3 de Junio, 2007

Día de Rastrillo, bodorrios, músicas y abrazos en el Casco antiguo de Badajoz

Por El Avisador - 3 de Junio, 2007, 20:14, Categoría: General

El pasado sábado, primero de mes, cogimos el toli la patronal y el abajo firmante y nos largamos para el Centro. Era sábado de Rastrillo y los sábados esta zona de Badajoz siempre está movida. Así que, al llegar a la plaza de España, vemos que hay mucha expectación, son muchos los invitados esperando la salida de los novios en la Catedral de San Juan y en la otra, la laica, o séase, el Ayuntamiento.
Gente peripuesta y tal, ellos de oscuro y ellas luciendo sus modelitos de media y baja costura, donde destacan las airosas pamelas. Y nos acercamos a la puerta del Palacio Municipal, que el personal está comenzando a agitarse. Hay que ver a los novios, dicen unos. A ver cómo va la novia, dicen otros. Y cuando llegamos, que aquello es una batalla floral y arrocera en toda regla, con los novios --Fátima y Luciano, Luciano y Fátima, que tanto monta, monta tanto-- aguantando con sus caretos sonrientes el chaparrón de pétalos y arroz.
--¡Qué guapa va la novia! --dice una madama a nuestro lado.
--Pues el novio parece algo mayor, que está casi calvo --dice otra comadre de al lado.
--Pues es profesor de Instituto, que lo conozco --acierta otra vecina.
--Anda, pues no sé por qué se casan, que llevan arrejuntaos quince años. Total... --sentencia una marujona con algo de mala uva.
Dejamos el patio de vecindad en que se ha convertido el Campo de San Juan, y nos largamos con viento fresco hacia el Rastro de artesanías y antigüedades. Hace un día estupendo, algo caluroso, pero con un fresquito que, de vez en cuando, te alivia lo suyo. Y bastante animado que lo vemos. Los puestos de siempre, artesanías, artículos de regalo, antigüedades, libros viejos, sellos antiguos, acuarelas y pinturas, muebles viejos y de ocasión, etc., etc. Y en las Cuatro esquinas, en la esquina del Rastro, precisamente, allí estaba la joven Irina. La que atendía el kiosco de helados Camy puesto por la AECAB para refrescar los gaznates de la gente sedienta, que resulta que éramos todos los que subíamos a la plaza Alta. Todos, sin excepción. Y la gente que se arremolinaba junto al puesto, pidiéndole a Irina los conos Camy, que estaban de puta madre. Que los helados restantes se los dieran a los demás, a los niños o cosas así. Y en algunos momentos de la jornada se formarían algunos pifostios, con gente insolente y maleducada exigiendo a voces lo que querían. Gente con muchos anillos, alta cuna y baja cama, y de peluquería. Incluso hubo algunos descerebrados que le tiraron los polos que les iban dando a la cara de la moza. Y mi Irina, de los nervios y comiéndose las lágrimas de impotencia, a punto cerrar el kiosco --nunca bien dicho--, largarse con viento fresco y el que quiera un helado, que se rasque el bolsillo, nos'ha jodío.

LA BANDA
Tras este incidente, llegamos a la plaza Alta, donde hay bastante gente, eso sí, bien arrimada a los soportales, donde, además de la sombra reglamentaria, está la Banda de Música municipal. Y, allí, bajo el histórico rótulo de "Pan de Badajoz", de cuando los mercados agrícolas y ganaderos se celebraban en el lugar, estaban los chicos de la Banda, con su director, Pepe Calatayud, al frente. Y con una audición perfecta, allí que nos largaron media docena de piezas, a cual más interesante: Desfile de aurigas, de M. Rozsa, Castels in Spain, de R. Beck y J. Mabaar, Marxa del Centenari, de A. Blanquer, Querer de gitanos, de R. Arquellades, Chimo, de J. M. Ferrero, y L'Arlésienne (Farandola), de G. Bizet. Con nuestro ínclito director llevando su batuta al estilo "pirata" o "espadachín". ¡Qué energía! ¡Todo un espectáculo! Y la gente, embelesadita, encantada del conciertazo, que les correspondería, con atronadores aplausos. Buena idea esta de traer la Banda a la plaza. Pero no tan tarde, colegas, que el Concierto "medieval" --así rezaban los carteles-- comenzó a la una de la tarde, cuando lo ideal hubiera sido a las doce.

ABRAZOS GRATIS
Y mientras miraba a las tres cigüeñas de la Torre de Espantaperros, las más festivaleras y cultas de España, por las muchas actividades que tienen lugar a sus pies a lo largo del año, en ésto que llegó Rita. ¿La cantaora? No, la abrazadora. Resulta que una fulana, con una pintorra de aquí te espero, una que portaba un cartel que decía con letras enormes "Abrazos gratis", pues que iba de aquí para allá, enrrollándose con el personal, preferentemente masculino, dando abrazos hasta a las farolas. Y a mí que me llega y, ¡hala!, venga ese abrazo, más el postre de dos sonoros besos. Y, así, con todo quisque, excepto a algunas madamas, que decían por lo bajini:
--¡Pues yo no me dejo besar por esa fulana, qué se habrá creído!
--¡Vaya cara que tiene esta pelandusca!
--¡Mire usted qué asco, venir a abrazar a los maridos!
--¡Una calentorra que es, sí, señora!
Y allí que seguía entusiasta, Rita la abrazadora, dando abrazos y besos a diestro y siniestro por toda la plaza. Y, una vez acabado, que seguiría calle Zapaterías y San Juan abajo, ante la sorpresa del personal, encantado de haberse conocido recibiendo abrazos gratis.
Y en el regreso que vemos a Moisés Cayetano de tiros largos, que viene con una novela portuguesa en la mano, después de haber ejercido de oficiante en la boda de sus amigos Luciano y Fátima. Y, de nuevo en la plaza, que vemos cómo salen los novios de otra boda en la Catedral. Vengan kilos de arroz y de
pétalos de flores. Y allí nadie dice eso de !Vivan los novios! ni !Vivan los padrinos! Cuánta sosería las bodas de hogaño, cuando en las de antaño se vitoreaba también a los padres, a las madres y a la parentela que hiciera falta. Pero ahora, cuando se termina la boda la gente va que echa leches porque el ágape y el fiestorro nupcial esperan.
Los bares, las tabernas, los restaurantes, las cafeterías, los mesones y demás tabernáculos del Casco Antiguo, a primeras horas de la tarde, eran un hervidero, no daban abasto. Todo lleno. Y en algunos locales, imposible la entrada, ni con recomendación, de la gente que había. Y es que era sábado, sabadete, día de Rastrillo, bodorrios, músicas y abrazos en el Centro histórico de Badajoz.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Pérez Espacio: el Catálogo

Por El Avisador - 3 de Junio, 2007, 1:14, Categoría: General

Ángel Pérez Espacio es un pintor pacense --aunque nacido circunstancialmente en París en 1963--, con una extraordinaria actividad desde que a los 12 añitos cogiera los pinceles y hiciera sus primeros cuadros. Contando con un catálogo impresionante de exposiciones y premios, alternando la pintura con la escultura y las clases de dibujo y pintura en diversos talleres. Salido de la Escuela de Artes y Oficios de Badajoz y cosmopolita en su formación, se ha pateado los Madriles, el París de la France, Barcelona e Italia, realizando estudios sobre los museos, el desnudo, la talla en piedra y el mármol y el alabastro, respectivamente. Pintor inquieto y andariego como pocos, en distintos momentos de su vida se ha echado la mochila y los pinceles a la espalda para hacerse unas rutas pictóricas de aquí te espero por pueblos, villas y ciudades de media España: Barcelona, Salamanca, Ávila, Madrid, Cuenca, Toledo, Sevilla, etc.
Pues bien, nuestro pintor hace trece años que, desde su nuevo taller en el Cerro del Viento, no para con sus trabajos de creación, tanto pictóricos como escultóricos, y con sus exposiciones individuales y colectivas.
Y el último botón de muestra ha sido el mes pasado con una Exposición de sus pinturas en el Patio Noble de la Asamblea de Extremadura, en Mérida.
La muestra, compuesta por 18 enormes y luminosos cuadros --algunos de 2x2 metros--, estaba cuajada de desnudos y retratos al óleo sobre lienzo, realizados entre los años 2001 y 2007. Todo un éxito de público y de crítica, por cierto.

EL CATÁLOGO
Pero pasando a la segunda parte de la parte contratante, está el Catálogo de la Exposición emeritense, realmente magnífico, que el tal Pérez ha tenido la gentileza de regalármelo. Todo lo contrario que hacen los artistas de tres al cuarto, que lo prometen y, si te he visto, no me acuerdo. Y el susodicho Pérez que me lo ha traído personalmente a casa, in persone, en carne mortal. Y, por si fuera poco, dedicado. Que me lo prometió en su momento y ha cumplido. Y, abriendo el librillo en cuestión --Pérez  Espacio (Asamblea de Extremadura, Indugrafic, 2007, con fotografías del maestro Vicente Novillo), hay que hacer constar que lleva unos preliminares de categoría: una Presentación de Carmen Calvo, ministra de Cultura, sí, la misma, la de los vestidos extravagantes, y un Prólogo de Eduardo Naranjo, el famoso pintor hiperrealista de Monesterio.
Y, pasando a su contenido, podemos extasiarnos con sus desnudos y retratos de colores vivísimos y densos, impresionistas, reflejando con toda sensualidad el mundo de los cuerpos jóvenes y hermosos, de pie, tumbados o sentados. Incluyendo una maternidad y un bebé. Con unos trazos gruesos, como de escultor, donde dominan los naranjas, los ocres, los pasteles... Y como el pintor es quien es, el que decide y escoge los modelos, pues que se ha hecho varios autorretratos el menda. Por toda la cara. Y de los más conseguidos, por cierto. Aunque al abajo firmante le gusta más un desnudo femenino sobre un mar de libros, titulado, precisamente, "Los libros" (2003, 1,90 x 1,90 metros). De impresión. Y un detalle: los cientos de libros y revistas que se ven en el suelo no son de Filosofía aristotélica ni de Física cuántica. Tampoco, de Medicina interna ni de Derecho Constitucional. Ni mucho menos de Biología de los insectos ni de Idiomas para torpes. Que son de Arte. Arte total. Así, a secas. Y son sus libros. Todos sus libros. Que por sus libros los conoceréis.
Pues este es, señoras y señores, jóvenes y jóvenas, el tal Miguel. Pérez, por parte de padre y Espacio, por parte de madre. Un tipo discreto, sencillo y poco hablador, pero cuando habla lo hace con sus pinceles y se le entiende todo. Muchacho, sigue la verea, que tú vales mucho.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Calendario

<<   Junio 2007  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog