9 de Mayo, 2009

Ladrones de flores

Por El Avisador - 9 de Mayo, 2009, 16:50, Categoría: General

Mayo, en Badajoz, es el mes de las flores. Y de los marteses y pícaras que las roban, incluso, a plena luz del día. Para qué disimular, dicen. Lo que hay en España, para los españoles, parecen decir los muy jetas. Y en la plaza de San Atón y alrededores, los encargados del Servicio de Plantas y Flores rebonitas del Ayuntamiento han plantado unos parterres o maceteros superpuestos, en forma de troncos de cono, repletos de "sardinas". Del Cantábrico, no, joé, de Badajoz. Plantas de la familia de los geranios, de color rosa, muy apreciadas en Badajoz, por cierto. Y después de algunas semanas de exposición y ornato, he visto que ya hay muchos huecos. ¡Tate!, me digo, por aquí han pasado los ladrones de flores.

Y se las llevan, con su mazo de tierra pegado a las raíces y todo, tan campantes, para las jardineras de sus casas, para sus chalés del extrarradio y qué sé yo. Y es que no falla, tú: en mayo, floricidio al canto. Como decía, mayo, en Badajoz, es el mes de las flores, pero también el de los mangantes que se las llevan como si fueran suyas.


Ladrones de flores, qué poca vergüenza tenéis. A ver si tenéis lo que hay que tener y robáis las flores de la Brigada Mecanizada de Bótoa, o las de la Jefatura Superior de Policía de Extremadura, o las del cuartel de la Guardia Civil de Santo Domingo. Ahí os quería yo ver, partida de pícaros.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Conciertazo en la apertura de la Primavera Cultural del Casco Antiguo

Por El Avisador - 9 de Mayo, 2009, 9:52, Categoría: General

El pasado 7 de mayo arrancó la Primavera Cultural del Casco Antiguo, con doña Música como invitada especial este año. Y para la ocasión, a los notas de su asociación de vecinos no se les ocurrió otra cosa que traer a la mismísima Orquesta Sinfónica de Extremadura, con el guaperas de su director, Jesús Amigo, al frente, para que diera un concierto en la Plaza Alta. Y aquello no fue un concierto, que fue un conciertazo en toda regla. En primer lugar, por el marco elegido, por el sitio tan especial, la bellísima Plaza Alta pacense, la del obispo Marín y Rodezno, de feliz recuerdo, convertida por unas horas en la Sala de conciertos al aire libre más hermosa que jamás se haya visto en Badajoz. En segundo lugar, por la gente, que llenó materialmente la plaza, ocupando las 1.500 sillas allí instaladas, con el personal sobrante sentado en las escalinatas de las Casas Consistoriales o a pie enjuto, que también lo hubo. Eso, sin contar los vecinos y curiosos que ocupaban el tendido de los sastres, los ventanales de las Casas Coloradas, que no quisieron perderse el acontecimiento. Y, cómo no, con los parroquianos del bar-café La Casona Alta, apoltronados ricamente en sus sillones de anea, tomándose unas cervezas fresquitas, al tiempo que seguían la actuación de la primera orquesta de Extremadura. Y en último lugar, por la actuación de la propia orquesta, que estuvo soberbia en todos los aspectos, un lujerío total para los sentidos.

Y en las sillas delanteras, José María Soriano Llamazares, presidente de la asociación vecinal, en uno de los días más importantes de su vida, bien trajeado y tal, con la corbata amarilla de las grandes ocasiones, rodeado de las más altas instancias: delegada del Gobierno, Carmen Pereira, subdelegada, Yolanda García Seco, alcalde de la ciudad, Miguel Celdrán, delegado de la Junta para Badajoz, José Ramón Suárez, vicario del Arzobispado, Sebastián González, una vicepresidenta de la Diputación Provincial y una representación del concejalato pacense, con varios notables, como Consuelo R. Píriz, Francisco Javier Gutiérrez, María Dolores Beltrán, Mari Paz Luján y Celestino Vegas, entre otros más. Y, claro, es, por una corte especial de miembros de la junta directiva de la asociación del Casco Antiguo, que estuvieron repartiendo programas de mano, siempre amables y diligentes. Después de los saludos de rigor, veo cómo el alcalde y su ayuda de cámara, Carlos Torres, se marchan. Razón: esa noche tenía una cena con el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, para hablar de sus cosas, que son las nuestras, y no era cuestión de hacerle esperar.

EL ACTO
Eran las 21,15 horas, cuando me veo que llegan dos espectadores especiales, no previstos por la organización: Atalayina, la cigüeña titular de la Torre de La Atalaya, vulgo Espantaperros, una de las zancudas con mayor prosapia de las que surcan los cielos de Badajoz, que acaba de aterrizar majestuosamente en su nido. Acostumbrada como está mi cigüeña a todo tipo de festivales y saraos en la plaza, no ha querido retrasarse. Y unos minutos después, su parejita, su maromo picolargo,  poniéndose de inmediato los dos a hacer el "gazpacho", un brevísimo paloteado entre las cicónidas que sonó divinamente, aunque la gente, a sus cosas, miraba para otro lado. Qué desconsideración, oye. Y un rato después, veo cómo mis dos cigüeñas favoritas se repliegan sobre sus cuerpos, apalancados amorosamente una junta a la otra, dispuestas a que las durmiera la música celestial de Jesús Amigo y su cuadrilla.


Y unos minutillos después, que sube al estrado José María Soriano, el baranda vecinal del Casco antiguo, con su acostumbrada seriedad reflejada en el careto, sin mediar siquiera una sonrisa, para decir unas palabritas a las autoridades y al selecto público. Y comienza a largar: "Nos parece un sueño, aquí y ahora, en este marco incomparable, abrir la Primavera Cultural del Casco Antiguo". En este "lugar tan emblemático de Badajoz". Y, de repente, enfadado un montón, un viaje de no te menees al programa "Callejeros", de Cuatro: "Debían haber venido aquí y ahora, no que sacan lo negativo y lo sórdido, como lo que pusieron el otro día". Y ya, embalado: "Además de protestar, de denunciar, de meterse con el Ayuntamiento y otras Administraciones para conseguir cosas, como la biblioteca, las instalaciones deportivas, lo de la limpieza..., pero ahora vamos a mirar hacia adelante, en positivo, y a crear cultura". Porque "nos tenéis que ayudar a la rehabilitación y a la revitalización del Casco Antiguo". Con un mensaje dirigido a los pacenses de otros barrios: "Que los que no vivan aquí, que vengan, que son siempre bienvenidos". Y vuelta a su Casco antiguo, a punto de derretirse mi José María, con su canción favorita: "Porque el Casco Antiguo de Badajoz es historia, arte, patrimonio, señas de identidad, cultura...". Y siguió el nota: "Y este año, música todos los sábados del mes de mayo", describiendo a continuación el programa de forma resumida, con sus músicas variopintas y distintos escenarios urbanos. Finalmente, el tal Soriano tuvo palabras de agradecimiento a las Instituciones, a las empresas y personas colaboradoras, con una mención especialísima a los vecinos del barrio --"que nos aplauden las cosas que hacemos"--, recibiendo un nutrido aplauso de la concurrencia. Con muchísimos vecinos del lugar, los más aplaudidores, claro.

Y aparece el maestro Amigo, elegantísimo para la ocasión, de impecable chaqué, batuta en mano, siendo recibido por una ovación, con los músicos de la banda puestos en pie. Hacía algo de fresco, que se agradecía, al fondo se oía el ulular de una ambulancia y el escenario estaba emplazado junto a la famosísima puerta del Toril, entre dos arcadas, donde podía leerse "Carne de puerco" y "Pan de Badajoz", con la Torre de Espantaperros de vigía. Impresionante. Y en los balcones cerrados de la izquierda, unos cirios encendidos daban al lugar un aspecto casi mágico. Mientras, varios fotógrafos y cámaras profesionales recogían el momento para la posteridad.

EL CONCIERTO
El concierto, soberbio, tuvo dos partes, bien diferenciadas. Una primera, de corte clásico, con dos piezas del genial W. A. Mozart, la obertura de la Flauta Mágica, K. 620, y el concierto para clarinete en La M., Kv. 622, en tres tiempos (allegro, adagio y rondo: allegro), con la intervención extraordinaria en esta última del solista cubano José Gasulla, maestro del clarinete, que lo bordaron. Con el público puesto en pie al final, aplaudiendo todas las intervenciones. Pero donde causaron furor fue en la segunda, con la interpretación de una selección de seis zarzuelas, a cual más popular y conocida por el entendido público pacense: La Verbena de la Paloma, de T. Bretón, La Leyenda del Beso, de Soutullo y Vert, La Torre del Oro, de G. Goménez, Agua, Azucarillos y Aguardiente, de F. Chueca, El Tambor de Granaderos, de R. Chapí y La Boda de Luis Alonso, de G. Giménez. Y las ovaciones se sucedieron y el maestro Amigo tuvo que saludar no sé cuantas veces.


Y prueba de lo a gustito que estábamos todos, con la gente entregada, que va la Orquesta y regala una pieza más al distinguido auditorio: Suspiros de España, del maestro A. Álvarez, considerado el himno oficioso y popular, claro, de las Españas. Y la plaza, a punto de venirse abajo de las ovaciones del respetable, encantado de haberse conocido esa noche mágica.

Velada memorable la del 7 de mayo, que pasará a los anales de la pequeña historia local, en un marco de lujo, la Plaza Alta, santo y seña de esta ciudad que, ahora, en primavera, se ha enamorada de doña Música, mire usted. Y a cuyos pies cayeron, arrobaditos, centenares de pacenses de toda edad, condición social y procedencia, en un extraordinario concierto que sirvió para aglutinar de nuevo a sus naturales y vecinos, todo el año dispersos, a sus cosas. Y todo, gracias a iniciativas culturales serias y bien puestas, como ésta de la asociación de vecinos del Casco Antiguo, que dirige José María Soriano Llamazares, esa noche, bien trajeado y luciendo una corbata amarilla, la de las grandes ocasiones. 

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Día Escolar de las Matemáticas, el 12

Por El Avisador - 9 de Mayo, 2009, 1:50, Categoría: General

El próximo martes, día 12, los escolares pacenses, al igual que los del resto de España, celebran el Día Escolar de las Matemáticas, este año, en su X edición. A tal efecto, mi amigo Cipri Sánchez Pesquero, más conocido en medio mundo como Cipri, el de Helechosa, me ha mandado un librillo conmemorativo del Día, este año dedicado a "La ciudad y las matemáticas". Obrita de la que es autor el profe José María Sorando, habiendo sido editada por el Servicio de Publicaciones de la Federación Española de Sociedades de Profesores de Matemáticas (FESPM) e impresa en los talleres de Tecnigraf (Badajoz, 2008, 16 páginas).

Aquellos que queráis estar al loro, pedir el librillo en cuestión y demás, podéis entrar en su web: www.fespm.es.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Mayo 2009  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog