5 de Enero, 2010

Bueno, bonito y barato

Por El Avisador - 5 de Enero, 2010, 9:52, Categoría: General

Esta noche, 5 de enero, es una de las noches más esperadas del año en Badajoz. Por un lado, porque vienen los Reyes Magos, este año desde La Estación, siempre que el tiempo no eche a perder la cabalgata y toda su parafernalia. Que, como todas las grandes fiestas que se precien, deben ser a cielo raso y en ausencia de los elementos. Y por otro, porque hay que rematar las compras de los millones de presentes y regalos que faltan, a ser posible, buenos, bonitos y baratos.

Los tiempos son los que son y, a pesar de la crisis galopante que nos corroe, la paga extra anda medio fundida a causa de las alegrías de Nochebuena y Fin de Año. Además, debe quedar una reserva para los Reyes de hogaño y las Rebajas de enero, que comienzan el 7. Pero aquí no acaba la cosa, y es que luego hay que aguantar el tipo ante los arreones que nos esperan para escalar las cuestas que se avecinan: enero, febrero, marzo, abril, mayo y junio, en que viene la segunda y última extraordinaria.

Por eso, todo el mundo anda de cabeza buscando regalos y juguetes en Badajoz, con la condición de que sean buenos, bonitos y baratos.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Los Reyes Magos, en el Ateneo de Cáceres

Por El Avisador - 5 de Enero, 2010, 9:46, Categoría: General

Con estas lluvias, los Reyes Magos han buscado refugio en el Ateneo de Cáceres porque hay sitio para ellos tres, para los pajes y para los camellos, llenos de regalos. A las 9 de la noche, bajarán por las escaleras y, sentados en sus tronos, harán entrega de cuantos paquetes hayan pedido aquellos niños y mayores con besos y abrazos, según proceda, a medida que los pajes se los vayan entregando, a la vez que vocean el nombre del agraciado o agraciada.

Las fotos de los niños con Sus Majestades serán un recuerdo imborrable y, después de ver la caravana en algún momento del trayecto, la ilusión y el agradecimiento se pinta con facilidad en los rostros de hijos y de padres.

Este ritual está abierto a cuantos ciudadanos quieran participar, sean de la edad que sean, hombres o mujeres, monárquicos o republicanos. Basta con que, antes de las 9, coloquen en el lugar adecuado su paquete.

Gracias.

Esteban Cortijo
Presidente del Ateneo de Cáceres
presidente@ateneodecaceres.es

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Figuras con pedestal: El padre López

Por El Avisador - 5 de Enero, 2010, 9:44, Categoría: General

Era cura y se llamaba Benigno López de Sosoaga y Borinaga pero el Badajoz de los 50 y los 60 lo conocía por el padre Perra Chica, el padre Corre-Corre, el padre de los Pobres, en suma. Jesuita vasco (Lopidana, Álava, 1899-Badajoz, 1971), inconfundible su figura, ojos vivaces, gafas de cristales redondos, con sotana, abrigo y teja a la antigua usanza, que se hizo muy popular en Badajoz por su dedicación abnegada a los pobres y a los enfermos, con una actividad frenética, recogiendo perras chicas --5 cts. de las antiguas pesetas-- para edificar unas Escuelas Profesionales en el barrio de San Roque. Muy recordado por su forma de celebrar misa, vertiginosamente, mascullando latines y saltándose palabras. Famoso también por la organización de tómbolas, novilladas y campañas varias, como la denominada "chatarra de plata" --joyas y cubiertos de plata-- para labrar con el preciado metal conseguido una corona de plata a la Virgen de los Dolores, de la cofradía de la Oración en el Huerto, ubicada en la iglesia de la Concepción, parroquia que entonces atendían los jesuitas.

Tras su muerte, en 1971, y ante la petición unánime de la ciudadanía, el Ayuntamiento de la Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Badajoz, presidido por el corregidor de la época, Antonio Cuéllar Casalduero, le otorgó el título de Hijo Adoptivo de Badajoz, erigiéndole con posterioridad una estatua. Ubicada en la barriada de Pardaleras, en la plaza del Padre López, precisamente, allí está su busto, obra en bronce de E. Silva, ofreciendo el aspecto del hombre bueno que fue, con sus manos entrelazadas, vestido con su sotana y su abrigo de toda la vida y tocado con bonete.

Pero sin sus gafas reglamentarias, gafas que estaban en el monumento original pero que, desde hace algún tiempo, han desaparecido. Alguna gamberrada, sin duda. Como las de los niñatos que estampan de vez en cuando sus chorradas grafiteras en el pedestal, poniéndolo perdidito. Pero el padre López, que pasó haciendo el bien por Badajoz, no lo tiene en cuenta. Aunque no tenga gafas.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Recuerdos de los Reyes Magos de la infancia

Por El Avisador - 5 de Enero, 2010, 0:21, Categoría: General

Siempre era mi hermana, varios años mayor que nosotros, quien nos despertaba, gritando: "¡Levantaos! ¡Corred, corred! Han venido los Reyes Magos". Y en ese día, aquellos colchones de lana parecían ser de muelles, y que éstos, a su vez,  reventaran de emoción para que brincásemos de la cama y a la carrera  llegásemos a sendos poyetes de las ventanas del salón, donde encontrábamos los juguetes y las chocolatinas que, con tanto cariño, habían colocado la noche anterior, cuando mi hermano y yo, vencidos por la impaciencia, soñábamos.

No recuerdo el año, pero en aquella ocasión una de las ventanas estaba vacía de juguetes y chocolatinas. En su lugar había varios trozos de carbón negro, muy negro (casualmente iguales a los que mi madre compraba para el brasero) y una nota manuscrita que decía algo así: "Este año no te has portado bien, por eso te hemos traído carbón. Si te portas bien a partir de ahora, el año que viene te traeremos tus juguetes. Firmado: Melchor, Gaspar y Baltasar".

Mi hermano, tras leer aquella nota, miró a mi ventana. La tristeza incrustada en sus ojos comenzaba a brillar en forma de lágrimas. Aquella era la cara más triste que había visto en los pocos años de mi vida. Cuando mis ojos empezaban también a humedecerse, la voz de mi hermana gritaba desde la puerta de la cocina: "¡Venid, venid! ¡Mirad lo que hay aquí!". Sobre el poyete de la ventana de la cocina estaban colocados los juguetes de mi hermano. Iguales a los míos (como siempre), de distinto color (como siempre).

Apenas fue un minuto, pero ese corto espacio de tiempo ha sido uno de los más tristes de mi vida. "¿Cómo podían los Reyes Magos ser tan crueles?", me pregunté. Gracias a que mi hermana descubrió los juguetes en la cocina, porque de no haber sido así, después de compartir mis juguetes con mi hermano, hubiese escrito la carta más dura y rencorosa que pudieran haber recibido nunca los Reyes Magos en sus cientos o miles de años de historia. Porque mi hermano, tal vez ese año, había sido un poco más travieso, pero nunca hasta el punto de merecer semejante castigo.

Algunos años después, tampoco recuerdo muy bien cuándo ni cómo sucedió, descubrí la verdadera identidad de aquellos monarcas orientales. Quizás fuese una barba mal colocada en el transcurso de una cabalgata, o quizás algún ruido extraño que escuchase estando semidormido a causa de la inquietud y el suspense, o tal vez ambas cosas y alguna más. No lo sé. Lo que sí recuerdo es que todo un mundo de ilusión se me había esfumado de un año para otro. Supe que ya nunca más correría descalzo desde mi cama hasta la ventana del salón con los ojos como platos. Y descubrí que para ser padres, además de ser buenos, responsables y todas esas cosas tan importantes, también había que ser "magos".

Javier Feijóo
fjavierfeijoo@hotmail.com

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Enero 2010  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog