De escuelas y maestros jubilatas

Por El Avisador - 24 de Marzo, 2008, 18:02, Categoría: General

En el proceso de vuelta a la normalidad, tras el paréntesis semanasantero, leyendo un número atrasado de La Gaceta Extremeña de la Educación (nº 119, febrero 2008), me entero de que, como viene siendo costumbre desde el curso 2004-2005, la Consejería de Educación había ofrecido el pasado 14 de febrero, día de San Valentín, por cierto, y en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Mérida, un cálido homenaje a los profesores y trabajadores de la Enseñanza que se jubilaban en Extremadura. Todo un señor detalle, que honra a las instituciones --en este caso, a la Consejería de mi admirada Eva María Pérez, mi consejera favorita--, por lo que supone de respaldo social y profesional a un viejo oficio, el del maestro, encarnado, en esta ocasión, en las figuras de 326 docentes (de Primaria y Secundaria) y 13 trabajadores de la administración y los distintos servicios. Y otro detalle, con la entrega de un libro entrañable, Evocando recuerdos. Aprendemos de nuevo, repleto de añejas fotografías y recuerdos de gran número de los que se jubilaban.
Pero lo que me han llegado a las entretelas son las palabras que pronunciara al final el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, político humanista donde los haya, que haberlos, haylos, aunque haya que utilizar una lupa para encontrarlos. Y es que recordó con nostalgia a uno de sus maestros de antaño, a don Casimiro Rodríguez, el querido Casi, maestro que fue de la Aneja de Badajoz, por cuyas manos pasaron tantas generaciones de muchachinos, de quien dijo que, "además de enseñarme a leer y a escribir", lo más importante es que "me enseñó el valor del respeto, del esfuerzo y de la esperanza".
Item más, que "lo más importante de la vida no lo he aprendido en la Universidad, ni en la calle, ni en la política, que lo he aprendido en mi casa y en la escuela".
Item más, la labor realizada por nuestros profesores a lo largo de su vida, "es una labor que ha permitido transformar la sociedad y los pueblos de Extremadura".
Y el remate de los tomates: "Lo que de verdad transforma la sociedad y los pueblos son los maestros de escuela, los profesores, en definitiva".

AQUELLOS VIEJOS MAESTROS
Y me ha llegado a mis entretelas porque, además de sus palabras rebonitas, demostrando que es una persona agradecida, me ha traído a la memoria el recuerdo imperecedero de aquella extraordinaria plantilla del colegio Aneja de Badajoz en los años 60 de la pasada centuria, donde el abajo firmante aprendió el oficio de enseñar haciendo "prácticas", viendo de cerca el trabajo y la profesionalidad de maestros de cuerpo entero como el citado Casimiro Rodríguez, además de Juan León Domínguez, Pepe Cacho, José Quintana y tantos otros, con Antonio Ayuso, el director, en la trastienda.
Don Guillermo, doña Eva y demás colegas de la organización, enhorabuena por este afectuoso homenaje, que con éstos y otros momentos así, los profes jubilatas entran con una sonrisa de oreja a oreja en su nueva vida. Donde tienen mucho que decir, por cierto.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog