Amena velada literario-musical, en el fallo de los Premios Ciudad de Badajoz

Por El Avisador - 29 de Octubre, 2012, 1:18, Categoría: General

De muy grata tengo que calificar la velada literaria que vivimos el pasado viernes en el Palacio de Cristal del Hotel Río, en el transcurso de los fallos literarios de los distintos Premios "Ciudad de Badajoz", con el amplio salón lleno, con una 400 personas, que, de alguna manera, reflejaban la política, la economía, la literatura, la música, el arte, en suma, la sociedad y la cultura pacenses de hogaño. Y todas, ataviadas de gala para la ocasión, ellas, de guapo subido, con algunos modelitos que ni la pasarela Cibeles, y ellos, trajeados y con corbata a juego, salvo unos cuantos encamisados. Y juntos, pero no revueltos, que nadie se confunda, nos dispusieron en el patio de butacas de la siguiente guisa: en las 6 primeras filas, separadas por un gran pasillo central, la gente guapa, las autoridades --¡cuánto concejal y diputado por metro cuadrado, Señor!-- los miembros de los distintos jurados y las impagables comisiones de lectura, todos con sus parejas respectivas. Y en las 9 filas de atrás, el pueblo soberano, sin títulos, sí, pero con oficios variopintos que hacen que la vida cultural brille en Badajoz, a pesar de los pesares: escritores, pintores y escultores, impresores y editores, académicos y profesores de todos los ramos, fotógrafos, músicos y cantautores, directores de Museos y Bibliotecas, vecinos y gente del común amante de la Cultura, con mayúsculas. Eso, sin contar los economistas, empresarios y comerciantes cinco estrellas. Y atentos para cubrir la jornada, periodistas y cámaras a discreción, amén del entusiasta equipo organizador, compuesto por gentes de los gabinetes de Prensa y de la Alcaldía, trabajadores de la concejalía de Cultura y del Servicio de atención al concejalato del Palacio Municipal, con Joselón, el hombre para todo, al fondo. Y para que todo se viera bien, desde cualquier rincón, dos enormes pantallas coadyuvaron a que todo el mundo pudiera seguir las intervenciones sobre el escenario, donde reinó la presentadora Ana Lara, la guapa moza de Punto Radio, con camisa blanca de manga larga, de raso blanco, y minifalda negra de impresión, mallas y zapatos de aguja, que supo conducir el acto --presentar los Premios y las actuaciones musicales, entrevistar a los portavoces de los Jurados, y llamar y entrevistar telefónicamente a los premiados-- con una soltura y naturalidad que ya quisieran otras para sí, ésas con nombres de más relumbrón y caché que pasaron con anterioridad por estas galas.

Y en la primera fila, los excelentísimos e ilustrísimos, el presidente del Gobierno extremeño, José Antonio Monago Terraza, acompañado de su esposa, Ana Mari Cordón, el Delegado del Gobierno en Extremadura, Germán López Iglesias, el consejero de Administración Pública, Pedro Nevado Batalla, y el alcalde de la ciudad, Miguel Ángel Celdrán Matute, que iba rodeado de sus leales, con Paloma Morcillo Valle, la concejala de Cultura, a la cabeza. Y por parte de la oposición, allí que vimos a su líder, Celestino Vegas Jiménez, pero no al de IU, Manolo Sosa. Como también vimos antiguas caras conocidas, como Alejandro Ramírez del Molino, ex-Delegado del Gobierno en Extremadura, Cristina Herrera Santa Cecilia y Consuelo Rodríguez Píriz, las dos últimas ocupando cargos en el Gobierno y en el Parlamento extremeños, respectivamente. Y pendiente de todos los detalles, haciendo sentar en su sitio a algún VIP descarriado, el sobrio y eficaz Carlos Torres, responsable máximo del protocolo municipal.

LOS PREMIOS
Dato importante a tener en cuenta es que el Ayuntamiento destinó a los Premios de hogaño nada menos que 54.000 euros de vellón, nueve millones de las antiguas pesetas, que se dice pronto. Repartidos así: Novela, 18.000, Pintura 12.000 (para adquisiciones), Poesía, 9.000, Escultura, 9.000 y Periodismo, 6.000. Aunque este año hubo ayudas puntuales de Caja Badajoz y Caja Rural de Extremadura, ¿quién dijo crisis? No es de extrañar, pues, que, ante la cuantía de los Premios pacenses, los trabajos llegados de medio mundo vayan superándose, año tras año. Otro dato de interés es que durante la ceremonia se proyectaron media docena de vídeos que precedieron a la entrega de los Premios, mostrando aspectos encantadores de la ciudad, sus calles y plazas, sus monumentos más emblemáticos y cosas así, además de aspectos concretos de las obras premiadas en la edición de 2011. Mención aparte merece el apartado musical de la velada, que este año brilló a gran altura, con la actuación del grupo extremeño "Let it be", formada por ocho miembros, con el vocalista Lolo Guezzo en plan estelar, que dio un conciertazo, con 10 actuaciones a lo largo de la noche, reviviendo la Inglaterra de los años 60, con canciones memorables de míticos grupos --"The Beatles", "Led Zeppelin", "The Who"...--, muy aplaudidos por la selecta concurrencia, como Here comes the sun, Patience, Come togheter, The year of the cat, Yesterday, Stairway to heaven, Let it be, Viva la vida, Pinball wizard y Hey Jude, a los que añadirían una propina, con el público en pleno delirio, aplaudiendo al compás, Noche de blanco satén. Como que pareció una secuela musical de la ceremonia de apertura de los recientemente celebrados JJOO en la ciudad de Londres, con la gente rendidita de admiración.

Los fallos de los cinco Premios transcurrieron por los cánones clásicos, todo estaba previsto por el Alto mando: vídeo previo, lectura del acta del Jurado por un portavoz y llamada telefónica de la guapa presentadora a los ganadores. Que cogió a algunos en casa, con la consiguiente sorpresa y alegría, y a otros, a comienzos del finde, sabe Dios dónde, seguro que de picos pardos por esos andurriales. Y estos fueron los elegidos:

- V de Pintura (62 obras presentadas), 12.000 euros en adquisiciones, a repartir entre Alejandro Calderón, Ismael Lagares y Jesús Zurita.
- VI de Escultura (52 obras presentadas), 9.000 euros: Augusto Arana.
- IX de Periodismo (70 trabajos), 6.000 euros: Bárbara Celis.
- XVI de Novela (66 obras), 18.000 euros: Daniel Dimeco, con la novela "El mapa de las viudas".
- XXXI de Poesía (137 poemarios), 9.000 euros: David Benedicte, con el poemario "Poemarx".
Un detalle que no pasó inadvertido fueron la palabras de admiración hacia el Ayuntamiento de Badajoz y la calidad de sus Premios literarios y artísticos, pronunciadas por los cinco portavoces de los respectivos Jurados: Miguel Cereceda (Escultura), Fernando Marías (Novela), Diego Valverde (Poesía), José Javier Esparza, que lucía un exótico parche negro sobre su ojo izquierdo (Periodismo) y el decano, Francisco Pedraja (Pintura). Algunos de ellos, asombrados de que un Premio, como el de la Poesía, haya llegado a su 31ª edición. Y otros, en fin, por la cantidad y calidad de las obras presentadas, atribuyéndolo, por una parte, al prestigio de estos galardones, que ya sobrepasa las fronteras nacionales; y por otra, que todo hay que decirlo, a la crisis, lo que hace que para muchos creadores sea un valor añadido participar en los Premios "Ciudad de Badajoz".

LOS DISCURSOS
En la hora de los discursos, intervino en primer lugar el alcalde pacense, Miguel Celdrán Matute, que, un año más, hizo un canto encendido por la ciudad y su decidida apuesta por la cultura, con numerosas actividades al cabo del año, destacando la "Noche en Blanco", "que va camino de consolidarse en el panorama de actividades culturales de la ciudad" y "estos Premios "Ciudad de Badajoz", que están consiguiendo que la ciudad sea un referente cultural en España". Felicitando después "a los ganadores de los diversos Premios, a los componentes de los Jurados y de las comisiones lectoras, sin cuyo concurso estos Premios no tendrían el prestigio de que actualmente gozan".


Le siguió en el uso de la palabra el presidente del Gobierno extremeño, José Antonio Monago, para quien "era un placer asistir, por segundo año, a esta cita", encantado "de estar rodeado de artistas", a los que calificó de "almas indomables, que no se conforman con el mundo que les rodea". Y llamó también "rebeldes" a los extremeños, en especial, a "los emprendedores", como que "podemos hacer grandes cosas como tierra de cultura", pues "somos uno de los mayores baluartes contra los que dudan de Extremadura". Y una frase para enmarcar, porque nuestros líderes actuales no acaban de creérsela: "La cultura puede ser rentable". Y otra, menos aún, con tantos tijeretazos: "La cultura alimenta el alma pero también la cuenta de resultados". Y, como ejemplo, resaltó "el éxito del Festival de Teatro Clásico de Mérida, ante quienes no creían en nosotros". Para seguir: "En la salida de la crisis debemos contar con el turismo y la industria cultural". Terminando con esta revolera: "Si el arte es rebeldía, Extremadura es rebelde por naturaleza".

EL GUATEQUE
Tras dos horas justas, el personal fue invitado por el Municipio a una copichuela --cóctel, que dicen los repipones--, servida con esmero y profesionalidad por el equipo de camareros y doncellas del Hotel Río. Y allí que se reunió toda la asamblea literaria y artística, eso sí, con sus componentes bien juntos y revueltos.
Sirviéndose unos platos de jamón ibérico de bellota, con DO Dehesa de Extremadura, lomo ibérico y queso curado de oveja merina, además de otras delicias y exquisiteces por estas tierras, como cucharitas de mousse de foie, tartaletas de cóctel de marisco, tostas de sobrasada ibérico con huevito de codorniz, dados (tacos) de tortilla española, croquetitas de jamón ibérico, bienmesabes gaditanos (cazón en adobo), rematado todo con unas bandejas de pastelillos franceses, que supieron a gloria. Todo ello, regado con cervezas, refrescos y dos vinos excelentes: un blanco "Nave Sur", uva verdejo 100 %, añada 2011, fermentado en depósito de acero inoxidable, con DO Rueda, de Castilla y León, y un tinto "Palacio Quemado", uva tempranillo 100 %, crianza 2009, con DO Ribera del Guadiana, criado en barricas de roble americano más de seis meses, de las acreditadas Bodegas Palacio Quemado-Alvear, ubicadas en Alange (Badajoz).

Entre copa y copa, pincho y pincho, la gente formó corrillos por aquí, allá y acullá, y los más concurridos fueron, claro es, los que tenían como centro de atención al ilustrísimo Miguel y al excelentísimo José Antonio. Pero había otros dos grupos que rivalizaban con ellos: uno era el formado alrededor de Ana Lara, la guapa moza presentadora, recibiendo felicitaciones, besos y abrazos mil de familiares --de Barcarrota, donde es originaria su familia, con don Francisco, el padre de la criatura, y Cristina,
la hermanísima, como traspuestos--, colegas, amigos y gente que pasaba por allí, y el otro, cuyo centro de atención era Manolo. Y el tal Manolo no era consejero ni diputado, ni concejal ni asesor, ni académico ni miembro del Jurado, que era... ¡el cortador del jamón! Como os lo cuento. Un cortador de Badajoz, nacido en el cercano Camino Viejo de San Vicente (hoy, avenida de Ntra. Sra. de Bótoa), que, entre plato y plato, se pasó el guateque dando una lección magistral al respetable de cómo cortar un señor jamón ibérico de bellota, made in Extremadura.

DETALLES
Pero hubo más: la organización tuvo el detalle de obsequiar a los asistentes con el libro "31 Feria del Libro de Badajoz" (Badajoz, Ayuntamiento de Badajoz, Indugrafic, 2012), con gran aparato gráfico, la crónica de la pasada Feria del Libro de Badajoz, celebrada en nuestra ciudad del 11 al 19 de mayo de 2012, y una lámina, reproducción de un grabado antiguo de la ciudad (
Badajoz, Talleres gráficos Tecnigraf, 2012), titulado "Bridge of Badajoz" (Puente de Badajoz), de Harry Fenn, contenido en la monumental obra "Picturesque Europe", 3 volúmenes, publicada por Cassell, Peter, Galpin y Cía, en Londres, París y Nueva York en 1875. Y todo por cortesía de la editorial pacense 4 Gatos, propietaria del mismo. Antigua y valiosa lámina que se agradece.

Permalink ~ Comentarios (1) ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Octubre 2012  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog