Zapatillas de verano

Por El Avisador - 29 de Junio, 2008, 19:38, Categoría: General

Al llegar el verano, quien más, quien menos, se agencia unas zapatillas o un calzado más cómodo. Y en Badajoz hay tropecientos sitios para encontrarlas, tiendas, comercios, grandes y medianos almacenes, etc. Pero hay algunas tiendas que se dedican en exclusividad a las zapatillas. Como Castro Zapatillas, ubicada en la calle Menacho, en uno de los locales del pasaje comercial, frente al antiguo cine-teatro Menacho. Y allí hay zapatillas para caer malo. De todos los estilos, marcas, colores. Y precios, claro. Una tienda que, en su publicidad, dice que son "especialistas en zapatillas ortopédicas y pies difíciles". Como os lo cuento, "pies difíciles", que no sé exactamente cómo serán, pero me los puedo imaginar. Además de que, vuelven a decirte, "disponemos de las zapatillas oficiales del Madrid, Barcelona y Atl. Madrid". Ahora, si sois del Betis, del Sevilla, del Badajoz o del Flecha Negra, lo tenéis crudo, colegas.
Dirigen la tienda Ignacio Castro, padre, ayudado de su hijo, también Ignacio. Y en este negocio llevan más de 10 años, los últimos dos y pico, en este local de la calle Menacho.
El padre, por cierto, empresario bien conocido en Badajoz por haberse dedicado con anterioridad al negocio de la floristería.

LAS TALLAS
Pero hay un detalle que hace de esta tienda algo especial. Y es su forma de dar a conocer las tallas que hay, las tallas que quedan a la venta. Normalmente, cuando uno pide una determinada marca y modelo de zapatilla, da su número. Y el dependiente te lo busca en la estantería, en el escaparate y, si es menester, en el almacenillo. Si no te gusta lo que te traen y cambias a otra, vuelta a empezar. Para que te den las uvas si empiezas a dudar y a pedir otros modelitos y tal. Como hacen algunas madamas de este pueblo, que puden volver loco a cualquier dependiente. Bueno, pues en Castro Zapatillas lo han resuelto de una manera sencilla en la misma etiqueta del precio, poniendo por detrás y a mano los números de las tallas existentes y tachando las que ya no quedan. O séase, viendo las que se han vendido en su totalidad (las tachadas) y las que quedan, ya sabes a qué carta quedarte. Por ejemplo: viendo esta etiqueta --36-X-38-X-X-41-42--, todo el mundo sabe lo que no hay y lo que queda, con lo que puede pedir uno de los modelitos en existencias. Por supuesto, nada de pantallas informáticas, lectores de barras ni ninguna otra fórmula digital. A mano, tú, pero con mucho sentido común. ¿Es o no es?

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Junio 2008  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog