Luces y Sombras, en la Biblioteca de Extremadura

Por El Avisador - 28 de Abril, 2010, 9:37, Categoría: General

Hace cosa de una semana fuimos convocados a un acto singular en la Biblioteca de Extremadura. Se presentaban, al alimón, una exposición de fotografías, intitulada "Luces y sombras", al tiempo que un libro-guía-vademecum, tres en uno, sobre la Biblioteca regional. Mandaba la papela de invitación el magister adultae Iusto Uilla, escribano de Helechal, juntaletras en sus ratos libres, otrora descamisado, y, hogaño, bibliotecario de Su Majestad Guillermo I de Mérida, a quien Dios guarde, y presentaba su muestra fotográfica un tal Michelangelo Rodríguez Plaça, natural de Oliva de Plasencia, trotamundos del Ejército, comendatore de la Sanidad militar, ya retirado, fotógrafo de cámara del Reino de Badajoz y alrededores. Y en la sala de presentaciones, allí que nos dimos cita una legión de gentes de la cultura local, entre las que sobresalían los bibliófilos, los fotógrafos y... ¡los médicos del viejo Hospital Militar de Badajoz!

IUSTO DE HELECHAL
Abrió el turno de intervenciones, quién si no, el tal Iusto, quien puso a Michelangelo por las nubes. Qué por las nubes, en las alturas estratosféricas: "Persona dotada de enorme vitalidad", "maestro de la fotografía", "con una pasión desaforada (sic) por el oficio", "gran artista", "riguroso a la hora de abordar su trabajo" y siete frasecitas más por el estilo. A todo esto, mi comendatore y fotógrafo, dos en uno, que no perdía detalle a su lado, abrumado, deseandito que se lo tragara la tierra.

Y el helechalense de la película, tan a gustito, que va y se pone a darnos una lección sobre fotografía. Como os lo cuento. Diferenciando "las fotografías de andar por casa, como las que yo hago, con las que son obras de arte". "Y es que --seguía el catedrático, erre que erre-- en la fotografía hay que saber el qué, el cómo y el cuándo". Pasando a detallar las partes del libro, que "queremos que sea el libro de la Biblioteca de Extremadura, a modo de tarjeta de visita, para obsequiar a nuestros visitantes": sendas introducciones protocolarias del presidente de la Junta, Guillermo Fenández Vara, y de la consejera de Cultura y Turismo, Leonor Flores Rabazo, seguida de un prólogo rebonito del Iusto de Helechal, titulado "La Memoria de Extremadura", dividido en tres partes --La Piedra, La Letra y La Vida--, donde da cuenta sucinta del edificio, sus orígenes morunos y cristianos, su rehabilitación y apertura --23 de abril del año del Señor de 2002--, su extraordinario fondo bibliográfico, tanto antiguo como moderno, con algunos hitos que la hacen única en las Españas, el apartado hemerográfico, fotográfico y documental, así como sus múltiples actividades al cabo del año, entre conferencias, encuentros de escritores, jornadas y seminarios, cursos de verano, exposiciones, presentaciones de libros, conciertos, publicaciones y demás. Todo ello, acompañado de abundante aparato gráfico y documental, enriqueciendo el texto.

Y, finalmente, el catálogo de "Luces y
Sombras", del maestro fotógrafo y comendatore, dos en uno, Michelangelo. Conteniendo 35 bellas fotografías en color sobre otros tantos rincones, lugares y espacios de tan emblemático edificio, destacando, muy al estilo árabe, las líneas geométricas, los ángulos, las curvas, los planos y, claro es, las luces y las sombras. Visiones relajantes, sugeridoras, cuasi monacales, que invitan a la lectura sosegada, al estudio, a la investigación silenciosa, donde no aparece la figura humana, ni puñetera falta que hacía, la verdad.

COMENDATORE MICHELANGELO
El fotógrafo de cámara de la Biblioteca de Extremadura, llegada su intervención, se mostró emocionado y agradecido. A los miembros de la AFE, la veterana Agrupación Fotográfica Extremeña", "que ahora va por los 30 años, pues todos han sido mis maestros", "a Vicente Novillo y Guillermo Gabardino", dos de sus colegas, "por vuestra colaboración en los detalles técnicos del libro", a los médicos presentes del antiguo Hospital Militar, reconvertido hoy en Biblioteca regional y facultad de Biblioteconomía, "a los trabajadores de la Biblioteca, por cuanto me habéis ayudado en todos los detalles", "a mi familia y a mis amigos". Y, claro es, al tal Iusto Uilla, el superbibliotecario, "alma del evento, mis gracias más especiales". Rematando: "Y a todos vosotros, que me hacéis compañía". La ovación, merecidísima, fue de las que hacen época, como que creo se oyó en Oliva de Plasencia y alrededores.


Al final, fue repartido el libro-catálogo-guía, tres en uno, titulado Biblioteca de Extremadura, magnífica edición impresa y encuadernada en los talleres pacenses de Indugrafic, al cuidado de los ilustrísimos Pedro Almoril y Pedro Felipe, reales impresores de Extremadura y el SO ibérico.

Por último, decir que la exposición podrá visitarse, en los horarios acostumbrados, hasta el 22 de junio. Y mi consejo: tras la visita, pedid el libro-guía-catálogo, tres en uno, seguro que os gustará.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Abril 2010  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30   

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog