En la fiesta del Sagrado Corazón

Por El Avisador - 11 de Junio, 2010, 17:18, Categoría: General

Hoy, viernes, el calendario de las tradiciones religiosas de la ciudad celebra, sin hacer mucho ruido, como de costumbre, una de las devociones más arraigadas entre los católicos --sobresaliendo la gente de edad provecta, en especial, nuestras madres y abuelas--, la del Sagrado Corazón de Jesús, fiesta a la que la Iglesia le tiene dada el carácter de solemnidad. Rara es la iglesia de Badajoz, sea parroquial o conventual, que no exhiba en alguno de sus altares la mansa figura de Jesús, abriendo sus brazos y ofreciendo su corazón ardiente. Y en algunas de ellas, como en las de la Concepción y San Andrés, este viernes culmina el quinario celebrado en su honor, con el ejercicio, a las 20,00 horas, y la solemne eucaristía, media hora más tarde.

Y echando la mirada atrás, los más viejos de Badajoz recordarán cómo, durante la guerra civil española, muchos soldados del bando nacional llevaban Sagrados Corazones de fieltro adheridos a la ropa, y era creencia compartida que servían para detener las balas enemigas, a modo de "detentes" divinos. Como también recordarán, en sintonía con la pastoral de cristiandad reinante en la época, las gigantescas imágenes del Corazón de Jesús, erigidas en los sitios más elevados de ciudades y grandes metrópolis del orbe cristiano, irradiando su protección divina.

En muchos hogares pacenses de condición católica, presidiendo los lugares de honor y rodeados de estampas de santos y fotografías de hijos, nietos y bisnietos, de bodas o primeras comuniones, la imagen sedente del Sagrado Corazón era con frecuencia entronizada, acompañada de algún lema, del tipo "El Sagrado Corazón de Jesús reina en esta casa". También fue muy utilizada en España la imagen del Sagrado Corazón en una chapita metálica, fijada a la puerta de su fachada, como símbolo de la condición católica de una casa, a modo de protección celestial. De aquellos tiempos es la devota costumbre de las madres y abuelas de regalar a sus hijos o nietos una medalla de oro, colgada al cuello, a modo de escapulario, con la Virgen del Carmen en una cara y el Sagrado Corazón en la otra. Que es la que yo llevo, mira por dónde, que me regaló mi santa madre cuando era niño, la señora Sima, que en gloria esté.

Eran otros tiempos y otras mentalidades. Con otras devociones y prácticas religiosas, que ahora traemos aquí para el recuerdo.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Junio 2010  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog