De copas en la Abadía Misa de Doce

Por El Avisador - 12 de Julio, 2007, 0:12, Categoría: General

Pardaleras --tierra de pardales, entre otros significados-- fue una de las primeras barriadas de ensanche de Badajoz, junto a Santa Marina, en los años 40-50 de la pasada centuria. Perfectamente delimitada por la ronda del Pilar, el río Rivillas, la avenida de J. S. Elcano y el eje formado por las avenidas de Europa y Fernando Calzadilla, de siempre ha mantenido ese sabor a pueblo, con sus casas de una planta, mezclado con el cosmopolitismo de las grandes edificaciones alrededor de su principal arteria, la avenida de Pardaleras. Por otra parte, esta zona de la ciudad contiene edificaciones emblemáticas, como son el Palacio de Congresos --levantado sobre la primitiva Plaza de Toros--, el MEIAC, Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo, y la Plaza de Toros Nueva, recién cumplidos los 40 años.
Y una de las facetas que la hacen de las barriadas más populares de Badajoz es la hostelería. Concretamente, sus afamados bares, tascas, mesones, tabernas y cercevecerías. Con tapas, raciones y comidas de lo más variopintas y sabrosas, sobresaliendo las caseras, las hechas siguiendo el dictado de las abuelas y bisabuelas de cada Casa.
Y entre todos ellos quiero hoy resaltar el nombre de uno de ellos: Abadía Misa de Doce. Aperitivos, vinos y licores, sito en el 17 de la avenida de J. S. Elcano, vulgo Autopista. Un sitio que llama la atención por su nombre tan llamativo, además de por su acogedor interior y, por supuesto, por sus atractivas especialidades.
Y el otro día entramos la patronal y este que lo es en la Abadía. Y no a misa ni a rezar el rosario, precisamente. Y allí saludamos a Juan y Mario, Mario y Juan, los dos amables camareros, que atendían divinamente al personal. Y lo primero que te llama la atención es que tienen de todo. Buenos vinos extremeños y de otras latitudes --Payva, Castelar,
Beronia...--, estupendas cervezas internacionales --Foster's, Leffe, Beck's, Budweisaer, Franziskaner, Grimbergen, Coronita, Voll-Damm...-- y tapas y raciones de lo más insólito: patatas al cardenal, patatas al obispo y chapatas serranas, marcas de la casa. Esta última, una chapata conteniendo lechuga, tomate, cebolla y lomo. Y por supuesto que también tienen otros platos más tradicionales, destacando sus especialidades en solomillos: a la torta, a la brasa, al roquefort y a la pimienta. Sin que falte el popular bacalao, "dorao" o "asao", según la terminología propia de este local.
Pero ante tanta oferta, que voy y le hago la prueba del nueve a Mario:
--A ver, muchacho, ¿nos puedes servir un par de bocati di cardinali?
--¿Mande?
Ni puta idea, colegas. Que aquí en Badajoz, hablar de exquisiteces gastronómicas hay que mencionar al jamón ibérico pata negra.
--Pues, anda, ponnos un par de tapas de jamón ibérico. Y del bueno, no del otro.
Y es que, señoras y señores, damas y caballeros, las tapas de jamón ibérico de la dehesa extremeña sí que son el bocati di cardinali de estas tierras. Lo pongan en la Abadía Misa de Doce o no.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog