3 de Octubre, 2010

Paisajes en Blanco y Negro, exposición de fotografías, el 5, en el Museo Luis de Morales

Por El Avisador - 3 de Octubre, 2010, 21:26, Categoría: General

El patio fotográfico anda revuelto en Badajoz y los artistas de la cámara, que no caben en sí de gozo. Y no es para menos, la Agrupación Fotográfica Extremeña (AFE) está conmemorando sus 30 años de vida (1979-2009). Después de las dos exposiciones que pueden contemplarse en otros lugares --la individual de Miguel A. Rodríguez Plaza, en las Casas Mudéjares, y la colectiva, en la sala Vaquero Poblador--, ahora, los notas de la AFE que van y me preparan otra. Se trata de la que ofrecerán el próximo martes, día 5, en el Museo de la Ciudad Luis de Morales, titulada Paisajes en Blanco y Negro. En la que ofrecerán sus trabajos los siguientes fotógrafos:

Francisco M. de la Cruz Barrero
Guillermo Gabardino Herrera
Isabel Casas Larios
Miguel A. Rodríguez Plaza
José María Ballester Olivera
Juan J. Bolaño Franco
Pedro Bolaño Franco
Julián Correa Maestre
María Romero Álvarez
Rosana Barriga
Antonio Fernández R. de Castilla
Mª de la Vega Vara Ganuza
Guadalupe García García
Pedro Rubio
Miguel A. Naharro

Se servirá un vino de honor y la exposición se podrá visitar hasta el 22 de octubre. Por último, decir que el acto dará comienzo a las 20,00 horas, rogándose puntualidad.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Sábado, día de bodas en Badajoz

Por El Avisador - 3 de Octubre, 2010, 21:18, Categoría: General

Todos los sábados, a mediodía, Badajoz, si la temperatura ayuda, como ayer, es una fiesta nupcial. Con diversos lugares donde se celebran bodas por todo lo alto en el Casco antiguo: el Palacio Municipal, las iglesias de San Juan Bautista y de la Concepción, las de San Andrés y San Agustín, la catedral de San Juan y la ermita de la Soledad. Lugares estos dos últimos donde hay que pedir cita con dos años de antelación, como mínimo. Con parejitas de guapo subido que van a darse el "sí, quiero", ellos, de maniquí de los caros, y ellas, de blanco blanquísimo, con una corte regular de acompañantes, entre padrinos, amigos, colegas y familiares, todos ellos ataviados con sus mejores galas, cámaras en ristre.

Y el sábado pasado, la plazuela de la Soledad estaba de bote en bote. No era para menos, se casaban José Mari y Conchi, Conchi y José Mari, dos buenos mozos de Badajoz, él, con su traje de gala de militar de Tierra, luciendo en su bocamanga la cinta dorada de cabo primero, y ella, luciendo un modelito que ni la pasarela Cibeles. Y en la plaza, esperando la salida de la feliz pareja, una compañía de honores de la Brigada de Infantería Mecanizada Extremadura XI, con asiento en Bótoa. Donde abundaban los cabos y sargentos, además de oficiales con estrellas de cinco puntas: alféreces, tenientes y un capitán. Que le hicieron un puente de honor con sus sables, todo un espectáculo, en tanto la parejita recibía una lluvia de arroz, pétalos y papelillos de colores. Y, claro, los ya clásicos "¡Vivan los novios!".

A todo esto, el vecindario que pasaba por el lugar se había arracimado a su alrededor para darle a la pestaña, en tanto la pareja era besada y abrazada como un millón de veces, en señal de enhorabuena. Incluso los que, por costumbre, van a visitar a la Patrona y se quedan rezando unas oraciones desde la calle, terminaron raudo con sus preces para sumarse al corro de espectadores, que el momento, magnífico, lo merecía. Terminado el ritual, llegó el momento de las fotografías, con el novio rodeado de sus compañeros, frente a la fachada del templo, y de la parejita, con todo aquél que quiso arrimarse, los padrinos, primero, a ver, no. Terminada la ceremonia, los felices esposos se largaron con viento fresco a hacerse el reportaje fotográfico, en tanto el resto acudía a uno de los buenos restaurantes de la ciudad, a disfrutar de una comida opípara, repleta de música, regalos y "sobres", bailoteo y barra libre, cava y copas a discreción, sin olvidarme las dulzainas, las lascas de jamón pata negra y, cómo no, los clásicos churros de madrugada.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

La Naturaleza Muerta en la Pintura extremeña, primorosa muestra en el Museo de Bellas Artes

Por El Avisador - 3 de Octubre, 2010, 12:43, Categoría: General

El pasado jueves se inauguró por todo lo alto en el Museo de Bellas Artes de Badajoz una de las antológicas más esperadas de los últimos tiempos. Se trata de La Naturaleza Muerta en la Pintura extremeña, con más de 60 obras, ordenadas cronológicamente desde el siglo XVII hasta nuestros días, con pintores contemporáneos en plena actividad. Y con un total de 29 artistas que, con mayor o menor asiduidad, practicaron este género, conocido popularmente como "bodegón", y que abarca todo lo que representa "lo inanimado" o "lo inmóvil". Género independiente que se formaliza a finales del siglo XVI, aunque su origen es más antiguo. Estilo de pintura calificada como decorativa, relajante y muy colorista, que nos aproxima a la cultura de la mesa. Obras donde aparecen, según los gustos y las épocas, piezas de caza y de pesca, flores y frutas, panes y dulces, cerámicas, vasijas de cristal o de metal, libros, instrumentos musicales, armas, así como elementos de lo más cotidiano, como gafas, pipas, periódicos, juguetes, etc.

Escasa presencia de público --el acto dio comienzo a las siete de la tarde--, y eso que acudieron el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, el alcalde de Badajoz, Miguel Celdrán Matute, la consejera de Cultura, Manuela Holgado Flores, la directora general de Patrimonio Cultural, Esperanza Díaz García, el presidente de la Diputación, Valentín Cortés Cabanillas, además de un número respetable de diputados, concejales, representantes de los donantes de los cuadros, cámaras y periodistas de todos los medios, gente variopinta de la cultura local, entre pintores, escultores, fotógrafos y entendidos en Bellas Artes, y personal del Museo, bajo la atenta mirada de Román Hernández Nieves, director de la pinacoteca pacense y, a la sazón, comisario de la muestra.

Tras una visita rápida a las dos plantas donde se expone la muestra, tomaron la palabra los más notables, con Román Hernández de anfitrión, en la salita donde se expone el cuadro más antiguo: "Florero", de Juan Fernández, "El Labrador", contemporáneo de Zurbarán, a quien se le atribuyeron, erróneamente, sus primeras obras. Pintor enigmático del Barroco español, de quien únicamente se sabe que vivía alejado de la Corte, en el campo, dedicado a pintar bodegones de flores y frutas.

La Naturaleza Muerta en la Pintura extremeña, que en nuestra región se reduce casi exclusivamente al "bodegón", representado básicamente con frutas y cacharros, ofrece una muestra que, aunque pueda parecer incompleta, sí nos ofrece una panorámica suficiente de la repercusión del género en nuestra región, con autores extremeños, unos, muy renombrados, y otros, desconocidos por el gran público. Como el propio Juan Fernández, "El Labrador", Felipe Checa Delicado, sin duda, el maestro indiscutible del bodegón, José Caballero Villarroel, José Rebollo López, Nicolás Megías Márquez, Adelardo Covarsí Yustas, José Alcoba Moraleda, Luis Ortiz Pizarro, Antonio Beltrán Rivero, Juan Aparicio Quintana, José Mangas Gago, José María Collado Sánchez, Gustavo Hurtado Muro, Isaías Díaz Gómez, Timoteo Pérez Rubio, Godofredo Ortega Muñoz, Manuel Fernández Mejías, Ismael Caro Cañas, Juan Galea Barjola, Julián Pérez Muñoz, Bonifacio Lázaro Lozano, Guillermo Silveira García-Galán, Jaime de Jaraíz, Manuel Santiago Morato, Antonio Gallego Cañamero, María Antonia Acevedo Romero, Eduardo Naranjo Martínez, Enrique Jiménez Carrero y José Vega Ossorio.

Las obras expuestas, junto a las depositadas en el Museo pacense de Bellas Artes, tienen muy diversa procedencia: Museo del Prado, el Reina Sofía, Museo Barjola de Gijón, Bellas Artes de Córdoba y los extremeños de Cáceres y MEIAC, así como de la Diputación de Cáceres y de algunos Paradores Nacionales, junto con los procedentes de colecciones privadas. 

Una gozada de exposición que, de alguna manera, refleja el devenir de la historia de la Pintura en nuestra Región, con autores, épocas, estilos, técnicas y hasta simbolismos, cuando los ofrecen, muy diferentes. Vaya desde aquí mi felicitación a los responsables del Museo de Bellas Artes de Badajoz, en especial, a su director, Román Hernández Nieves, y a su equipo A, por esta primorosa muestra de uno de los géneros más cultivados, por clásico, entre los pintores de la tierra.

Por último, decir que La Naturaleza Muerta en la Pintura extremeña, cuya visión recomiendo vivamente, podrá admirarse, en los horarios de habituales del Museo --martes a sábados, de 10,00 a 14,00 y de 16,00 a 20,00 horas; domingos, de 10,00 a 14,00 horas; lunes y festivos, cerrados--, hasta el 12 de diciembre.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Octubre 2010  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog