21 de Noviembre, 2009

18-N: Noche de setas y vinos nuevos en El Sigar

Por El Avisador - 21 de Noviembre, 2009, 21:36, Categoría: General

Siguiendo con el plan rataplán de las mentes pensantes del Badajoz Gastronómico, con sus peculiares Quincenas Gastronómicas dedicadas a determinadas especialidades del buen yantar por estos Reinos, el pasado miércoles cogimos el hato, camino del Centro Comercial Huerta Rosales, junto a la carretera que lleva a Olivenza, donde asienta sus reales uno de los locales hosteleros con más encanto de Badajoz, como es el restaurante El Sigar. Habían tocado a rebato, que era la noche de la degustación de las setas, en otra actividad promovida por el Observatorio Turístico de Badajoz y la Confederación de Empresarios de Turismo de Extremadura (CETEX). Que desde hace tres años están situando a Badajoz en el mapa turístico de las Españas, contando, como contamos, con materias primas de excelente calidad, restaurantes de muchos tenedores y restauradores cinco estrellas.

A pesar de que la noche del 18, día de San Odón y compañeros mártires, era una noche futbolera --España jugaba en Austria, a quien dio una manita (1-5)--, en El Sigar nos reunimos a mesa y mantel 70 comensales, ocupando las dos plantas del comedor, con gentes de todo tipo, condición y procedencia, entre empresarios, hosteleros, economistas, profesores, bodegueros, comerciantes, clientes de la casa y amigos de la buena mesa, en general. Acompañados por damas y damiselas de guapo subido, algunas con unos modelitos, que reíros de la pasarela Cibeles. En unas estancias de sobria decoración, carente de adornos llamativos, como dispuestas para que los comensales fueran a lo suyo, la cena y la posterior sobremesa. Pero con unos detalles frutales que no pasaron desapercibidos: frutas y hortalizas de enormes dimensiones, obsequios al nota sigareño de los clientes de la casa.

Y a la entrada que fuimos recibidos por el cocinero en jefe, David Núñez, todo sonrisas y amabilidad. Un tipo bien plantao, encantador y tal, con cara de no haber roto un plato en su vida, pareja ideal para mozas casaderas en tiempos de crisis. Y en la mesa que nos tocó, con la gente guapa de ITAE, dos caretos nuevos en estos saraos --José Luis Montes y Paco López--, venidos de Barcelona para intervenir en un foro sobre "Liderazgo", encantados de haberse conocido con la marcha que tiene Badajoz gastronómico.

Y como viene siendo costumbre, junto a El Sigar, el restaurante anfitrión, participaron otros tres más en la elaboración de la carta: Los Monjes (Gran Hotel HUSA Zurbarán), Las Bóvedas y, como invitado especial, como gran novedad de la noche, el restaurante Altair, de Mérida. Que yo recuerde, era la primera vez que un establecimiento de la capital autonómica acudía a las Quincenas gastronómicas, por lo que tenemos que congratularnos de que el proyecto inicial se extienda por la provincia --El Fogón de Santa María, de Alburquerque, es uno de los fijos-- y, quién sabe, por toda Extremadura.

LA FUNCIÓN
La cosa arrancó con David Núñez al micro, dando la bienvenida a todos los asistentes, con una mención especial a los restaurantes colaboradores, presentando a sus cocineros, y, cómo no, a la bodega Carabal, de Alía (Cáceres), nueva en esta plaza, que aportaba los vinos. Al que siguió el director comercial de la misma, un tal Enrique Ortueta, que hizo una breve descripción de la bodega --abierta en junio de 2008-- y los viñedos --52 hectáreas, en la finca El Carabal, adquirida en 1989, dedicadas a cuatro variedades: syrah, cabernet sauvignon, graciano y tempranillo--, propiedad de don Antonio Banús Ferré y familia, de su ubicación en las estribaciones de la sierra de Guadalupe, en el término municipal de Alía, a 19 kilómetros de la puebla y la basílica de la Patrona de los extremeños, variedades empleadas, crianza,
las notas de la cata de sus vinos, etc. Y sin más preámbulos ni puñetas, que había gazuza y los caldos prometían, comenzaron a servirse los distintos platos de la noche:

MENÚ

Entrantes
1. Colmenilla rellena de paté casero de higaditos (El Sigar)
2. Carpaccio de retinto con boletus y foie trufado (Los Monjes)
3. Crema de boletus (Altair)

Primero: Veiras a la plancha con trompetas salteadas (El Sigar)
Segundo: Panceta ibérica glaseada con Tierra de Chantarelas (Las Bóvedas)
Postre: Bizcocho de naranja con trufa (El Sigar)

Vinos: Rasgo y Macareno, de bodegas Carabal.
Licores: Representaciones Barrero, S. L. y Productos Silvestres J. Martín, S. L.

LOS VINOS
Y con el primer entrante, el primer vino: Rasgo, añada 2006, semicrianza, con cinco meses en barricas de roble francés y americano, un tinto multivarietal, con aporte de uvas syrah (40 %), cabernet sauvignon (42 %) y tempranillo (18 %). Servido en unas botellas negrísimas con etiquetas de diseño original, que sentó divinamente a la concurrencia, poco habituada a este tipo de vinos, y que fue servido con generosidad. Vinos que, por si alguien no lo sabe, están bajo el control de la D. O. Ribera del Guadiana y proceden de la subzona vitivinícola "Cañamero", en la provincia de Cáceres, en el nordeste de Extremadura, donde los viñedos suelen elevarse hasta los 850 metros sobre el nivel del mar, en la sierra de Guadalupe, con clima templado y suelos pedregosos y sencillos.

Esto no lo dijo el nota de Carabal, que lo digo yo, si es que os tengo que decir todo, joé. Empezaba bien la función, pues. Y llegar el primer plato, vieiras a la plancha con trompetas salteadas, uno de los más celebrados de la noche, el segundo vino: Macareno, también añada 2006, un crianza con 10 meses en barricas de roble francés y americano, en base a uvas syrah (53 %), cabernet sauvignon (22 %), tempranillo (15 %) y graciano (10 %), que encandiló a los presentes, quienes se dieron unos cuantos homenajes de lo bueno que estaba. A todo esto hay que reseñar que el personal de sala, compuesto por cuatro mozas bien puestas, todo profesionalidad y buenas maneras, estaba siempre al quite, rellenando las copas cada dos por tres, seis. Sin esperar a que se vaciaran, como unas madres, vamos.

¡CONTUNDENTE!
Los platos iban y venían y la gente, contentina, daba buena cuenta de la setada sigareña. Y vi a muchos caballeros y a muchas señoras que rebañaban los platos, rechupeteándose los dedos, en señal de satisfacción. Y un comensal a mi diestra, un tal Jacintowsky, pianista en sus horas libres, que, cada vez que le pedían su opinión, decía: ¡Contundente! Pero es llegar el segundo plato y aquello estuvo a punto de salirse de madre, padre y muy señor mío. Una panceta ibérica con tierra de chantarelas, con una panceta como para camioneros. Así de gruesa. Así, no, así. Qué contundente ni qué leches, le tuve que replicar al Jacintowsky de las narices. Como que muchas madamas, ante tal profusión de jamón y tocino ibéricos, sólo cortaron una lasquita, para quedar bien, pues aquello no se lo saltaba un gitano. Sin perdón.

Menos mal que la llegada del postre, un bizcocho de naranja con trufa, sirvió para echar pelillos a la mar salada, que te entraba por los ojos, en especial, la trufa. Lo que aprovechamos para darle los últimos tientos a la botella del Macareno, que había que rematar como Dios manda.

Luego vino el café y la copa de licor Xantiamén, detalle de Representaciones Barrero y Productos Silvestres J. Martín, que sentó divinamente a la comensalía setera. Todo ello, servido con la prodigalidad acostumbrada por las cuatro zagalas sigareñas, ataviadas con sus camisolas granates y sus faldas y mandiles negros, en tanto David, todo de blanco, sonreía como un bendito desde la retaguardia.

Momento que aprovecharon los cocineros cinco estrellas para repartirse entre las mesas, donde recibieron los plácemes y las sonrisas del respetable. En esa noche de autos, Ramón Caso, de Altair, Quiqui Moro, de Las Bóvedas, David Chapela, de Los Monjes, y, claro es, David Núñez, de El Sigar.

Y como del personal auxiliar no se dijo ni pío, que nunca salen en los carteles, pobrecitos míos, pues voy a citarlos. Que queden para la posteridad, estaría bueno:

Personal de sala: Raquel, Cristina, Irene y Estefanía.
Personal de cocina: Avelina, Pilar y Juan Hipólito.

TERTULIA SIGAREÑA
Eran pasadas las doce de la noche, y la gente, encantada de haberse conocido, que dio inicio a una tertulia que reíros de las que salen en la tele. Hablando de todo lo divino y humano. Incluidos el famosísimo Cubo, con la gente hasta el gorro de tanta polémica,
la crisis, las bicicletas de Badajoz y los "nines". A todo esto, nuestros dos huéspedes esa noche, José Luis y Paco, Paco y José Luis, tuvieron que recogerse. Había que madrugar al día siguiente para viajar a Sevilla y tomar el avión que les devolviera a Barcelona. Se fueron después de despedirse de los notas de ITAE y prometieron volver en más ocasiones, que estos festivales gastronómicos no se conocen en su tierra.

Nuevo pelotazo, esta vez de whisky, ron o ginebra, a elegir, para hacer la digestión, y allí nadie quería irse, de lo a gustito que se estaba. Y fueron bastantes los que se acercaron a la mesa donde se encontraban el director comercial de Carabal, Enrique Ortueta, y Juan José Barrero, el distribuidor, para felicitarles por los vinos. Podían sentirse satisfechos en su debú, pues gustaron mucho al personal. Incluso, algunos los pusieron por las nubes. Y los dos notas que te dan sus tarjetas, ya sabe dónde estamos, nos gustaría que nos visitara y cosas así. El primero, en Alía, y el segundo, en Badajoz, en el polígono El Nevero y en la vinatería Santa Marina, donde te atienden como si fueras de familia.

REGRESO
Eran las dos de la madrugada del 19, día de San Crispín ya, cuando los últimos de Filipinas, digo..., de El Sigar, cogimos el toli y regresamos a nuestros lares. Cruzando sin novedad la famosa fuente de Isabel de Portugal, Badajoz parecía dormir a esas horas tranquila y confiada, en tanto el resencio de la noche envolvía con su manto gélido los árboles y los coches diseminados por sus calles y plazas.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Bicicletas en Badajoz

Por El Avisador - 21 de Noviembre, 2009, 9:22, Categoría: General

Pedro:

Hace un mes, comenzó el servicio de préstamo de bicicletas en Badajoz, se pusieron 11 bases repartidas por toda la ciudad y en cada base se candaron varias de ellas. Creo que ha sido una de las actuaciones mejores si queremos conseguir una ciudad más moderna, limpia, humana y, como se dice ahora, sostenible y ecológica.


El funcionamiento es muy fácil. Hay que darse de alta en la oficina de turismo del Ayuntamiento, allí, tras dar tus datos, te dan una clave y un número de teléfono al que enviar un SMS cada vez que quieras coger una bici. En el mensaje incluyes el número de bici y el del candado y en tres segundos queda liberada y a tu disposición. A partir de ahí, tienes dos horas para desplazarte por donde quieras y, antes de que pasen, buscas una base, que no tiene por qué ser la original, y la dejas candada.

Prácticamente no he tenido ninguna incidencia, salvo que no hubiera bici disponible en alguna base porque todas estuvieran siendo utilizadas. Las bicicletas son de una gran calidad, tienen cinco piñones, un buen timbre y una cesta para llevar las cosas, y el mantenimiento es bueno por parte de Bicicletas Lolo, que se encarga de ello. Al mismo tiempo, los amigos de destrozar todo lo que no es suyo se están portando bastante bien.

Como todo en esta vida, para que esta idea se consolide, tenemos que trabajar todos juntos: los usuarios siendo cuidadosos con las bicicletas pero, sobre todo, respetuosos con los peatones, los automovilistas teniendo un poquito de paciencia, los ciudadanos en su conjunto ayudando a vigilar que nadie las rompa, la administración poniendo más bases y buscando ampliar los carriles por donde circular.

Quiero dar las gracias a todos los que han colaborado a que este proyecto sea una realidad y quiero invitar a todos a que lo prueben, ver Badajoz desde el sillín da una sensación de libertad impresionante.

Un saludo.

Fernando Mena del Pueyo
Usuario de bicicletas tras 20 años
fmenapueyo@gasocex.com

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

El ABC de la Convención de los Derechos del Niño, el 23, en el Ateneo de Badajoz

Por El Avisador - 21 de Noviembre, 2009, 9:14, Categoría: General

El próximo lunes, día 23, dentro de las conocidas "Tribunas Ateneo", hay una conferencia en el Ateneo de Badajoz (Agustina de Aragón, 8, entreplanta) sobre El ABC de la Convención de los Derechos del Niño, que darán Andrés Rico, presidente de UNICEF Extremadura, y Chele García, coordinadora técnica de la misma institución. La presentación correrá a cargo del todoterrenal Joan-Ignasi Ortuño. Será a las 20,00 horas, la entrada es libre para todos los que estén interesados y se ruega puntualidad.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Noviembre 2009  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog