Reflexiones sobre el fracaso de la candidatura Cáceres 2016 (y II)

Por El Avisador - 10 de Octubre, 2010, 19:23, Categoría: General

Lo que más ha llamado la atención sobre el fracaso de la candidatura de Cáceres 2016 a la capitalidad de la cultura europea, ha sido la valoración que han hecho los máximos responsables políticos. Desde el "ellos se lo pierden" y su voluntad de mantener el Consorcio del presidente de la Junta al "cuantas más cosas sé, más injusto me parece" de la alcaldesa cacereña que, además, dice haber encargado un estudio sobre otras aspirantes al título que también fueron eliminadas en años precedentes para conocer cómo se reorganizaron y qué hicieron.

Esto es enterrar la cabeza bajo tierra. En primer lugar, lo de la alcaldesa. En vez de encargar estudios a no se sabe quien y pagando vaya usted a saber cuanto y cuando, Carmen Heras podría haber sugerido a alguno de los miembros de su equipo, durante la fase de elaboración del proyecto, que consultara en la página web de la Comisión Europea los informes del jurado de la Capitalidad Cultural sobre las ciudades no seleccionadas desde 2011 a 2015. Claro que están difundidos en inglés, francés y alemán solamente, pero con la ayuda del traductor Google o dedicando una partida del presupuesto a este menester, la alcaldesa podría haber recogido pistas bastante más productivas sobre las posibilidades de su candidatura que este exabrupto a posteriori que sólo servirá para prolongar la agonía de un proyecto hundido.


Los informes de la Comisión sobre las candidaturas fallidas de países como Suecia, Eslovaquia, Letonia, Francia y la República Checa apuntan carencias respecto a las cuales habría venido muy bien estar sobre aviso: estructuras presupuestarias deficientes, desequilibradas y no garantizadas; malas comunicaciones aéreas y terrestres; programación cultural de dimensión europea insuficiente; escaso protagonismo de los agentes culturales locales en el proceso de elaboración de los proyectos; escaso o nulo intercambio con artistas europeos; personal directivo no cualificado; respuestas incompletas de los responsables de la candidatura durante la presentación ante el jurado; estrategias de comunicación demasiado localistas; un exceso de temas a la hora de definir la candidatura, objetivos demasiado dispersos, etc. etc.

Como el proyecto aún no se ha hecho público y seguimos a la espera de las valoraciones del jurado, sólo se puede especular respecto a las causas del fracaso. Lo que sí está claro es que el jurado estaba compuesto por gestores culturales de reconocidísima solvencia profesional y que, en muchos casos, habían participado directamente en la presentación y gestión de candidaturas a la capitalidad europea coronadas por el éxito. Roguemos porque la frase del presidente de la Junta "ellos se lo pierden, han tenido la oportunidad de tener la mejor capital europea de la cultura en su historia y no la tendrán", no haya llegado a sus oídos porque, aparte de resultar ridícula y fruto de la ignorancia, no favorece las opciones de la región a la hora de intentar aprovechar en el futuro los recursos que ofrecen amplios y variados programas de promoción cultural puestos en marcha desde la Unión Europea.

No se trata de hacer sangre y regocijarse en el fracaso de una iniciativa que se había erigido en emblema de nuestra dignidad regional y termómetro de nuestra autoestima. Sí hay que profundizar en uno de los aspectos más importantes y que constituye un botón de muestra del nefasto dirigismo político que preside y condiciona tan negativamente la actividad cultural de nuestra comunidad autónoma. No se ha contado con un equipo de gestión independiente suficientemente preparado salvo honrosas excepciones como es el caso de los responsables de Creando Capital que, a pesar de sus meritorios esfuerzos, han tenido que cargar con un producto hueco y una falta de hábito participativo, tanto entre la ciudadanía como en el apesebrado sector de la cultura regional. Aparte de los bandazos que ha dado la gestión de la candidatura a lo largo de estos años y que, como se ha apuntado en el anterior artículo sobre el tema (http://www.extremaduraprogresista.com/index.php?option=com_content&view=article&id=8037:reflexiones-sobre-el-fracaso-de-la-candidatura-caceres-2016&catid=39:hojas-parroquiales&Itemid=58 ), se ha intentado resolver a última hora y de prisa y corriendo, el proyecto ha carecido de un cabeza visible competente y experto. Se ha optado por alguien "de confianza" como la coordinadora general cuyo currículum distaba mucho de estar a la altura de las elevadas exigencias de la convocatoria. Se ha contratado, además, a una consultora de ámbito internacional y con sede en Madrid cuya especialidad es el consulting político, no el cultural (http://www.masconsulting.es/ ). Aquí, Córdoba estuvo más ducha haciéndose con los servicios de una consultora catalana experta en temas culturales internacionales y muy familiarizada con los programas de apoyo a la cultura de la Unión Europea (http://www.interarts.net/es/encurso.php?p=40 ). Córdoba, además, contó con asesoramiento externo proveniente de expertos que habían participado con éxito en otras convocatorias de la capitalidad cultural europea. Esto, por poner un ejemplo a modo de comparación.

Las declaraciones del presidente de la Junta en las que se ratifica en la necesidad de perpetuar un Consorcio que ha perdido su razón de ser, resultan, además, extremadamente preocupantes. En lugar de encargar una auditoría externa que ponga negro sobre blanco el modo en que se ha empleado el dinero de los contribuyentes y analizar pormenorizadamente el desempeño de todos quienes han tenido algo que ver con la gestión de la candidatura, el Presidente se compromete a seguir en este viaje a ninguna parte a costa de fondos públicos en un momento de dramática y aguda crisis económica. No es de recibo. Si a alguno de sus asesores le queda un gramo de sentido común, debería hacérselo saber.

Por último, volvemos al papel jugado por los medios de comunicación y sus propias conclusiones sobre el estrepitoso fracaso de la candidatura Cáceres 2016. Una cosa es apuntarse al carro de un proyecto populista y propagandístico en su momento de gestación, ligándose a él como receptor de generosa publicidad institucional pagada con el dinero de los contribuyentes y otra, una vez consumado el fracaso, seguir hurtando a sus lectores un análisis en profundidad de la debacle basado en una investigación rigurosa. Esta alianza entre medios de comunicación y poder político en detrimento de los intereses de los ciudadanos algún día tendrá que rendir cuentas.

Eugenio Amaya (*)
eamaya@arandramatica.com
__________________


(*) Publicado con la autorización del autor, citando la procedencia: http://www.extremaduraprogresista.com

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Octubre 2010  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog