25 de Junio, 2008

22-J: Marea roja en Badajoz

Por El Avisador - 25 de Junio, 2008, 23:58, Categoría: General

Eran exactamente las 23,25 horas del domingo 22. Con toda Badajoz pendiente del televisor y de la radio, siguiendo el Italia-España, que se jugaba en Viena. Y fue en ese momento, cuando, tras 120 minutos de partido, con sus dos prórrogas extra, en el lanzamiento posterior de los penaltis de desempate, Iker Casillas le paraba dos a Italia y Cesc Fábregas marcaba a continuación el gol definitivo que daba pase a España a las semifinales de la Eurocopa. En ese momento, un griterío ensordecedor se dejó sentir en las calles próximas a la plaza de Santa María de la Cabeza. Con varios locales --La Aldaba, Pachito, La Esponja y El Rincón de Avecilla, entre otros-- sembrados de aficionados, que seguían el partido por pantalla gigante, desde los veladores de sus terrazas. Y una marea roja de jóvenes aficionados empezó a coger el camino de la cercana fuente de la Constitución, en la encrucijada de las avenidas de Europa y Fernando Calzadilla con Enrique Segura Otaño. No iban corriendo, como en otras ocasiones. Sino deprisa, a paso ligero. Y eran cientos los que, enarbolando banderas rojigualdas y ataviados con camisolas rojas, se dirigían a la fuente a celebrarlo. Y comenzaría el desfile incesante de coches y motos, haciendo sonar rítmicamente sus claxons. Algo insólito, pues las celebraciones de que tenemos noticias en los últimos tiempos fueron consecuencia de los títulos conseguidos por equipos de Club. Como el campeonato de Europa del F. C. Barcelona (año 2006) y las dos Ligas consecutivas del Real Madrid C. de F. (años 2007 y 2008).
Y, al ver la animación en la calle, que nos vamos también a la fuente dichosa para seguir de cerca el ritual. El ritual de los campeones. En esta ocasión, el ritual del pase de la Selección nacional de fútbol a las semifinales del campeonato de Europa, que se juega en Viena.

GRAN ATASCO
Y lo primero que vemos al llegar es un inmenso atasco de coches en la avenida de Segura Otaño, con los claxons a toda pastilla. Y los muchachos, enfervorizados, sacando los brazos de los coches, aireando banderas y gritando ¡Es-pa-ña!, ¡Es-pa-ña, ¡Es-pa-ña!
Y la fuente, en todo su esplendor, plena de agua y de luz, con el gentío juvenil ocupando sus dos anillos, cantando, gritando y ondeando banderas de España al viento. Apoteosis patriótica, poco vista por estos pagos. La policía local, que llegó más tarde, parecía desbordada. Tuvieron que pasar algunos minutos antes de que controlaran el tráfico. Y es que el asunto, me parece a mí, les cogió de sorpresa. O no cayeron en la cuenta de las celebraciones.
Y multitud de jóvenes y adolescentes, de ambos sexos, que comienzan a darse el baño de la gloria subidos en la fuente. Y en esta ocasión, a diferencia de rituales anteriores, con más niñas y adolescentes que nunca. Y en los alrededores, numerosos grupos de aficionados, portando banderas y ataviados con camisetas rojas de la selección. De muy diversos modelos, pero rojas. Predominando las compradas en las tiendas chinas y marroquíes, bastante horteras, por cierto. Pero más baratas. Abundando las que llevaban en la espalda los números 7 --omnipresente--, 10, 9, 8, 12 y 15, por este orden. La vistas son magníficas, con los jóvenes "bautizándose" a placer, que nadie ha cortado todavía la luz y el agua. Con los peligros consiguientes de cortocircuitos y caídas accidentales. Pero a esta hora y en este momento todo el mundo quiere disfrutarlo a tope, sin preocupaciones que valgan.
Pasan unos minutos y han llegado los coches de la Policía Local, que se disponen para controlar los accesos, y alguno más de la Policía Nacional, como apoyo.
Los mozos patrióticos, totalmente pinganditos y con el torso desnudo y con sus banderas, pañuelos y bufandas rojigualdas, arengan al resto a subir. Y muchas adolescentes, gustosas, que se meten en la fuente para continuar la fiesta. La noche es calurosa pero algo fresca, y la fiesta triunfante del agua y de la luz continúa, entre las aclamaciones de la multitud. Y suenan petardos muy cerca. Y la marea roja que no cesa de moverse en todas direcciones, exhibiendo camisetas mil, todas de color rojo patrio.

CÁNTICOS
Y surgen, de aquí y de allá, los primeros cánticos comunitarios, que parece que tardaban:

¡Que viva España! ¡Que viva España! ¡Que viva España!

A la que le sigue otra bien conocida, pero breve:

¡A por ellos, oé! ¡A por ellos, oé!
¡A por ellos, oé! ¡A por ellos, oé-oé!


Y pasan algunos coches descapotables, con los acompañantes enseñando sus banderas a la multitud. Y resuena el nombre de España, coreado por muchos grupos:

¡Es-pa-ña! ¡Es-pa-ña! ¡Es-pa-ña! ¡Es-pa-ña! ¡Es-pa-ña! ¡Es-pa-ña!

El concierto de claxons de los coches cercanos está a tropecientos mil decibelios, en esto que aparece una pandilla con bombos y tambores, que se une al festival.

El baño sigue siendo esplendoroso y nuestros muchachos se lo están pasando de puta madre. Sólo hay que verles sus caras. Los chorros y las luces de la fuente están poniendo el marco glorioso al ritual de los vencedores. Y con tanta gente, parece que los jardincillos floridos van a durar poco. Pero no, la gente quiere estar en la fuente o en su derredor, sobre el asfalto.
Y, como viene siendo costumbre, los flahses de los móviles y de las cámaras digitales echan humo, con un millón de fotos, por lo menos. Y las banderas --las constitucionales, las del toro de Osborne y las de "A por ellos"--, que siguen ondeando o llevándose como toalla encima de los jóvenes cuerpos empapados. En mi vida había visto tantas banderas de España juntas. Ni en los grandes desfiles militares de antaño.
Y vuelta a corear el nombre de España. Aunque no hay grupitos que lideren la movida. Los cánticos se suceden, sin solución de continuidad, por todas partes:

¡Es-pa-ña, plás-plás-plás!
¡Es-pa-ña, plás-plás-plás!
¡Es-pa-ña, plás-plás-plás!


La gente, enardecida, que empieza a jugar, a saltar y hacer bailes de la conga, con los jóvenes agarrados por la cintura, dando vueltas a la fuente. La fiesta está subiendo de intensidad, cuando falta un cuarto de hora para las doce de la noche.

HIMNO DE ESPAÑA
Y llega otro de los momentos cumbres: el gentío, que se pone a cantar el himno nacional, y eso que no tiene letra, pero la gente lo hace como siempre, a capela, tarareándolo:

Chunda, chunda, tachunda, chunda, chunda, tatachún, tachún,
tachunda, tatachún,
chunda, tachunda, tachunda, tachún, tatachún, tachún, tatatachún, tachún,
chunda, tachunda, tachunda, tachún, tatachún, tachún, tatatachún, tachún.


Unos, lo terminan, otros, se quedan a medias y otros, la mayoría, que se pierden. El barullo es considerable, nadie lidera a los jóvenes patriotas.

Y entre la marea roja, que podemos ver a un despistado, luciendo la camiseta del C. D. Badajoz, paseándose olímpicamente entre la marea roja, luciendo sus rayas verticales blancas y negras y su escudo reglamentario en el pecho. Y, también, a uno del Barcelona y a otro del Atlético de Madrid. Entre tanto, el agua de la fuente, desbordada, que fluye mansamente por la avenida de Europa, en dirección a los imbornales.

Y un poco más allá, un grupito que se envalentona:

¡Italia, cabrón, saluda al campeón!
¡Italia, cabrón, saluda al campeón!


Y algunas parejitas, divinamente envueltas en la enseña nacional, que se dan unos morreos de lo más patriótico que uno pueda echarse a la cara. Como también es digno de verse a otras parejas de lo más dispares. Como una moza lozana, con su camiseta roja reglamentaria, abrazada a un maromo con camisola blanca y el 69 a la espalda. Y a un fulano, chorreando a mares, con su camiseta empapada, luciendo muy gustosamente el 69 en la espalda.
Y venga de nuevo el himno a capela, cantado esta vez con menos convicción y por menos gente. Y con otra "letra":

Lara, lara, larálalalara, laralalá, laralalalá..., lara, lalara, larala...

Pero son exactamente las 23,56 minutos de la noche cuando la fiesta va a sufrir un cambio decisivo: un bombero anónimo, enviado por el Ayuntamiento, ha cortado la luz y el agua. Y el escenario quedará a media luz hasta el final. Sólo alumbrado con las farolas urbanas.

LA FUENTE, SIN AGUA
Y el ritual, que se ve afectado. Y se producen algunos cambios. Y es que, ante la falta de agua, serán los de la fuente quienes se dediquen a lanzar vigorosas oleadas del agua contenida en la pileta inferior. A brazadas y en todas direcciones. Y los agraciados, que saludan estos nuevos chorreones sin amilanarse, todo lo contrario, cantando, gritando como locos, poniendo los brazos bien en alto, haciendo la ola.

Y es a partir de las cero horas del nuevo día, lunes ya, cuando la intensidad y el ritmo comienzan a decaer. A pesar de algunos bombazos que estallan a nuestro alrededor. Y de algunas parejitas, empapadas hace tiempo y envueltas en sus sábanas patrióticas, que se abstraen del asunto, dándose unos morreos, unos besos y unos abrazos de espanto. Y una de rojo, que se pega como una lapa a un paisano, en cuya camiseta viene grabado este título: "Instructor Sexy Spanish".
Y aparece un muchacho con el 7 en la espalda, pero la particularidad es que... ¡se lo ha grabado en rojo sobre su espalda desnuda!

Y ahora puede verse cómo los botellones de cerveza corren de mano en mano entre los alegres espectadores. Y el mar de banderas que no cesa de ondear. Y las cámaras de los mozuelos y yogurines, a todo trapo.
Pero pasan 10 minutos del nuevo día y los de la plataforma superior que abandonan el "barco". Abandonando su lugar privilegiado. Nadie parece seguirles ya. El ritual está a punto de concluir, cuando se oye a lo lejos:

¡Illa, illa, illa, Íker, maravilla!
¡Illa, illa, illa, Íker, maravilla!
¡Illa, illa, illa, Íker, maravilla!


Un homenaje al portero de la Selección, el que paró dos penaltis clave a los italianos. Pero veo que las pandillas, parejitas y demás están recogiendo velas y largándose en todas direcciones.
--¡Nos vamos a la Feria! --decían unos.
--Nos vamos a tomar un helado a Los Valencianos --decían otros.
Y las motos, las grandes protagonistas al final, que estuvieron paseándose en todas direcciones, con sus banderas en lo alto, lanzando gritos victoriosos, con voces algo cascadas.
Y en los estertores del ritual acuático, que veo cómo una pandilla se lleva a la fuerza, cogida en brazos, a una amiga que se resignaba a mojarse. No quería "bautizarse" la moza. Y el baño que le dieron fue de los que hacen época.
Y el grito de ¡España! que comienza a decaer, con el gentío desparramándose por el todo Badajoz.
Y pasan 15 minutos cuando la dislocación parece total, cada mochuelo a su olivo, con los coches de la Policía Local dando unas pasadas por la zona, controlando el tráfico.

ATENTOS AL 26
Y esto es lo que sucedió en Badajoz, junto a la fuente de la Constitución, la fuente de los campeones, la noche del domingo 22 de junio, cuando España acababa de romper su maleficio, frente a Italia, y pasaba a disputar las semifinales de la Copa de Europa de Seleciones absolutas, que se juega en Viena. Lo nunca visto por estos andurriales. Celebrar el paso de España a las semifinales de la Copa de Europa. Que el 26 tiene una oportunidad de oro de pasar a la finalísima, frente a Rusia. Por lo que, si las cosas salen como todos queremos, tendremos nuevo "bautizo". Pero corregido y aumentado del que se celebró el pasado 22. Y, si no, al tiempo.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Crónicas geniales, las de Fernando Valbuena

Por El Avisador - 25 de Junio, 2008, 16:07, Categoría: General

Pedro:

Cómo he disfrutado con las crónicas taurinas de Fernando Valbuena. Realmente geniales. Si se ha estado en la corrida y se ha salido enfadado, después de leer la crónica, se enfada uno consigo mismo por no haber visto tantos detalles dignos de disfrutar. A las que no se ha ido, creo que se disfruta más leyendo la crónica.
Un abrazo, maestro, y todo un nuevo descubrimiento. Creo que pasarás al Cossío.

Antonio García Salas
agarcia@itae.es

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Este Valbuena es cojonudo

Por El Avisador - 25 de Junio, 2008, 11:00, Categoría: General

Pedro:

Este Valbuena es cojonudo narrando esto. Yo, que no entiendo de toros, me ha hecho vivir la corrida.
 
Muchas gracias.
 
José Antonio Rebolledo Sánchez
jars@fci-online.com


Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Toros: Cuarta de Feria

Por El Avisador - 25 de Junio, 2008, 10:35, Categoría: General

Zalduendo es ganadería cacereña de postín. De las que exigen las figuras. Y no le debe ir mal el negocio al ganadero, Don Fernando Domecq. Toros cómodos de pitones, más bien chicos y de noble embestida. Pero a fuerza de éxito, de echar corridas a diestro y siniestro, la máquina de los huevos de oro empieza a oler a quemado. No se puede traer a Badajoz la birria que nos presentó ayer. Hacer caja no lo justifica todo. Y aún puede volverse contra la rentabilidad. Los toros fueron muy desiguales en su presentación, es decir, las sobras. Unos gordos, otros chicos, algún bizco, todos sin gas, la mayoría tirando a mansos. El lunes, el de Moheda de Zalduendo trajo un remiendo, el martes un saldo. Creo que hemos de concluir que todavía Badajoz no es feria lo suficientemente importante para él. Ni para él, ni para muchos. Ni siquera por aquello del paisanaje.

Enrique Ponce lleva 18 años de alternativa. Está en el Olimpo de los toreros. Todo lo que hace parece justificado, porque se le reconoce la maestría en lo suyo. Y ayer, de blanco y oro, estuvo sabio. Con un primero de sordo peligro mostró la exactitud de su toreo de líneas puras. Lo trató con mimo. Y el toro se dejó templar con la derecha en dos tandas que parecían preludio de algo más. 
Pero en éstas le hace un feo y le coge. Ponce lo tantea con la izquierda. El bicho se apaga. Saludos. Su segundo tenía lámina y caja. Voltea en banderillas al veterano Manolo Rubio. Son los momentos más tensos de la tarde. Sale con bien. Ponce brinda. Principia con los doblones magníficos de la casa. La codicia del astado hace que las tandas con la derecha gusten al respetable. Un molinete de bonita geometría. Y se raja. El toro, claro. Ponce intenta cambiarle los terrenos, pero es inútil. Se embarulla con los aceros, pero aún le quedan réditos para merecer saludar desde el tercio. Agradece los aplausos sabiendo que esta puede ser su última tarde en el coso de Pardaleras. ¡Hasta siempre, maestro!

Antonio Ferrera es ejemplo de afición. Vive por y para el toro. Y le gusta torear. Ayer, de nazareno y oro, sacó una faenita aseada de su primero. A base de pundonor, sin más. Toreó con el mimo que parecía haberle contagiado Ponce. El toro tenía fijeza, pero resultó soso. Estoqueó con facilidad y se le premió con una oreja. A su segundo lo recibió con una larga cambiada de rodillas. Corajudo con el capote. Encendió los tendidos de sol con cuatro pares de banderillas, entre los que hubo buenos. El motor al toro le duró tres tandas, dos por la derecha y una por la izquierda. Fue perdiendo gas, el toro y la faena. El torero que se rebela y busca las manoletinas para mantener caliente al público. Y ya lanzado un desplante de rodillas y de espaldas que gusta. Y emociona, dicho sea con respeto a aquellos puristas que desprecian estos alardes. Oreja. Ferrera mira descarado a la presidencia en espera de la segunda, que no llegaría. Contrariado, acortó por dentro la vuelta al ruedo.

Alejandro Talavante venía a favor de corriente. De grana y oro, el color de los valientes. Pero toda regla tiene sus excepciones. Y como vino se fue. Su primero era un manso de libro. Descastado, sin raza. Oyó palmas de tango. Y Talavante se limitó a darle pasaporte. Saludos. Con el que cerraba plaza llegó el escándalo. “Liante” pesaba 578 kilos. Era el sobrero y sustituía a un torito de 475 kilos. La diferencia era parda. “Liante” se defiende, desarma. Aprieta. Levanta a fuerza de riñones al picador y a su montura. Huye, es un manso con genio. Y se raja. El torero, no el toro, claro. Unos mantazos y bronca. Ya empieza a ser frecuente en Talavante este tipo de ausencias en Badajoz. Y lo de ausencias, por ser respetuoso con quien, a pesar de todo, se pone delante de un toro.

Hoy torea en Badajoz la ilusión vestida de torero. El ganado promete. No se lo pierdan.

¿Alguien se fijó en los pitones?

Fernando Valbuena Arbaiza
fernandovalbuena@zetaasesores.es

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Velada poética-musical en Torremejías, con Plácido Ramírez, María José y José

Por El Avisador - 25 de Junio, 2008, 9:03, Categoría: General

Plácido Ramírez Carrillo (calane_55@hotmail.com) me manda una invitación en el que me da parte de un recital poético-musical, que tendrá lugar esta noche en la hermosa localidad pacense de Torremejías, en la Vía de la Plata. Junto al todoterrenal Plácido interviene, en la cosa musical, el conocido dúo pacense formado por los cantautores María José y José. O séase, María José Luengo y José Rabanal, al que ya conocemos por estos pagos. Los de Torremejías han montado una Semana Cultural como Dios manda y el acto será en la plaza de España, con las estrellas de fondo, y a partir de las 22,00 horas.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Un abrazo de Tani para Juan Antonio Jiménez Lobato

Por El Avisador - 25 de Junio, 2008, 1:05, Categoría: General

Pedro:

También es casualidad que sea el 28 de junio, y no poder dar un abrazo a mi amigo Juan Antonio, pero espero que se lo des tú por mí, simplemente, un abrazo de Tani. Yo estaré, si Dios así lo quiere, acompañando a mi amigo Luis Martínez Giraldo, que casa a su hijo fuera de Badajoz.
No se te olvide, Pedro, un simple abrazo. Él sabe que mi corazón va con el tuyo.

Un abrazo.

Estanislao García Venero (Tani)
garciavenero@yahoo.es

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Junio 2008  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog