Jesús, el amigo de los animales

Por El Avisador - 22 de Noviembre, 2009, 10:34, Categoría: General

Se llama Jesús y es un tipo corriente y moliente. Del Badajoz de toda la vida, pues nació en el corazón de la vieja ciudad, frente por frente del convento de Santa Ana, en la calle Duque de San Germán, junto a la manzana formada por la ermita de la Soledad, las Tres Campanas, el antiguo Hotel Madrid, hoy, Residencia femenina de estudiantes, el Banco de España y la Casa de Moreno de Arteaga, hoy, Conservatorio Superior de Música.

Y desde hace la intemerata, vecino mío de Santa Marina, al que veo y saludo casi a diario.
En plena madurez de su vida, con 56 tacos, uno menos en Canarias, amante de la tranquilidad y de la vida hogareña, junto a la patronal, su Mary del alma, aparte de ser amigo de sus amigos y tener varios hobbis, como la filatelia y la numismática.

En fin, un tipo del montón, uno de tantos. Pero la cosa empieza a cambiar cuando digo que Jesús y Mary, Mary y Jesús, son apasionados de los animales, que en su casa corretean a sus anchas dos perros y un gato para solaz de la parejita. Nada de particular, diréis, que como ellos los hay así en Badajoz. Pero la cosa cambia radicalmente cuando os digo que sus tres animalitos son callejeros, rescatados de la rúa, enfermo y con señales evidentes de maltrato, uno, y dejados de la mano de Dios y de los hombres, los dos restantes. 

Y todos los días, a ciertas horas, es fácil ver a mi Jesús con sus dos perros callejeros de la mano, haciendo las tres rondas reglamentarias por el barrio: por la mañana, muy temprano, sobre las siete y veinte, antes de irse a trabajar, por la tarde, sobre las tres, y, ya por la noche, sobre las nueve. Y no falla, salvo que por indisposición sea Mary quien lo haga.

TARA, TOBY Y HUGO
Uno de los perros se llama Tara y es una podenca portuguesa, recogida por Tony hace doce años, cuando, persiguiéndola por la calle, se metió tras ella dentro de la tienda donde trabajaba por aquellos entonces, teniendo que esconderla de la mirada de todos en un trastero, para evitar que la echaran de nuevo a la calle.


Toby es un perro pequinés de hocico largo, abandonado en la rúa en pésimo estado, con signos claros de haber sido maltratado, y un día de lluvia, siguiendo a Jesús y a la perra, se metió en el coche. Mi Jesús recuerda con emoción que aquel día se desvivieron con el animalito, dedicándole todas sus atenciones, que se quedó dormido como un bendito seis horas seguidas, después de ser lavado y alimentado como Dios manda.

El último en llegar fue Hugo, un gato siamés que lleva dos años en la casa. Tendría quince dias de vida, estaba jugando con unos niños en una plaza del barrio y se iba con todos, pero como era viernes, al final de la tarde lo abandonaron, que los niños se fueron cada uno por su lado. Jesús, que paseaba a los perros en el turno de noche, lo vio y recogió al animalito, llevándoselo a casa.

Hablando con el bueno de Jesús en uno de sus paseos nocturnos, te dice que los tres, aunque diferentes, son maravillosos y se llevan muy bien. Que todo lo que hace es de corazón y por amor a los animales, le recompensan con su cariño y disfruta mucho con su compañía. Y, ya embalado, recuerda a otros animales que marcaron su vida con anterioridad: Samy, una gata preciosa, que estuvo en casa quince años, y Salomón, un gato blanco de raza europea, un gato común, recordando, embelesado, algunos de los muchos episodios y anécdotas vividos con ellos.

AMOR A LOS ANIMALES
Y tengo que decirle adiós, emocionado, por la sensibilidad de este hombre tan poco común hacia los animales domésticos que han pasado por su vida, todos ellos callejeros, abandonados o maltratados, a los que les ha dado la alegría y el calor del hogar, dulce hogar.


Jesús, lo vuestro me ha llegado a mis entretelas. Ahora que la gente sigue recordando las barbaridades cometidas no ha mucho en Badajoz y en Torreorgaz contra indefensos animales, vuestro comportamiento con los perros y los gatos callejeros os honra. Además de servir de ejemplo a los demás

Pero no creáis que, haciendo lo que hacéis, os van a sacar en las portadas de los telediarios, en las primeras ediciones de los periódicos o de las emisoras de radio. Qué va, todo lo contrario. Lo vuestro, desgraciadamente, no es noticia, lo otro, lo bestial, sí. El mundo al revés, como yo os diga.

Pero no os preocupéis, porque en El Avisador vais a tener un hueco para que lo vuestro se sepa. Jesús, amigo, ha sido un placer, vengan esos cinco. 

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Noviembre 2009  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog