23 de Junio, 2007

Espectacular tirada de fuegos artificiales en la Noche de San Juan

Por El Avisador - 23 de Junio, 2007, 19:46, Categoría: General

De soberbia y espectacular tengo que calificar la tirada de fuegos artificiales en la Noche de San Juan, Patrón de Badajoz. Con media ciudad agolpada junto a los puentes, especialmente el de la Universidad, el Paseo fluvial y zonas aledañas. Miles de pacenses de todas las edades, sexo, condición y procedencia urbana nos dimos cita en la orilla izquierda del río, que los fuegos se tiraban en la margen derecha, junto a La Cañada-Las Moreras. Muchas familias jóvenes, con sus pequeñines sobre los hombros. Atasco general, con cientos de motos y coches aparcados en las inmediaciones. Imposible circular, con cuatro y más filas de coches aparcados. Incluso hubo gente subida al techo de sus vehículos, que ya es decir. La noche, primaveral --24º--, aunque algo fresca, coadyuvó a que la gente saliera a la calle. La cosa comenzó justo a las 23,30 horas, ni un minuto más, ni un minuto menos. Como debe ser. Y el cielo pacense se llenó con miles de arabescos, filigranas, florituras y ramajes multicolores, mientras sonaban los silbidos al subir y las explosiones al romper en el cielo. El tendido de los sastres, lleno. Los muchos edificios de ocho y diez plantas de los alrededores, copados, con sus propietarios e inquilinos viendo los fuegos de artificio divinamente en la distancia. También a lo lejos, pero en el recinto de La Alcazaba, había movimiento de personal. Observatorio privilegiado éste, donde se divisaban muchas lucecitas en movimiento, como si fueran linternas de mano o las pantallas encendidas de los móviles. Y es que moverse por sus almenas, y de noche, tiene un plus de peligro añadido.
Los fuegos de la Noche de San Juan en Badajoz, la más corta del año, según la tradición, es uno de los acontecimientos más esperados en la ciudad. Aunque, por su corta duración --media hora-- te quede al final el regusto de saberte a poco.
Nosotros nos pusimos en la zona donde está nuestro paisano Pedro de Alvarado, con su efigie dorada por los grafiteros, de espaldas al río, que allí había un claro que permitía una visión perfecta. El ritmo de los fuegos fue in crescendo según llegaban las 24 horas. Y en el último minuto, los lanzamientos se multiplicaron hasta llegar a las tracas finales, que encogieron el alma de los allí presentes.
Gran espectáculo de luz, sonido y color, con los fuegos reflejándose en las tranquilas aguas del Guadiana. Escenas que fueron recogidas a través de miles de cámaras digitales, para la posteridad. Tras la última explosión, justo a las 24 horas, el gentío prorrumpió en un cerrado aplauso. Acabada de entrar el nuevo día, San Juan, Patrón de Badajoz. ¡Viva San Juan!

Permalink ~ Comentarios (4) ~ Comentar | Referencias (0)

ZoomBlog, 7 horas de retraso

Por El Avisador - 23 de Junio, 2007, 19:28, Categoría: General

En estos momentos, las 2,35 horas del 24 de junio por el reloj de mi ordenata, ZoomBlog lleva acumuladas siete horas de retraso, minuto arriba, minuto abajo, según veo en la sección de Estadísticas. Consecuencias de la última caída de sus servidores. Quiere decirse que, hasta tanto se normalice el servicio, los posts que estoy subiendo en los últimos días llevan ese retraso. Así que, a la hora en que aparecen debéis sumarle siete horas más si queréis saber a qué hora exacta fueron enviados. Pues esto es lo que hay, colegas.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Las Cajas están volviendo al Casco antiguo

Por El Avisador - 23 de Junio, 2007, 14:55, Categoría: General

La Caja que irá en el antiguo Banco Exterior es La Caixa. Se trasladará la oficina de la avenida de Europa a la calle del Obispo. Esto es una buena noticia, unida a que, me consta, que otras Cajas están buscando locales por la zona. Es el mejor síntoma de la recuperación del Casco Antiguo.
El antiguo Bárbara no lo ha comprado la Junta. Hay un acuerdo de cesión para el Consejo Consultivo, y en ese edificio seguirá habiendo dependencias de la Diputación, que, en teoría, es el titular del edificio. Sobre este tema habría mucho que hablar, porque creo que el verdadero titular es La Económica, que es quien ha cedido espacio a lo largo del tiempo al Instituto de Segunda Enseñaza (que lo creo) y a la Diputación (que es posterior a La Económica). En este edificio seguirá la Biblioteca de fondos antiguos de La Económica, que tras la rehabilitación de las estanterías de la biblioteca ahora se está rehabilitando las pinturas del techo y cambiando la iluminación.

Antonio García Salas
agarcia@itae.es

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Aquellos cines de verano en La Estación

Por El Avisador - 23 de Junio, 2007, 11:45, Categoría: General

En Badajoz, en la Barriada de La Estación, o es lo mismo, de San Fernando, dos cines de verano eran más que conocidos, si bien el primero fué el de San Fernando y, pasados unos años, cuando llegó el párroco, don Diego, el Ideal. El cine San Fernando, situado entre la avd. de Carolina Coronado y esquina de Manuel Godoy, la entrada de general por Carolina Coronado y preferencia, por Manuel Godoy. Un recinto cuadrado, de unos 500 m/2, más o menos, con una separación en su tercera parte para deslindar las dos categorias de entradas. Los asientos de general, de tablas corridas o cemento, no estoy muy seguro. La preferencia, de sillas, que pudieran ser de enea o bayón, como también se decía. La pantalla, muy cerca de las primeras filas de general, había que estar con el cuello para atrás. Ahora sería como para salir corriendo. El operador del cine, un hombre que trabajaba en los antiguos talleres mecánicos de Barreiros, que vivía por la calle Canarias. El jaleo que se armaba para entrar en general, sobre todo con las peliculas de vaqueros, era fenomenal, los empujones, a tope hasta que se conseguía entrar. La preferencia, como era para los mayores, allí no había esos problemillas. Tengo una anécdota que contar a través de mi hermano Antonio, aunque yo conocía más que bien al excelente dibujante que después emigró con su familia a Asturias. El caso del dibujante es que hizo un billete de 25 pts. con tal similitud a los auténticos, que la taquillera le dió la entrada y la vuelta.Tengo que decir seguidamente, que la señora taquillera, que vivía en  Carolina Coronado, usaba gafas con cristales gruesos.
El carácter de la taquillera, de los finos. Recuerdo su nombre perfectamente.
Los acomodadores siempre estaban en preferencia, en genera,l no hacían falta, nos bastábamos nosotros solitos. Una película de terror que a un hombre le salía como un bicho del brazo, los chillidos eran de bigote, todos los niños, aterrorizados. Jamás la he olvidado. Su nombre era "El experimento del Doctor Kuaterman", más o menos. Por aquellos años, presumo que la censura la autorizó para menores pero aquello era, por lo menos, para mayores de 70 años.
También otra película más agradable, de Elvis Presley, "Acapulco". Las mujeres, no veas, muy contentas con aquel hombre tan guapo y valiente.
Cine Ideal, como digo en un principio, cuando don Diego Barrena llevaba algún tiempo en la Barriada de la Estación, pone el cine en la parte de atrás de la Inexca, un corralón sin asfaltar, con bancos en general y sillas en preferencia. Una cosa típica de don Diego, junto a la pantalla, en uno de los lados decía un cartel grande:


La Moral

El Respeto
El Orden
Harán hablar bien de este local.

Eso de primero, que, después, como don Diego estaba en el cine, cuando había un poco de "charabasqueo", salía por el altavoz una voz, que era la suya, diciendo:
--!Que se callen esos de ahí! !Esa pareja de allí, que se comporte!
Total, que al cine se viene a ver la película y no para otras cosas. Ni que decir tiene que todas eran toleradas, de risa, de guerra y cosas similares.

Las colas para entrar en general no eran penosas, máxime cuando este cine era grande y había sitio para todos.
Aunque el piso era de tierra, estaba bien regadito y límpio, con las paredes blanqueadas. La cartelera la ponían en un poste de la luz muy cerca de la entrada de la Inexca. Desconozco quién llevaba el asunto de las películas pero algo en mi cabeza me dice que era como un guardia civil que vivía por La Estación.
La general era cosa más de niños y niñas, seguro que sus padres las llevarían a preferencia, por temor a los jaleitos que de vez en cuando había. Además, tambien iban hombres o tíos de 20 o más años, que al lado nuestro ya se puede suponer. El carrito de los helados en los dos cines no podian faltar, además que vendían mucho. Uno de los carritos de los helados pudiera ser de Catalá, de la calle San Juan.
Desde luego, don Diego Barrena, con su impronta, hizo que el cine Ideal fuera más elegante que el San Fernando, más tranquilo, que las peliculas se pudieran ver mejor, pero siempre en versión tolerada, que algo es algo.
El precio de las entradas, baratito, podría ser 2.50 pts. general. La preferencia, como nunca iba, !cómo puñetas puedo saberlo!
Los cortes de las películas en el San Fernando, a mogollón, en el Ideal, menos. Decían:
--¡Qué pasa ahora!
Otro respondía:

--Que se ha quemado la película
¡Hala!, a esperar un buen rato.

Junto con mis amigos de la infancia, cuántas risas en las películas, cuántas emociones en la de vaqueros, cuando los indios corrían a toda mecha, y, ¡la Virgen!, cuánto miedo en la del "Experimento del Dr. Kuaterman".

Valentin Rodríguez Rodríguez
valentinpacense@gmail.com

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

De toros y cocina taurina en El Sigar

Por El Avisador - 23 de Junio, 2007, 4:58, Categoría: General

El toro, animal totémico por excelencia en España, símbolo de la bravura, el poderío y la capacidad genésica en este país --recordemos, "la piel de toro"--, fue protagonista indiscutible la pasada semana en Badajoz con motivo del Año gastronómico 2007-2008, dentro de sus afamadas Quincenas, en esta ocasión, la sexta del año, dedicada al animal más representativo del solar patrio, el toro.
Y tal como anunciaban los carteles, la corrida nocturna estaba anunciada en el restaurante El Sigar, en la zona comercial de Huerta Rosales, por la carretera de Olivenza, predio de un tal David Núñez, "Niño de Fuentes de León", aunque recriado en Olivenza (7 años en el restaurante Alcañices), joven maestro de 36 tacos, uno menos en Canarias, que debutaba este año en la Feria gastronómica de Badajoz, la más importante de España, acompañado de su cuadrilla de banderilleros y picadores, compuesta por Guillermo Cayado, "Niño de Olivenza", Manolo García, "Niño del Claustro", y Currito Blanco, "Niño de La Toja". Los cuatro subalternos iban seguidos en esta ocasión de sus correspondientes auxiliares: Francisco, Quique, "Filho" y Cristina.
La función comenzaba a las diez de la noche y allí que nos presentamos medio centenar largo de comensales, con gentes de todos los gremios: empresarios, taurinos de pro, periodistas, bodegueros, espontáneos, amigos, vecinos y residentes en Badajoz y pueblos de la provincia. Y un sólo político, Germán López Iglesias, míster Turismo del Ayuntamiento de Badajoz.
La plaza..., digo, el local, era moderno y funcional, prometiendo una gran noche de toros. Para abrir boca, con una larga cambiada a puerta gayola nos hacen subir a la terraza, con un fresquito que se apetecía y allí que nos sirven unos aperitivos a cual más exquisito:

Lengua de toro con sal gorda y aceite
(El Sigar)
Croquetas de toro
(La Toja)
Carpaccio de toro
(Dosca II)

Todo ello regado con un excelente vino rosado, Viña Puebla, uva garnacha, añada 2006, un riberadelguadiana de las acreditadas Bodegas Toribio, de Puebla de Sancho Pérez. A. R., naturalmente. En éstas estábamos, cuando salta a la terraza un espontáneo, Antonio Nanita, provisto de botellines de aceite de oliva virgen extra de la provincia de Badajoz, marca Gradoli, repartiéndolos graciosamente entre los invitados. Con lo que saludó al público, recibiendo una gran ovación.
Una vez dispuestos, con una verónica y media de remate nos colocan en nuestras mesas, donde nos apoltronamos a la espera de acontecimientos.

LA FUNCIÓN
No bien habíamos ocupado el graderío de la plaza sigariana, cuando vemos que sale al centro de la plaza a pedir la llave el licenciado Fernando Valbuena, "Niño de la Audiencia", sin caballo ni nada, a pie enjuto, letrado del Ilustre Colegio de Abogados de Badajoz, y, tras pedir la venia, que se dirigió al público de manera directa, sin intermediarios que valgan:
--¿Saben ustedes quién fue "El Lolo"?
--¡¡¡¡¡¡
--Picador de "Calerito". Y ¿conocen a "Calerito"?
--¡¡¡¡¡¡
Y allí que ensamblaría un breve, pero apasionado discurso sobre toros, toreros y gastronomía en España, gustándose en la suerte, especialmente desde el siglo XVIII, que fue cuando comenzó la afición celtibérica por el estofado y el rabo de toro. Con palabras sentidas acerca de plazas de tronío, como Córdoba y Pamplona. Y, ciñéndose a la rabiosa actualidad, a la campaña antitaurina en Barcelona, nos dio un consejo de taurino con un millón de horas de vuelo: "Haced lo que nos da la sangre: No ceder". Y el remate de los tomates:
--¡Lolo, otra de rabo de toro!
Las palmas echaron humo y el letrado se vio obligado a saludar desde los medios.

Con el ambiente caldeado, comenzó el pase taurino-gastronómico, con los siguientes platos, cocineros y procedencias:

1º. Ensalada templada de morros con gambas y salsa de soja.
David Núñez, El Sigar.
2º. Mollejas de toro con Pedro Ximénez.
Guillermo Cayado, Dosca II.
Con la banderilla del toro de Osborne, sobre bandera española y extremeña,
en todo lo alto.
3º. Chuleta de toro sobre compota de frutas.
Manuel García, El Claustro.
4º. Rabo de toro.
Francisco Blanco, La Toja
Postre. Biscuits de higos con nueces caramelizadas y fruta de la pasión.
David García, El Sigar.

Los platos, de alto diseño, serían objeto del deseo de la concurrencia, que hizo tropecientas fotos para el recuerdo. Y todos ellos, regados con un estupendo Viña Puebla, un tinto riberadelguadiana, uvas cabernet-sauvignon, tempranillo, garnacha y syrah, añada 2006, de las conocidas Bodegas Toribio, de Puebla de Sancho Pérez. A. R., naturalmente.

A LOS POSTRES
A los postres salieron al centro de la plaza los cuatro espadas gastronómicos de la noche, que explicaron al distinguido público sus artes y mañas para sacar esos platos, que recibieron el beneplácito general en medio de un sonado aplauso. Luego salió Antonio García Salas, míster ITAE y alma mater de estas jornadas gastronómicas, que recordó la filosofía que subyace en el programa Badajoz: Año gastronómico 2007-2008, la de conseguir que la cocina pacense sea también un motivo distintivo de atracción turística, en base a estas Quincenas gastronómicas, este mes dedicado al toro. Y para los próximos, que ya están listas las de julio, sobre los productos de las Vegas del Guadiana, agosto, sobre el tomate, y septiembre, sobre la caza. Para terminar pidiendo un aplauso para el personal de mesa, en este caso, tres portus y una nativa de Badajoz. Se lo dimos, pero ellos no se enteraron, enfrascados en servir como mandan los cánones restauradores en el Reino de Extremadura.
Aprovechando la relajación del momento, el café y la copa, que el puro era cosa de don Fernando, "Niño de la Audiencia", que me metí en la cocina sigariana para saludar y felicitar a los cuatro maestros. Todos ellos sonrientes y satisfechos de saber que sus pequeñas obras de arte fueron del agrado del personal. E, incluso, nos hicimos unas fotos para la posteridad, siendo el fotógrafo el todoterrenal García.
La jornada se completó con una agradabilísima tertulia en nuestra amplia mesa --12 comensales, señoras de buen ver, caballeros resultones--, a los que se unieron al final el cocinero anfitrión, David Núñez, y Fernando Bárcenas, del Restaurante Aldebarán, recién llegado de su trabajo, que no quisieron perderse ripio. Y me tuve que llevar las manos a la cabeza porque allí no se habló de política, ni de fútbol. Nii de tías buenas. Increíble. Sólo de toros y toreros, especialmente de los extremeños, de la feria taurina de Badajoz y de la corrida del 24, de los buenos vinos de la tierra, de la cocina, de los cocineros de nuestros pueblos y de sus secretos. Y entre todos los tertulianos, además del erudito Valbuena y de Bárcenas, un santanderino socarrón que ha echado raíces en Badajoz, maestro de cocineros y que sabe lo que no está escrito, hay otro que no podemos perder de vista ni un momento. Se trata de Paco Moreno, bodeguero de Almendralejo, con 16 años en la Rioja, uno que se conoce como la palma de la mano los vinos y las bodegas de España, propietario de Vinícola Guadiana, esa que saca caldos tan esmerados como Vigua y Basangus, nombre antiguo de Badajoz, por cierto.

TAN A GUSTITO
Y allí que, copa va, copa viene, que nos pudieron haber dado las uvas de lo tan a gustito que se estaba. Y era pasada la una y media de la madrugada cuando salimos. Con el anfitrión, el tal David, que hoy se ha doctorado, despidiéndonos a la puerta. Que ha sido un placer, que se queda satisfecho de comprobar que sus platos y los de sus colegas hayan gustado tanto. Que a ver cuándo nos vemos en otra ocasión. Que él se pone a nuestra disposición cuando volvamos a su restaurante. El Sigar, que quiere decir "susurro", "hablar quedo" en castúo. Grata jornada gastronómico-taurina la del 20 de junio, antesala del verano y de la Feria de Badajoz.

Permalink ~ Comentarios (1) ~ Comentar | Referencias (0)

Edificios en obras en la calle del Obispo

Por El Avisador - 23 de Junio, 2007, 4:52, Categoría: General

La emblemática calle del Obispo San Juan de Ribera --que hay que nombrarlo, que tenemos en Badajoz más calles con nombres de Obispos y Arzobispos, como lo fueron Félix Soto Mancera, José María Alcaraz Alenda, Mateo Delgado Moreno y Antonio Montero Moreno-- tiene en el día de hoy tres edificios en obras. Y de grandes dimensiones los tres, por cierto. El más antiguo es el histórico y querido Instituto de Segunda Enseñanza, más tarde Instituto femenino Bárbara de Braganza, en el número 4, que lleva muchos meses en obras. Edificio que fue adquirido hace un par de años por la Junta de Extremadura para albergar los servicios del Consejo Consultivo de Extremadura, que no sabemos muy bien a qué se dedica. Eso sí, se está respetando escrupulosamente la fachada, restaurándose y modificándose, claro es, su interior. Esperemos que no se conviertan en las obras de El Escorial, que tardaron la intemerata. Otro edificio en obras es el que tenía la compañía Telefónica, en el número 5 de la calle. Cambiará todo, fachada e interior, pero los obreros que allí trabajaban no sabían a ciencia cierta, cosa rara, la dedicación del nuevo local.
Y el tercero, en la misma acera, es el que ocupaban las antiguas oficinas del Banco Exterior de España, Argentaria y el BBV, en el número 9. Pues ya es hora de que se cubran estos tres huecos del paisaje urbano en esta calle tan céntrica, que los pacenses y los muchos forasteros que nos visitan y pasan por ahí, lo agradeceremos.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog