Antonio G. Cañamero, la pasión por la pintura

Por El Avisador - 22 de Abril, 2008, 10:15, Categoría: General

Ya es una suerte tener a un clásico delante, vivito y coleando, y enrollarte con él, como el caso de Antonio Gallego Cañamero, el pintor de Don Benito, nacido en 1936. Con 71 años, muy bien llevados, por cierto, que hace dos semanas inauguraba una antológica de su obra en el Museo de Bellas Artes de Badajoz.

Y con las salas de la pinacoteca pacense llenitas de público, que no cabía un alfiler. Y eso que hacía una noche de perros, horrible. Pero, mira por dónde, la lluvia cejaría durante el acto, donde el prolífico pintor se vio rodeado del calor de los suyos, su familia, sus paisanos y una legión de amigos y colegas que quisieron homenajearle con su presencia.

Y entre los notables, la Diputación en pleno, con su presidente, Valentín Cortés, el consejero de Agricultura y Desarrollo Rural y anterior presidente de la Institución, Juan María Vázquez, la diputada de Cultura y Acción Ciudadana, Inmaculada Bonilla, el director del Área de Cultura, Paco Muñoz, y el comisario de la muestra y director del Museo, Román Hernández, entre otros.

En la presentación, hubo flores y palabras de admiración y cariño para el tal Cañamero, que lo agradecería en su intervención. Donde expondría que la obra expuesta abarca medio siglo de su vida, concretamente, de 1958 a 2007. Exponiendo su evolución, de los retratos familiares, en la escuela del mejor realismo, al paisaje, pasando por la tauromaquia. Y todo ello, sin papeles, que mi Cañamero tiene una excelente memoria. Figura inconfundible la suya, de baja estatura, ojos pequeños pero vivarachos y cabellera, bigote y barba pobladas. La figura de un hombre familiar, sencillo, querido por todos. Un hombre bueno, en suma.

UN AUTOR VIVO
Esta Exposición constituye un homenaje en vida del Museo pacense a uno de los paisajistas más conocidos de la Región, comenzando con una serie de retratos familiares, entre los que se encuentran, además de algunos autorretratos, imágenes de sus padres y abuela, de su esposa y de sus tres hijas. También se exhiben bodegones y algunas escenas interiores y callejeras, en buena parte inspiradas en un viaje del pintor a la India.

Pero la mayor parte de su producción artística son paisajes. Cañamero destaca fundamentalmente por su interpretación del paisaje extremeño, esas enormes planicies cerealistas, inmensas panorámicas sin nadie ni nada en qué distraer la vista, en las que domina la tranquilidad y el silencio. Cuadros, cuya sóla contemplación basta para encontrar la paz y el sosiego, tan caros en la vida postmoderna. Escenas que, por otra parte, el artista contrapone con otras imaginadas, oníricas, y en las que refleja la desolación y degradación que el hombre causa en el medio ambiente.

En esta retrospectiva también se exhibe una serie sobre tauromaquia, cuadros en los que el pintor de Don Benito realza la bravura del animal, la nobleza de los caballos y el esfuerzo del picador.

EL CÓCTEL
Terminado el ritual de apertura, la gente se dispersó por las salas para disfrutar con la obra cañameriana. Y como la lluvia hizo mutis por el foro, afortunadamente, aprovechamos los presentes para tomarnos una copichuela --cóctel, que dicen los pijos-- en el jardín del Museo, servida como Dios manda por el ilustre Marqués de Catering-31, don Gonzalo Guijarro Merelles, Real Proveedor de Guateques, Saraos y Fiestorros del Reino de Badajoz y alrededores. Con lo mejor del ibérico y los quesos de estas tierras, además de otras galanuras gastronómicas, que hicieron las delicias del personal. Y con un vino estupendo, un Peña del Valle, uvas syrah (50 %), cabernet-sauvignon (25) y tempranillo (25), un tinto envejecido en roble durante seis meses, un riberadelguadiana de las acreditadas Bodegas Peña del Valle, de Almendralejo. A. R., naturalmente.

Pero lo bueno vino cuando, entre tapa por aquí y copichuela por allá, entablé conversación con el maestro. Y al preguntarle sobre cómo le va la vida, su aspecto envidiable y tal, que va Cañamero y me responde:
--Pues sí, juego al tenis, hago deporte todos los días.
--¡¡¡¡¡
--Pero no estoy contento con lo que he hecho.
--¡¡¡¡¡¡¡¡
--Tengo que evolucionar todavía más.
--¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
--Y es que mis manos no siguen a mi mente.
--¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

EJEMPLO PARA LOS JÓVENES
¡Increíble, colegas! Un pintor consagrado como él, de 71 tacos, que hace los 72 en junio, buscando nuevos caminos, que todavía le quedan cosas por hacer. Uno que ha ganado casi todo en el oficio, entre premios, galardones y reconocimientos. ¡Qué hermoso ejemplo para las generaciones más jóvenes! Para descubrirse, mire usted. Y qué suerte haberle tratado. Ha sido un placer, don Antonio. Y que Dios le dé larga vida.

Por último, decir que la Exposición permanecerá abierta hasta el próximo día 31 de mayo.


Permalink ~ Comentarios (1) ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Abril 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog