Julio del 2008

Vuelven las camisas a rayas

Por El Avisador - 28 de Julio, 2008, 21:15, Categoría: General

La penúltima secuela de la crisis que nos devora ha llegado al vestuario. Masculino, mayormente. Y son legión los maromos de edad madura y provecta que están sacando de los armarios sus viejas camisas a rayas. Verticales, horizontales y a cuadros. Como las que empezaron a llevarse en los años 60 y 70 de la pasada centuria. De cuando el boom del turismo y las suecas en España. Mientras los más jóvenes llevan sus camisas y nikis coloreados y con floripondios, así como con inscripciones en inglés --que nadie sabe lo que ponen, por cierto--, los mayores vuelven a vestir las camisas de rayas que tan bien sentaban al españolito de provincias en esos años. Y todo porque no hay un puto euro para gastar en novedades textiles, modernidades y tal, que hay que tirar con lo que se tiene.

DE CAMISETAS VERBENERAS
Y también están en crisis las camisetas verbeneras, ésas que llevan una inscripción chafardera en el pecho o en la espalda, que causa la risión allí por donde pasa el hortera de turno. Ya no se ven como antaño, que las había a cientos. Ahora se pueden contar con los dedos de una mano. Y sobran dedos. En esta temporada, observando la “pasarela” nocturna de la avenida de Castilla, en La Antilla Beach, sólo me he quedado con dos. Vean:


Ya no cose ni tu abuela.
No sigas órdenes, piensa por ti mismo.

Sin gracia alguna, tú. Poca cosa, Sinforosa. Y es que hasta la gracia y la sal gorda también están en crisis en este país, cuando la primera parte de la parte contratante del veraneo está a punto de cumplirse.

 

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

¿Dónde andarán?

Por El Avisador - 28 de Julio, 2008, 21:04, Categoría: General

Sí. Dónde andarán. Conocidos y populares personajes todos ellos, especialmente entre los españolitos de edad madura, los del gremio de pensionistas y jubilatas, carcamales, carrozas y retablos varios. Y es que resulta que me ha escrito una carta mi tía Federica, la del pueblo, y me pregunta por ellos. Ahora, cuando el verano. Que dónde andarán. Que no hay quien los vea, ni por camino ni por verea. Ni, por supuesto, en los programas del corazón de las teles ni en la prensa de colorines y chafarrinones. Y me manda la redoña una ristra de nombrecitos que se las trae. Para que le dé señales. Para saber qué son de ellos y ellas. Con nombres de personajes de los tiempos del carburo, el gasógeno, el estraperlo y el café migao, por lo menos. Y estos son los andobas, para que sepáis con quién os jugáis los cuartos:

Perico, el de los palotes
Marisa, la de la risa floja
Maribel, la del nivel
Picio y Abundio, los más feos que parió madre
Rebollo, el de los rollos macabeos
La madre Celestina, la de los polvos
Mateo, el de la guitarra
Nicanor, el que tocaba el tambor
Pedrín, el de las ostras
Ambrosio, el de la carabina
Benito, el de la purga instantánea
Eustaquio, el de la trompeta
Carrasco, el que chupaba siempre del frasco,
El tío Paco, el de las rebajas
Jeroma, la de las pastillas de goma
Pedro, el de andar por casa
Juan Palomo, el que se lo guisaba y se lo comía él solito
Bartolo, el de la flauta
Pepeluí, el que te daba la manita
Macarena, la que tenía reloj pero no tenía cadena

Pues eso. ¿Dónde andarán Ambrosio, Benito, Perico, Abundio, Maribel, Picio, Jeroma, Bartolo, Pepeluí, Juan Palomo y compañeros mártires? Si los encontráis, no salgáis a escape, tú. Que ganas darán, seguro. Les decís que los andan buscando por Extremadura. Paco Lobatón y los picoletos, no, mi tía Federica, la de los Entrines.
 

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Festival de Teatro Clásico de Mérida: Un Ayax/Terzopoulos estéticamente reiterativo

Por El Avisador - 28 de Julio, 2008, 20:52, Categoría: General

Me hacen gracia las reseñas, entrevistas, programas de mano donde ciertos organizadores tratan de vender un espectáculo engañando. Este “Ayax”, que con tanto énfasis presenta Francisco Suárez como “estreno en Europa y en exclusiva”, su creador Theodoros Terzopoulos hace tiempo lo había escenificado en Delphos y girado por Italia. En España se estrenó en el 2005 en el pueblo de Parla, programado por el Festival Madrid-Sur. Estas representaciones en Mérida son un “bolo” de la compañía Attis Theatre, que en las próximas semanas también se hará en Huelva (Niebla) y Valencia (Sagunto). El espectáculo, lógicamente, ha sido adaptado para el espacio del Anfiteatro Romano.

Terzopoulos, que es el director griego que mejor nos había ilustrado de forma progresiva en este Teatro Romano -con sus 4 innovadoras producciones anteriores- de la gran capacidad épica, plástica y expresiva de los textos griegos, en esta ocasión ha fallado. Su compañía Attis Theatre, ha presentado “Ayax”, propuesta en la que Terzopoulos más que fijarse en la historia contada por Sófocles, se ha interesado por los conflictos humanos que pone de manifiesto la tragedia. Utiliza fragmentos de la descripción del brote de locura del héroe griego -provocado por la diosa Atenea- y de su matanza de animales creyendo que eran soldados. Tres actores -secundados por un coro- narran los actos cometidos por Ayax, se identifican con él y terminan convirtiéndose en víctimas y verdugos, planteando, una vez más, la clásica pregunta “¿Qué es todo esto?”.

En la relectura de la tragedia mezcla, por partes, el heroísmo convencional visto de forma muy irónica y elementos de “cabaret” para manifestar la idea de la guerra como espectáculo. Sin embargo, estas propuestas, que no se traducen claras por la barrera del idioma y por la recurrente plasticidad y desnatado disfrute de la belleza corporal -que tendrían otro valor si hubiera un sustrato argumental menos intelectual- no son fácilmente asimilables a cualquier espectador.

El espectáculo no utiliza las posibilidades del Anfiteatro, sino la común tarima rectangular para montajes hechos en espacios “a la italiana”. La puesta en escena es de pequeño formato -aunque rellene la acción con 4 actores más que sirven de coro- y su mayor problema es, precisamente, esa tarima de grandes dimensiones que no facilita la comunicación efectiva entre actores y espectadores. Es sabido que, cuando no se entiende el idioma, funciona muy bien en el Attis Theatre una técnica de actuaciones sensitivas que los personajes transmiten con un pálpito arrasador de imágenes intensas y emocionalmente vibrantes. Pues aquí no. El método del director griego, de la expresión corporal hacía el éxtasis físico -próximo a Artaud, Living Theatre, Barba-, de tan buenos resultados en los actores, se da de bruces con un escenario que le sobran metros y con una mala disposición del auditorio.

Además, para quienes conocen en Mérida la trayectoria de la compañía, desde “Las Bacantes”, donde la acción y la palabra nos impactaron gratamente con aquel gradual éxtasis de los interpretes desde sedimentos de primitivas características de los ritos dionisiacos, hasta esenciar la depuración de la estética en “Prometheus Bound”, con actuaciones de lirismo desbordante en las voces desgarradas y la belleza de los cuerpos, en sintonía con músicas y sonidos guturales de lejanas ceremonias mágicas, este “Ayax” resulta estéticamente reiterativo. Ha perdido su impacto de invadir progresivamente las facultades perceptivas de la audiencia. Un “Ayax” que en su delirio -el que consiguen los actores con la técnica- sólo sabe matar bien a las ovejas, pero aburre a mucho público.


José Manuel Villafaina Muñoz
Crítico teatral
jmvillafaina@hotmail.com


Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Carta de amor de una princesa enamorada

Por El Avisador - 24 de Julio, 2008, 21:03, Categoría: General

El otro día, saliendo de mi apartamento antillano, que veo un papel doblado en el jardincillo del patio. Uno de tantos, me digo. Instintivamente, lo cogí para echarlo en el contenedor cercano. Pero al abrirlo me doy cuenta de que no es un papelote cualquiera. Está plegado y en su interior viene el dibujo de una adolescente bellísima, orlado por varias reflexiones, a modo de pensamientos dirigidos a su enamorado, un tal Christian. Un pequeño tesoro, literario y sentimental, que iba a la papelera y que despertó mi atención.
El dibujo representaba a una niña de unos 14-15 años, esbelta y tal, con unos ojos de impresión, una flor en el cabello y un pañuelo saliendo de su cuello, ondeando al aire. Una monería de criatura, tú. Una princesa anónima. Y como tal la considero, que no viene su nombre. Pero una princesa enamorada, no una cualquiera.
Y con letra fina y clara, como de colegio religioso, que mi princesa comienza a desgranar sus cuitas, lanzando flores y dardos envenenados, en español e inglés, según:
--Entonces no vuelvas a cruzarte en mi camino, criatura, porque la próxima vez no tendré más remedio que matarte… Pero tú no deberías morir.
¿En qué quedamos, princesa mía? Y, ahora, en inglés:
--But you, oh, you, why you?
Y sigue la moza:
--Me preguntas si me importas, i (sic) a ti, ¿qué te parece?
Eso, ¿qué te parece? Y sigue:
--Te llamo Kirtash cuando te odio… Te llamo Christian cuando te amo…
Y, ahora, en inglés de nuevo:
--Beyond this people, beyond this world, beyond you and me…, touch my hand and come with me… Come with me…
Y otra andanada sentimental:
--¡Como si hubiera alguna forma de que yo pudiera vivir sin necesitarte!
Y una orden tajante:
--Vete, tú debes vivir.
Pero…
--¿I (sic) cómo voy a vivir si te mueres?
Y traca final:
--Volveré antes de que hayas tenido tiempo para echarme de menos.

EPÍLOGO
Princesa mía, tu carta me ha llegado a mis entretelas. Y no se merecía la papelera, por eso la aireo. Christian/Kirtash, chaval, estás rompiendo el corazón de mi princesa. Y la estás haciendo sufrir un montón. ¿Por qué no la llamas o le mandas un sms de una puñetera vez y le cuentas tus sentimientos? Y tú, princesa enamorada, no sufras más. Si la cosa sigue igual, si el maromo te sigue dando la callada por respuesta, dale un corte de mangas al jeta del Christian, que está jugando contigo, y búscate un nuevo amor. Que los hay así, a mogollón. Y todos de guapo subido, si lo sabré yo. De nada. A mandar.

Permalink ~ Comentarios (1) ~ Comentar | Referencias (0)

Attelea, un vino de Cañamero

Por El Avisador - 24 de Julio, 2008, 20:53, Categoría: General

No ha mucho que cayó en mis manos un vino nuevo para el abajo firmante, aficionado a los caldos extremeños, procedente nada menos que de Cañamero (Cáceres), lugar famoso, entre otras producciones, por sus jamones y embutidos, además de por sus vinos, y perteneciente a la D. O. Ribera del Guadiana. Se trataba de un tinto Attelea --nombre que me recuerda al de una diosa griega--, uva tempranillo, un tinto roble, añada 2006, de las acreditadas Bodegas Ruiz Torres, S. A. Estaba divino de la muerte, con el sabor característico de los vinos de esta zona. “Un caldo monovarietal --puede leerse en la contraetiqueta-- que ha permanecido 45 días en barricas de roble, aportándole finas notas a vainilla”. Y prosigue: “Color rojo picota, aroma intenso afrutado, sabroso, con astringencia viva, equilibrándose en el postgusto”. Un postgustazo, tú.

Pues estas y otras pequeñas exquisiteces, al alcance de cualquiera, son las cosas que merecen contarse de nuestra tierra, que ya no es tan extrema ni dura, colegas. Y que tenemos que airearlas los propios extremeñitos. Que de fuera no vendrán a hacerlo por nosotros. ¿Es o no es?

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Patriotismo de una noche de verano

Por El Avisador - 21 de Julio, 2008, 21:31, Categoría: General

En los días que llevo en la playa de La Antilla, me está ocurriendo una cosa un poco rara. Allá por donde paso nadie me dice adiós ni me dirige una sonrisa. Ni me dice “hola, qué tal”, “muy bueno lo tuyo” o cosas parecidas. Nada. Increíble. Ni vienen a abrazarme ni a cantar, alborozados, “¡Es-pa-ña, Es-pa-ña, Es-pa-ña!”. Ni, menos, a gritar juntos “¡Yo soy es-pa-ñol, es-pa-ñol, es-pa-ñol!” o “¡Campeones, campeones, oé-oé-oé!”. Y eso que la llevo puesta. ¿Y qué es lo que llevas puesto, si puede saberse? ¡Pues qué va a ser, la roja! Sí, la camiseta de España, en versión baloncesto, con “España”, bien clarito, en la pechera y el 6 en la espalda.
Y el caso es que, salvo despiste, no he visto una “roja” por la playa ni pintada. Lugar de ocio y recreo por excelencia en el largo y cálido verano carpetovetónico, donde vestir de sport o de informal es lo que mola. Bueno, sí se he visto algunas cosas de color rojo, sí, pero “la roja”, nanay de la China mandarina. Y banderas rojigualdas, idem de idem, sólo en los puestos de los moros de la morería. Y eso que el pasado 29 de junio, al anochecer, junto a las fuentes públicas, hubo una marea roja de aquí te espero en toda España, celebrando que éramos campeones de Europa de fútbol. Pero, a partir del día siguiente, adiós, muy buenas. A “la roja”. Y si te he visto, no me acuerdo, tíos. A guardarla en el armario para otra ocasión. Y es que nadie se la pone a diario. Como si no estuviera bien visto lucirla en playas, piscinas, parques y lugares de ocio. Y yo que me creía que la fiebre patriótica, el tirón rojo nos iba a durar un trimestre, por lo menos. Como la gente estaba tan contentina y eufórica, con la palabra “España” siempre en sus gritos… Pero ni por ésas. Un día, tú. Mejor, una noche. Rectifico, un par de horitas escasas de la madrugada del día siguiente. Patriotismo pelotero de una noche de verano. Patriotismo de tres al cuarto. Patriotismo descafeinado. Patriotismo de usar y tirar. Patriotismo de fuente a fuente, y tiro porque me lleva la corriente.

YO ME LA PONGO
Pues yo me la pongo todos los días. A pesar de que está un pelín descolorida y nadie en la playa me dice adiós ni “hola, qué tal”, “muy bueno lo tuyo” o cosas parecidas. Ni vienen a abrazarme ni a cantar “¡Es-pa-ña, Es-pa-ña, Es-pa-ña!”. Ni, menos, a gritar juntos “¡Campeones, campeones, oé-oé-oé!”.
A mí es que me gusta llevarla en la playa, tú. Aunque alguno pase por mi lado y diga por lo bajini que soy un tipo rarito. Pues lo soy, ea.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Santos para una crisis

Por El Avisador - 21 de Julio, 2008, 21:15, Categoría: General

Entrados de hoz y coz en la crisis que nos rodea, bueno es saber que hay una legión de santos y santas dispuestos a echarnos una mano. O las dos. Siempre que los invoquemos como Dios manda. Pero, eso sí, sin olvidarnos de adquirir su llavero característico. Eso, al menos, es lo que exhibe un kiosco de recuerdos, camisetas y estampaciones en La Antilla Beach, en el paseo de Las Carabelas, en pleno centro de este asentamiento playero. Y es que tienen a disposición del selecto público numerosos llaveros "divinos". Previo pago de 2,50 machacantes, tú. Conteniendo las efigies de santos y beatos benefactores como San Judas Tadeo, San Pancracio, San Francisco Javier, Fray Leopoldo, San Roque, Santa Clara, Santa Lucía, Santo Tomás de Aquino y San Antonio de Padua. A quienes acompañan otros llaveros de advocaciones de Cristo y la Virgen, muy populares todos ellas, como el Señor del Gran Poder, la Virgen del Rocío, la Virgen de Fátima, Ntra. Sra. de Guadalupe (mexicana), Ntra. Sra. de los Ángeles y Ntra. Sra. del Carmen.
No es el santoral completo, pero casi. Pues a quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga, tú.
 

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Más sobre el picadillo anticrisis

Por El Avisador - 17 de Julio, 2008, 17:30, Categoría: General

Amigo Pedro:

Veo que te cuidas de lujo con la dieta mediterránea, estos días de calor. Añade a eso una buena tortilla de patatas o pollo, o conejo al ajillo y, cuando quieras, quedamos y nos damos un homenaje.

Un saludo.

Miguel A. Moreno Arroyo
Gerente Gran Café Victoria
grancafevictoria@grancafevictoria.com

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

La familia Mendoza, agradecida

Por El Avisador - 17 de Julio, 2008, 17:14, Categoría: General

Pedro:

Recibe, en nombre de toda la familia y en el mio propio, un fuerte abrazo por tus emotivas palabras recibidas en tu llamada telefónica de aliento del pasado dia 15 y por las emocionantes líneas escritas en El Avisador.
 
Que Dios te lo pague.
 
Un fuerte abrazo.

Antonio Mendoza Garcia
antonio@mdz.es

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Frutería, ultramarinos y coloniales Los Monteros

Por El Avisador - 16 de Julio, 2008, 21:55, Categoría: General

En Badajoz, la alineación de la histórica calle Prim con la calle Mayor (avenida de Juan Carlos I, Rey de España), tras varias décadas de espera, derribos y obras mil, ha conseguido dar más fluidez a la zona, doblándose la vía, con nuevos y modernos edificios en la manzana de la calle Abril, además de más aparcamientos. Todo más funcional y moderno, sí, señor, pero aséptico y sin personalidad, como tantas y tantas zonas nuevas de Badajoz.
Y, visitando la zona recientemente, no pude por menos que emocionarme al recordar estos lugares --campo de la Cruz, calles Prim y Abril, plaza de Portugal, parque de Castelar…--, cuando hace décadas recogían el pálpito de nuestras vidas y afanes, con gentes de gentes de todo tipo y condición. Máxime cuando uno recuerda con añoranza que aquí vivió su adolescencia y su mocedad.
Y es en la década de los 50 cuando mi padre, el señor Jacinto, abriría una tienda en el 5 de la calle Prim, denominada pomposamente “Frutería, ultramarinos y coloniales Los Monteros”. Tienda familiar donde todos sus integrantes echaban una mano: mi santa madre, la señá Sima, mis hermanos Paco y Tito, mis primas Olvido, Mari Carmen y Marisol --en distintas épocas--, además del abajo firmante, claro.
Pero mi trayectoria como dependiente de la frutería Los Monteros, además de breve, dejó mucho que desear, en opinión del resto de la familia. Resulta que, en los primeros meses, quien más vendía era el abajo firmante. Y todas las Maris querían que les atendiera el menda. Como os lo cuento. Y tenía cola, ante el contento familiar. Una joya este muchacho, decían mis mayores. Un recomendado, decían mis hermanos menores, que me miraban de reojo.

¡VAYA DEPENDIENTE!
Y la cosa siguió y siguió, hasta que, en cierta ocasión, mi santa madre se puso detrás mía al despachar. Y puso el grito en el cielo al comprobar cómo daba siempre corrido a las clientes, de más. ¿Un kilo de naranjas, dices? Ahí va, con doscientos gramos de más, no tiene importancia,señora. ¿Medio kilo de azúcar? Te lo doy pasado, total, poca cosa… ¿Tres cuartos de patatas? Va algo más, pero te cobro igual… ¿Cuarto y mitad de pimientos? Pasan cien gramos de más, pero es lo mismo… ¿Que te faltan veinticinco céntimos para pagarme?, no te preocupes, me vale con lo que me des…

Y las Maris, tan contentinas conmigo. En cambio, mis padres, mis hermanos y mis primas, traspasándome con sus miradas. Menos mal que me quitaron de en medio, evitando la quiebra del negocio familiar. Y parece ser que, tras los hechos sucedidos, reunida la familia en asamblea, alguien dijo aquella frase tan célebre:
--Este muchacho, que no sirve para trabajar, que estudie, a ver si espabila…
Dicho y hecho. En la bendita hora, pues encaminaron mis pasos a la vieja Escuela de Magisterio, en la avenida de Colón, donde me hice maestro de escuela.
 

Histórico edificio, por cierto, hoy ocupado por el Centro de Profesores y Recursos de Badajoz, además del colegio de Prácticas Arias Montano, que el próximo año cumple medio siglo de existencia, que fue inaugurado y puesto en marcha a principios del curso 1959-60.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Picadillo anticrisis al estilo del Avisador

Por El Avisador - 16 de Julio, 2008, 21:31, Categoría: General

Estando donde estamos, con la crisis que nos corroe llamando todos los días a la puerta, bueno es que, para defendernos, tomemos algunas medidas de autodefensa, todo sea para evitar que nos devore. Y como lo más sencillo es la comida, empecemos por ella, con un humilde picadillo veraniego, especial para bolsillos con telarañas:

Picadillo al estilo del Avisador

Ingredientes (para 2 personas)
3 tomates medianos (o 2 grandes)
1/2 pepino (pelado)
1 cebolla dulce (mediana)
1 cuchara sopera de aceite de oliva virgen extra
1 cucharilla de vinagre de vino
Una pizca de sal
Unas hojitas de perejil (en plan Karlos Arguiñano)

Útiles
Un cucharón para remover
Una servilleta esponjosa siempre a mano, para quedarlo todo en estado de revista, que los torpes lo ponen todo perdidito.

Picarlo todo en trocitos bien pequeños, echándolos en un cuenco de cerámica. Revolver bien el aceite, el vinagre y la pizca de sal. Servir frío, previo paso por el frigorífico.

Extras
Un platito de aceitunas aliñadas
Un par de viajes de vinillo blanco del bueno, a ser posible con D. O. Ribera del Guadiana. Propongo un blanco joven Viña Telena, variedad macabeo 100 %, de las acreditadas Bodegas Exagravin, C. B., de Badajoz, al cuidado del Excmo. don Julián Morenas, Marqués de Telena y Los Frailes, y de su hija, lady Margaret, originarios de Los Santos de Maimona city. Con sus Bodegas ubicadas en el kilómetro 8 y pico de la carretera de Badajoz a Olivenza, en el término municipal de Badajoz.

 
Otros extras, como tacos de queso, lascas de jamón, latitas de sardinas y cosas así, rien de rien. Que estamos en crisis, cónchile.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Ha muerto don Antonio Mendoza, patriarca de Perfumerías Mendoza

Por El Avisador - 16 de Julio, 2008, 21:23, Categoría: General

Ayer martes moría en Badajoz, a los 83 años de edad y rodeado del calor de los suyos, don Antonio Mendoza Lumbreras, patriarca de los Mendoza, familia pacense de empresarios y comerciantes dedicada desde la década de los 60 de la pasada centuria a los negocios de perfumería, droguería y productos varios. El amigo Noni García Salas es el que me ha dado el parte.

Don Antonio, luchador nato, trabajador empedernido, empresario ejemplar, había nacido en Arroyo de la Luz (Cáceres) y, tras abrir un negocio en la capital cacereña, en 1966 se vino a Badajoz, estableciéndose en la calle de San Juan, con la denominación de Almacenes Mendoza.

Más adelante se implicaron sus hijos y el negocio pasó a denominarse Perfumerías Mendoza. Que sería absorbido tiempo después por la multinacional Marionnaud, con sede central en la misma calle de San Juan y varias franquicias abiertas en distintos puntos de la ciudad.

Don Antonio, a pesar de su edad provecta, visitaba con frecuencia las tiendas, saludando al personal desde una silla, dado su precario estado de salud.

Descanse en paz el veteranísimo empresario extremeño. Y vaya desde aquí el testimonio de nuestro pésame a su viuda, doña Mercedes, a sus cuatro hijos --Antonio, Mercedes, Manolo y Jacinto--, a sus hermanos, además de a sus once nietos y demás familia. Afortunadamente, la saga mendoziana, con savia nueva, continúa.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Guillermo Summers, el poeta del reciclaje

Por El Avisador - 14 de Julio, 2008, 23:30, Categoría: General

Todos los años por estas fechas, en las playas de la costa onubense, más conocida por Costa de la Luz, se dan cita miles de extremeñitos, entre ellos incontables badajocenses. Y, en este contexto vacacional, los Ayuntamientos respectivos suelen organizar numerosas actividades de ocio y cultura. Para animar el cotarro en las largas noches de verano. Actividades donde sobresalen los conciertos de música, las ferias del libro, las representaciones teatrales y de títeres, las pruebas deportivas para los más jóvenes y las exposiciones. Y de todo tipo estas últimas: pinturas, fotografías, esculturas, etc.
Y, como muestra vale un botón, durante estas fechas anda expuesta en el centro cultural Los Álamos, de La Antilla (Lepe), una llamativa exposición del todoterrenal Guillermo Summers Rivero (Sevilla, 1941). Conocido showman de la tele de otras épocas, escritor, dibujante, pintor, pregonero y siete cosas más. Entre ellas, la de artista polifacético, pero con un matiz especial: utiliza materiales de deshecho, los recicla y, en último término, les da "vida".
Guillermo –no lo voy a descubrir ahora—es un tipo encantador, jovial, optimista e imaginativo, repartiendo allá por donde va miles de sonrisas. Pero no conocía bien su faceta creadora. Conocidísimo y popular en media España, especialmente en Andalucía y, más concretamente, en Lepe y su playa, donde la gente le adora. Y en Extremadura también, donde tiene amigos y admiradores en muchos sitios: Almendralejo, Villafranca de los Barros, Olivenza, donde fue pregonero de su última Feria del Toro, etc., etc.
Yen la muestra de La Antilla, el autor ha reunido medio centenar de cuadros y montajes sui generis, además de una extensa colección de naturalezas muertas --piedras, conchas, caracolas, troncones…-- decoradas.

COSAS DE LA MAR Y LA MAR DE COSAS
La exposición Guillermina, titulada "Cosas de la mar y la mar de cosas", consta de tres partes bien diferenciadas: las naturalezas muertas antes aludidas, reconvertidas en pequeñas muestras de arte, los cuadros de temática taurina y, por último, sus singulares composiciones y montajes, todo un canto al uso creativo de los productos de deshecho de la sociedad que nos rodea.
Las estampas taurinas, realmente magníficas, están hechas a base de latas de refrescos, recortadas y pegadas en varios estratos. Escenificando con gran realismo las diversas suertes del arte de torear en nuestro país.
Pero el no va más llega cuando contemplamos sus montajes, plenos de creatividad, utilizando sabiamente mil y un materiales y productos de deshecho, a modo de grandes collages, como troncos retorcidos, alambres, mallas metálicas, ruedas de engranajes, telas, cartones, estampas, guitas, cables, cadenas, grifos y cornetines antiguos, varas, relojes viejos, cerámicas rotas, muelles desvencijados, etc., etc. Incluyendo como gran novedad la intervención humana, a base de figuritas o muñecos de pasta "das", material que utilizan los arquitectos y los escultores para sus maquetas.
Pero hay más. Y es que, como remate de los tomates, en muchos de sus cuadros figuran unas sentencias y pensamientos, escritos a lápiz o boli, o con recortes de prensa, con mensajes que sintetizan, de alguna manera, la filosofía guillermina acerca de la vida, la conservación del medio ambiente y la utilidad de los materiales aparentemente inútiles e inservibles. He aquí una muestra:

¡Salvad el planeta, coño!
A la Humanidad le está haciendo falta una transfusión de sentido común.
La robotización recorta la imaginación.
Aprovecha lo que otro deshecha y añade algo de tu cosecha.
No se necesita ser ecológico, basta con ser lógico.
Larga vida a la chatarra.
Dime lo que tiras y te diré qué pierdes.
No somos lo que fuimos ni lo que seremos; y las cosas tampoco.
Quien preserva, conserva.
Reciclarse o morir.
La materia ni se crea ni se destruye…, se transforma.
Arte es crear…, reciclar es recrear…
Si la basura tuviera precio, esta muestra no tendría desperdicio.
De la mar, los peces, y también los pecios…
El deshecho al hecho no hay tanto trecho.
Mira a la Naturaleza y aprenderás a conservarla.
Fui maceta barata, ahora soy cara (un cara pintada sobre un trozo roto de maceta).



Por lo que no es de extrañar que, durante una de las visitas del público –llenos diarios, destacando las familias al completo--, un rapaz, arrobadito ante una de sus creaciones, le dijera a sus padres:
--Mami, pues yo de mayor quisiera ser como Guillermo y hacer estos cuadros.

Una muestra creativa, esta del ilustre e ilustrado Guillermo Summers, que, en mi opinión, debería estar recogida en alguno de nuestros Museos de Arte Contemporáneo, para contemplación y deleite de las generaciones presentes y futuras. Si es que no hay mandarines culturales que se opongan porque a Guillermo se le entiende todo o porque no se llama William, Willem, etc., que cualquier cosa bien pudiera suceder.

Vaya mi enhorabuena a Guillermo por su obra y, sobre todo, por su estilo, tan cercano a la gente. Y, cómo no, a su Marita del alma, la patronal, su "musa", que te lo dice el menda sin pensárselo dos veces.
Finalmente, decir que la muestra, que recomiendo vivamente, estará abierta en el salón Los Álamos, de La Antilla, hasta el 21 de este mes, en horario nocturno.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Pedrito

Por El Avisador - 14 de Julio, 2008, 23:22, Categoría: General

Mi amiga Granada, periodista de Radio Extremadura, de la cadena SER, escribía en la revista de la Feria pacense de San Juan 2008, en su edición nº 39, un artículo, a propósito del homenaje que Badajoz tributó a Godoy, titulado “Godoy vuelve por la Feria” (pp. 52-53), y que, en realidad, era un pequeño homenaje a las personas que, desde Internet, se vienen dedicando a trasladar noticias e informaciones sobre la ciudad de Badajoz, sus personajes y sus eventos históricos. Y mi amiga Granada citaba a tres internautas, entre ellos, al abajo firmante. Demostrando no sólo que conoce mis andanzas posmodernas en mi blog El Avisador de Badajoz --al que califica de “famoso”, así, por las buenas--, sino, además, de cuando in illo tempore este que lo es se dedicaba “a recopilar cuentos populares y seguía paso a paso cómo se mantienen las tradiciones, con su cámara fotográfica siempre dispuesta en Semana Santa, carnavales y cualquier otro acto de la ciudad de Badajoz”.

Está visto que mi Granada –-María Granada Gómez del Barco, que ese es su nombre tal cual--, moza bien puesta donde las haya en este pueblo, a pesar de su aspecto tímido, como de no haber roto un plato en su vida, posee una gran memoria, que ya me gustaría a mí tenerla.

Pero lo que no sabe mi Granada es el origen de mi afición a los fastos y celebraciones populares, a las fiestas y tradiciones, a los rituales, que dicen los antropólogos. Y se lo voy en contar, sólo sea en agradecimiento por sus cariñosas palabras.

Todo viene de principios de la década de los 50, que ya ha llovido, ya, de cuando el abajo firmante, con 6-8 añitos, vivía en San Roque, el barrio de los “machas”. Con sus hermanos --Paquito y Tito (Jacinto)-- y sus amiguetes jugando todo el joío día en la calle. Lugar ideal de juegos de los niños de entonces, mientras las madres se dedicaban a las tareas del hogar, en tanto los padres estaban ausentes, por los diversos trabajos y oficios del día a día. Bueno, pues resulta que un día de verano, a eso de media mañana, mi santa madre --la señá Sima, que en paz descanse-- salió a la calle a  buscarme. Seguro que para algún recado de cerca, que era el mayor de la terna, y, ya se sabe, que el mayor siempre tenía que estar presto a cualquier contingencia doméstica.

Y, mirando y remirando, que no me veía. Seguro que estaría metido en algunos de los corralones cercanos o en casa de alguna comadre vecina, pensó. Y, después de buscar por aquí, por allá y por acullá, que Pedrito no aparecía. Y, mi madre, que se puso en plan pregonera, desgañitándose:

--¡Pedritoooooooooo…!, ¿dónde estáaaaaaaas…?

Y el Pedrito de la historia, sin dar señales de vida. La desaparición del primogénito de los Montero trascendió y mi madre, en unión de media docena de vecinas, montó una patrulla en toda regla, a la búsqueda del niñato perdido. Entretanto, mi madre que no cejaba:

--¡Pedritoooooooooo…!

Tras más de una hora de incesante búsqueda, con los nervios de las madamas del barrio a flor de piel, el Pedrito de las narices que apareció. Pero, ¿sabéis dónde? ¡Detrás de un cortejo fúnebre! Y junto a la antigua gasolinera de los Ayala. A punto de pasar el puente del Rivillas. Como os lo cuento. Un entierro en toda regla, pero de los antiguos. Con su carromato mortuorio, tirado por un par de caballos enjaezados de negro, negrísimo, su caja de pino y su muerto dentro. Precedido por dos hileras de pobres del Asilo, velón en ristre, y seguido por el cura, el sacristán y los monagos de la parroquia, además de una respetable concurrencia de familiares, vecinos y amigos. Y todos, menos el muerto, a pie enjuto. Y del tal Pedrito, claro, que, embobado, seguía el ritual fúnebre desde San Roque hasta no se sabe dónde. Bueno, sí se sabía: hasta la capilla del viejo hospital provincial de San Sebastián, junto a la plaza de Minayo, que servía para despedir el duelo y dar la “cabezá”, antes de que el cortejo cogiera camino del cementerio. El de la carretera de Olivenza, el “viejo”, que no había otro.

Y, en contra de lo que pudiera suponerse, las expresiones de mi madre y de las vecinas al verme no fueron de alegría y contento. Como en el caso del hijo pródigo de la Biblia, que todo fueron parabienes, ágapes y elogios rebonitos al mozo perdido, luego encontrado. Ni me abrazaron ni me dieron después un fiestorro, con música de los discos dedicados de la radio, tebeos, dulces, caramelos y chocolatinas. ¡Qué va! Todo lo contrario. Que me dieron una azotaina de aquí te espero y me mandaron a la cama, castigado y sin comer. ¡Así, por las buenas! ¡Con la cara de contentino que llevaba el tal Pedrito, tú!

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

¡Marchando una de crisis!

Por El Avisador - 11 de Julio, 2008, 21:14, Categoría: General

En los tiempos que corren, la palabra de moda en España es, sin duda de clase alguna, “crisis”. Y leyendo y oyendo las declaraciones de ZP y sus mariachis, esta palabra no existe, no ha lugar, a pesar de la tormenta económica, social y laboral que tenemos encima. Y, en su lugar, están sacando eufemismos sin cuento, palabros rarísimos que sólo entienden unos cuantos iniciados. Como que la gente del montón se está quedando traspuesta ante lo que oye y lee: “situación difícil”, “complicaciones económicas”, “serias dificultades”, “globalización asimétrica”, desaceleración, “estanflación”, “flexiguridad”... Aunque estas otras expresiones, menos académicas, tampoco tienen desperdicio: “estornudo energético”, “bache del ladrillo”, “socavón inmobiliario”, “terrorismo petrolífero”, “barrilazo y tente tieso”…

Cuando en la vida la palabra “crisis” es connatural a determinadas edades y situaciones: crisis de la adolescencia, crisis de los 40, los 50, los 60, los 70, etc., crisis en la pareja, crisis existencial, crisis vocacionales… Cuando “crisis” representa los cambios y transformaciones necesarios para pasar de un estadio a otro. ¿Por qué no llamar a las cosas por su nombre, damas y caballeros?

Lo siento, pero ZP y sus múltiples ministros, asesores y demás, necesitan mejorar (NM). Por lo que voy a ponerles una sencilla tarea para recuperar este verano, que me escriban a mano, mil veces, esta frase:

¡Sí, sí, sí, la crisis ya está aquí!

Fácil, ¿no?

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Juguetes rotos en verano

Por El Avisador - 11 de Julio, 2008, 20:54, Categoría: General

Al llegar el verano, son incontables los casos de abandono de animales domésticos. Molestan un montón. Estorban lo que no está escrito. Por lo que hay que dejarlos tirados en la rúa. O en un parque cercano. O en un decampado, que se busquen la vida. Por lo que muchos perros y gatos hogareños, por poner dos ejemplos comunes, acaban aplastados por un camión al cruzar una carretera o se mueren, sencillamente, de hambre. De hambre canina y gatuna, se entiende. Y sus desalmados dueños, tan campantes por esas playas y lugares del interior.

Por eso, no es de extrañar que las asociaciones conservacionistas, como la andaluza ASANDA --Asociación Andaluza para la D
efensa de los Animales-- pongan el grito en el cielo, en defensa de estos animales, que tan gratos momentos nos hacen pasar durante todo el año. Y he visto uno de sus carteles en la playa onubense de Islantilla, con un texto que dice:

Regalos en Navidad
(con fotos preciosas de un perro y un gato, vivitos y coleando)

Juguetes rotos en verano
(con las tristes imágenes de un perro y un gato muertos)

¿POR QUÉ?

Eso, ¿por qué? Aunque muchos sabemos, desgraciadamente, la respuesta.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Iluminación en Arias Montano

Por El Avisador - 11 de Julio, 2008, 20:32, Categoría: General

Se celebró en Badajoz, mi casa, el curso de verano Extremadura, 1983-2008. Letras y Libros, que organizaban la Universidad y la Biblioteca de Extremadura del 1 al 4 de julio. En un rato de descanso, tras la ponencia, salí a mirar la librería Arias Montano.        

Tuve suerte, y encontré un Manual etimológico Greco-latino: instrumento de trabajo filológico para uso de toda clase de estudiantes, por Eduardo Morán Triana. Parece un libro sin atractivo, pero ábranlo: se imprimió en Badajoz, en la tipografía del "Noticiario Extremeño", en 1905. Nunca lo había visto, ni conocía su existencia. Luego sabría que en la Biblioteca de Extremadura no figuraba ningún ejemplar.

Busqué y gusté de los detalles, los que hacen que los libros me apasionen. En la portada, el autor se nombraba "licenciado en Filosofía y letras y auxiliar del Instituto General y Técnico de Badajoz" (nada más sabemos sobre este autor), e informaba de que "esta obra se vende en Badajoz en casa del autor y en las principales librerías". En la dedicatoria a su patrocinador, que debió de financiar el libro, un nuevo vínculo badajocense: "Al excelentísimo Señor Conde de la Torre del Fresno tengo el honor de ofrecer este librito en expresiva y singular dedicatoria. Que la pequeñez de la obra no sea obstáculo á recibirla en su leal benevolencia, y que el nombre de nuestro prócer extremeño, bien ilustre por otros conceptos, vuele por las aulas de los centros de enseñanza como protector de las artes y de las letras". En el prólogo, el autor nos cuenta que escribió este léxico para aprovechamiento de su hijo, y que después lo dio a la imprenta.

En estas, se abrió la puerta y entraron en la librería Fernando Serrano y José Luis Bernal, también huidos del curso del que eran, respectivamente, secretario y ponente. Nos saludamos con la vieja frase de Baroja: "Los borrachos siempre nos encontramos en las mismas tabernas". Al poco entró en la librería Luis Costillo, que se incorporó a la tertulia. Bernal me señaló un grueso volumen, que ya conocía, y que era parte de mi Fondo desde hacía tiempo, por estar editado por la Universidad de Extremadura: el Vocabulario de la obra poética de Miguel Hernández, de Marcela López Hernández, 1992. Dijo Bernal, entonces: "Este libro es la tesis doctoral de la mujer de Ricardo Senabre".  

Los bibliófilos vivimos para estos momentos. Un libro que no me decía nada, que para mí era anónimo y anodino, un libro que parece no tener brillo ni secreto, se llena de un significado nuevo, queda personificado. Ese libro, desde hoy, se guarda en mis estantes junto a la tesis doctoral de Ricardo Senabre, Lengua y estilo de Ortega y Gasset, editada por la Universidad de Salamanca 28 años antes que la de su mujer. Lo que Dios ha unido, que no lo separen las bibliotecas.

Aquel momento había que solemnizarlo. Adquirí ese mismo ejemplar que había señalado Bernal, y pedí a los amigos presentes que lo dedicaran, en recuerdo de aquel día.

Aquí están sus dedicatorias: "En conmemoración de la anagnórisis que este libro ha supuesto para Joaquín, en un receso de nuestro curso de verano en la Biblioteca de  Extremadura. Con la amistad siempre. Badajoz, 3 de julio de 2008" (José Luis Bernal);  "En los momentos en que decidimos hacer un receso en el curso de verano para reunirnos en una librería de viejo con un grupo de peligrosos masones, le firmo esta nota a mi amigo J. González Manzanares, aun con el mandil puesto" (Fernando Serrano Mangas); "Miguelito estuvo una noche en la cárcel de mi pueblo, Rosal de la Frontera (lo entregaron los portugueses)" (Luis Costillo). Ignoraba yo este último detalle extremeño sobre Miguel Hernández.

Cuando nos reunimos unos cuantos bibliófilos-masones en un curso o en un congreso, lo más sustancioso son las tertulias que se forman en los pasillos y las librerías, que es donde realmente se aprende, entre personas que utilizan un mismo lenguaje y tienen los mismos intereses. Con los dos libros bajo el brazo, salimos de la librería, de vuelta a la Alcazaba.

Joaquín González Manzanares
Presidente de honor de la UBEx
jgmanzanares@fondoclotmanzanares.com

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

El corbatazo

Por El Avisador - 11 de Julio, 2008, 20:15, Categoría: General

Cuando un cuarto de las Españas se disponía días atrás a salir de miniveraneo, que los otros tres cuartos no pueden a causa de la crisis que nos corroe por los pies, en el Congreso de los Diputados, en los Madriles, se escenificaba el corbatazo. Sí, cuando el ministro de la cosa industrial, Miguel Sebastián, se sentaba en su escaño, compuesto y descorbatado, protestando por el aire acondicionado de las oficinas públicas a menos de 24º, que hay que ahorrar para evitar el despilfarro energético y, de paso, el gasto a cuenta de los contribuyentes.

Todavía me está doliendo la quijada de tanto reírme, al ver tanta pamplina energética. Incluida la del ínclito presidente, José Bono, enviándole con el ujier un muestrario de corbatas, a elegir. Cuánta hipocresía, cuánta rasgadura de corbata, cuánta doble moral… El chocolate del loro, el alpiste del canario verde, las pipas de los ratones coloraos, los copos de los peces de colores… Con todo lo que están despilfarrando los prebostes del Consejo de ministros y sus adláteres, con sus innumerables viajes en coches y aviones oficiales, desayunos, almuerzos y cenas de trabajo en hoteles y restaurantes de 5 estrellas, con su legión de chóferes, secretarias, asesores, gabinetes de prensa y lo que te rondaré, morena. Los antiguos descamisados del partido del puño y la rosa --Alfonso Guerra dixit--, ahora, descorbatados. Lo de siempre. A chupar del presupuesto, de la teta de la vaca, total, como los paganinis son otros… Y no me pongo corbata para dar ejemplo, dice el tal Sebastián. ¿Ejemplo para el ahorro energético, dices? ¡A otro perro con ese hueso, tú!

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

No hay derecho

Por El Avisador - 10 de Julio, 2008, 20:29, Categoría: General

Querido Pedro:

Suscribo en su totalidad tu comentario sobre "Dignidad y respeto, una comedia en el Palacio Municipal". Conozco de mi etapa en activo situaciones similares; y no hay derecho. Alguien, alguna vez, tendrá que poner coto a estas situaciones que suponen un abuso y un desprecio a quienes les pagamos. Hay mucha mentira sindical, y conste que yo defiendo la actividad sindical siempre que sea limpia.
 
Abrazos.
 
José Antonio Carretero Vega
ja.carreterovega@yahoo.es

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Muchas gracias por tu reseña de Vitela

Por El Avisador - 10 de Julio, 2008, 20:09, Categoría: General

Sr. Don Pedro Montero, Cronista Popular.
Badajoz

Amigo Pedro:

Muchas gracias por la reseña de Vitela, en nombre de los que trabajamos para hacerla posible. Gratitud a tu análisis y tiempo empleado en repasar sus páginas. Tu testimonio nos anima y por ello y por que el proyecto lo merece, seguiremos sirviendo a la cultura del mejor modo.

Mil gracias, con mi abrazo,

Feliciano Correa Gamero
Director de la revista Vitela
felicianocorrea@terra.es

 

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Otros mensajes en Julio del 2008

Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog