El árbol de la vida

Por El Avisador - 29 de Septiembre, 2011, 0:49, Categoría: General

Se acaba de estrenar una película que se titula así, El árbol de la vida, y os la recomiendo porque es una parábola o metáfora de la existencia desde la infancia, no nada fácil por su complejidad pero bellísima y propicia para reflexionar, de lo que estamos faltos. ¡El árbol de la vida! ¿Cuántos árboles de la vida hay? Muchos. Todos. Todos son vitales, y vitalicios como los Papas y los Reyes.

Recordad: El árbol misterioso del genoma, que se sigue desentrañando por los biólogos moleculares, después de Cajal y de Severo Ochoa; el árbol genesíaco del Paraíso en la tierra, al que le atravesaban ríos de leche, vino y miel; el árbol tentador del mal en el que Eva se perdió enrollada por la serpiente y nos perdió a todos hasta que nos encontró el crucificado en un madero; el árbol genealógico que deshojan a través de archivos y ancestros los que añoran un título de duque, conde o marqués para sentirse importantes por ellos y no por sí mismos; el árbol arborescente de las palabras que plasmó Saussure en su nueva gramática generativa, españolizada por Lázaro Carreter; el árbol de la creatividad literaria, tan puesta de manifiesto en el reciente Hay Festival segoviano, en sus modalidades de ensayo, novela, periodismo, fotografía, infografía y demás artes de reproducir la realidad fantástica, tal como es o nos parece por Luigi Pirandello.

El hombre es un árbol de pie, nadie lo duda; de pie es como hay que estar y permanecer frente a vientos, soles, lluvias, acciones, emociones y pasiones: cuerpo y alma se interaccionan y fructifican.

Ha muerto hace muy poco la keniata Wangari Matthai, la "mujer árbol" premio Nobel de la Paz 2004 por alzar a los cielos de la África tórrida 47 millones de árboles, ¡qué ejemplar sembradura femenina; caminemos y sembremos con ella y tras ella!

Uno de los cuentos "reales" que más me han impresionado es "El hombre que plantaba árboles", debido a la pluma del francés Jean Gionó. No dejéis de leerlo, se halla enhiesto en Internet, donde toda enciclopedia es poca. Adelantado lector, el árbol es más que papel o celulosa, es onda global digital en la que deberás navegar para saber lo que eres, de dónde vienes y adónde llegarás. ¿Qui lo sa?, te pregunto. Respóndeme. Y que el café te siente bien.

Apuleyo Soto Pajares
apuleyosotopajares@hotmail.com

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Septiembre 2011  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog