En el día de San Juan, patrón de Badajoz

Por El Avisador - 25 de Junio, 2009, 2:39, Categoría: General

Ayer, día de San Juan, día grande de la Feria, fue festivo en Badajoz. Y desde bien temprano, la gente dirigió sus pasos al Casco antiguo. El tiempo era benigno, caluroso, sí, pero refrescante a la sombra. A las 11 de la mañana, la cabalgata de Gigantes y cabezudos hizo de las suyas entre nuestros niños, que se lo pasaron de cine, siguiendo su estela. Cabalgata que se dejaba ver en toda su intensidad en las plazas por donde pasaban, destacando las de España, San Francisco, Minayo y Conquistadores, con tiempo para que las figuras grotescas bailaran y se arrimaran junto a los peques y sus familias, haciéndose mil fotos.

A las 12 era la misa mayor en la catedral metropolitana y allí se congregaron centenares de personas para seguir con toda atención la celebración litúrgica del día: la fiesta de la Natividad de San Juan Bautista, Patrón de la ciudad. Ofició el arzobispo de Mérida-Badajoz, Santiago García Aracil, ya repuesto de su pasada afección de garganta, aunque le quedaban secuelas en forma de ronquera. Y en los bancales principales, el alcalde de la ciudad, Miguel Celdrán Matute, al que acompañaba casi el concejalato en pleno, junto con diversas autoridades militares, civiles y académicas, además de responsables de las
fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

La misa fue concelebrada por el señor arzobispo, al que secundaba un número considerable de sacerdotes de la curia archidiocesana, además de miembros de las distintas parroquias de Badajoz, todos ellos revestidos con casullas blancas. Uno de los momentos más esperados de la misa fue, sin duda alguna, la homilía
del arzobispo. Y en esta ocasión, aunque con voz ligeramente cascada, el prelado hizo un canto a la figura y al mensaje de San Juan Bautista en su tiempo, para compararlo después con el actual. Destacando su patronato, plenamente vigente en los momentos convulsos que vivimos, desde la óptica de la religiosidad y la moral católicas. En este punto, el sermón de don Santiago, que fue leído, estuvo en la línea de los que, más recientemente, han dado a la estampa los más altos dignatarios de la Conferencia Episcopal Española (CEE), pidiendo el rearme moral de la sociedad española ante temas tan delicados como el aborto, saliendo en defensa del no nacido, calificando el aborto de crimen. La doctrina de la Iglesia de toda la vida, siempre a favor de la vida.

Pero eché de menos, tratándose del patrón de Badajoz, que el prelado emeritense-pacense hubiera tenido unos minutillos para bajar de las alturas celestiales e institucionales y haber tenido palabras de
ánimo y de consuelo, de solidaridad y de cercanía hacia los sectores de la ciudad más afectados por la crisis socio-laboral que nos corroe. Que los hay, y las pasan canutas a fin de mes. Qué a fin de mes, y a mediados también. Qué menos en ese día tan señalado. Y es que por no haber, no hubo tan siquiera una felicitación final, antes de la despedida, del "podéis ir en paz", al pueblo de Badajoz, que tenía al alcalde, el primer ciudadano, en sitio preferente. Qué falta de sensibilidad, qué poco sentido de acogida de monseñor García Aracil hacia los pacenses en un día como el de ayer. Y qué mal sabor de boca me dejó.

FIESTA EN LA CALLE
Menos mal que, a la salida, tratando de olvidar, pudimos asistir al concierto de la Banda municipal de Música, que se celebraba por bajo de la puerta catedralicia del Cordero, con Vicente Soler Solano, a la batuta. Y con cientos de pacenses rodeando a los músicos, que fueron muy aplaudidos en cada una de sus intervenciones, especialmente en la última, con la gente tarareando el popularísimo "Soldadito español", y en el "bis", con un pasodoble torero, coreado con entusiasmo por el pueblo llano.

Y en su transcurso, haciendo fotos aquí, allá y acullá, que veo cómo la bandera nacional que luce, junto a la enseña extremeña, en el balcón de las Casas Consistoriales, está al revés, con el escudo nacional boca abajo. Sí, sí, la bandera de España, al revés. Y así lleva toda la semana de Feria. Y el alcalde y el concejalato en pleno, sin enterarse. Pues habrá que dar un toque al cabeza de chorlito encargado de banderas y colgaduras festivas del Ayuntamiento para que espabile y la cambie, que la cosa tiene bemoles y hasta nos pueden sacar en los telediarios, en medio del risorio nacional.

Y, después, la gente que se desperdigó por el entramado callejero del Casco antiguo, que estaba a reventar, ocupando los veladores de los muchos locales hosteleros de la zona. La animación fue extraordinaria, aumentando según avanzaban las horas. Una charanga, "Los Chéveres", compuesta por cinco músicos ataviados de camisolas naranjas y sombreros de ala blancos, animaron el ambiente con sus ritmos pegadizos, y en muchos lugares era difícil pasar, del gentío que había. Por momentos, la gente, tocada con sombreros de paja, daban al lugar el aspecto de "La Casa de la Pradera". Los toldos de la AECAB, repartidos por diversas calles de la zona, en diversas tonalidades azules, coadyuvaron a mitigar los calores de la jornada, en tanto se notó, un año más, la ausencia de los toldos municipales de la plaza de España. Por lo que los postes, muertos de risa, servían sólo de adorno.

Por la tarde, quinta y última corrida de toros en el coso de Pardaleras, con los maestros Enrique Ponce, Antonio Ferrera, El Juli y Cayetano. Con 8 toros, 8. Y, después, el teatro, el circo y la Feria de las casetas y los cacharritos hasta que el cuerpo aguantara. O las perras duraran, que no siempre es lo mismo.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Junio 2009  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog