El lacito blanco

Por El Avisador - 4 de Abril, 2009, 17:31, Categoría: General

En estas vísperas del Domingo de Ramos, comienzo oficial de la Semana Santa popular y callejera, la de las procesiones y representaciones en vivo y en directo, todavía colea en Badajoz el pifostio de los lazos blancos, en señal de protesta ante la reforma de la Ley del Aborto en España, cuando la anterior lleva vigente en nuestro país casi un cuarto de siglo. Tiempo en que, yo recuerde, nadie ha salido a la palestra a protestar con los lazos blancos, blanquísimos.

Cuánta hipocresía, Señor, y cuántas pamplinas hemos tenido ocasión de leer y escuchar en los medios digitales de Badajoz y resto de las Españas. En Badajoz, la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Penitencia y Gloria, la que preside el bueno de José María Blanco Rastrollo, "Posi", y el hermano mayor de la de la Soledad, el doctor Joaquín Gil Juan, han dicho que nones, pero que dejan a cada nazareno la libertad de llevarlo o no. Que "no quieren mezclar política con religión". Y se han quedado tan panchos. Cuando todo el mundo sabe, incluidos los niños del cole, que la inmensa mayoría de los que se autoproclaman católicos, apostólicos y romanos, incluidos los cofrades que procesionan, no van a misa --salvo en las bodas y en los entierros-- ni frecuentan los sacramentos, y cuesta trabajo que cumplan no los 10 Mandamientos de la Ley de Dios, los del famoso Decálogo bíblico, sino los 5 que prescribe el Catecismo de la Iglesia Católica ($ 2041-2043). Que son estos, por si no sabíais:

1. Oír misa entera los domingos y fiestas de precepto. 2. Confesar los pecados mortales al menos una vez al año, y en peligro de muerte, y si se ha de comulgar. 3. Comulgar por Pascua de Resurrección. 4. Ayunar y abstenerse de comer carne cuando lo manda la Santa Madre Iglesia. y 5. Ayudar a la Iglesia en sus necesidades.

Y ahora, con el asunto del lacito nazareno, un cuarto de siglo después, que van nuestros jerifaltes nazarenos y se ponen muy dignos, haciendo discursitos y tal, y de los cinco mandatos de andar por casa, ni mu. Y me acordé de las palabras de un tal Jesús de Nazaret, cuando hace dos milenios ponía a caer de un burro a los fariseos, poniéndolos de todo, menos de bonito (Mateo, 23, 5 ss), por aparentar lo que no eran, pintando las miserias y las vergüenzas de colorines, a la vista de la gente. En este caso, dos milenios después, de color blanco, blanquísimo. Como los sepulcros blanqueados (Mateo dixit).


Permalink ~ Comentarios (1) ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Abril 2009  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog