán para formar el futuro Museo, el Ayuntamiento de Mérida nos ha cedido un magnífico edificio para la Fundación y el Museo, que acogerá, por fin, su obra". Al término de su intervención, en petit comité, Barrero me comentó que se trataba del edificio "El Costurero", donde estuvieron los Juzgados de Mérida, un sitio céntrico, muy cerca del Parador de Mérida, que espera abra sus puertas en 2013. Por su parte, el diputado de Cultura, Miguel Ruiz, tuvo palabras de agradecimiento para la Fundación "Juan de Ávalos", lo que supone "retomar las actividades en el Museo pacense", con una muestra que "estará abierta hasta finales de enero de 2013".

LAS OBRAS
Y tras las palabras de ritual, guiados por Román Hernández Nieves, hubo una larga y detenida visita por las diez salas de la planta baja del edificio de la pinacoteca pacense que da a la calle Meléndez Valdés, donde pudimos contemplar obras y bocetos de todos los estilos, tamaños y volúmenes, elaborados en los más diversos materiales: marmolina, bronce, madera de caoba y poliéster. Y fue digno de admirar también su riqueza temática: "Modelos para el Valle de los Caídos", con los primeros bocetos en poliéster de las Virtudes Cardinales (Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza), el proyecto de Puerta de Cuelgamuros y los cuatro Evangelistas (Mateo, Marcos, Lucas y Juan), junto con sus símbolos, con el primigenio Juan, barbado y viejo; su "Obra religiosa", con los Cristos de la Buena Muerte y de las Espinas, labrados en ricas maderas, el sobrecogedor Cristo yacente, en marmolina, cuyo original está en la catedral de la Almudena, de Madrid, el grupo escultórico de la Piedad, dramatismo en estado puro, con la Virgen y su Hijo muerto en su regazo, cuya obra original se encuentra en el panteón familiar, en el cementerio de Mérida. Y dentro de su "Obra funeraria", el fascinante túmulo de Los amantes de Teruel, bellísima composición, plena de serenidad y clasicismo, en marmolina, cuya obra original fue donada a la ciudad de Teruel por el autor. Sin olvidarnos del conocido monumento al Héroe muerto, en bronce, obra original donada a la ciudad de Badajoz. Otra sección está dedicada al "Retrato", tanto masculino como femenino, donde pueden verse figuras como Velázquez, Lope de Vega, Manolete, José María Rodero y Juan Manuel Villar Mir, entre otros, sin faltar un busto de su esposa, Soledad. Otro apartado es el de "Alegorías y desnudos femeninos", como
la Libertad, la Concordia, El giraldillo, Fuente del Pez, etc., etc. De impresión.

Finalmente, decir que la exposición estará abierta hasta finales de enero de 2013, y el horario de visitas es éste: martes a sábado, de 10,00 a 14,00 y de 16,00 a 20,00 horas; los domingos se abre en horario de mañana y los lunes y festivos permanece cerrado.

LAS CALLES
No se pierdan esta exposición, que recomendamos vivamente, indispensable para conocer la obra y el alma de un autor tan pródigo como admirable. Pero no hay que olvidarse de la "otra". La que se puede ver haciendo un recorrido detenido por el callejero de Badajoz, donde el espectador atento podrá contemplar cinco estatuas y grupos escultóricos salidos de sus creativas manos:

- Monumento a la "Obra del pintor Adelardo Covarsí" (piedra, 1958), Paseo Fluvial, en la cabeza del puente de la Universidad, en la margen izquierda del Guadiana.
- Cuatro evangelistas: Mateo, Marcos, Lucas y Juan (bronce, 1969), jardines de la Puerta de Trinidad.
- Monumento al "Héroe caído" (arenisca de Novelda, 1969), jardines de la Puerta de Trinidad.
- Monumento "A los Extremeños universales" (bronce y granito, 1983), primer tramo de la avenida de Colón, en el cruce con la de Santiago Ramón y Cajal.
- Fuente "La ciudad sobre el río" (bronce, 1997), avenida de Sinforiano Madroñero, glorieta de José Luis Herrera Pombo.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Noviembre 2012  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog