1 de Marzo, 2010

Carta de Manolín

Por El Avisador - 1 de Marzo, 2010, 19:01, Categoría: General

Como recordarás, amigo Pedro, en aquel entonces, no había Educación para la Ciudadanía. Por consiguiente, por ahí puede venir mi falta de urbanismo.

Siempre es un gusto leerte.

Un fuerte abrazo,

Manuel Márquez-Zurita Rodríguez (Manolín)
Redactor Onda Cero Badajoz
mmarquez@ondacero.es

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Carta a Manolín

Por El Avisador - 1 de Marzo, 2010, 16:49, Categoría: General

Manolín, hijo mío, qué susto nos has dado este mediodía, al saltarte a la torera un paso de peatones, con los semáforos en rojo y los coches pasando a escape. Con la gente esperando su turno, en las aceras de una céntrica avenida de Santa Marina, has cogido tú, que tenías prisa, y te has jugado la vida tontamente. ¡Qué peligro, muchacho! Mira que, al pasar, te dimos un toque la patronal y este que lo es, y nos dijiste, siempre a la carrera, que tenías prisa, que ibas a por el muchachino, que salía de la guarde.

Mira que te conozco bien del colegio Juventud, cuando eras un chiriveje, serio, tímido, bien educado, empollón, deportista y siete cosas más, donde te enseñamos, entre otros asuntos importantes en la vida, a respetar los pasos de peatones, que luego pasa lo que pasa.

Ahora que te estás haciendo mayor, que eres un periodista respetable y respetado, que te oímos casi todos los días por Onda Cero, resulta que me sales con éstas. Qué dirán la Ortiz, el Arturo y el Juan Carlos, tus coleguis de la radio, amigos míos también, de tu picardía urbana, jugándote tontamente lo que más vale, la vida. Y qué dirá también, si se entera, la patronal, tu Yvonne del alma. No lo quiero ni pensar, buen mozo.

Por lo que, Manolín mío, no tengo más remedio que ponerte un NM (Necesita Mejorar) en Urbanidad y Buenas costumbres callejeras. Por lo que me vas a escribir 100 veces en un bloc, con letra rebonita --nada de ordenata, copiar y pegar-- esta frase:

En la calle, máxima precaución: respeta los semáforos.

¿Qué tal?


Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

El Libro blanco de Juan Carlos Vidarte, fotógrafo de Badajoz

Por El Avisador - 1 de Marzo, 2010, 9:19, Categoría: General

Uno de los personajes más curiosos, pintorescos y, por ende, con más personalidad de la ciudad, es, sin duda de clase alguna, el fotógrafo Juan Carlos Vidarte Rebollo. Miembro de una saga de artistas y fotógrafos, hijo del gran Emilio Vidarte, sobrino de otro grande, Manolo Vidarte, y primo de otros que tal bailan, Enrique y Manolo, también en activo como él. Quién no conoce en Badajoz a Juan Carlos, el último fotógrafo bohemio, tipo encantador donde los haya, enamorado con locura de su Badajoz del alma, en especial de su Casco Antiguo, uno que, por su ciudad, le canta las 40 al lucero del alba, si fuera menester, uno que habla por los codos, muy dado a la fantasía, amigo de sus amigos, con 48 tacos de almanaque a cuestas, con su boina de "paraca" de tierra firme, color granate, ribeteada de pines, a modo de general muchas estrellas, sus gafas de intelectual y su barba de tres días, el hombre de los 20 nombres. Lo nunca visto por estos pagos, porque nadie le llama por su nombre compuesto, sino que le dicen, según las ocasiones, Juan, Juanqui, Johnny, Carlos, Charly, Iancarlo, Vidarte, Rebollo, Monstruo, Monstruito, Filósofo, Enrique y Manolo (por sus primos), Patudo, Motero, Callejero y qué sé yo cuántas cosas más. Y él siempre atiende, con la sonrisa en los labios, marca de la Casa:

--Pues yo no corrijo a nadie, me da igual lo que me digan, lo importante es que te llamen...

Uno que asienta sus reales en su céntrica tienda de Virgen de la Soledad, 19, antigua Echegaray, 25, que pronto cumplirá 100 años (1915-2015). Con el suelo original de cuando abrió la tienda, va a hacer ahora un siglo, el techo estucado, de 1920, con las vitrinas originales que puso su abuelo materno, el pintor, dibujante, caricaturista y torero, además de director de la Escuela de Artes y Oficios de Badajoz, José Rebollo López. Con la puerta original y las pegatinas que hace 50 años tenía puestas su adorado padre. Tienda que, a su vez, es un conglomerado caótico de miles de cosas pero que están donde deben estar, según el hombre de los 20 nombres: estudio fotográfico, museo, con cerca de 15.000 fotografías, pertenecientes a él, a su familia y a otros fotógrafos, mil cámaras de todas las marcas, épocas y tecnologías, con una Metropol de madera, de 1870, como joya de la corona, una colección de cámaras de cine, tanto grabadoras como reproductoras, un museo de motocicletas, con tres motos antiguas --la Lambretta de su padre, de 1957, una Honda, una Ducati 350...--, un museo artístico y de antigüedades mil, con un enorme cuadro pintado a carboncillo de Santa Isabel de Hungría (2x1,5 metros), obra de su abuelo paterno, Enrique Vidarte Pérez, fotógrafo y dibujante (1956), un magnífico sillón dorado donde sentó sus reales posaderas el rey Alfonso XIII, en su visita a Badajoz en 1905, en el curso de unas maniobras militares realizadas en el campo de San Roque, fabricado por Muebles Salas en 1889, tapizado en rojo, vendido por el Ayuntamiento de la época cuando vino la República,
que era utilizado por el abuelo paterno, Enrique Vidarte, cambiándole el escudo real por otro, esta vez sin corona, para hacerle fotografías a la gente... Además de una regular colección de objetos antiguos, medallas, billetes y monedas, estatuillas, bustos familiares, un par de cuadros pequeños de Adelardo Covarsí, un San Antonio con barba, del abuelo paterno, datado en 1940, un bajorrelieve de Aurelio Cabrera --el escultor del Zurbarán de la plaza de Cervantes--, autorretratos familiares por doquier, expositores llenos de trípodes, lupas, exposímetros, cables..., una farola de los antiguos tranvías de caballos, restos de bombas recogidos en el baluarte de Menacho y en el cuartel de San Pedro, en la Alcazaba, dos azulejos originales de los antiguos bancos de San Francisco..., y yo qué sé.

Una tienda que, además, tiene el encanto de ser lugar de tertulia, siempre concurrida y a cualquier hora del día, donde nuestro ínclito de los 20 nombres ejerce,
por si fuera poco, como "asesor filosófico". Que así reza un letrero en cerámica de su fachada. Impagable, colegas.

Por lo que me tengo que rendir con todo el equipo ante la ingente cantidad de máquinas y materiales que guarda y expone el caballero de los mil oficios. Y es que al Vidarte de esta película todo lo que suene a antiguo, raro o curioso, le pirra por coleccionarlo, por quedárselo en su tienda para exponerlo, para contárselo luego a los demás.

EL LIBRO BLANCO
Pero es que hay más, colegas. Y es que ahora anda el susodicho metido de lleno, como que no vive, con su libro. El de Petete, no, el de Vidarte. Denominado, realmente, El Libro blanco. Museo-Foto Estudio Emilio Vidarte (Tomo I). Tocho de mil páginas, por lo menos, encuadernado cuando vivía su padre en el cercano Real Monasterio de Santa Ana (HH pobres de Santa Clara, Badajoz), y que desde hace cinco años, está escribiendo, con ayuda de numerosos amigos, clientes, vecinos y gente del común. Un libro muy especial, iniciado el 20 de marzo de 2005, donde el todoterrenal Vidarte, el de los 20 nombres, está escribiendo la historia y las vivencias a partir de la apertura de la tienda. Que es una forma curiosa, pero totalmente inédita, de escribir la historia menuda de Badajoz, su intrahistoria. Complementada con decenas de fotografías antiguas, pertenecientes al archivo familiar, y modernas, en b/n y color, donde se respira el cariño de Juan Carlos por su familia, con amplios capítulos dedicados a sus padres, Emilio y Pepita, omnipresentes los dos. Y, junto a ellos, varios centenares de escritos, en forma de autógrafos, poesías, dibujos, anécdotas, relatos breves, retahílas, partituras musicales y dedicatorias, pertenecientes a personajes populares, famosos y conocidos, muchos de ellos, y a gente anónima, el resto. Donde, además, dejan para la posteridad sus fotografías personales --que llevan de casa, cuando no se las hace el propio Juan Carlos--, las fotocopias de sus documentos de identidad y carnés de conducir, estampas religiosas, billetes y monedas, etc.
, etc.

No es de extrañar, pues, que el tocho vidartiano, que al 19 de febrero pasado iba por la colaboración nº 333, aparezca como "embarazado", de tantos escritos, fotografías y materiales que contiene.

--Tengo otro tomo pendiente, pero si hacen falta 10, sacaré 10, los que hagan falta.
--¡¡¡
--Y cuando se terminen, voy a editarlos.
--¡¡¡¡¡
--Haré tres libros, uno se lo daré a la Biblioteca y el otro, a la Económica.
--¡¡¡¡¡¡¡
--Y tú, Pedro, ya sabes, cuento con tu escrito.
--¡¡¡¡¡¡¡¡¡
--Te dejo dos páginas, que tú eres de los que tienen buena pluma...
--¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

EPÍLOGO
Saco bandera blanca y me rindo definitivamente ante este peculiar y, a veces, extravagante Juan Carlos, Vidarte por parte de padre, y Rebollo, por parte de madre. Fotógrafo de la Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Badajoz. Lo que tú quieras, pequeño gran hombre. Y para ser original, te voy a dejar esta crónica, publicada en Internet, en el blog del Avisador de Badajoz, un 1 de marzo del año del Señor de 2010. He dicho.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Reunión abierta de Badajoz Corazón solidario con Haití, el 2, en la Económica

Por El Avisador - 1 de Marzo, 2010, 9:00, Categoría: General

Antonio García Salas, uno de los impulsores, junto con Carlos Fajardo, José Luis Plaza y otros miembros de la Económica, del proyecto de cooperación y solidaridad Badajoz Corazón Solidario con Haití, me repasa una nota por la que se convoca el próximo martes, día 2 de marzo, a las 20,15 horas, en la sede de la Real Sociedad Económica Extremeña Amigos del País (San Juan, 6), una reunión abierta a colectivos, particulares, centros educativos, asociaciones e interesados en general, para informar del proyecto y, ya de paso, hace un llamamiento a cuantos quieran organizar actividades dentro de este movimiento de solidaridad y cooperación.

Desde la Económica de Amigos del País, se propone que la sociedad civil de Badajoz se movilice durante los próximos meses con el fin de obtener fondos para construir un centro educativo en Haití, que lleve el nombre de Badajoz, y de esta manera cooperar en la reconstrucción del país.

Por último, en la reunión se informará de los logros obtenidos en la primera actuación
de Badajoz Corazón Solidario con Haití, el cocido popular celebrado ayer, domingo, en las instalaciones de IFEBA, al término de la Feria de los Mayores.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Marzo 2010  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog