11 de Julio, 2007

El Desfiladero de asfalto

Por El Avisador - 11 de Julio, 2007, 19:58, Categoría: General

Eran las cuatro de la tarde en Santa Marina y el sol castigaba sin piedad a los pocos transeúntes que se atrevían a pasar por el Desfiladero de asfalto. Encrucijada de la avenida de Villanueva con la de Saavedra Palmeiro y República Argentina. El termómetro del lugar marcaba 40º al sol. El poco aire que soplaba, ardiente, te quemaba hasta las pestañas. Cuatro taxis, varados en la parada, sufrían el inclemente sol, en tanto dos taxistas se acurrucaban en un portal, huyendo de la insolación.
Son las 16,30 y el termómetro parece fundirse bajo los rayos del sol despendolado: 45º. Por el Desfiladero de asfalto, cinco lagartos..., digo, cinco viandantes pasaban como zombis vivientes, en tanto media docena de caballos..., digo, de coches cruzaban a toda pastilla, huyendo despavoridos de la canícula pacense.
Son las 17,30 horas y el que suscribe se prepara para el que puede ser su última aventura: ha de atravesar el Desfiladero maldito para entregar una papela a su urólogo de cabecera, allá en Fort Díaz Brito. Bien pertrechado para la ocasión, con su bolsa en bandolera, gorra reglamentaria y empuñando un rifle de repetición..., digo, una botella de agua Los Riscos, se despide de la patronal en la Casa de la pradera, dando instrucciones por si hay que llamar al Séptimo de Caballería..., digo, a la ambulancia del 112. A su paso por el Desfiladero, casi nadie. Dos o tres rostros pálidos amuermados, que no se sabe bien si van o
vienen. Son 43º los que marca el termómetro callejero y hay que hacer una parada para recuperar el resuello y meterse media botella entre pecho y espalda. La poca gente que se ve, pegada a la pared, busca como alma que lleva el diablo la sombra, como los perros. Que no se ve ninguno, por cierto. Todos han desertado.

FORT DÍAZ BRITO
Atravesamos el Desfiladero sin novedad, los indios, con la siesta, no han hecho acto de presencia. Y, llegados a Fort Díaz Brito, entregamos el mensaje al comandante del puesto, que, tras leerlo al detalle, da su aprobación y me estrecha la mano.
--Sin novedad. Hasta el año que viene.
--¡Señor, sí, señor!

Son las 18 horas y, tras el saludo reglamentario, cogemos camino de regreso a la Casa de la pradera, pasando de nuevo por el Desfiladero de la muerte, donde vemos a más rostros pálidos y alguna china, yendo de aquí para allá con abanicos entre las manos. Algunos de ellos se han refugiado en el Saloon de Los Valencianos y están refrescándose ricamente con horchatas y botellines de agua a discreción. Dos yogurines, movilata en ristre, ajenos a la película, están llamando a voces a sus amigotes. El termómetro marca ahora 41º y el barrio comienza a desperezarse del sopor. Los indios no han dado señales de vida y esta noche, con la fresca, hay tiempo para recuperar el resuello de las tensiones del día.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Otra de perros y gatos

Por El Avisador - 11 de Julio, 2007, 16:56, Categoría: General

Sigue el verano por estos andurriales y los perros y gatos siguen copando la actualidad. Resulta que, en contra de lo que pudiera parecer, no todos los dueños de perros y gatos los echan a la rua cuando llega el largo y cálido verano. Si son gente con pasta, ricachona y tal, que los meten en una residencia, en un hotel para bichos. Nada de tirarlos a la puta calle, que no está bien visto, no. Y es que anda por la ciudad un coche-furgoneta blanco, con este anuncio escrito en el fuselaje:

Dog Hotel
Residencia canina y felina
Recogida y entrega a domicilio


Con sus teléfonos de contacto, tal y tal. Que llamas y te lo recogen, previo pago del alquiler de una perrera o gatera lujosas, con todo incluido, baño, ducha, tres comidas al día y una peli de Walt Disney por la noche. Nos'ha jodío.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

El Avisador llega a tierra de lapones

Por El Avisador - 11 de Julio, 2007, 16:35, Categoría: General

Amigo Pedro: 

Ando por los confines de Noruega y Suecia, en tierra de lapones, pero tambien hasta aquí llega El
Avisador (aunque sin tildes).
Saludos afectuosos para ti y tu mujer.

Manuel Pecellín Lancharro
manoloconil@vodafone.es

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Adiós a Pepe Calatayud, director de la Banda municipal de Música

Por El Avisador - 11 de Julio, 2007, 0:23, Categoría: General

Dentro de las Noches de verano, la que acoge la campaña "Música y teatro en el Auditorio municipal Ricardo Carapeto", en esta ocasión hay música, maestro. Se trata de la actuación de la Banda municipal de música del Ayuntamiento de Badajoz, la que dirige el simpar Pepe Calatayud Castillo. Pero esta noche es una noche especial, porque nuestro ínclito director, tras año y medio llevando la batuta, se despide de la Banda y de Badajoz. Termina su contrato y se va de la ciudad. Será, pues, su último concierto.
Pepe Calatayud, un tipo sencillo, serio y apasionado por la Música --concretamente, de una tal Euterpe, la musa de la Música--, natural de Carcaixent (Valencia), por más señas, y con sólo 29 tacos en el DNI, nos dice adiós.
Y con Pepe he coincidido hace unos días en sus reales de la concejalía de Cultura, en la vieja calle de Mesones. Que tenía el portátil abierto. Y, en contra de lo que pudiera creerse, no estaba curioseando por Internet ni leyendo el último panfleto del Avisador, no, hijo, no. Que estaba recreándose en una de las obras del próximo concierto, con su pentagrama virtual y todo. Y cuando le pregunto que qué tal su estancia en Badajoz, me lo dice todo de carrerilla:
--Ha sido corta, qué duda cabe, no he podido hacer todo lo que he querido, pero me llevo una gran experiencia.
--¿Y...?
--He estado muy a gusto en este año y medio.
--
¿Y...?
--Como que me he hecho director aquí, y eso que he estado dirigiendo a tres Bandas antes de venir a Badajoz.
--
¿Y...?
--Me voy ahora a Madrid a seguir estudiando, pero me quedo con ganas de volver.
--
¿Y...?
--Estoy muy agradecido a la ciudad y a la gente que he tenido, que me han dado una gran experiencia.
--
¿Y...?
--Con este acto la Banda habrá dado una treintena de conciertos desde que me puse a dirigirla.
--
¿Y...?
--Excelente Banda la de Badajoz, compuesta por 33 miembros, muchos de ellos profesores del Conservatorio, Banda de la que estoy muy orgulloso, por cierto.
--
¿Y...?
--Pues esta noche va a haber una sorpresa.
--¡No me digas! ¿Cohetes, fuegos artificiales, le echan al río, una tarta en su despedida? --inquiero con curiosidad.
En este punto, mi director de Banda favorito se muestra reacio a dar el cante, por lo que insisto.
--Nada de eso, voy a estrenar un pasodoble del que soy autor, muy extremeño, por cierto. Le he puesto mucho cariño. Es mi homenaje de despedida a Badajoz y a la Banda.
--¡Nos vemos en el concierto!
--Nos vemos.
Para terminar, decir que la función comienza a las 22,30 horas, siendo la entrada al Auditorio --sito en el Parque Infantil, con entradas por avenida de Ramón y Cajal, Paseo de Entrepuentes y calle Tierra de Barros-- libre y gratuita.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Julio 2007  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog