Junio o la siega

Por El Avisador - 28 de Junio, 2010, 10:23, Categoría: General

No hay mes más cruel que junio, poetice lo que poetice T. S. Eliot, el autor de "La tierra baldía", atribuyéndole a abril tal acritud (Edición bilingüe en Cátedra, Letras Universales).

En junio se alargan los días claros y se acortan las noches oscuras, los agricultores se emplean en segar y recoger las primeras cosechas de cereales, los hombres son felices manifestándose desnudos y las brujas bailan en los versos de William Shakespeare.

No hay mayor esplendor que en estos días aureamente soleados y en estas noches transparentes y musicales de estrellas, aserradas por grillos y cantos de ranas y culebras, al borde de las charcas y los ríos. Por ellos daría yo el mundo entero, y los enamorados lo dan entregándose a la ebriedad del calor. ¡Oh, don de la ebriedad, y cuán castellanamente lo describió Claudio Rodríguez, lleno de vino y de palabras armoniosas hasta las heces! Y murió con sus versos.

"Gran reserva", la serie "californiana" de TVE, nos lo está haciendo ver y sentir, con sus pasiones sueltas. Junio desata cuerpo y alma, junio se estira con languidez de odalisca mora en la danza del vientre, el vientre generatriz y espeso de la tierra madre. Bailémosle

Dadme junio y quitadme todo lo demás, junio es la plenitud, el culmen de las rosas, el ojo grande de la existencia efervescente, la comunión de las aguas, las plantas y los árboles. Y entonces uno canta, acompañando la canción del campo exuberante.

Gozad, hermanos, amigos; expandiros en fiestas de corro como las amapolas reventonas y ensangrentadas, que dan su vida por nada, por una ofrenda ligera en el altar de las Venus vírgenes, en el altar del amor pasajero y gallardo. "Carpe diem", que popularizó el clásico. Ayer no existe, mañana no ha llegado. Con crisis o sin crisis, autos y autónomos, vayamos hacia la naturaleza lujuriante.

Quemad lo que sobre; haced cenizas de las malas inclinaciones; pasad sobre las ascuas del momento como si andarais o nadarais sobre el mar de las delicias, sin temor al naufragio. Balsa de aceite es este soberano tiempo de solsticio, en el que se abre el corazón redondo de los frutos. ¡A vivir, que son dos días... plenos!

Apuleyo Sotro Pajares
aouleyosotopajares@hotmail.com

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Junio 2010  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog