La mala conciencia: el caso de los dos Manolos

Por El Avisador - 29 de Mayo, 2008, 22:16, Categoría: General

Pedro:

La mala conciencia política puede ser remota (y, por tanto, no imputable a los políticos actuales) o próxima (y, entonces, sí que puede ser imputable). Me explicaré.
 
Se están desarrollando en estos días en nuestra ciudad dos hechos de reconocimiento político a dos hijos de Badajoz, separados en el tiempo por más de doscientos años. Son dos Manolos, Manuel Godoy Álvarez de Faria (1767-1851), posiblemente el más grande político que haya parido esta humilde ciudad, que acumuló cargos, títulos y dignidades como ninguno otro. La mitad de su vida la pasó en el exilio y murió en París, donde reposan sus restos, a punto de ser trasladados a nuestra ciudad (plaza de San Atón, donde se llevan a cabo las obras pertinentes para dar cobijo a sus despojos y a una estatua del personaje, obra de nuestro insigne escultor Luis Martínez Giraldo). Todo ello de la mano de nuestras autoridades municipales, que, aceptando algunos planteamiento ciudadanos, tomaron la iniciativa para lavar la mala conciencia que han debido sentir todas las corporaciones que le precedieron por la falta de reconocimiento público a un hijo tan preclaro, y que la Historia está poniendo ahora en su lugar.
 
Pero aquí viene la ley del péndulo, aunque Godoy ya tenía algún mínimo reconocimiento de que una calle (Barriada de La Estación, primera a la izquierda, según se sube por Carolina Coronado) llevara su nombre. Ahora se traen los restos, se levanta un monumento en un lugar principalísimo de la ciudad; todo muy bien hasta aquí, pero es que, en un exceso de celo (de ahí lo del péndulo), la calle prolongación de la calle Dosma, en el PERI de Prim, ya tiene nombre: su rotulación dice "PRÍNCIPE DE LA PAZ Manuel Godoy Álvarez de Faria". O no llegamos o nos pasamos.
 
La otra "mala conciencia" (y ésta sí es actual) viene, en mi opinión, con el que fue nuestro Alcalde, Manuel Rojas Torres, hombre popular donde los haya y al que su propio partido lo defenestró. Posiblemente, ese partido político, movido por sus bases pacenses, se hayan visto en el brete de rehabilitar la figura de Manolo Rojas. De suerte que ahora la más importante avenida de la Ronda Norte lleva su nombre, la Sala de Prensa de la Diputación Provincial lleva su nombre, el Palacio de Congresos de Badajoz lleva su nombre, y, por último, en un Parque de la Barriada de La Estación acaba de inaugurarse una estatua-monumento a Manuel Rojas Torres.
 
Lo dicho, o no llegamos o nos pasamos.

Saludos.

José Antonio Carretero Vega
ja.carreterovega@gmail.com

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Mayo 2008  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog