Yo me lo guiso, yo me lo como

Por El Avisador - 1 de Noviembre, 2011, 19:27, Categoría: General

Están los sufridos y mal llamados autónomos que se suben por las paredes de sus naves, tiendas, oficinas, despachos, bares y restaurantes porque no les llega la respiración al cuerpo, ya no saben qué inventar para que alguien entre a comprarles algo, porque nadie dispone de un disputado euro o se lo guarda.

¿Quién les mandaría meterse en camisas de once varas? ¿Quién les animaría a hacerse empresarios de sí mismos, con lo que eso cuesta? En primer lugar en tiempo y en espacio. ¿A cuánto le sale la hora por cobrar y a cuánto el metro cuadrado de la superficie por pagar? ¿Y es que les queda siquiera un ratito de ocio para ver crecer a los hijos o atender a la esposa? Ni eso.

¡Mecachis en la mar salada!, si se pasan el día trajinando, de aquí para allá, ahora adecenta el local, ahora prepara la mercancía, ahora vete al mercado a por materia prima, ahora atiende al cobrador de la leche o el pan, la cerveza o los donuts. Al contado, nada de cheques ni tarjetas, que el productor no se fía. Los pagos, en metálico, que Hacienda también está al chocolate del loro. Calladitos y bajo cuerda, mejor, que, si no, te hunden todavía más.

Yo me lo guiso, yo me lo como; el buey suelto bien se lame; aquí me las den todas, que el que no se arriesga no se masca un rosco... Así pensaban los atrevidos e insensatos autónomos al enfrentarse al trabajo de montar su propio taller, su propia lavandería, su propia barraca de feria... ¡Qué bonito! ¡Qué gusto que no te manden! ¿Y todo para qué? ¿Las horas quitadas al sueño para qué? Porque los ladrones no duermen, y hay que invertir en controles de seguridad, en pantallas antirrobo, en seguros, en, en, en... Esto no marcha, el tenderete no se sostiene, así no puede ser, así se cae cada día en un hoyo negro más profundo.

¿Y cómo salir? No hay manera. Ni lo comido por lo servido, ni lo invertido por lo vendido. Los que se amontonan son los débitos y las tramposas hipotecas de los insaciables bancos, que no perdonan. Mala liendre le pique al gobierno desgobernante. ¡Hala, que se vaya a hacer gárgaras, a freír espárragos, a tomar por retambufa, a fabricar parados, jubilados y desilusionados de por vida! ¿Autónomo yo? A otro perrifláutico con ese hueso.

Apuleyo Soto Pajares
apuleyosotopajares@hotmail.com

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Noviembre 2011  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog