4 de Mayo, 2009

¡Atención, pavos de Castelar en libertad!

Por El Avisador - 4 de Mayo, 2009, 16:43, Categoría: General

Pues no lo sabía. Y creo que muchos de vosotros, tampoco. Y es que ha nacido una nueva señal informativa de tráfico urbano, que se refiere exclusivamente a los famosísimos pavos de Castelar. Que andan a sus anchas por el popular parque pacense y alrededores. Como, por ejemplo, por el cercano Hotel Husa-Zurbarán. Donde deambulan como Pedro por su casa, recibiendo alimentación y cuidados, además de anidar en sus rincones y todo.

Y en sus puertas han colocado unas señales que tienen forma cuadrada, pero invertida, que avisa: "¡Atención, pavos reales en libertad!". Con un señor pavo en el centro, con fondo amarillo. Y cuatro llamadas de atención en sus laterales, que dicen:

Atención
Atenção
Attention
Aufmerksamkeit


Una preocupación menos para la guardesa de Castelar, nuestra excelsa poeta Carolina Coronado, que es quien controla el pequeño zoo doméstico castelareño, junto al estanque, rodeada de patos, palomas y galápagos. Y es que los pavos campan a sus anchas por el parque, haciendo lo que les da la real gana. Demasiado para la buena de Carolina, impertérrita, en estatua sedente, dejando que las palomas se le suban a la cabeza y la pongan tibia de excrementos, sin dejarle que abra un libro que lleva entre las manos, que tiene bemoles. Bueno, pues ahora, con las señales de marras, creo que nuestra guardesa se quedará más tranquila, sabiendo que sus reales pavos están más controlados.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Un Caballero de Yuste

Por El Avisador - 4 de Mayo, 2009, 12:16, Categoría: General

Pedro:

Muchas gracias por tu excelente crónica de la visita a Yuste y su comarca, que me ha traído viejos y estimulantes recuerdos. Desde 1962, fui Caballero de Yuste, vocal 30 años y, de ellos, 16 como presidente. No los puedo olvidar. Me los has hecho revivir. Conozco Yuste y su comarca como la palma de mi mano. Tengo la Venera de Oro por mis años de presidencia. Investí a cerca de dos mil Caballeros...

Un abrazo y... hasta mañana.

Manuel Martín Lobo
Caballero de Yuste
eleneo1925@yahoo.es

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Por tierras de Yuste, tras las huellas del Emperador Carlos

Por El Avisador - 4 de Mayo, 2009, 8:23, Categoría: General

El pasado 29 de abril, desde bien temprano y con un tiempo espléndido, una expedición muy especial salía de Badajoz camino del monasterio Yuste, en la comarca altoextremeña de La Vera. La componían dos autobuses con alumnos y alumnas de edad provecta --entre 55 y 80 años-- de la peculiar Universidad de Mayores de Extremadura (UMEX), con sede en Badajoz. Era una visita programada por los alumnos de postgrado --los que terminan sus cinco años reglamentarios y no se resisten a abandonarla--, a quienes acompañaban los miembros del coro, con su amable director, Joaquín Fernández Picón, al frente. Además de otros muchos, agregados sobre la marcha, al haber plazas suficientes. Y entre estos últimos, Pili, la patronal, alumna de 4º curso, al que acompañaba este juntaletras. Que pagó religiosamente su billete, que aquí, de gratis, nada, monada. Y en el Polibús --Autocares Poli--, allí que nos apalancamos la mitad --de los 90 que iban, más o menos--, con caretos bien conocidos entre los alumnos viajeros: Paco Pedraja, el incombustible profesor, Emilio González Barroso, el eterno presentador de eventos musicales, y Camino Caballero, la perfecta institutriz umexiana, en asuntos de coordinación de actividades, secretaría, papeleo, listas, cuentas y demás menesteres. La mano derecha de Florentino Blázquez Entonado, Tino, el baranda de la UMEX, que, sin saber cómo ni por qué, se quedó en tierra, sin poder acompañarnos. Y la verdad sea dicha, el nota se lo perdió, pues fue una jornada inolvidable. Pero no adelantemos acontecimientos.

En la ida, cogimos la Nacional V Madrid-Lisboa, atravesando el famoso túnel de Miravete y, a la altura de Navalmoral de la Mata, giramos a la izquierda por la autovía regional que lleva a Plasencia y, tras atravesar el Campo Arañuelo, nos adentramos en el corazón de la comarca de La Vera. Con carreteras serpenteantes, encajonadas entre bosquecillos de castaños y robles, brezos y alcornoques, alisos y fresnos. Una gozada. Y con unas vistas de impresión en el horizonte, de postales turísticas de las caras: las cumbres nevadas de Gredos. Nuestro destino era el monasterio de Yuste, regido por los monjes jerónimos, de vida contemplativa, lugar emblemático de las Españas, lugar de retiro del Emperador Carlos I de España y V de Alemania a mediados del XVI, el último Emperador de Europa. Quien, aquejado de múltiples dolencias --entre ellas, la diabetes, la hipertensión y la gota--, desengañado por los negocios del mundo, fracasados sus planes más queridos en defensa de sus Estados y de la Iglesia católica, una vez abdicado en su hijo, Felipe II, escogería este lugar paradisíaco, apartado del mundanal ruido, para pasar sus últimos días, entregado a la melancolía, recordando el frenesí de los tiempos pasados, a la contemplación de los magníficos paisajes veratos, a la lectura, a despachar asuntos y visitas de los grandes personajes que le cumplimentaban, y, dado su espíritu devotísimo, a ponerse en paz con Dios, a la espera de la muerte.

LA VISITA
Cuentan las crónicas que, después de un viaje azarosísimo desde Laredo, en la cornisa cantábrica, y, tras quedarse algún tiempo en el cercano castillo de los Condes de Oropesa, en Jarandilla de la Vera, el Emperador Carlos llegaba al monasterio de Yuste en la tarde del 3 de febrero de 1557. Un soberbio escudo en cantería, mandado labrar por Felipe II, y en el que están reflejados todos los títulos del Emperador, lo recuerda:

"En esta Santa Casa de San Jerónimo de Yuste se retiró a acabar su vida el que toda la gastó en defensa de la fe y en conservación de la justicia. Carlos V el Emperador Rey de las Españas. Cristianíssimo, invictíssimo, murió a 21 de septiembre de 1558".

El cuerpo del Emperador permaneció en la cripta del monasterio jerónimo de Yuste dieciséis años, hasta que, en 1574, Felipe II ordenó el traslado de sus restos al panteón real del monasterio de San Lorenzo de El Escorial, donde actualmente reposan.

Volviendo a la realidad, después de pasar por Cuacos de Yuste, tras una subida empinada de sólo un kilómetro, con el famoso cementerio militar alemán a la derecha de la carretera, llegamos al monasterio. El monasterio, enclavado en un paraje de extraordinaria hermosura, impresiona por sus valores paisajísticos, históricos, monumentales, artísticos y religiosos. Sin dejar atrás los simbólicos, por lo que representó en su día la figura gigantesca del Emperador Carlos, adelantado a su tiempo por su visión paneuropea. Y es cinco siglos después, en 1992, con la creación de la Fundación Academia Europea de Yuste y el Premio Europeo Carlos V, cuando su figura vuelve emerger en la construcción de la nueva Europa, acercándola, al mismo tiempo, a Extremadura.

Y lo primero que hacemos, repartidos en grupos de 25, es una visita al monasterio y al palacio imperial anexo, de la mano de un guía encantador y erudito. Llevándonos por la famosísima rampa, por donde el Emperador accedía a su palacio --evitándole las fatigas de las escaleras-- y, ya dentro, visitando sus estancias: cámara, antecámara, sala de audiencias, habitaciones privadas, perfectamente dispuestas tal cual las usó el Emperador Carlos en sus tiempos. Así como la imnpresionante iglesia, con su magnífico retablo pictórico: "La apoteosis de Carlos V", el museo, etc., etc. No pudimos acceder a los claustros, pero sí a los jardines anexos, donde podía contemplarse el estanque del Emperador y, en la lejanía, un grupo de cisnes negros en libertad.

Naturalmente, los viajeros pudimos hacer cientos de fotos, qué cientos, y miles, también. A excepción del interior de las estancias, que estaba prohibido. Hay que hacer notar al respecto que el monasterio, rehabilitado en 2008, ha pasado a depender de Patrimonio Nacional, por lo que las cosas se hacen ahora con gran profesionalidad: guías preparados, vigilantes de seguridad, entrada blindada, con la inspección de bolsas, móviles y demás, tienda de venta de libros, guías, postales, bolígrafos, llaveros, caramelos y otros artículos de recuerdo.

EL CONCIERTO
Pero había más, colegas. Y es que, una vez terminada la visita de los distintos grupos, nos llevaron bajo la famosa rampa, junto a unos arcos, donde se había habilitado una pequeña sala de conciertos. Y es que el coro, en señal de correspondencia a la Institución invitante, la Fundación Academia Europea de Yuste, iba a dar un concierto en esta primera visita de la UMEX al monasterio de Yuste. En los asientos, los viajeros de Badajoz, y a la cabecera, Paco Pedraja, Camino Caballero y Antonio Ventura Díaz Díaz, presidente de la misma. Quien tuvo unas palabras de cariñosa bienvenida a la expedición universitaria de Mayores, mostrándose encantado, qué encantado, orgulloso, de que los extremeños, representados en estos alumnos tan especiales, hicieran suya esta Casa, con todo lo que representa. Invitándoles a volver cuando quisieran, que estarían encantados de recibirles siempre, por lo que propuso el establecimiento de convenios o acuerdos de colaboración entre ambas Instituciones de cara al futuro. Momento que aprovechó para, por medio de su secretaria, hacer entrega a los asistentes de una bolsa, conteniendo folletos y revistas, además de pines con la "Y" de la Fundación, que gustaron a la concurrencia, que aplaudió a rabiar. Ahí es nada, la gente de la UMEX, condecorada galanamente por sus anfitriones imperiales con la "Y" en miniatura de damas y caballeros de Yuste. La mismita que les dieron, pero ya en tamaño "champions league" --valga el símil--, por sus relevantes méritos en la construcción de Europa, a líderes de la talla de Simone Veil, Jacques Delors, Mijail Gorbachov, Felipe González, Jorge Sampaio, Helmut Kohl y Wilfried Martens, entre otros.


Tras lo cual vino la réplica, o séase, el concierto, que fue presentado por el todoterrenal Emilio González Barroso, que estuvo justo y comedido. El coro, dirigido con su habitual maestría, por Joaquín Fernández Picón, interpretó estas cinco piezas, que fueron largamente aplaudidas:

* Agüita de mi tierra
* Señor, me cansa la vida
* Eres alta y delgada
* Flores de amor (habanera)
* Date la vuelta

Tras las felicitaciones de rigor, Antonio V de Yuste se enrolló con el personal, y estuvo atento a cualquier detalle. Y eso que es serio y circunspecto el caballero con mando en plaza en Yuste, aunque nacido en Campanario. Y cuando llegó mi turno, tras las felicitaciones de rigor y tal y tal, al interesarme por sus actividades, libros, revistas y demás, que no me llegan nunca, salió, mira por dónde, Internet, los blogs y esas cosas de la postmodernidad. Y cuando se dio cuenta de con quién se estaba jugando los cuartos, que va Antonio V de Yuste y me da un viaje:
--Pedro, dame tus direcciones, la del correo electrónico y la del blog del Avisador, que me encargo de que te pongan al día sobre la Fundación y te envíen los libros que gustes. Y, además, encantado con tu colaboración.

EL ALMUERZO
Tutti contenti
, los viajeros de la UMEX cogimos el hato y nos fuimos en busca de los autobuses, que era la hora del almuerzo reparador. En Cuacos de Yuste y en un lugar con especial encanto, nada menos que en el Hotel Dato Vera, dos estrellas. Junto a la carretera, construido no ha mucho, en un sitio privilegiado, a 45 kilómetros de la sierra de Gredos, a 20 del Valle del Jerte y sus famosas gargantas, a 34 de Plasencia y a 40 del parque nacional de Montfragüe. Así que si un día me pierdo con la patronal por estos parajes, que nos busquen en el Hotel Dato Vera. A ver, no.

Y, por si fuera poco, dirigido por un buen amigo, hostelero y empresario de muchas estrellas, Félix Retamar, que nos recibió con los brazos abiertos. Nos repartimos como buenos hermanos en dos plantas y el menú fue éste:

Entrantes al centro: Presa al pimentón, Ensalada mixta, Migas veratas y Croquetas caseras

Primer plato: Sopa extremeña

Segundo plato: Magro de cerdo con pimentón

Postre: Tocinillo de naranja con virutas de chocolate

Bebidas: Gaseosa, cervezas, refrescos y vino tinto Viña Los Frailes, un vinodelatierradeextremadura, uvas garnacha y cencibel, envejecido en barricas de roble, de Bodegas Exagravin, Badajoz, Extremadura, España, al cuidado de don Julián Morenas y su hija, lady Margaret

Efectivamente, no fue un menú imperial, al estilo de los festines pantagruélicos que servían a nuestro Carlos I de España y V de Alemania, comilón y bebedor hasta dejarlo de sobra, pero gustó por su sencillez, nada de sofisticación, con ingredientes de la tierra. Y el que suscribe, junto con otros vecinos de mesa, conseguimos repetir las migas veratas, que estaban muy buenas. Y con tres tientos a la botella, quedamos como unos señoritos.

En la hora del regreso, después de las despedidas de rigor a Félix Retamar y su equipo A,
nos vamos por donde vinimos, no sin antes pasarnos por las tiendas y comercios del lugar para proveerse del pimentón verato, el "oro rojo", santo y seña especiero de estas tierras, así como dulces y quesos, recuerdos del viaje, etc. Y, no se lo pierdan, después de saludar y hacer fotos a Valentín y María Antonia, una parejita encantadora de Cuacos, de 85 y 82 años de edad, respectivamente, los mejores jardineros que haya parido madre, al cuidado de las rosas de los arreates del portal de su casa, junto al Hotel de Félix, que estaban sentados en la acera, tomando el fresco y... dándole a la pestaña, nos'ha jodío.

EL REGRESO
Y el regreso lo hicimos vía Plasencia y Cáceres, que la autovía era magnífica. Y el Polibús, donde viajábamos con el coro, fue una fiesta todo el camino, pues los chicos y las chicas del coro, de la mano de su dire, el tal Joaquín, no cejaron en deleitarnos el viaje con sus canciones armoniosas y de todos los estilos. Siempre en pequeños grupos, que sonaban a gloria bendita, destacando la voz de tenor de mi Joaquín, la modestia personificada, sin darle importancia al asunto. Pero es que hubo más. Y es que la patronal piconera, una tal Conchita, en compañía de otras damas del coro, fueron repartiendo caramelos y dulzainas todo el camino, siempre con la mejor de sus sonrisas. Para endulzarnos el pico, y por nuestra cara bonita. Unas madres, vamos.

Resumiendo, viaje gratísimo al monasterio de Yuste, tras las huellas del Emperador Carlos, con los alumnos y alumnas de postgrado de la UMEX, acompañados por las chicas y los chicos del coro, integrantes de la peculiar Universidad de Mayores de Extremadura, en su sede de Badajoz.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Deportes Goyre, últimos días

Por El Avisador - 4 de Mayo, 2009, 0:42, Categoría: General

Otra empresa conocida que cierra en Badajoz, ésta, por traspaso. Se trata de Deportes Goyre, la conocida tienda de artículos deportivos, una de las más antiguas de la ciudad, situada frente por frente de la clínica Los Naranjos, antes, hospital de la Cruz Roja. Quién no ha visitado esta tienda para proveerse de las prendas necesarias. Donde te atendían con amabilidad y total profesionalidad, que lo sé por experiencia. Contando con las mejores marcas y en los deportes más populares. Bueno, pues cierra, parece que definitivamente. Un cartel lo dice bien clarito:

Se traspasa. Liquidación hasta fin de existencias.
Últimos días.

Pues ya lo sabéis, colegas. Deportes Goyre cierra sus puertas y están liquidando sus existencias. Por traspaso.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Caminos de hierro, espléndida muestra fotográfica sobre el tren, en la Estación de Badajoz

Por El Avisador - 4 de Mayo, 2009, 0:38, Categoría: General

Los viajeros y curiosos que se acerquen a la Estación de ferrocarril, en la barriada de San Fernando y Santa Ssabel, se toparán en el vestíbulo de entrada con una imponente exposición fotográfica, titulada Caminos de hierro, en esta ocasión, en su XXIII edición. Con una cuidada muestra de fotografías en b/n y color, atendiendo a las muchas facetas que el fenómeno del ferrocarril significa hoy en nuestras vidas: viajeros, estaciones, trenes, vías, puentes, túneles, transporte urbano, interurbano y metropolitano, etc., etc.

Las fotografías, de extraordinaria calidad, reflejan a la perfección la categoría artística de decenas de fotógrafos, tanto españoles como foráneos, bien profesionales, bien aficionados, con una muestra antológica de todas las tendencias del arte fotográfico contemporáneo. Lógicamente, hay un apartado de honor en los paneles expositores dedicado a los tres primeros premios, que son estos:

1º premio, Josean Pablos, con su trabajo (serie de tres fotos), titulado "El Expreso de Oriente"
2º premio, Isabel Fernández Alonso, con la serie "Renfe 8797/ 8730/ 8706/ 8719"
Premio Autor Joven, Jon Izarra, con "Chamberí, 21 de mayo de 1966"

Claro que mi selección hubiera sido muy otra. Seguro que si la veis, también os pasará a vosotros lo mismo. Por último, decir que
Caminos de hierro, exposición fotográfica itinerante sobre el tren, podrá verse en Badajoz hasta el 18 de mayo.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Monumento a los Tres Poetas

Por El Avisador - 4 de Mayo, 2009, 0:35, Categoría: General

Badajoz, mezcla su luz en la paleta
para pintar un emotivo monumento
que proclama en emoción y sentimiento
la extremeñidad y el sentir de tres poetas.

Sus estrofas de la verdad hicieron meta
sus almas, destilaron sufrimiento
sus vidas, fueron hojas en el viento
sus obras, una página incompleta.

Ojos de bronce en singular ventana
sobre el cauce aún pletórico o enteco
entrañable de nuestro Guadiana.

Latir de LENCERO, VALHONDO, PACHECO
verso humano, tañido de campana
abrazando el espacio con su eco.

Antonio González Nogales
arbolesazules@terra.es

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Mayo 2009  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog