Paco Blasco, un acuarelista viajero

Por El Avisador - 28 de Enero, 2009, 12:50, Categoría: General

Hace unas fechas que se inauguraba en la sala de exposiciones del Gran Hotel-Casino de Extremadura, una muestra de acuarelas de un artista poco conocido por estos pagos: Paco Blasco Rodríguez, natural de Almendralejo, la ciudad del Romanticismo y la cordialidad, capital mundial del vino y siete títulos más. Pintor autodidacta, con  50 tacos a la espalda, uno menos en Canarias, con estudios de Filosofía y Letras, Historia y Arqueología, fotógrafo y viajero empedernido, además de dar clases en su academia, empezó su andadura en 1995. Y en Badajoz, donde exponía por vez primera, llamaron la atención sus 29 cuadros, con este estilo tan suyo, realista y colorista, detallista y puntilloso, demostrando su profundo dominio de las formas y el color. Abarcando desde las marinas y los bosques y grandes espacios naturales hasta las escenas urbanas de medio mundo, pasando por la especialidad de la casa: los monumentos y otros lugares emblemáticos de las ciudades por donde pasa. Sobresaliendo sus pinturas sobre sitios más o menos conocidos del gran público, como el Foro de Roma, el Palenque de México, el Cannaregio de Venecia, el Puente de Triana, de Sevilla, la Plaza Chica, de Zafra, Puente de Rialto, de Venecia, calles de Pompeya y Marraquech, palacio de Jaipur, en la India, una fuente y un jardín de Roma, el templo griego de Agrigento, el barrio de Us Küdar, en Estambul, etc. Sin dejar atrás su pasión por la Naturaleza, que sus acuarelas han sabido plasmar con gran detalle parajes y sitios de especial encanto, como el río Nilo, en Egipto, guacamayos en México, una sabina en El Hierro, la selva de Irati, en Navarra, el parque natural Garajonay, en La Gomera, el paraje El Manzo, en su Almendralejo natal, las riberas del Guadiana, las llanuras de Hornachos, etc. Y me quedo con sus cielos, realmente extraordinarios.

Por lo que no es de extrañar que el día de la apertura de la exposición, el pasado día 12, el pintor se viera arropado con la presencia de medio centenar largo de personas, entre paisanos, amigos y gentes de la cultura local.

Al final, durante la copichuela de costumbre --con pinchos de diseño de Javier Correa, un vino blanco Viña Telena (Badajoz), y dos vinos tintos, Finca La Estacada (Tarancón, Cuenca) y Quinta do Crasto (Oporto)--, servido todo con esmero y detalle por Sergio Carreras y su equipo de doncellas, la concurrencia formó corrillos y la animación duró varias horas, siempre en un gratísimo ambiente. Con el guaperas Filipe Dos Santos, gestor cultural del Casino, como anfitrión perfecto.

Lo que aproveché para dialogar con Paco Blasco, un hombre sobrio, tímido, amable y culto, que se abrió cuando le interpelamos. "Yo no pinto por encargo, en mis viajes pinto lo que me gusta, lo que me emociona". "Ésta es mi primera exposición en Badajoz", y, por lo general, "suelo hacer una o dos al año". "No se hace uno rico con el oficio, pero da para ir tirando". Y sobre su caché, "los precios de mis cuadros son asequibles, que sabemos que estamos en crisis, los medianos, a 550 euros y los grandes, a 800, a escoger cualquiera". Y el remate de los tomates: "Y ahí tienes mi tarjeta, con mi teléfono y mi dirección de correo electrónico, para lo que gustes, que estoy a tu disposición". ¡Y lo acababa de conocer, tú!

Finalmente, decir que la muestra de Blasco, el acuarelista trotamundos --que recomiendo vivamente--, estará abierta hasta el 16 de febrero.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Enero 2009  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog