18 de Diciembre, 2010

Felices Fiestas y Año Nuevo

Por El Avisador - 18 de Diciembre, 2010, 17:37, Categoría: General

Os deseo unas Felices Fiestas y un Año Nuevo cargado de salud, felicidad y éxitos.

Esther Merino
esthercantaora@hotmail.com

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Estupenda crónica sobre el acto de la UBEx en Badajoz

Por El Avisador - 18 de Diciembre, 2010, 13:45, Categoría: General

Querido Pedro:

Quiero felicitarte por la estupenda crónica que has escrito sobre el acto de la UBEx --y te lo digo yo, que soy cronista de oficio y oficial--, contando la deserción ante el nombre de don Antonio Rodríguez-Moñino, tan ilustre. Es una pena que el esfuerzo cultural se rentabilice tan poco, y que ni aun llevándole los manjares a casa, los aprecian nuestros universitarios. Yo estuve esa misma mañana con tu patrona en Caja Badajoz, y lamenté no asistir a la UBEx, pero mi condición de consejero de la Caja por la Real Sociedad Económica Amigos del País me obligaba a estar presente.

Esta semana que entra, d.m., recibirás Vitela, es el último número. Quiero aconsejarte que leas con mucha atención, si a bien lo tienes, la "Tercera" que habitualmente firmo, pero es, como verás, un poco más larga. Fíjate en su contenido, porque quiero que la comentes en tu blog, y que la envíes, si te parece oportuno.

También se incluyen 111 testimonios ( una barbaridad para estos tiempos en que nadie quiere mojarse, y que yo agradezco de una manera muy especial), son gentes de distinto pelaje, como tú dirías, dando su parecer sobre Vitela, y lamentando su desaparición. Fíjate en los firmantes. Ahí, entre esas firmas que harán época, se encuentra tu nombre.

Bueno, amigo, pasa unos buenos días de Navidad y Año Nuevo. Y recibe, junto a tu seño, mi abrazo y mejores deseos.

Feliciano
felicianocorrea@gmail.com

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Decepción en el homenaje a D. Antonio Rodríguez-Moñino en Badajoz

Por El Avisador - 18 de Diciembre, 2010, 10:35, Categoría: General

De decepcionante y penoso tengo que calificar el acto de homenaje que el pasado lunes, día 13, se celebró en Badajoz, concretamente, en la facultad de Biblioteconomía y en la Biblioteca de Extremadura, al que fuera gran bibliófilo y bibliógrafo extremeño, D. Antonio Rodríguez-Moñino, en el centenario de su nacimiento (Calzadilla de los Barros, 1910-Madrid, 1970). Y no por la entidad organizadora, la UBEx, que cumplió con su deber, al incluirlo como motivo central y único en sus XVII Jornadas Bibliográficas "Bartolomé J. Gallardo" 2010, sino por la escasísima respuesta del público: unas 15 personas, entre organizadores, profesores, socios de la UBEx y gente por libre, y, entre ellas..., ¡ningún alumno de la facultad! Como os lo cuento.

Y en la mesa presidencial, el decano de la Facultad, Agustín Vivas, la presidenta de la UBEx, Carmen Fernández Daza, y el primer ponente, Manuel Pecellín Lancharro. El decano dio la bienvenida a los presentes, explicando brevemente después que este tipo de actos entroncan perfectamente con las funciones de su Facultad, pero no dio razón alguna de la espantada de los estudiantes. Por lo que, visto lo visto, me pregunto cómo continúa este caballero en la poltrona del decanato, cuando en un acto tan significativo como éste los alumnos han brillado por su ausencia.

Carmen, en su turno de intervención, mostró su sensibilidad y su tristeza al comprobar tanto vacío en el salón de actos, comentando después la serie de homenajes organizados este año en Extremadura en honor del gran intelectual extremeño, depurado durante el franquismo por su labor de defensa del patrimonio bibliográfico durante la República y marginado en la larga posguerra de los ambientes académicos, universitarios y culturales, citando sitios como Calzadilla de los Barros, Almendralejo, Campanario, Cáceres y, ahora, Badajoz. Justos homenajes --remató-- "a este ilustre extremeño, generoso y humano, que se abrió a la palabra con sólo 14 años".

LAS CONFERENCIAS
Después hubo dos intervenciones. Muy diferentes las dos. La primera, sin duda, la más brillante, estuvo a cargo del catedrático de Instituto, académico, crítico y escritor, Manuel Pecellín Lancharro, quien, en su ponencia "El joven Rodríguez-Moñino (1910-1939)", hizo un documentado y riguroso recorrido por la trayectoria vital, profesional, ideológica, bibliográfica y literaria de "Don Antonio", como así lo llamaba, de quien resaltaría en numerosas ocasiones su precocidad y su alto nivel de autoexigencia. Y en su transcurso sacó a relucir numerosas facetas que no conocíamos, como la de traductor, su relación con Extremadura y su fijación con la revista del CEEX, con la que tuvo una "relación dual, de amor y prevención". O su desinterés por las grandes bibliotecas extremeñas, "como la del Seminario de Badajoz, a la que nunca visitó". Pero lo mejor es que dejó traslucir un reguero de pistas por donde los estudiosos del futuro podrán seguir el rastro de Don Antonio en futuras investigaciones. No sin contar anécdotas desconocidas, que retrataban bien la calidad humana del gran intelectual extremeño. Y de mostrar algunas de sus raras contradicciones, que haberlas, las hubo, y de entidad. Como cuando escribió su primer artículo, con sólo 14 años, en el periódico "La Libertad", de Badajoz (1924), cuando dijo que "los libros de texto tienen alguna utilidad pero son realmente perniciosos, sólo vale la explicación de un buen profesor", y eso que usó buenos manuales en el Instituto de Badajoz, obra de reconocidos catedráticos del mismo. Dejando en el aire la posibilidad de un encuentro, ya en 1937, con el poeta orihuelano Miguel Hernández, durante la estancia de ambos en Castuera, "a la que acudió como delegado en Extremadura de la Junta de Incautación y Protección del Tesoro Artístico Nacional". Como, de igual forma, su "inconcluso proyecto de escribir, ya al final de su vida, 50 ó 70 libros sobre la Historia literaria de Extremadura".

En la segunda, tras el cafelito reglamentario, intervino Joaquín González Manzanares, bibliófilo de pro, padre del Fondo Clot-Manzanares, hoy en la Biblioteca de Extremadura, y presidente de honor de la UBEx, que desarrolló la ponencia titulada "Rodríguez-Moñino y la Bibliofilia", con videopresentación incluida. Con menos gente en el patio de butacas que al principio --"eran tres y el de la guitarra", como suele decir JGM--, y que resultó ser la intervención más floja que le recuerdo al bibliófilo pacense. Tras los elogios de rigor y después de decir que Rodríguez-Moñino "fue faro y guía de mi afición por los libros a partir de los años 80", JGM desbarró más de una y más de dos veces, como cuando dijo que "donde más se conoce a los personajes es en su tierra". Dispersándose después en mil y un vericuetos y en otras tantas anécdotas, sin rumbo fijo, contando por enésima vez la forma en que fue haciéndose de su magnífico fondo bibliográfico, extremeño a carta cabal por temas, autores e imprentas, eso sí, "dedicándose desde el principio a buscar todos los libros que citaba en sus trabajos el insigne Rodríguez-Moñino".

También tuvo tiempo de reseñar el valor del bibliófilo en la cultura y en la sociedad libresca, con su proyección dentro del mundo de las bibliotecas, las librerías y las exposiciones bibliográficas. Y tuvo otro lapsus cuando dijo que bibliófilo significa "hijo del libro", cuando quiere decir amante, apasionado de los libros, que no es lo mismo. Y recuperó el resuello, pleno de erudición, cuando entró en el campo de los bibliómanos, con la definición que aportó Serafín Estébanez Calderón, en 1851, dirigida, mira por dónde, "A Don Bartolo Gallardete", a quien le puso de todo, menos de bonito:

Caco, cuco, faquín, bibliopirata, tenaza de los libros, chuzo,
púa
de papeles, aparte lo ganzúa, hurón, carcoma, polilleja, rata (...)

Y, no repuestos aún de la parrafada, cuando le tocó el turno al mismísimo Bartolomé J. Gallardo, con quien se sentía plenamente identificado, perseguido también, como él, por el sambenito de haberse quedado con un manuscrito de la "Historia verdadera de la conquista de la Nueva España", de Bernal Díaz del Castillo, de lo que fue absuelto después, y considerado por Menéndez Pelayo como "el santo patrón de la bibliografía española", del que citó que había sido diputado a Cortes, cuando fue bibliotecario.

En el último tramo de su prolijo discurso, JGM hizo una valoración del fondo bibliográfico que Rodríguez-Moñino donó graciosamente, en 1995, a la Biblioteca de la Real Academia Española --17.000 ejemplares y 4.000 grabados--, fijándolo en 20.000 millones de las pesetas de entonces. También habló de los ejemplares depositados en la Biblioteca pública que lleva su nombre, junto al de su esposa, María Brey --
de la que dijo era extremeña, cuando fue gallega--, en la ciudad de Cáceres, con 829 ejemplares, más otros 350, donados, décadas más tarde, por su sobrino Rafael. Para centrarse después en la Unión de Bibliófilos Extremeños, creada en 1992, en homenaje, precisamente, a Rodríguez-Moñino, que firmaba sus artículos de juventud como "un bibliófilo extremeño". La UBEx, de la que fue su primer y más recordado presidente --todo hay que decirlo--, que cuenta en la actualidad con 350 socios y numerosos logros en investigaciones y publicaciones, con un Premio, el "Bartolomé J. Gallardo", que se falla todos los años en Campanario y que "es el mejor dotado de España".

Pero JGM se quedó con el personal cuando regaló
a los asistentes una reedición de la "Historia Literaria de Extremadura", del propio Antonio Rodríguez-Moñino, publicada originariamente en la Revista de Estudios Extremeños entre 1941 y 1942, y editada en el año 2003 por la consejería de Cultura de la Junta de Extremadura y distribuida por El Periódico Extremadura, dentro del Plan de Fomento de la Lectura de Extremadura de ese año. Y el golpe de efecto definitivo, lo que nos quedó sin habla, fue que, al final, enseñó a "los tres y al de la guitarra"... ¡un libro de A. R.-M. que llevaba en el bolsillo!, una auténtica joya, de pequeño formato, encuadernada divinamente, el titulado "El licenciado Tamiz (Poeta sevillano del s. XV)", de 1955, con un autógrafo del autor al Conde de Colombí, "poeta, bibliófilo y amigo", impreso en la Tipografía Moderna, de Valencia.

Aunque echamos pelillos a la mar salada, no tengo más remedio que darle un toque a Joaquín González Manzanares, marqués apócrifo del Guadiana y del Manzanares, porque las conferencias hay que prepararlas a conciencia, máxime en el caso de Don Antonio, del que tenía que haber hablado más. Seguro que la reciente concesión al nota de la Medalla de Extremadura se le ha subido a la cabeza y anda todavía en el séptimo cielo. Pues a ver si espabila y baja de las nubes, que ya es hora.

EPÍLOGO
Acabadas las conferencias, fue presentado el último tocho pecelliniano, "Bibliografía extremeña (2008-2009)", que hace el séptimo del de Monesterio y el tercero de la Biblioteca de Extremadura, en su colección Alborayque Libros. Actuando de presentador el profesor del Instituo Castelar, Enrique García Fuentes, biógrafo y discípulo preferido del nota pecellinesco.
Finalmente, ya en la Biblioteca de Extremadura, fue inaugura la Exposición "El Fondo Rodríguez-Moñino en la Biblioteca de Extremadura", con 68 libros, pertenecientes al Fondo Clot-Manzanares de la Biblioteca regional, de una calidad indiscutible, en donde se pone de manifiesto la curiosidad y el interés del autor por temas de diferente índole, con atención especial a personajes y asuntos relacionados con Extremadura. Obras donde es notorio su amor no sólo al contenido del libro, sino, además, al continente, por la calidad de la impresión, por la tipografía escogida, por el papel... Fondo que se completa con un conjunto de retratos y caricaturas del gran intelectual de extremeño, realizadas por sus compañeros y amigos, incluidas las copias de sus partidas de nacimiento y bautismo en su localidad natal, Calzadilla de los Barros.

Por último, decir que la exposición "El Fondo Rodríguez-Moñino en la Biblioteca de Extremadura", que recomiendo vivamente, podrá ser visitada, en los horarios habituales de la BIEX, hasta el 23 de diciembre.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Eurociudad Elvas/Badajoz

Por El Avisador - 18 de Diciembre, 2010, 0:30, Categoría: General

La legislación europea nos facilita hacer una Eurociudad Elvas/Badajoz como una Agrupación Europea de Cooperación Territorial. Esto beneficiará mucho a las empresas y a los ciudadanos. Creará la primera ciudad ibérica. Se podrá poner en marcha un metro de superficie, una plataforma logística conjunta, una parada de AVE común, formación en portugués y en español para nuestros hijos desde la infancia, señalización de las calles en castellano y portugués, generación de empresas ibéricas y fomento de sus ventas en toda la Península Ibérica y en todos los países de habla española y portuguesa, prácticas de alumnos en empresas españolas y portuguesas, celebración de encuentros deportivos ibéricos, compartir servicios públicos como sanidad, universidad y ocio para que sean rentables para las dos ciudades. Y, en definitiva, construir una ciudad ibérica importantísima entre Madrid y Lisboa.

La Junta de Extremadura y el Ayuntamiento de Elvas están interesados en promover una Agencia para la Eurociudad que haga todo esto y más, aprovechando los fondos comunitarios, pero el actual Ayuntamiento de Badajoz no quiere cooperar en este sentido. Éste no es, ni debía ser, un asunto de derechas o izquierdas. Es una cuestión de desarrollo social, económico y cultural para Extremadura y Alentejo. Ya en 1970, un ingeniero del período franquista, Manuel Martín Lobo, propuso un Polo de Desarrollo Badajoz/Elvas, y lo escribió en el periódico HOY. Y la Eurociudad Elvas/Badajoz ha sido propuesta en 2006 y 2008 por técnicos universitarios, en la prensa regional y en los foros universitarios y por nuestro ex-presidente J. C. Rodríguez Ibarra, en ÁGORA, "El Debate Peninsular". El actual presidente, Guillermo Fernández Vara, está completamente de acuerdo con la realización de la Eurociudad. Actualmente contamos con una Asociación que trata de dinamizar la Eurociudad, con las grandes dificultades presupuestarias actuales pero aún no ha sido puesta en funcionamiento una Agencia Institucional, que se vería favorecida por fondos comunitarios.

¿Y tú que opinas? ¿Es conveniente o no es conveniente? ¿Debemos desaprovechar esta oportunidad que nos facilitan los fondos comunitarios y la legislación comunitaria o dejamos que pasen otros cuarenta años sin que se ponga en funcionamiento? ¿Cómo podemos presionar al Ayuntamiento de Badajoz y a todos los poderes públicos para que se ponga en funcionamiento?

Luis Fernando de la Macorra
http://opinaextremadura.es/2010/12/15/eurociudad-elvasbadajoz/

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Concierto navideño de Voces Corales de Badajoz, hoy, en la iglesia de San Andrés

Por El Avisador - 18 de Diciembre, 2010, 0:28, Categoría: General

Hoy, sábado, el grupo Voces Corales de Badajoz dará un concierto navideño en la iglesia parroquial de San Andrés (Madre de Dios, 2, esquina a la plaza de Cervantes). Será a las 20,00 horas y la entrada es libre.

Y un consejo: hay que ir bien pertrechados contra el frío --gorros, abrigos, chaquetones, polares, bufandas, guantes, botorras...--, no os vayáis a congelar. 

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Diciembre 2010  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog