Profesores en el diván

Por El Avisador - 17 de Abril, 2008, 1:43, Categoría: General

Dentro del I Encuentro Intergeneracional de Docentes, ayer asistimos en el CPR de Badajoz a la ponencia titulada Currículum emocional, dictada por Alfonso López-Fando Lavalle y con media entrada. Hubo quien hizo monta y se quedó en casita, pero ellos se lo perdieron. Porque el tal López-Fando, al que no conocíamos de nada, daría una lección magistral sobre las emociones que cautivó al auditorio. Con gran soltura y amenidad, además de dominio de los recursos técnicos, nuestro hombre tranquilo descorrería el tupido velo que encubre a las muchas emociones que nos embargan al cabo de la vida. Y que, por no saber tratarlas a tiempo, saber cuál es su trasfondo, pueden causarnos estragos anímicos mil, además de complicarnos la vida, tanto la individual y familiar, como la profesional, si tenemos en cuenta el caso de los maestrinos y maestrinas extremeños, con un montón de niños y niñas en sus aulas, cada uno hijo de su padre y de su madre.
Y fue digno de verse cómo el tal Alfonso, nuestro evangelizador emocional, se llevó de calle a la concurrencia, que siguió arrobadita su intervención. Incluidos los movilatas, que se portaron, pues no sonó ninguno. Que ya es difícil en un acto de este tipo.

LAS EMOCIONES
Y nuestro experto en emociones que nos daría un repaso sobre este asunto, apasionante, difícil y complejo a la vez, si de lo que se trata es descubrir y tratar emociones tan socorridas como el enfado y el miedo, la tristeza y la culpa, el odio y el cariño, la envidia y la vergüenza, el asombro y el enamoramiento, la alegría y el remordimiento, la rabia y el desconsuelo, la admiración y la melancolía. Así, hasta 56 emociones catalogadas en una "lista incompleta", te dice el profe. Y un viaje a quien corresponda: "sobre las que nadie se ha preocupado en enseñarnos" y, "menos aún, aparecen incorporadas en un currículum propio para su aprendizaje en nuestras escuelas e institutos".
Y poniendo la lupa en ellas, diría un par de cosas sorprendente: "todas las emociones tienen su sabiduría" y "es importante llevarse bien con ellas". ¿Habéis escuchado alguna cosa así?
Y, lanzado, expondría a la vista de todos el famoso "triángulo emocional" que configura a toda persona, con los Deseos, la Realidad y la Libertad en sus vértices. Las ilusiones, los sueños, la imaginación y la fantasía, por un lado, los límites, el propio cuerpo, por otro, y las opciones, lo que uno puede elegir, por otro. Y la sabia conjunción de los tres es la que nos llevará a la persona madura. Todo ello, variando lógicamente según las edades y las épocas históricas.
Por lo que "hay que educar bien los deseos porque no todo vale, los límites, para no despegarse de la realidad y la libertad, para saber escoger", diría mi psicólogo favorito. "Porque las emociones son la puerta de nuestras necesidades, las que dan paso a la acción". Y la gente, sin rechistar y sin mirar el reloj ni nada.

EN EL DIVÁN
Y es en este momento cuando veo a mi izquierda cómo una joven estudiante y dos profesoras de edad provecta andan en brazos de Morfeo, como traspuestas. De lo a gustito que estaban, se habían dormido, mire usted. Lo del diván del psicólogo en jefe estaba funcionando a las mil maravillas y algunas se habían quedado roque. Un ratino, tú, que luego se espabilaron.
Y, erre que erre, el catedrático de las emociones que nos pondría tropecientos casos concretos, con la participación de la audiencia, encantada de haberse conocido. Y un aviso a navegantes: "Una emoción muy intensa siempre distorsiona la realidad". Y vengan más casos ejemplares. Y la gente que se puso contentina cuando tocó el tema del enamoramiento y se quedó frunciendo el ceño cuando habló de la depre. Y puso de nuevo su atención cuando habló de comer en exceso y sus secuelas emocionales. Lo mismo que del enfado, con sus daños colaterales: voces, culpa, tristeza, más voces... Y otro aviso, que el que avisa no es traidor: "Hay problemas cuando no coinciden Pensar, Sentir y Actuar".

CURRÍCULUM EMOCIONAL
Y daría la nota pedagógica cuando puso el énfasis en la necesidad de un clima emocional en las aulas, dando algunas claves para el mejor conocimiento tanto de los profesores como de los alumnos. Porque --abundó-- "no nos enseñaron qué hacer con las emociones". Y para aquellos interesados en el currículum emocional, los que buscan "conseguir personas más maduras, no que sepan más", estas pautas:

1. Poner nombre a lo que sentimos.
2. Enseñar que son distintos Acción, Pensamiento, Sentimiento y Necesidad.
3. Diferenciar cada emoción, para qué sirve y cómo gestionarla.
4. Aprender a conocer cada emoción.

¡Ah!, y nada de confundir el fracaso escolar, a partir del currículum cognitivo, el de los conocimientos, con el personal y convivencial, basado en el emocional. Apasionante, ¿no?

Y este reto final: "Hacer mejores personas".

Todo ello, mezclando su encanto personal con vídeos --como el del famoso juez de menores, Emilio Calatayud--, chistes, presentaciones y lo que hiciera falta. Dejando para el final una secuencia inolvidable, la de la final de 100 metros lisos de la Paralimpiada de Seattle (1998), donde los nueve adolescentes y jóvenes participantes --todos con minusvalías psíquicas, físicas o sensoriales, algunos con el síndrome de Down-- entraron en la meta cogidos del brazo, tras recoger a un compañero atrasado, caído en el suelo. Con este mensaje lapidario, que sintetizaba su intervención: "Porque el verdadero sentido de esta vida es que todos juntos ganemos".
Los aplausos echaron humo y vimos cómo, por vez primera, mi Alfonso, dominador de emociones, se emocionaba. Un ratino, que luego recuperó el tipo.


FELICITACIONES
Al final, cola para felicitar al conferenciante mientras recogía sus bártulos, a la que nos agregamos también la patronal y el abajo firmante. Alfonso López-Fando Lavalle, con quien nos enrollamos al final, con intercambio de direcciones de correo electrónico y tal, es un solicitado psicólogo, terapeuta e investigador social, de 38 tacos, uno menos en Canarias, que reside en Badajoz desde hace diez. Natural de Logroño, recaló por estos andurriales en 1998 y tuvo que ser una buena moza de este pueblo la que le guiñó el ojo, se quedó con el prenda y aquí sigue, encantado de Badajoz y sus gentes. Como tantos y tantos forasteros que yo conozco. Que venían como de paso y aquí encontraron su media naranja. Pero, ¿qué les darán nuestras mozas, que los hacen fijos en Badajoz, algunos para los restos?
Alfonso López-Fando Lavalle, enhorabuena. Lo tuyo de llevarte a cuatro generaciones de maestrinos y maestrinas extremeños al diván ha sido para nota.

HOY, JUEVES
Hoy, jueves, se clausuran las actividades de este peculiar Encuentro Intergeneracional de Docentes, interviniendo el profesor Juan Vaello Orts, psicopedagogo y director del IES Bernat de Sarriá (Benidorm), que hablará sobre otro tema que se las trae: Dar clase a los que no quieren. Será a las 18 horas, y no a las 17, como figuraba en el programa.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Abril 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog