Los 69 de la Cocina Internacional del restaurante El Horno

Por El Avisador - 18 de Febrero, 2010, 10:20, Categoría: General

El pasado día 10, vísperas de Carnaval, las cabezas pensantes de Badajoz Gastronómico volvieron a reunir a mesa y mantel a un selecto grupo de amigos del buen yantar y del buen beber. En esta ocasión, en el restaurante El Horno, asador-sidrería, por los pagos de Jardines del Guadiana, en la margen derecha del Guadiana, territorio donde asientan sus reales Samuel González y sus socios Paco Belzunces y Rafael Salgado, donde se celebró la cena-degustación de la Cocina Internacional. Evento codirigido por la Confederación de Empresarios de Turismo de Extremadura (CETEX) y el Observatorio Turístico de Badajoz, con la generosa colaboración de una quincena de restaurantes de la ciudad, empeñados en colocar a Badajoz en el mapa gastronómico de las Españas, un motivo más de atracción para todos cuantos nos visitan.

La noche era fría y lluviosa, y, nada más entrar, la primera sorpresa: la cafetería estaba repleta de gente. Y joven. Pero ¿qué pasa aquí hoy?, me pregunté. Miré y remiré, y no, era El Horno, que allí estaban Samuel González y Javier Mulero, el maitre de la Casa, cumplimentando a todos los presentes, encantados de veros por aquí, poneos cómodos, tomaos algo, tal y tal. Con que nos situamos en el comedor, muy cerca del asador, y veo que mi Javier, hecho un dandy, con su camisa blanca, gemelos de señorito y corbata a juego, pasa lista y le salen 69. Sí, he dicho bien: 69, el número más erótico que haya parido madre. Y entre los 69 de El Horno, mucha gente moza, con caballeros bien plantaos y maduritos de buen ver, y, en la parte contraria, damas bien puestas, lozanas y atractivas, con todo en su sitio.

LA FUNCIÓN
Y yendo al grano, que me enrollo más que una persiana, la noche de la Cocina Internacional estuvo protagonizada, además de por El Horno (con Federico Nessi de cocinero muchasestrellas), por dos restaurantes invitados, bien conocidos por estos pagos: Los Monjes, del Hotel HUSA-Zurbarán (con David Chapela de mesonero mayor del Reino), y Restoval (con el guaperas Alberto Domínguez de jefazo de los fogones). Y con estos platos y procedencias:

MENÚ

Aperitivo Empanada criolla (El Horno)
Entrante Ravioli de gambas rellenas de hongos con aceite de mariscos (Los Monjes)
Primero Cabiche de bacalao (Restoval)
Segundo Bife de chorizo con chimichurri y papas Noisett al verdeo con crema (El Horno)
Postre Panqueque con dulce de leche (El Horno)

Bodega Vinos Vigua y Basangus, de Vinícola Guadiana (Almendralejo)
Licores Amaretto

Ahí es nada, sabores y aromas de Argentina, Perú, Italia, España..., con ingredientes y caldos extremeños, a ver, no.

Y no bien nos hubimos sentado, que se levantaron algunos de los notas de la noche para dar las oportunas explicaciones. Primero lo hizo el anfitrión, Samuel González, que, valorando estos encuentros mensuales de promoción de la gastronomía pacense, dijo que "es difícil mantener este tipo de iniciativas por mucho tiempo". Por lo que "quiero invitaros a visitarnos". Saludando a continuación a los restaurantes Restoval y Los Monjes, en "estos momentos complicados, con la cuesta de febrero, la de 2010...". Para rematar al estilo samuelino: "Estáis en vuestra casa".
Le siguió Antonio G. Salas, marqués de Itae y otras hierbas, quien elogió este tipo de actividades, "que realzan la "Marca Badajoz" en toda España, poniéndola al mejor nivel de otras ciudades". Con estas Quincenas gastronómicas, "donde participan unos 15 restaurantes", que se suman a otros proyectos de gran interés, "como la Feria de la Tapa, la Ruta del Puchero, etc.". Y, ahora" "estamos pendientes de entrar en el grupo de 9 ciudades de la red Saborea España". Y un piropo a la gastronomía y a la restauración pacenses: "Hace años, eran casos aislados, pero ahora hay unos 30 restaurantes magníficos en nuestra ciudad y aledaños, por lo que todo el año se puede estar saliendo de restaurante en restaurante". Y, cómo no, anunció su propuesta de "una garbanzada solidaria pro Haití el próximo mes de marzo" y, metida la directa, "un gazpacho popular, una capea en Los Espartales, un partido de fútbol Badajoz-Cerro de Reyes, un festival de Música, un pase de modelos...", también a favor de los damnificados de Haití.

EL BODEGUERO
Le siguió en el uso de la palabra Paco Moreno, el bodeguero cinco barricas de Vinícola Guadiana, que volvió a darnos otro repaso sobre su bodega familiar, la crianza de los buenos vinos, en su caso, "unos vinos distintos, sin ser mejores o peores, pero que sean apreciados por ser diferentes y con una personalidad propia".
Y una frase para enmarcar: "Su paso por las barricas de roble francés no es para envejecerlo, sino para darle personalidad". ¿Está claro? Con dos marcas de calidad, como son Vigua 2008, 100 % tempranillo, y Basangus crianza 2007, también tempranillo. "Peldaños de una escalera ascendente", remató el nota. Con el objetivo de que "nos conozcan en Extremadura y, luego, este año y el siguiente, saltar a otras regiones de España". Lección breve, pero magistral, del bodeguero gran reserva, paseándose por el amplio pasillo, como si estuviera en la Universidad. Y la gente, arrobadita, sin piarla. ¡Que le den una cátedra enológica al de Vinícola Guadiana, pero ya!

Ni que decir tiene que los platos encantaron al personal, unos más que otros, las cosas como son, y los vinos se llevaron la aprobación del respetable, que felicitó al final al baranda de Vinícola Guadiana. Por su parte, el personal de sala estuvo siempre atento al quite, bien dirigido por Javier Mulero, el de la corbata y los gemelos de señorito, que se multiplicó para que la gente estuviera contentina.

Al final, salieron a los medios los tres cocineros cinco tenedores, Federico, David y Alberto, que recibieron una larga ovación de la concurrencia, para repartirse después entre las mesas, confraternizando con el selecto público, contando sus trucos y habilidades en los fogones. Y como pasa un mes, sí, y otro, también, nadie se acordó de nombrar al personal de las escalas inferiores, esos que no salen en los carteles de tronío, sólo los jefazos. Pues aquí van, para la pequeña historia de la gastronomía local, pobrecillos míos, que sin ellos este invento no funciona:

Personal de sala: José Luis, Rocío, Iván y Curro, comandados por el menda de la corbata y los gemelos de señorito.
Personal de cocina: Moisés, Tamara y José Ignacio

Pasada la una de la madrugada, vino una amplia sobremesa, con café, copa, cava (un Vía de la Plata, de Bodegas Inviosa, de Almendralejo) y puro. Momento que Samuel González, atento a todos los detalles, brindó por el 20 aniversario de la parejita formada por Tere y Antonio, Antonio y Tere, marqueses de Itae --lo cumplían esa misma noche, qué callado se lo tenían--, que no tuvieron más remedio que agradecerlo, algo cortados, las cosas como son, dándose con el piquito, entre los aplausos de sus más íntimos.

EL DEL PURO
Y lo del puro estuvo por cuenta de un personaje encantador, dicharachero, culto, amante de la buena mesa, de los viajes, del fútbol, de los toros y... ¡de la música rock y pop, que manda huevos! Fernando Valbuena se llama la criatura, letrado de los de Badajoz, un bilbaíno-pacense de grandísima humanidad, la bondad personificada, amigo de sus amigos, tertuliano de los caros y, por lo que me cuenta, metido en todos los caldos. Y veo que saca de su caja un habano enorme, un Partagás 898.

--El que fuma Guillermo.
--¡¡¡¡¡
--Sí, hombre, el presidente.
--¡¡¡¡¡
--El que fumaba también Churchill.
--¡¡¡¡¡
--Ya sabes que Cuba produce tres grandes marcas.
--¡¡¡¡¡
--Cohibas, Montecristo y Partagás.
--¡¡¡¡¡
--Sabrás que el Ché fumaba el Montecristo nº 4.
--¡¡¡¡¡
--El puro más vendido de la historia.
--¡¡¡¡¡
--Pero Fidel fumaba el Cohibas, el más chic, el lancero.
--¡¡¡¡¡
--¿Hace un puro, don Pedro?
--Hace.

En contra de todo lo establecido contra los malos humos, que dice la Trini, la enfermera de ZP. "Una vez al año no hace daño", que dice mi tía Federica, la del pueblo. Total, que allí seguimos en amor y compaña, tan campantes, nadie quería irse de nuestra mesa, de lo a gustito que se estaba. Hasta que dieron las dos de la madrugada y levantamos el hato. "Nos vamos a acostar, esta gente se querrá ir", como dicen en San Vicente de Alcántara, el pueblo del Samuel González, el amable anfitrión, fue la guinda final de una noche fría y lluviosa, en que nos hicieron internacionales, gastronómicamente hablando,
a los 69 del restaurante El Horno, asador y sidrería.

Permalink ~ Comentarios (2) ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Febrero 2010  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog