25-D: Las otras navidades

Por El Avisador - 25 de Diciembre, 2010, 9:20, Categoría: General

Hoy, 25 de diciembre, es Navidad, la fiesta que conmemora el nacimiento del Niño Dios en Belén. Una de las celebraciones más importantes del orbe católico al cabo del año, que lo celebra de mil y una formas, a cual más rica y diversa. En las muchas facetas en que puede vivirse: religiosa, artística, musical, gastronómica, folklórica...

Pero también hay más navidades que celebrar en Badajoz. Las de los niños y niñas que vienen al mundo, precisamente, en esta fecha. Los medios de comunicación suelen dar noticias de ellos, en especial, de los primeros que nacerán en nuestros hospitales y residencias sanitarias. Como si fuera un mérito.
Sin embargo, nadie se acuerda de sus padres, primerizos muchos de ellos, quienes tienen por delante toda una vida para cuidarlos, mimarlos y enseñarlos. Además de quererlos y achucharlos, claro está.

Y como muchos padres neófitos no saben cómo dormir o entretener a sus pequeñuelos --nadie les ha dado un librillo de instrucciones--, si los dejan, hasta pueden desquiciarlos de los tantarantanes que les dan, aquí va un repertorio de nanas para tal fin, algunas de ellas, extremeñas. Las mismas o similares a las que cantaban nuestra madres, abuelas y bisabuelas, de las que los papis postmodernos,
en los tiempos que corren, no tienen ni repajolera idea:

Ea, la nana,
ea, la nana,
duérmete, lucerito
de la mañana.

Nana, nanita, nana,
nanita, ea,
mi niño tiene sueño,
bendito sea.

Ea, ea, ea,
la gallinita fea,
cómo se sube al palo,
cómo se contonea.


Este niño chiquito
no tiene cuna,
su padre es carpintero,
y le va a hacer una.

Este niño lindo
que nació de noche
quiere que lo lleven
a pasear en coche.

Duérmete, niño,
duérmete ya,
que me duelen las piernas
de tanto bailar.

Mi niño pequeño
se quiere dormir;
le cantan los gallos
el quiquiriquí.

Duérmete, mi niño,
que tengo que hacer:
lavarte a la ropa,
ponerme a coser.

Y si el puñetero no cae rendidito, que no cunda el pánico, está esta otra, a ver qué tal:

Duérmete, mi vida,
que viene el coco
y se lleva a los niños
que duermen poco.

Claro, que hasta el rorro se puede acostumbrar y hay que cantarle otra nueva, como ésta:

Con decirle a mi niño
que viene el coco,
le va perdiendo el miedo
poquito a poco.

A todos los nacidos en el día de hoy, a sus padres y demás parentela, mi enhorabuena.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Diciembre 2010  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog