23 de Abril, 2009

El Foro Sur de la crisis, el 30, en Cáceres

Por El Avisador - 23 de Abril, 2009, 14:47, Categoría: General

Foro Sur 2009, la Feria Iberoamericana de Arte Contemporáneo, que abre sus puertas en Cáceres el 30 de abril, nace bajo el signo de la crisis. Y eso se nota, para empezar, en la cartelería. Sí, esos carteles con que han empapelado la ciudad de Badajoz, anunciando el evento, que tendrá como sede, por última vez, la iglesia cacereña de la Preciosa Sangre. Porque son blancos, blanquísimos y a sólo dos tintas, sin ilustraciones ni diseño original alguno. Con un sobrio texto que dice: "Foro Sur'09. Feria Iberoamericana de Arte Contemporáneo. Cáceres. Centro de Exposiciones San Jorge. Iglesia de la Preciosa Sangre. Del 30 de abril al 30 de mayo". Y en un lateral de la parte inferior derecha, los anagramas. en pequeñito, de las Instituciones que lo apadrinan: Consejería de Cultura (Junta de Extremadura), Gabinete de Iniciativas Transfronterizas (Junta de Extremadura), Unión Europea (FEDER), Programa Cooperación Transfronteriza España-Portugal, Institución Ferial de Extremadura (FEVAL), Diputación de Cáceres, Cáceres 2016, Ayuntamiento de Cáceres, Diócesis de Coria-Cáceres y Extremadura en Primavera (Estación Cultura). Que, repasando la lista, veo que me faltan más padrinos, por ejemplo, la Caja de Extremadura.

La crisis rampante, en los carteles. Que, seguro, tendrá otras manifestaciones cuando abra Foro Sur 2009 al mundo mundial: en el número de expositores, en el de las galerías presentes, en el de los artistas invitados, en el número de adquisiciones, en el tamaño de los cuadros y del resto de las obras expuestas... Sí, sí, he dicho bien: en el tamaño de los cuadros...

Así y todo, Cáceres siempre se merece una visita, aún en tiempo de crisis.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Joselón

Por El Avisador - 23 de Abril, 2009, 13:13, Categoría: General

Dicen que de casta le viene al galgo. En su caso, en nada tiene que ver el escuálido can, pues ha heredado de su buen padre un porte gallardo y enérgico, cual gastador al frente de la tropa. Y ahí está, como estuvo hace años, cuando comprobó que Dios no podía dar su magistral lección de amor sobre ruedas, nunca mejor dicho. Tan solo sé que, ya con una altura respetable, pero casi con la bisoñez de la adolescencia, un día se me presentó para que, a través de las ondas populares, le diéramos cabida a una idea que le venía rondando la cabeza desde hacía tiempo. Debe de ser que, desde su más tierna infancia, vio como, viernes tras viernes santo, su padre se encaminaba hasta la plazuela para estar más cerca del cielo junto a su Virgen de la Soledad, lo que, supongo, marcó para siempre su joven vida. Y es que, este Joselón de la NBA de la gloria, quería que Badajoz resucitase de una vez por todas, y que pudiera presumir de una semana santa, en aquellos tiempos, en franca decadencia.
 
Fueron muchos los mandamases de turno que, asombrados ante su propia carencia de renovadas ideas y ya acostumbrados al sillón del ordeno y mando, no tuvieron compasión alguna con este aprendiz de hombre y le dieron con las puertas en las mismísimas narices. Aún así, no se desanimó. Este fue un aliciente más para que su palabra no cayera en saco roto. Y no cayó, a pesar de las reiteradas negativas con las que tuvo que enfrentarse un día sí y otro también, hasta que su tozudo corazón encontró un pequeño lugar donde hacer realidad un sueño del que, como buenos españolitos, nadie quería saber nada.
 
Pero este Joselón, heredero de una dinastía de buena gente, sufriendo lo insufrible, consiguió que el sueño, como en los cuentos, se hiciera realidad. Una realidad que, espero, pocos se atrevan a discutir, aunque de todo hay en la viña del Señor. Y es que, la evidencia, que todo lo puede, se refleja cada año cuando Badajoz empieza a vestirse de morado. 
 
Ahora, y merced a su adolescente sueño, Dios va por derecho, con los cuatros zancos por igual, mientras que su santa Madre va directamente al cielo, o es el cielo el que llega hasta la tierra.
 
Con voz recia y sabiendo lo que se trae entre manos, es el guía de todos los que, con apasionamiento desmedido, se colocan cada semana santa el costal para experimentar en su propio cuerpo la dureza de una cruz. Si en Sevilla se habla de la dinastía de los Ariza, de los Santiago, de Salvador Dorado, "El penitente", en Badajoz, de la dinastía de los Calditos y, creo que para y por siempre, de la de los Joselones, maestros en emociones y devociones.
 
Va por ti, Joselón. Sabes que te lo prometí. ¡Tos por igual, valientes! ¡A ésta es!

Ahí quedó.

Gabriel E. Sardina Sánchez (Gábien)
gabien@hotmail.com

Permalink ~ Comentarios (5) ~ Comentar | Referencias (0)

Tertulia flamenca, el 24, en el Complejo Alcántara

Por El Avisador - 23 de Abril, 2009, 11:45, Categoría: General

Mañana, 24, la Asociación de Arte Flamenco de Badajoz celebra su acostumbrada tertulia mensual, a celebrar en el Complejo Alcántara de Badajoz, en la carretera de Olivenza, por los pagos de La Granadilla, al lado del Nuevo Vivero, con un cartel de los caros. Vean, vean:

Laura Vital, de Cádiz.
Entre otras muchas distinciones, Primer Premio Lo Ferro 1998, Cantes básicos,
ganadora Concurso Nacional Jóvenes Interpretes IX Bienal de Sevilla
y Primer Premio Concurso de Lepe 1999.

Acompañada por Manolo Franco,
uno de los guitarristas mas completos y reconocidos del flamenco actual.

Y como artistas de nuestra tierra, la joven promesa pacense Maite Olivares,
acompañada por el guitarrista Joaquín Moñino, también de Badajoz.

Será a las 22,00 horas, rogándose puntualidad.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Desde Barcelona, en el Día del Libro

Por El Avisador - 23 de Abril, 2009, 11:26, Categoría: General

Desde Barcelona, hoy, Día del Libro, saludo a todos los que de una u otra manera participáis del foro El Avisador de Badajoz, un blog que nuestro amigo Pedro tuvo la feliz ocurrencia de abrir para deleite e información pacense de todos nosotros.

Un abrazo para todos los paisanos de

Ramón Díez Piri
r.piri-@hotmail.com

BARCELONA

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Feliz Día del Libro

Por El Avisador - 23 de Abril, 2009, 8:39, Categoría: General

Pedro:

Eres tan madrugador como yo. Sï, feliz Día del Libro, aunque nos llegue en formato electrónico (tanto la felicidad, como la obra) para todos los amigos del Avisador.

Un abrazo.

Manuel Pecellín Lancharro
manuelpecellin@gmail.com

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Los libros, los protagonistas del día

Por El Avisador - 23 de Abril, 2009, 8:19, Categoría: General

Hoy, 23 de abril, Día del Libro, desde primeras horas de la jornada laboral, los libros estarán en la calle, realzando con su presencia algunos de los rincones más céntricos de la ciudad, a disposición de los viandantes, sean vecinos o forasteros, que podrán adquirirlos con un descuento del 10 %. Las mejores librerías de la ciudad llevarán hoy su preciada mercancía a la rúa, que ofrecerán en puestos ad hoc, con libros de todas las clases, estilos, autores y precios: últimas novedades, extremeños, novelas, ensayos, poemarios, libros de viajes, de cocina, infantiles y juveniles, etc.

También habrá puestos donde se regalen claveles --hasta que se agoten--, conectando con la tradición catalana por San Jordi, que hoy celebra también su día --la Diada de Sant Jordi--, de regalarse una rosa y un libro. Los caballeros a las damas, la flor, y las damas a los caballeros, el libro. Hermoso ritual que hoy pondrán en escena los componentes de la colonia de catalanes-pacenses de Badajoz --numerosa, por cierto--, conectando así con una de sus más antiguas tradiciones, al tiempo que se dan un baño de identidad.

Con flores o sin ellas, hoy, en Badajoz, los libros serán los protagonistas de la jornada.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Mira al Guadiana, el domingo 26

Por El Avisador - 23 de Abril, 2009, 1:15, Categoría: General

Pues estoy hecho un puto lío. Resulta que la XIII edición de la fiesta de Mira al Guadiana, que se celebra el próximo domingo en el Paseo Fluvial de la margen izquierda del río, está anunciada en los carteles con este eslogan:

Baila en Mira al Guadiana

Baila y mira al río, todo a una vez. Imposible, colegas. O miras o bailas. Las dos cosas a la vez, no me cuadran. Por lo que voy a tener que darle un toque a la señá Consuelo, la institutriz de Cultura, y que nos haga una demostración práctica sobre el tablao.

Como de costumbre, la función al aire libre, altamente recomendada para mayores y pequeñines, empieza a las 9,00 y acaba a las 21,00 horas. Con numerosas actividades, destacando en esta ocasión el bailoteo. Y de todas las clases, oiga, solos y agarrados, lentos y vertiginosos, de jóvenes y de abueletes, etc., etc. ¡Ah!, sin olvidarme de las emocionantes travesías en zodiacs de la Guardia Civil acuática, impagables para los badajocenses que quieran recordar otras épocas.

Como siempre..., ¡nos vemos en Mira al Guadiana!

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Retirado en la paz de estos desiertos...

Por El Avisador - 23 de Abril, 2009, 0:36, Categoría: General

Pedro:

En materia de libros nunca he encontrado nada mejor que este soneto de Quevedo. Sus imágenes son geniales. De modo que lo he hecho mio, y así vivo: aunque no tan retirado como Don Francisco.

Un abrazo.


Alberto González Rodríguez
albertognz@hotmail.com

***
 
Retirado en la paz de estos desiertos,
con pocos, pero doctos libros juntos,
vivo en conversación con los difuntos,
y escucho con mis ojos a los muertos.
 
Si no siempre entendidos, siempre abiertos,
o enmiendan, o fecundan mis asuntos,
y en músicos callados contrapuntos
al sueño de la vida hablan despiertos.
 
Las grandes almas que la muerte ausenta,
de injurias de los años vengadora
libra, ¡oh gran don Iosef!, docta la imprenta.
 
En fuga irrevocable huye la hora;
pero aquélla el mejor cálculo cuenta,
que en la lección y estudios nos mejora.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Un ser despreciable

Por El Avisador - 23 de Abril, 2009, 0:28, Categoría: General

Me tenía por un ser despreciable, pues a pesar que cada día en el mundo morían 70.000 niños de hambre, yo era feliz, y sin preocupación alguna, iba a mi bar, me tomaba mis raciones habituales, mis copas y mis puros. Luego, iba contento a casa, tambaleándome, farfullando canciones incomprensibles. Mi gratificante mujer me esperaba con la mesa puesta, un plato humeante y una sonrisa fría.

La siesta me hacía soñar con paraísos del canal Luxury de la tv, allí aparecía yo en un jacuzzi con Jesús Gil, hablábamos, fumábamos grandes habanos y reíamos, pero no recuerdo más, había chicas también en todo aquello, y enormes palmeras de nylon que se movían al ritmo de alguien parecido a Mikel Jackson, éste se contorsionaba haciendo  gestos y mohines en su cara de cartón. Mi estado habitual era de aceptación optimista, ante la trágica suerte de cualquier especie viva.
  
Pensaba que en este mismo instante, un terremoto en algún sitio haría que miles de personas durmieran definitivamente debajo de lo que fueron sus carísimas casas. No los debieran de mover de ahí, por fin, pagaron su hipoteca, casa, tumba y monumento, para olimpiadas del sufrimiento, terremoto liberador. O un tsunami barrería cualquier apacible playa, donde la gente adormilada debajo de sus gafas sería engullida por las terribles mareas en un tris tras.

Todas estas remotas tragedias me pillaban vacunado. A mí no me afectaba las crisis, no había trabajado nunca en serio, si lo hice fue por dar una imagen de normalidad con alguna ocupación vana o negocio, siguiendo las instrucciones del administrador de mi acaudalado suegro. Éste me odiaba por mi falta de motivación por el dinero y por no interesarme en sus pingües y variados negocios.
 

Mi boda con su hija fue la mejor operación financiera que nunca pude hacer. Pero no busqué aquella unión premeditadamente, me la encontré, fue ella la que me impuso en su familia, ya entonces mantenía mi indiferencia por el dinero o por su alta posición económica

--No se casan por dinero, debe ser por amor--, dijo con astucia y anticipación mi suegra.
--¡Menos mal!--, exclamó, aliviado, mi futuro padre político.
--Pero parece un ser simple y sin ambición-,- sentenció el jefe de familia.
--Tú también lo parecías a su edad.

Con el tiempo, me dejaron por imposible. Una copiosa asignación que administraba mi mujer mantenía cubiertas nuestras necesidades y mi ociosa vida.

Por las tardes, paseaba por los parques, sin rumbo fijo, fumaba y fumaba, miraba y miraba sin ver nada en concreto. Tiraba trozos de pan a los patos, ésa era mi mejor y única obra de caridad del día. Los patos parecían conocerme, aunque me pasa con ellos como con los chinos, todos me parecen iguales.
--Hola, patito, ¿cómo estás?

Las huellas que dejaban mis recias botas en la arena indicaban que me iba del lugar. Sigo pensando en aquel pato, me miraba como si confiara en mí, tenía interés en las tonterías que le decía. Algo que no es habitual en mis relaciones con los míos, estos me ignoran y me tratan como a un cuerpo ajeno y molesto, hablan bajo si me acerco y ríen cuando me alejo. Les noto inquietos al interesarme por algo de ellos.

El otro día me oí en la siesta graznar:
--!Cuá, cuá, cuá!--, como un pato que espera su miga de pan.
 
Juan Manuel Fernández Callejo

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Abril 2009  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog