El Padre Tarín SJ, ya Venerable, fracasó en Badajoz a finales del siglo XIX

Por El Avisador - 7 de Diciembre, 2010, 11:17, Categoría: General

El próximo 12 de diciembre, se cumplen los cien años del fallecimiento del Padre jesuita, Francisco de Paula Tarín, gran predicador al estilo de ese siglo, muy querido por los sevillanos por sus obras de caridad, recorriendo muchos kilómetros al servicio de los más necesitados de esa ciudad y su comarca, y ya Venerable por Juan Pablo II, en 1987. Fue, además, un gran predicador, que brillaba en las Misiones Generales que entonces se hacían en España, pero, como veremos, fracasó en Badajoz.

En efecto, corrían los años finales del siglo XIX, y como gran predicador y misionero dentro de España ---que estaba tan laicista como quizás ahora--, en unas Misiones dadas en la ciudad de Badajoz no conseguía asustar a las humanas gentes pacenses, ni con todos los males del infierno, y fracasaba en ellas, que pocos seguían, por lo que vino a decir, cuando se marchó, que Badajoz era una ciudad "empecatada", y de la que había que despedirse sacudiendo el polvo de los zapatos…

Pero, pasados unos cincuenta años, allá por 1945 y siguientes, Badajoz era sacudido por unas nuevas e importantes Misiones generales --que es como se llamaban; todavía creo que pueden verse las cruces conmemorativas en algunas iglesias antiguas de la ciudad--. Misiones que daban varios PP Paúles y Jesuitas, entre estos últimos, el P. Eduardo Rodríguez, que después de párroco se hizo jesuita y era un formidable orador sagrado, no académico, sino forjado en la escuela de la vida y de una parroquia, sencillo y sin retórica, pero que sabía llegar a los corazones. La respuesta de Badajoz fue entonces formidable y entusiasta --lo vivimos nosotros de joven y lo recordarán los contemporáneos, ya pocos-- y parecía ya una ciudad bastante cristiana, muy distinta a la que abochornó al P. Tarín.

¿Qué había pasado en tan sólo cincuenta años? No queremos minimizar lo que hubiera de "hipócrita", o mejor, simulado, o de mera apariencia (en aquel Badajoz que había pasado por una guerra civil de una manera muy dolorosa en 1936), debido a la instauración de una España oficialmente católica, con predominio del "nacionalcatolicismo", en la que posiblemente había quienes iban a Misa para que los vieran las autoridades o los jerarcas de turno. No, pero lo cierto es que muchas personas eran sinceras y que parecían convertirse, que era la pretensión de las Misiones, que por lo tanto daban su fruto: era notoria la reconciliación de muchos maridos con sus esposas, y otros cambios de vida que eran palpables, no sólo ir o no a Misa…

No se puede omitir en este giro copernicano la influencia de las Madres Josefinas, que comenzaron a educar a las jóvenes en los años 30, como los Hnos. Maristas a los jóvenes, a partir de 1931, la Juventud de Acción Católica, las Congregaciones Marianas, con los Padres Pérez y Meseguer, etc., etc. Todos ellos acabaron de dar el vuelco a una ciudad, Badajoz, "empecatada" para el P. Tarín, que se volvió normalmente católica. A los cien años del P. Tarín, ¿cómo es el Badajoz de hoy? ¿Alguien quiere hacerme el favor de contestarme? ¿Más o menos como la España de hoy, laicista e iconoclasta?

Manuel Martín Lobo
Doctor ingeniero de Montes y Periodista
eleneo1925@yahoo.es

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Diciembre 2010  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog