Sobre la agresión brutal de unos jóvenes contra la burrita de Torreorgaz

Por El Avisador - 3 de Noviembre, 2009, 15:56, Categoría: General

Ante las noticias aparecidas en las ultimas semanas, mutilación de dos cachorritos en Badajoz, el ensañamiento asesino contra esta burrita. La Asociación Cultural de Ayuda a los animales en Mérida (ACUDAME) alzamos nuestra voz de repulsa; apelando a la humanidad y dignidad de la opinión pública, llamando especialmente la atención a hombres y mujeres de la Política, a las fuerzas de orden público y a todas las ramas de la Judicatura y los Fiscales: a unos, para que desarrollen y apliquen sin paliativos las escasas leyes que tenemos sobre protección de animales, dispongan de fondos para la eficaz defensa de la vida animal; que  se amplíe la penalidad y se tipifique en el Código Penal el delito de abandono y maltrato a un animal. A los otros, que hagan cumplir las leyes, vigilando el estricto cumplimiento de las mismas. A Jueces y Fiscales, que sean contundentes con todo delincuente que atente contra un animal, como ha ocurrido en este caso de increíble tortura y crueldad. La legalidad debe aplicarse así, rotundamente, puesto que vivimos en un Estado de Derecho.

ACUDAME quiere aclarar que ningún niño ni niña vienen al mundo con la intención de propinar palizas, mutilar, abandonar a  indefensos animales: la infancia crece y se desarrolla en un caldo de cultivo cultural concreto y si éste es propicio a la crueldad, obtendremos situaciones como las que nos ocupan. ¿Qué esperamos  de unos niños que acompañan a sus padres a cacerías, monterías? Que se fotografían orgullosos entre los cuernos de un venado abatido o con un pez mas grande que él entre sus manitas, o que ven maltratar a un hermoso toro y oyen que a esto lo llaman “fiesta”. ¿Qué animal mataron los padres de Torreorgaz el año de su Quinta y cómo se lo trasmitieron a sus hijos? ¿Y participan en esos "jueves de quintos", que también llaman “fiesta”, cuyo objetivo es asesinar animales?  Si ésta es la ventana por donde la infancia mira al mundo, obtendremos como resultado, necesariamente, un joven carente de sensibilidad, sin piedad por los seres vivos, que es, en definitiva, un maltratador.  Su educación ha omitido mostrarles que los animales sufren igual que las personas, porque tienen sistema nervioso igual que las personas, sólo que no hablan nuestra lengua, por lo que no oímos su dolor, aunque sí --no hay más que ver estos casos-- sus gritos de sufrimiento, su increíble agonía.

Desde ACUDAME no pedimos, sino que exigimos:

* Que se obligue a todo cuidador, criador o responsable de animales, a que los tenga debidamente documentados, incluido su chip, somos la única comunidad autónoma que no lo exige.


* Que se vigilen especialmente las realas y a los criadores, para que las instalaciones donde están los animales sean las correctas al igual que la alimentación que se les administre, así mismo que posean la documentación reglamentaria y las revisiones sanitarias adecuadas.

* Que en los centros de enseñanza, se instruya en la sensibilidad que una persona moderna y civilizada debe de tener para con cualquier animal, que se habilite esta trasmisión  bien en alguna asignatura transversal o en educación para la ciudadanía.

* Culturicemos a nuestras jóvenes generaciones y no tendremos que lamentar situaciones como las que han ocurrido en Badajoz y en Torreorgaz .

 Sépase que esto es la punta del iceberg, porque a las asociaciones animalistas (formadas por personas normales, con sus obligaciones, sus familias y sus trabajos), no nos queda tiempo que dedicar para enviar comunicados a la prensa y atender tantísimos animales maltratados,  abandonados, rescatando cachorritos tirados a contenedores de basura, caballitos abandonados atados en la vía publica, gatos sin atención y arrojados al arroyo, teniendo en cuenta que el Medio Ambiente y la Vida Natural (de la que forma parte la humanidad) es responsabilidad de todos y cada uno de los Ayuntamientos, sean más pequeños o más grandes, y que necesariamente han de cumplir y hacer cumplir la Ley de protección de animales, que estén en su jurisdicción; sin ningún lugar a excusas. Porque no cumplir la Ley es convertirse en cómplice.

* Culturizar a la población en general: la responsabilidad del ciudadano respecto de los animales comienza por hacer que desaparezca cualquier abuso o maltrato, aunque este se considere legal, que no justo, porque el sufrimiento y la tortura ya los padeció la humanidad lo bastante como para prohibirlos en nuestra sociedad: que no sea sólo para humanos, porque la vida animal es un todo en la naturaleza. Valgan como ejemplo de “costumbres” perniciosas e indefendibles en una civilización avanzada: ponis explotados en las ferias, carreras de galgos que ya carecen de sentido, crianza indiscriminada y forzada de cachorros para ventas, maltrato en los ruedos, pues donde hay sangre no hay “fiesta”, circos con animales y un largo etcétera que en nombre de una tradición obsoleta o de una “cultura” de intereses económicos, ya en el siglo XXI de nuestra civilización y en un marco europeo como el que nos encontramos, no es nunca defendible, ni medio normal. Todo esto nos avergüenza, nos denigra como seres humanos.

* Extremadura es una Región que posee mucha riqueza ecológica, y donde viven muchos ciudadanos de buena voluntad:  deberíamos ser un referente de buena administración del medio natural, de humanidad y compasión hacia la vida animal; no podemos aceptar que salgamos en los medios europeos por episodios como estos.

Ojalá y nunca más se repita.

María Luisa Prudencio Morales
Presidenta de ACUDAME
mlpm12@hotmail.com

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Noviembre 2009  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog