Ben Laden vino a cenar en Nochebuena

Por El Avisador - 24 de Diciembre, 2008, 11:39, Categoría: General

Las discusiones casi siempre surgen por las cuestiones más tontas. Las familias siempre discuten y nochebuena es el mejor momento para ejercitarse. El padre, no queriendo tomar partido por nadie. La madre, tratando de que todo salga bien pero incapaz de disimular su congénito histerismo. Los consuegros, hablando entre ellos y callando en público. La hermana de la madre, esa tía cínica y aprovechada que hace un millón de años se quedó a vivir de gratis total. Y los hijos. Tres, que son multitud: Alberto, el mayor, empresario, serio, implacable, carente de sentido del humor y con la razón de su parte aunque no la tenga; Lucía, soltera, con carácter, independiente, aburrida de nada, intérprete de todo, una exigente profesora a la que no aguantan ni sus alumnos; Alicia, sensible, delicada, inquieta, culta, periodista, clásica pero también moderna, joven y madre. Junto a ellos, Almudena, la mujer de Alberto, que no se calla nada, y sus dos hijos, tan niños, tan bestias; y José Manuel, el marido de Alicia, que nunca se sabe si entra o sale, si sube o baja. Los ingredientes están dispuestos, la cena servida, las copas llenas, la charla distendida, apasionada, ininterrumpida. Ha sido un día de duro trabajo.

 Las nochebuenas, por el día, son todos los años igual. Los nervios estallan cada minuto. No todos han ayudado. No a todos les gusta la ayuda. El menú está completo pero los hay que no están contentos con el menú. Las opiniones, para todos los gustos. El vino va cayendo demasiado deprisa. Tan deprisa como los langostinos. Tan deprisa como el cordero, el besugo y el jamón. La televisión está puesta. El volumen alto. Las imágenes no atienden a razones y calientan, la conversación se enciende, se apasiona, se envenena. Las opiniones se enfrentan. Ya no hay amigos sino contrarios. Ben Laden entra en escena y Alberto saca a Bush a pasear, Lucía habla de Kerry, de Fidel, mamá habla de Zapatero, Alicia recuerda a Aznar, papá se calla, los padres de Almudena callan, siempre callan, José Manuel no se sabe si está, los niños se levantan, Lucía se cabrea, Alberto se cabrea, mamá se echa a llorar, esta no es la Nochebuena que quería, los consuegros callan. Almudena le dice a Alberto que se calle ya, José Manuel saca una pandereta, Alicia trae el postre, papá se pone a un fumar un puro, y el consuegro hace lo mismo, que no le va a decir que no a un buen puro. Lucía se vuelve a cabrear, y Alberto que si eres una amargada, mamá que me voy, amenaza Lucía, pues vete y déjanos en paz, le contesta Alberto. Por favor, sentencia Alicia. Los consuegros quieren ir a la misa del Gallo y José Manuel saca el cava, venga, ánimo, que son las doce, ¡Feliz Navidad!

Juan Manuel Cardoso
jcardoso@aytobadajoz.es

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Diciembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog