Blanca

Por El Avisador - 13 de Marzo, 2008, 2:00, Categoría: General

Casimiro es un fotógrafo de los buenos de este pueblo, uno bien plantao, tipo armario, que trabaja como redactor gráfico en el diario HOY, que va de aquí para allá echando leches con la moto, mochila al hombro. Y con el bueno de Casimiro nos encontramos una semana, sí, y otra también, en muchos de los actos culturales que se organizan en Badajoz. Y la otra noche, cubriendo una Exposición en el MEIAC, que nos vemos de nuevo, con los saludos de rigor, y tal y tal. Y vemos que una madama se le acerca y le da la enhorabuena.
--¿Enhorabuena? ¿Y eso? --preguntamos sorprendidos la patronal y el que suscribe, al alimón.
--Sí, es que he tenido una niña hace poco, el 19 de agosto pasado, va a hacer siete mesecitos y se llama Blanca.
--Pues enhorabuena, Casi, que no lo sabíamos --le espetamos a dúo.
--Y está para comérsela --dice ufano el padre de la criatura.
--¿Y a quién se parece? --le hacemos la pregunta del millón.
--¡Pues a mí! --contesta el menda de carretilla.
Tengo que buscar una bolsa de pañuelos de papel, que al padre y muy señor mío se le cae la baba.

Y en esto que se echa la mano al bolsillo de la cazadora. Y me digo, tate, éste está buscando la cartera para enseñarnos la ristra reglamentaria de fotos que todo padre que se precie lleva consigo, para admiración de amigos, familiares, vecinos y residentes en Badajoz. Y más siendo fotógrafo, y de los caros.
Pues no, hijo, no. Que no saca la cartera. Ya --vuelvo a darle al caletre--, éste que me va a sacar un álbum con las mil fotos de la tal Blanqui, en todas las posturas y haciendo mil y una cirigoncias y cucamonas. ¡Pues tampoco! Que va el tío y me saca un movilata de ésos posmodernos.
--¿Y vas a llamar a la nena?, ¡pero qué adelantada está! --decimos.
--No, hombre, lo que ves es un pedeá.
--¿Qué de qué?
--Un PDA, un HTC --explica.
--NPI, tío --contesto.
--Mira, es un mini-ordenador, lleva cámara fotográfica, de vídeo, tiene agenda, archivo de canciones y fotos, un redactor de textos, se conecta a Internet, puedes enviar y recibir correos, y, además, es un teléfono.
--¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Y va el Casi que saca como un boli pequeñito y en un plis plás, que empieza a moverlo por la pantallita y a enseñarnos como dos mil fotos de Blanqui, a cual más chuli. Una monada de criatura. Y mi Casi, a punto de derretirse. Con su Blanquita en el baño, en el sofá, con una toalla encima de la cabecita, acostada, de lado, en mil poses, haciendo monerías sin cuento, cerrando y abriendo sus ojitos vivarachos. Para que la contraten, pero ya, en la factoría Disneylandia para una de sus pelis infantiles. Para comérsela, vamos. Con permiso de sus papis, claro, el tal Casimiro y Blanca, la parienta.
Y como tomo notas al estilo pedestre, que va el Casi y te dice con una sonrisita irónica:
--Tu pedeá, ¿no?
Uno, con sus papeles de andar por casa y el boli de toda la vida, y la gente posmoderna, con pedeás. Así, cualquiera.
Casi, Casimiro Moreno y Blanca, la patronal, son los padres de la criatura. ¡Enhorabuena! ¡Y salud para criarla, que decimos en este pueblo!

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Marzo 2008  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog