Super M

Por El Avisador - 13 de Abril, 2008, 10:48, Categoría: General

Hoy toca escribir de Super M. ¿De Super Man? No. ¿De Super Mario? Tampoco. De Super Monago. José Antonio Monago Terraza, el famosísimo concejalense de Badajoz, convertido en senador del Reino por el PP, su partido, después de aceptar el puesto, rechazarlo y reafirmarse al final, todo en cinco días. Un tío bien plantao, tipo armario, más bueno que el pan pero que en público sale siempre serio, que se ríe poco el andoba. Superconcejal del tío Miguel en Badajoz, el Niño bonito, su Mano derecha, el Hijo de su madre y no sé cuántas cosas más. Pero, también, Monago I el Breve, Senador por un día, Senador de Ida y vuelta y Monago, el de la margarita. La flor, no la largartona de la Margarita que yo conozco, que conste.
Y es que la pasada semana la que se ha montado en Badajoz con sus declaraciones. Y sólo por rectificar las primeras que hizo. Porque, a ver, quién no ha rectificado en su vida alguna decisión gorda. Del tipo de Sí-no-sí, No-sí-no o Sí-no-sí-no... Si es que, cuántas veces, colegas, la sesera se convierte en una olla y los cables se cruzan. Y mi Monago, como cualquier hijo de vecino, ha sido uno de tantos. Y máxime, ante este panal de rica miel, al que dos mil moscas querrían haber acudido, nos'ha jodío.
Para mí que tras las críticas recibidas hay mucha envidia cochina. Deporte nacional, este  de la envidia en España. Porque estoy seguro que a muchos les gustaría haber estado en la piel del tal Monago. ¿Que no? A ver, que levanten la mano los que les gustaría ser Super M... ¡Halaaaaaa..., tropecientos miiiiiil...! ¿Y los que no...? Poca cosa, Sinforosa, sólo cuatro gatinos... ¿Lo ven? ¿Tenía razón o no?

HISTORIAS DE SUPER M
Si es que sobre este bombero tipo cachas y guapino de cara, de Badajoz de toda la vida, con 42 tacos, uno menos en Canarias, convertido ahora en senador del Reino, cuentan y no paran, y a mí me han llegado algunas historias, apócrifas, tal vez, pero ahí están. Como de su época de bombero, que cuando acudía a apagar un fuego, todas las buenas mozas del edificio en llamas querían que las salvase él. El bombero guaperas. Y que fuera él, sólo él, quien les hiciera la respiración boca a boca. Y hasta hacían cola, pepsi-cola. ¿Será posible? ¿Pero qué les daba?
Y esta otra, de cuando la patronal, su Ana del alma, se lo dinqueló de mozuelo y, decidida a quedárselo, que lo vio la primerita, que va y lo llama, poniendo el grito en el cielo:
--¡Fuego! ¡Fuego!
--¿Dónde? ¿Dónde? --pregunta, derretido, mi Super bombero.
--¡En tus ojos, moreno!
Así, cualquiera, tíos.

UN PROBLEMA
Pero aquí hay un problema, Monago mío. Y es que me tienes que explicar cómo vas a organizarte y a repartir tu tiempo, que no lo veo claro, tío. Porque, en principio, ya tienes cuatro carguetes oficiales: además de senador en los Madriles, por el que cobras una pasta, el de concejal para todo en el Ayuntamiento de Badajoz, diputado en la Asamblea de Extremadura, en Mérida, y presidente provincial del PP, por si fuera poco. Y eso requiere preparar infinidad de dosieres, hacer cientos de viajes en coche, tren o avión, asistir a reuniones mil, asambleas sin cuento, comidas de trabajo por un tubo y lo que te rondaré, moreno.
Eso, en la esfera oficial, porque en la privada, ya sabes, que te lo recuerdo: cumplir como Dios manda con Ana, la patronal, y tus dos churumbeles, sacarlos de paseo y al campo, llevarlos al cine y a comer pizzas los sábados, sabadetes, echar una mano en casa de vez en cuando, aprovechar los findes para irte de garbeo con tu familia por Badajoz, el Casco antiguo, La Alcazaba y demás, asistir a las cenas con los amigos o la familia, ir a la Feria de San Juan y montar a los muchachinos en los cacharritos, mientras la patronal echa en la tómbola del Maño, acudir a las fiestas de los Bomberos descarriados, salir en Semana Santa con la procesión de la Patrona, ir a la romería de Bótoa, a la Feria del Libro, a Mira el Guadiana... Y, claro, sin olvidarme de tus obligaciones como presidente de tu comunidad de vecinos, cuanto te toque, como socio del C. D. Badajoz, del Casino, de las cofradías de San Roque o de la Soledad, de tu asociación de Vecinos, de la asociación de padres del cole, de tu peña gastronómica, de tu comparsa de carnaval, del colegio de Abogados, etc., etc.
Y, por las cuentas que me echo, Monago de mis entretelas, me salen días de 36 horas, no de 24, como tienen los de la gente corriente y moliente.
Y estoy en un sinvivir, Super M, que no sé cómo te las apañas. A ver si es que tienes algún secreto, alguna fórmula, una varita mágica. Y dame una pista, porfa, que vivo sin vivir en mí.

Permalink ~ Comentarios (2) ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Abril 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30     

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog