6 de Mayo, 2009

Fiesta de los trujillanos de Badajoz en honor de su patrona, la Virgen de la Victoria

Por El Avisador - 6 de Mayo, 2009, 19:51, Categoría: General

Como viene siendo costumbre, la amplia colonia de trujillanos que reside y labora en Badajoz celebra su fiesta anual en honor de su patrona, Ntra. Sra. de la Victoria, santo y seña de Trujillo y de todos los trujillanos del mundo.

A tal efecto, he recibo el programa de este año, que abarca del 8 al 10 de los corrientes, siendo el día fuerte el domingo, y con estos actos:

Día 10, a las 11,30 horas, Misa solemne en honor de la Patrona, que tendrá lugar en la capilla del Colegio Menor Santa Teresa, en la barriada de La Paz. Con ofrenda floral de las hermandades asistentes (la matriz, Trujillo, Madrid, Cáceres, etc.), seguida del canto de su hermoso Himno-salve y besapié a la Imagen sagrada.

A continuación, ya en el salón de actos del Colegio, Pregón de las fiestas, a cargo de Javier Íñigo García, homenaje a los mayores, en las personas de Miguel Tercero Díaz y Victoria Engo Morgado, recital de música a cargo de los hermanos Carla y Adolfo García Molina y, finalmente, entrega del Premio "Trujillano del Año 2008". El acto será conducido por Juan Antonio Bravo Naranjo.

Para rematar con la tradicional comida de hermandad, que será este año en el mesón-asador Martín Fierro II, en la avda. de Elvas, local 26, de la Urbanización Guadiana.

Los días previos, el 8 y el 9, habrá rezo del santo rosario en el oratorio del Colegio Santa Teresa, a las 20,00 horas.

¡Vivan los trujillanos de Badajoz! ¡Viva la Virgen de la Victoria!

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Chapeau por Miguel Mancho

Por El Avisador - 6 de Mayo, 2009, 17:53, Categoría: General

Pedro:
 
He visto que has publicado la biografía de Miguel Mancho en El Avisador de Badajoz. "Chapeau", que se dice en francés (o algo parecido). No tengo sombrero, como otros, no me lo puedo quitar, pero lo hago simbólicamente.

Un abrazo.

Pedro Galán
pedro.galan@terra.es

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Badajoz, engalanada de flores

Por El Avisador - 6 de Mayo, 2009, 16:50, Categoría: General

Badajoz, en esta época primaveral, está de dulce, ataviada galanamente de flores. Y de todo tipo y condición, y de mil y un colores, destacando las que el vecindario exhibe en sus balcones y ventanas y las que se muestran en los parques, jardines, marquesinas y parterres urbanos. Como que, por estas fechas, Badajoz da gloria verla. Y olerla. Y el otro día, paseando por la avenida de Damián Téllez Lafuente, en la carretera de Valverde de Leganés, resulta que, a mano derecha, según sales de la ciudad, hay una rosaleda en todo su esplendor. Con rosas de todos los colores: blanco, rojo, amarillo y, claro, rosa. Un pequeño paraíso, eso es. Un jardincillo donde, además, abundan los abetos y las palmeras, éstas, en menor medida. Y los bancos de forja para descansar del bullicio de cada día, estaría bueno. Especialmente al atardecer, cuando el astro sol declina hacia Portugal, al Oeste.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Muchas gracias por tu reseña

Por El Avisador - 6 de Mayo, 2009, 15:54, Categoría: General

Pedro:

Muchas gracias por tu reseña sobre La luce venuta da Roma y su difusión, y por el cariño con que la has realizado.

Ya te mandaré información de otra exposición que itinerará en breve por Cáceres y Badajoz.

Un abrazo.

Fernando Pérez García
Técnico de la Consejería de Cultura y Turismo
fernando.perezgarcia@juntaextremadura.net

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Miguel Mancho, un lujo del deporte extremeño

Por El Avisador - 6 de Mayo, 2009, 10:56, Categoría: General

Creativo, trabajador, talentoso, implicado, comprometido, caballero como El Quijote y escudero como Sancho... Miguel Mancho. Chicharrero fumador, extremeño de adopción, amante de la silla, para sentar las bases de la  gestión y de la silla de ruedas como medio deportivo de locomoción.
Hace 37 años, Miguel Mancho Déniz (Santa Cruz de Tenerife, 23-12-1950) dejó las islas afortunadas para hacernos más afortunada la vida deportiva, para aportar, para agrupar, para crecer, para resaltar la valía de la minusvalía. Contrasta su fuerte personalidad con su sensibilidad con los más débiles, capacitando a los discapacitados, consiguiendo llevarlos de la mano a unas metas inalcanzables.
Durante 21 años, Mancho coordinó los Jedes y fue cofundador del Club Polideportivo Mideba, construyendo con el tiempo un equipo de élite europea en baloncesto en silla de ruedas. Trapecista sin red organizando las de una portería de fútbol sala como primer presidente de la liga, o las de  voleibol, o las canastas del Preolímpico del 92 y las cuatro competiciones europeas con el Mideba con un sorbo de la Copa del Rey...
Agua fresca en los campeonatos de España y Europa de natación para minusválidos, combativo en los nacionales de judo y los internacionales de boxeo, habilidoso como el BMX, preciso como el tiro con arco, veloz como los campeonatos nacionales de atletismo, rápido como el tenis de mesa, innovador como el fútbol sala para ciegos y deficientes visuales, el goal-ball, la boccia, o los eventos de paralíticos cerebrales, goleador como el fútbol, técnico como la gimnasia rítmica, en Barcelona 92 coordinador de voluntarios de voleibol y pelota vasca, portador de la antorcha olímpica en Badajoz... A sus 58 años, así es Miguel, uno de los más grandes del deporte extremeño por lo que ha sido, por lo que es y por lo que aún le queda por hacer.
 
AMIGO DE LOS DISCAPACITADOS
El mar canario bañó los primeros veinte años de Miguel Mancho, el sol iluminó sus ideas y un vuelo le trajo a Badajoz, el 15 de septiembre de 1971. Los primeros diez años los dedicó a la docencia, enseñando y aprendiendo. Fue responsable del comité de competición del Deporte Universitario desde 1972. Además echó raíces en las federaciones pacenses de voleibol, como presidente, y de balonmano, como secretario técnico; y fomentó el baloncesto, como director de escuelas y el fútbol sala como organizador del primer campeonato, entre otras actividades deportivas.
Y a finales de 1981, Miguel Mancho comenzó a hacer historia en el deporte extremeño. “Hace 25 años había discapacitados que se escondían en casa, que estaban en el campo muy mal tratados y hoy en día han pasado a ser ciudadanos de primera en igualdad, con el resto de los ciudadanos extremeños. Para mí, ese es el mayor orgullo: que se hable de la discapacidad desde la igualdad y no desde el paternalismo”. Así resumió Miguel Mancho el mayor proyecto deportivo de la región, los Juegos Extremeños del Deporte Especial.
Bajo la dirección de Mancho, los juegos han llevado a Extremadura a ser la primera potencia nacional e internacional de deporte de discapacitados físicos, psíquicos, paralíticos cerebrales y sensoriales, tanto por número de deportistas como en éxitos en competiciones nacionales, europeos, mundiales y olímpicas, siendo un ejemplo que están tratando de imitar la mayoría de las restantes comunidades autónomas. Para llegar a los dos premios Olimpia del Consejo Superior de Deportes, entregados por Su Majestad el Rey Don Juan Carlos, en los años 1995 y 2009, hubo que recorrer una larga travesía en el desierto.
 
NACE EL MIDEBA
Mancho comenzó su vinculación con el deporte de discapacitados organizando junto a Miguel Torres un campamento para disminuidos físicos en Gandarío (La Coruña), en el que Mancho ya mostró su intención de hacer un equipo de baloncesto en silla de ruedas en Badajoz. Y así nació el Club Polideportivo Mideba, en 1981 bajo la dirección de “los migueles” y con la ayuda de Pedro Galán, Manuel Terrones, José Luis Villares, y con el apoyo de la Asociación Frater. Este club que llegó a ser campeón de Europa en el año 2000, fue pionero en el deporte de minusválidos en Extremadura.
“Miguel nos enseñó que podíamos hacer deporte y cualquier otra cosa como los demás ciudadanos”, recuerda Pedro Galán, uno de los primeros jugadores de la época, al que Mancho convenció de que su capacidad estaba muy por encima de su discapacidad. Desde el principio, supo captar y transmitir que el deporte podía ser un excelente medio de integración social. Mancho lideró la fundación del club, formó parte de la primera junta directiva, y fue el primer entrenador del equipo. Para el Mideba trabajaba en su tiempo libre como lo hacía con otras actividades como director de instalaciones deportivas, cargos en varias federaciones provinciales, regionales y nacionales, mutualidad deportiva… Su enorme capacidad de trabajo, su dedicación plena sin límite de horas y su gran equipo de colaboradores eran una garantía de éxito.
Entre las imágenes más impactantes para el recuerdo, la presencia de la Infanta Cristina en la fase final de la Copa del Rey de baloncesto en silla de ruedas organizada por el Mideba en 1994, siendo la primera vez que un miembro de la familia real entregaba el trofeo de campeón. La organización fue un rotundo éxito que animó al club a capitanear otros eventos, incluso internacionales como los Campeonatos de Europa de Natación para minusválidos, que recibieron una nota organizativa superior a los propios Juegos Paralímpicos de Atlanta 96. Sus méritos como gestor y organizador fueron elogiados por todos.
 
CREADOR DE LOS JEDES
Tras la concesión a Miguel Mancho en 1984 del máximo galardón deportivo a nivel provincial, la medalla de oro de la Orden Hernando de Soto, como promotor del deporte, varios maestros de Educación Especial apoyados por el Centro Los Ángeles de Badajoz organizaron los que fueron los primeros Juegos Extremeños de Deporte Especial, con Miguel Mancho como colaborador y posterior artífice de que la Junta de Extremadura se encargara de la organización al año siguiente.
En la segunda edición, Mancho ya fue el coordinador, aumentando el número de centros de Educación Especial y de deportistas. El presidente de la Junta de Extremadura en aquella época, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, se implicó por completo en los JEDES, garantizando su continuidad y asistiendo a inauguraciones y clausuras. La fama de los Juegos Extremeños del Deporte Especial llegó a otras comunidades que mandaban técnicos para estudiarlos y hacerlos en sus respectivas regiones. Ya en 1995, el Consejo Superior de Deportes concedió a la Junta de Extremadura el máximo galardón nacional por la promoción del deporte de discapacitados, el premio Olimpia que repitió en el 2009, estando presente Miguel Mancho en ambas ocasiones.
Y subió a los palacios y bajó a las chabolas. Y se puso el traje de chaqueta y corbata, y la camiseta y el chándal como un voluntario más. Y cogió el maletín y la carpeta para visitar los despachos de altos cargos, y también el destornillador para apretar las porterías de balonmano del Centro Penitenciario de Badajoz o las tuercas de anclaje de los asientos de un pabellón Entrepuentes recién nacido. Durante 21 ediciones, Miguel Mancho fue el coordinador de los Jedes, y desde el 2006 afronta nuevos proyectos en beneficio de la región extremeña.
 
ALTRUISTA POR BANDERA
Al margen de sus emolumentos como funcionario de la Junta de Extremadura y anteriormente en la docencia como profesor de Educación Física en diferentes institutos y en la Escuela de Magisterio, Miguel Mancho nunca ha percibido dinero por su trabajo en beneficio del deporte. La mayoría de su trabajo ha sido para el deporte de base y aficionado. Pero éstos debían tener un espejo y por eso nos regaló los dos eventos más grandes que ha tenido el baloncesto extremeño en toda su historia, participando en la organización de la final de la Copa del Rey entre el FC Barcelona y el Real Madrid en el pabellón Entrepuentes en 1982, y el Preolímpico de baloncesto en La Granadilla, diez años después, con la mítica final entre Lituania, con Arvidas Sabonis a la cabeza, y la CEI de Alexander Volkov. En balonmano, Mancho colaboró en la organización del partido entre la campeona del mundo, España, y la campeona de Europa, Francia.
 
MEDALLA DE EXTREMADURA
Miguel Mancho merece la medalla de Extremadura por su gran colaboración en la integración de los discapacitados en la sociedad, a nivel  humano, laboral y deportivo, de forma altruista, su plena dedicación al deporte en Extremadura y haber contribuido de forma decisiva en los éxitos conseguidos por deportistas, clubes, asociaciones y la propia Junta de Extremadura.

Plataforma Mancho
plataformamancho@hotmail.com

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

La luce venuta da Roma, en la sala Europa

Por El Avisador - 6 de Mayo, 2009, 9:39, Categoría: General

Continúa abierta en la sala Europa de la capital pacense (avda. de Europa, s/n) una extraordinaria exposición de artistas extremeños, que, en su momento, fueron becados en la Real Academia de España en Roma. Se titula La luce venuta da Roma, que no necesita traducción, y cuenta con obras de autores de la talla de Timoteo Pérez Rubio, Enrique Pérez Comendador, Florentino Díaz, Hilario Bravo, Damián Flores, Emilio Gañán y Ana Hernández del Amo. Estando comisariada por la catedrática de Historia del Arte de la Universidad de Extremadura, María del Mar Lozano Bartolozzi.

Durante siglos, los grandes artistas han considerado necesaria la estancia en otras capitales europeas, como París, Londres o Roma, como parte fundamental de su formación. En esta última, la medida, el orden y el ritmo, materializado en sus monumentos y piezas escultóricas y pictóricas, son el mejor reflejo que la historia ha dejado para guiar a quienes visitan la capital italiana por su rica y extensa cultura.

Si en los siglos XVIII y XIX las academias y élites culturales europeas recomendaban esa visita, en España, gracias a las becas concedidas por la Real Academia Española en Roma, se ha venido continuando esta labor hasta nuestros días.

Así, artistas de vanguardia pueden disfrutar hoy de un período de formación junto a los restos de aquellas antiguas civilizaciones, que sentaron las bases de la cultura europea. Para innovar, es fundamental el conocimiento y comprensión de la historia, siendo Roma una ciudad donde se produce un paradójico choque entre pasado y presente.

Desde su fundación en 1873, algunos de los artistas más destacados en el panorama plástico extremeño han sido beneficiarios de la ayuda de la Academia. Enrique Pérez Comendador, Timoteo Pérez Rubio, Hilario Bravo, Damián Flores, Florentino Díaz, Emilio Gañán y Ana Hernández del Amo son una muestra de diferentes períodos y tendencias artísticas.

Tras su paso por Cáceres y Badajoz, la exposición llegará a Mérida, Hervás y Roma, en concreto, a la sede de la Real Academia de España en la capital de Italia.

Fernando Pérez García, coordinador técnico de la muestra, ha tenido el detalle de enviarme el catálogo, realmente magnífico, con textos de Antonio Bonet Correa, María del Mar Lozano Bartolozzi, Miguel Fernández Campón, César Velasco Morillo, Juan Manuel Bonet, Moisés Bazán de Huerta, Juan Antonio Álvarez Reyes, Javier Cano Ramos, además del propio Fernando Pérez García. Impreso en los talleres pacenses de Indugrafic (2009, 211 páginas) y con espléndidas fotografías de Vicente Novillo.

Por sus muchas virtudes, recomiendo encarecidamente una visita a La luce venuta da Roma, que estará abierta en la capital pacense hasta el 10 de mayo.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

El Grupo LIMC, hoy, en el Museo Arqueológico

Por El Avisador - 6 de Mayo, 2009, 9:10, Categoría: General

Prosiguen los conciertos del II Ciclo de Música Contemporánea de Badajoz. Hoy, miércoles, actúa el Grupo LIMC (Lectura e Interpretación de Música Contemporánea) en el Museo Arqueológico de Badajoz. Bajo la dirección de Daniel Sprintz y con obras de B. Gallo, A. Berg, G. Navarro, L. Berio, C. Cerrada y P. Boulez. Será a partir de las 20,30 horas, rogándose puntualidad.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Visita a la exposición de Guillermo Silveira, el 10, en el Museo de Bellas Artes

Por El Avisador - 6 de Mayo, 2009, 1:09, Categoría: General

Estimado Pedro:

Enhorabuena por este espacio del Avisador, tan interesante para Badajoz y Extremadura.

El día 10 de mayo, domingo, un grupo de amigos y socios de ACAEX (Asociación Cultura y Amistad de Badajoz), visitaremos la exposición del artista extremeño Guillermo Silveira, en el Museo de Bellas Artes de Badajoz.

Para nosotros tiene mucho interés porque se trata de un gran artista, e invitamos a todas las personas que quieran verla con nosotros, a que se acerquen ese día al Museo. Tendremos la suerte de que nos acompañarán las hijas y, también, los nietos del autor.

Día: 10 de mayo
Hora: 12,30 h.
Lugar: puerta del Museo de Bellas Artes (al lado de la plaza de la Soledad)

Guillermo Silveira ha sido el autor de la Virgen de los Ángeles, de la Puerta de Palmas; obra que hemos podido contemplar y tocar en la visita realizada a ese monumento y en la que también estuvieron hijas y nietos del artista.

Muchas gracias.

Un saludo.

Fina Cortés Arias
juntadirectiva@acaex.es 

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Pedro Cintas y Joaquín Moñino se doctoran en arte flamenco en las Casas Consistoriales

Por El Avisador - 6 de Mayo, 2009, 0:58, Categoría: General

Primero de mayo, cuarta función de Flamenco en la Plaza Alta y cuarta sesión consecutiva en las antiguas Casas Consistoriales de Badajoz. Con cuarto lleno a rebosar, pero media hora antes de iniciarse la velada. Por lo que los menos espabilados tuvieron que apalancarse en las filas postreras, como el abajo firmante y la patronal, que nos sentamos en la última. Y gracias, que hubo gente que se quedó en la rúa, a pie enjuto. En los carteles estaban anunciados un tal Pedro Cintas, cantaor de La Albuera que venía avalado con premios de los caros, y el pacense Joaquín Moñino, a la guitarra. Y entre la gente guapa, presidiendo la noche flamenca, las concejalas Consuelo R. Píriz, institutriz de Cultura, y Rosario Gómez de la Peña, junto con el también concejal Francisco Javier Gutiérrez Jaramillo, un fijo en estos actos. Y entre la gente del común, muchas caras nuevas: familiares, amigos y vecinos de La Albuera, arropando a su cantaor, y los que había venido de Villafranco, lugar de residencia del guitarrista.

LA FUNCIÓN
En ausencia del presidente de la Asociación de Arte Flamenco, Ildefonso Castaño, tomó la palabra Antonio Nieto, su todoterrenal secretario, que tuvo palabras de agradecimiento a todos los presentes por su asistencia. Y, cómo no, "a estos dos paisanos nuestros, a Pedro y a Joaquín". Y los puso por las nubes, comenzando por el de La Albuera, "muy joven, sólo 32 años, autodidacta, que aprendió el oficio de su padre, poseedor de una voz profunda, cante jondo de verdad, con especial predilección por las seguidillas y los cantes de nuestra tierra". Y que "dio un importante paso en su carrera a partir del año 2002, cuando ganó en Leganés la Silla de Oro".
Y de Joaquín, lo mismo, que, a pesar de ser autodidacta, ha acudido a grandes centros de enseñanza en Sevilla, como la Fundación Cristina Heeren, perteneciente a una dama americana, enamorada de España y del flamenco". Y, claro es, al Ayuntamiento de Badajoz, por su respaldo a estas actividades, y es que "si no fuera por nuestras autoridades, no estaríamos aquí", dijo el nota con sinceridad.

Pero tuvo tiempo don Nieto para más agradecimientos esa noche: "A Laura Zahinos, por su programa de flamenco en Canal Extremadura Radio y a Pedro Montero, por su labor de difusión del flamenco en Internet, en su blog del Avisador". Escuchar mi nombre y faltó el canto de un euro para que me cayera de la silla. Quise que en ese momento me tragara la tierra, y eso que estaba en la última fila, como escondido. Menos mal que tres amigos que había por allí y la patronal, dedicándome la mejor de sus sonrisas, hicieron que me recuperara de la impresión. Gracias, don Nieto. No hay de qué, buen hombre. Las gracias, a vosotros, creadores y divulgadores de nuestra cultura, en este caso, flamenca, que bregáis lo que no está escrito para organizar estos actos.

Con que salen Pedro y Joaquín, Joaquín y Pedro, en medio del aplauso generalizado. Y me llevo otra impresión al ver a Pedro Cintas, el cantaor de La Albuera, bien trajeado y con corbata, más bonito que un San Luis, que saluda como los toreros a sus fans, que medio llenaban el salón. Joaquín, por su parte, más discreto, con traje clásico, de negro, sin corbata, también saludó a los suyos. Y va el tal Pedro y dice que "encantado de estar aquí entre vosotros, en esta hora, no muy flamenca, por cierto, en este sitio y este marco, incomparables".
Y el concejalato presente, con sonrisas de oreja a oreja. Y sin más preámbulos, Pedro, para que no quedara duda alguna, para que la gente supiera lo que es el cante jondo de verdad, sin pamplinas ni puñeterías que valgan, que va y se arranca por soleares. Cantaor poderoso, profundo este Pedro, con un acompañante de lujo, el tal Joaquín. Y la gente, sin decir ni pío, con la boca abierta. La ovación fue de gala, obligando a saludar a la pareja.

Y le siguieron los tangos, donde Pedro y Joaquín, Joaquín y Pedro, estuvieron a punto de armarla. Pedro, cantaor de largo recorrido, Joaquín, guitarrista, que ni Paco de Lucía. Con las cámaras de vídeo y de fotos de los móviles echando chispas. Y la cosa estaba empezando. La velada estaba subiendo de tono, los dos se estaban gustando y podía pasar cualquier cosa. Como que al final, al acompañarse Pedro con sus palmas, con Joaquín haciendo virguerías con las cuerdas, los ¡olés! y los ¡bravos! empezaron a sucederse. El alboroto fue de escándalo, y me tuve que sujetar a la silla, que creí que temblaba la tierra.

Y es en estos momentos, con la gente disfrutando de lo lindo, que veo unas escenitas que no me gustaron un pelo: unas madamas del público se dedicaban a salir y a entrar de la sala, con total falta de respeto al público, distrayendo al personal. Y unos niños, pasilleando arriba y abajo, como si estuviéramos en un patio de vecindad.
Menos mal que los dos notas pasaron del asunto y, al entrar por malagueñas, los rasgueos iniciales de Joaquín pusieron a parte del público en pie, enfervorizado, dispuesto a hacerle la ola, si fuera menester. Por lo que le dedicó una sonora ovación. El tío estaba tocando como los ángeles. Y sin despeinarse, que tiene usía. Y la gente, derretida de tanto arte, con Pedro, que no cejaba, y Joaquín, el amo de la guitarra.

Y le tocó al turno a los cantes de Cádiz, con una peña detrás de nosotros, en el escaño, hablando entre ellos, dando el coñazo, como si estuviéramos en una venta o en una tertulia flamenca barata. Y la pareja, tan a gustito, que volvió a poner el listón del cante hondo más arriba, cante cadencioso, sin concesiones a la galería, cante serio, de verdad... Y la gente, conectando con los artistas, moviendo al compás sus cabezas y sus cuerpos... Y vengan los olés, las palmas y los ¡bien! Y algunas comadres, vengan a dar la lata, entrando y saliendo cuando les parecía, la madre que las parió... Así y todo, a su término, el público les dedicó una sonora y larguísima ovación. Como que creí que nos hundíamos con todo el equipo...

Tras algunos minutos tratando de recuperar el resuello, restablecida la tranquilidad, que va Pedro y se dirige al público:
--¡Decidme algo!
--¡Unos tanguitos! --dijeron por un lado.
--¡Unos jaleos! --se oyó más allá.
--¡Lo que tú quieras! --soltaron acullá.
--¡Pues va por seguidillas!

PEDRO Y JOAQUÍN
Y aquello fue el no va más, lo último de lo último, la repera limonera. En flamencología, se entiende. Con Pedro y Joaquín, Joaquín y Pedro, lanzados a tumba abierta. Con ese cante hondo, arrollador y pleno de facultades del primero, y con ese dominio de la guitarra, a lo Paco de Lucía, el segundo. Con la gente al borde del pasmo, entregada, rendidita a sus pies. Ovaciones, olés y qué sé yo. Y las Casas Consistoriales, milagrosamente, en pie.


Pero, damas y caballeros, había un último acto. No bien repuestos de las emociones, que va el nota albuereño y anuncia que unos fandangos. Lo que sería su despedida. Y para la ocasión, que lo hace... ¡sin micro y de pie! Y aquello fue para que le dieran La Torre de Espantaperros de Oro a los dos. ¡Cuánto poderío! ¡Cuánto arte! ¡Cuánta categoría! Y la gente, a punto de sacar bandera blanca, derrotadita, de ovación en ovación. De olés en olés. Con Pedro, el guapetón de La Albuera, desmadrado, y Joaquín, el chaval de Villafranco, tocando como los grandes maestros. Y vengan los aplausos cerrados. Y venga la gente a ponerse en pie. Y vengan algunas marujas a entrar y salir... Y venga a agarrarme a la patronal, que aquello podía llegar a mayores...

Damas y caballeros, jóvenes y jóvenas, jubilatas y pensionistas, la cuarta velada de Flamenco en la Plaza Alta acabó con el ilustrísimo Pedro Cintas, marqués de La Albuera, y el no menos ilustrísimo Joaquín Moñino, conde de Villafranco, como nuevos doctores en Flamencología por la Universidad flamenca de Badajoz, con sede en las antiguas Casas Consistoriales. Tras el veredicto unánime del público, como no podía ser menos. Pero, eso sí, dejando un reguero de emociones y de vivencias que tardaremos algún tiempo en olvidar.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Mayo 2009  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog