Mayo del 2007

Muy bonita la descripción de San Paco

Por El Avisador - 31 de Mayo, 2007, 22:00, Categoría: General

Pedro, muy bonita descripción de San Paco, sólo te faltó hablar de lo bien que lo hacen los barrenderos y los jardineros por las mañanas. Unos, acariciando y limpiando las flores y los otros, limpiando ese granito repujado verde y, entre todos, a disfrutarlo.
Saludos.


Antonio Ávila Fernández
aavila@aytobadajoz.es

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Festival nacional de folklore en Santa Marina

Por El Avisador - 31 de Mayo, 2007, 20:28, Categoría: General

Este finde se celebra en la barriada pacense de Santa Marina la VI Muestra de Folklore Ciudad de Badajoz. Organizado por el grupo Renacer, el que dirige mi amigo, el incombustible Andrés Hurtado, cuenta este año con la participación del grupo folklórico Urdimbre, de Ávila, y la Asociación Cultural Folklórica de Algaidas, de Málaga, además del grupo anfitrión, Renacer, de Badajoz.
El certamen dará comienzo el viernes, día 1, a partir de las 19,00 horas, en el tablao levantado al efecto en la plaza de Conquistadores, frente a El Corte Inglés, con el festival infantil en el que participan los grupos Monroy, de Cáceres, Savia Viva, de Coria, y Renacer, de Badajoz.
El sábado, día 2, a partir de las 19,30 horas, se celebrará el Festival Nacional de Folklore, iniciándose con un vistoso desfile por la avenida de Huelva de los grupos participantes. A continuación, a las 20.30 horas bailarán los grupos folklóricos de Ávila y Málaga, junto al grupo Renacer.
El festival, que va por su sexta edición y cuyos objetivos son los de acercar de modo gratuito el folklore extremeño y español, en general, a la ciudadanía, cuenta con la impagable organización de Renacer y la Asociación de vecinos de Santa Marina y el patrocinio de la Junta de Extremadura y del Ayuntamiento de Badajoz.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Día mundial sin tabaco

Por El Avisador - 31 de Mayo, 2007, 16:23, Categoría: General

¿Sin qué? ¿Sin tabaco, dices? Amos, anda, otra tomadura de pelo más. Más chorradas, no, porfa. Que aquí en España, y en Badajoz, en particular, los fumadores y las fumadoras --que cada vez se ven más por todas partes--, se lo pasan por el arco del triunfo. Y fumando, esperan, trabajan, no dan golpe, ligan, andan de picos pardos... Y eso que en nuestro país, los cálculos de la Sociedad Española de Especialistas en Tabaquismo estiman que cada 10 minutos muere una persona por causas directamente relacionadas con el tabaco, esto es, 6 a la hora, 150 al día, 1.050 a la semana, 4.500 al mes y unas 55.000 al año. Y ya no digamos el pastón que ésto supone: el gasto diario en tabaco en España asciende a 24.040.050 de euros, lo que significa que cada segundo se funden casi 300 machacantes.

CHUPA-CHUPS POR CIGARRILLOS
Pues como quien oye llover, colegas. Y veo que en Badajoz esta mañana han estado dando
por las calles chupa-chups, piluletas y otros caramelillos a los fumadores, cambiándoselos por cigarrillos.
Craso error, porque nuestros impenitentes fumadores, que son legión y que hacen fumar lo que no está escrito a los no fumadores que estamos a su lado, seguirán erre que erre, haciendo de su capa un sayo, que a dónde vamos a ir a parar, que esto es un atentado contra la libertad, contra la Constitución, contra la libertad de hacer lo que le dé a uno la gana y contra la biblia en pasta.
Pues que se pudran, que revienten y sigan fumando..., pero cuanto más lejos de nosotros, mejor. Que la salud también es un bien protegido por la Constitución y por el sentido común. Y si, a pesar de todo, queréis buscaros la ruina con enfisemas pulmonares, ahogos, cánceres y demás secuelas, no esperéis que nos compadezcamos de vosotros, cabeza de chorlitos.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

El periódico HOY de la plaza de Portugal

Por El Avisador - 31 de Mayo, 2007, 14:13, Categoría: General

Hoy me viene a la memoria el antiguo edificio del periódico HOY, de Badajoz. Estaba en una esquina de la plaza de Portugal, dando al parque de Castelar. Por cierto, que la plaza de Portugal, en aquellos años 50, parecía como querer pasar desapercibida del resto de la población. Siempre la encontré muy solitaria y con escasos transeúntes, al menos esa es la percepción que ahora tengo, pero creo que por ahí estaba la cosa.
La rotativa del antiguo periódico HOY, siempre con sus ventanas abiertas, me llamaba la atención, tenía siempre curiosidad por lo que allí se hacía. El olor inconfundible a tinta, posiblemente fuera el responsable primero, pero, mirar las grandes máquinas, de color negrao, los tremendos rollos de papel, los hombres, muy callados siempre, componiendo los cajetines, el silencio de los trabajadores es otra cosa que recuerdo. Ninguna noche de las que me asomé de niño, ninguno de ellos dijo un sí ni un no. Me miraban una y otra vez y seguían con sus faenas. En la entrada al edificio, junto al taller de la rotativa, recuerdo como una pequeña oficina como de color madera, con una luz no muy brillante. Esto lo veo muy diluido, no puedo afirmarlo.
Lo que nunca me invitaron es a mirar dentro del taller, aunque sólo fuera a la entrada, me daba la sensación como si les estorbara. Por mi parte, puedo decir que, como niño, sólo lo que hacía era mirar por una ventana. Ninguna otra cosa más. Creo que allí estaban como trabajadores padres de muchachos con los que conviví y que ahora estarán por los 60, más o menos. Algunos, de más edad. Incluso a uno yo le decía el hijo del "periodista", por la carretera de Campomayor vivía. Otro, por la calle Dogma, por San Roque había más, uno que su hijo fué después empleado también, pero con otro cargo, creo que de más relevancia.
Al parecer, en el periódico HOY los empleos se sucedían con cierta facilidad, sí, en aquellos tiempos era práctica común en muchas otras empresas. Además, sus salarios, según pude oir en algún momento, eran muy buenos.
Parece que estoy viendo las letras de moldes muy grandes, anunciando el nombre del periódico, en la parte alta de la fachada. Desconozco si el edificio existe, pero si no ha sido derribado quedarán huellas de ello.
Lo que no existirá, ni con mucho, aquellas máquinas de imprenta, los muebles con cajones donde estaban las letras de plomo para hacer las plantillas, los tremendos rollos de papel, las correas de transmisión, las tintas, los trajes de trabajo, ¿ande andarán?, como dice el conocido humorista. Espero que algo se haya conservado, al menos para que no se pierda la primogenie del comienzo del periódico.
Las noches de trabajo hasta la madrugada, un día tras otro, al ser  material-inmaterial, es lógico que no pueda conservarse, pero el periódico HOY nada sería sin ello. Los lunes, la Hoja del Lunes, desaparecida. Aún hoy, hay personas que conservan la Hoja del Lunes como recuerdo de los partidos de fútbol del C. D. Badajoz. Resultados, alineaciones, clasificación, crónica del partido, árbitro, como aquel Cerrete, o Pérez Quintas, entre otros. Este periódico de los lunes también se hacía en los mismos talleres.
Pasados los años, pero muchos años, el periódico sí era visitado por escolares y otros, pero repito, pasados muchos muchos años. En los que yo cuento, nada de nada, al menos, en mi caso.
Un día que pueda ir a Badajoz, no dejaré de pasar por la plaza de Portugal, para tener las mismas sensaciones, aunque quizás ya nada pueda ser igual. Tengo experiencia sobre el tema, estuve deseando durante 40 años visitar un pueblo de Navarra, y una vez alli, pasados los 40 años, el pueblo era igual, poco había cambiado, pero yo, sí. Lo mejor, no volver. Espero que con la plaza de Portugal no se repita.
En Punta Umbría, en verano, se vende el HOY, lo compro a diario.

Valentin Rodriguez
valentinpacense@gmail.com

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Viajar es un placer

Por El Avisador - 31 de Mayo, 2007, 13:52, Categoría: General

Las carteleras de las agencias de viajes de Badajoz están que arden. Ofertas mil por distintos lugares de España, de Europa y del mundo mundial. Y la gente que se amontona delante de sus escaparates para echar un vistazo a las ofertas, a ver si cae algún chollo. Pero no todos los viajes son para todo el mundo, no, hija, no. Que los hay para los tres sectores de la población según la pasta gansa que maneje. Y éstas son las ofertas que están poniendo en una agencia de viajes de mi calle, todas para los meses de mayo y junio:

Matalascañas, Isla Cristina, Mazagón, Torremolinos, Galicia, Mallorca
(para gente humilde y con pocos recursos)
Egipto, Túnez, Viena, Roma, Amsterdam, México, Punta Cana, Jamaica
(clases medias)

Cruceros por las Islas griegas y Turquía
(gente adinerada, con pasta para caer mala)


Claro que, con el oportuno préstamo bancario, cualquiera puede ascender de división, nos'ha jodío. Y es que viajar es un placer, aunque luego tengas que estar apoquinando al banco hasta el año 2.100.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Recordando Punta Umbría

Por El Avisador - 30 de Mayo, 2007, 20:18, Categoría: General

 "Puntumbría", qué bonita parte de España en aquellos años en los que había que quedar el coche en el puerto de Huelva e ir en la canoa, porque no había carretera, se dejaba en junio se volvía a finales de agosto y el coche seguía donde lo habías quedado. Recuerdo la ilusión cuando llegó la primera canoa de dos pisos, que se llamó "Chimbito", pero ahora han cambiado mucho las cosas, cosas del tiempo y su transcurso.
Saludos.

Antonio González Lena
agonzalezl@acotel.es

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Las tardes en San Francisco

Por El Avisador - 30 de Mayo, 2007, 20:05, Categoría: General

El histórico paseo de San Francisco, en estas fechas alto-primaverales, está de dulce. Es una gozada, tanto a media mañana como por la tarde, verlo lleno de gente, especialmente familias con sus pequeñines. Muchos de ellos en sus carritos de bebés. Un espacio de paz y tranquilidad como pocos hay en Badajoz. Un sitio de paso, de ida y vuelta al Centro a los quehaceres propios de la vida diaria. Con sus encantos naturales en forma de setos, jardincillos, rincones y flores restallantes de color y de vida. Incluyendo la graciosa fuente circular que rodea el templete de la Música, con sus chorritos acuáticos, motivo de distracción de nuestros pequeñuelos. Que, en cuanto les dejan, se van tras ellos, tal es la atracción que sienten nuestros chiquininos por el agua. Con el personal de edad sentado en sus bancos de forja o en sus espléndidos bancos decorados con azulejerías, con escenas del Descubrimiento, aunque algunos descerebrados de este pueblo hayan plantado en algunos la marca de sus grafitis.
Y es por la tarde, a la salida de las muchas actividades relacionadas con la enseñanza --actividades extraescolares, deportivas, clases particulares...--, cuando el paseo ofrece una estampa magnífica. Con decenas de niños jugando a la pelota, a policías y ladrones, a España y Portugal, a rescatar, a esconderse, a hacer carreras con los patines, a la comba, a los cromos, a las muñecas... Vigilados muy de cerca, eso sí, por sus solícitas madres o por las chicas del servicio. Sudamericanas muchas de ellas, con su planta y su tez inconfundibles.
Siendo común la escena donde las mozas les están dando el biberón o la merendola a sus pupilos. Incluso, con el bibe en una mano y el móvil en la oreja, sin despeinarse, sin caérseles los anillos, todo a la vez, mientras sus retoños rechupetean o meriendan que da gloria verlos.
Y atrás queda para el recuerdo la vieja estampa de las fámulas pacenses, con sus cofias y delantales blancos, llevando el carrito por el paseo, seguidas de una corte de reclutas pueblerinos y militares sin graduación de Infantería, Caballería o Ingenieros, cuando en Badajoz teníamos la guarnición intramuros. Lanzándoles piropos, haciéndoles cucamonas, arrimándose a las jóvenes marmotas y dándoles los pellizquitos y las palmaditas en el trasero que fueran menester.
La esplendidez de la jornada se ve completada con la presencia de los veladores de uno de los kioscos, el de la familia Silva, que lleva en el lugar casi dos décadas, concretamente, desde 1978. Por el contrario, el de la recordada familia Martínez continúa cerrado a cal y canto, esperando que sus nuevos administradores lo pongan en servicio.
Cuando los rayos solares empiezan a declinar, sobre las nueve de la noche, las familias y los carritos, con sus bebés somnolientos y los pequeñuelos derrotados de tanto trajín, se recogen. Han pasado una tarde estupenda en San Francisco y, ahora, a casita, que hay que bañarse o lavarse los caretos y las manos, que la cena estará a punto. Que mañana será otro día.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

El botijo en los trenes

Por El Avisador - 30 de Mayo, 2007, 19:06, Categoría: General

Pepe, entrañables recuerdos. Leyéndolo parece que es el prólogo de una novela costumbrista. Magnífica la descripción. Tus recuerdos ya sirven para empezar una película donde el pastor fuera tipo "landismo", o sea, Alfredo Landa.
Yo recuerdo los botijos en los trenes correos de Badajoz-Madrid. Por Ciudad Real ya era de madrugada y estaban vacíos. Las tortillas, el chorizo, las chuletas de cordero empanadas, daban sed y mi padre se bajaba en la Estación de Algodor para llenarlo. El agua sabía diferente.
Una vez, ya de joven, por Linares-Baeza, en un tren-automotor, el Ter, casi lo pierdo, me bajé para beber en el botijo de la fonda y el tren se iba, menos mal que yo, por aquellas fechas, dominaba el asunto del ferrocarril.
Un cordialisímo saludo de Valentín. Punta Umbría.

Valentín Rodríguez
valentinpacense@gmail.com

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Ya somos dos

Por El Avisador - 30 de Mayo, 2007, 19:02, Categoría: General

Pedro, para el día de la manifestación del botijo de "Hacienda", cuenta con mi presencia. Ya somos dos.

Un abrazo.
 
Cipriano Sánchez Pesquero
csap0006@guindo.pntic.mec.es

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Lo que menos vale, más caro cuesta

Por El Avisador - 30 de Mayo, 2007, 16:20, Categoría: General

En esta singladura postelectoral, media España anda desquiciada buscando pactos, arreglos y apaños para ver quién se lleva la varita de alcalde, quien pone sus posaderas en la poltrona dorada. Que en muchos municipios los grandes partidos andan empatados a bastantes concejales y la decisión final está ahora en manos de algunos partidos minoritarios, que tienen uno sólo. Y ahora estamos viendo el espectáculo deprimente de que el último de la fila se está chuleando a los más votados, haciéndoles tragar con ruedas de molino. Que manda huevos que te llegue el último mono de la banasta y te diga:
--O tody o nada.
--Tody --que te dicen los otros, por la cuenta que les tiene.
Pues esto está pasando también en Extremadura, con muchos ayuntamientos acojonados, pendientes del partido menos votado, como son los casos de Cáceres, Zafra, Plasencia y Trujillo, entre otros muchos lugares.
Todo muy democrático, muy "in", si queréis, pero me parece una ofensa al sentido común que los que menos valen se trajinen a los partidos con mayor representación. Por lo que hay que abolir de inmediato la Ley electoral que tenemos y sacar otra donde, en casos de igualdad manifiesta, se vaya a una segunda vuelta a la semana siguiente. O que gobierne la lista más votada, que también podría ser. Todo menos dejar el juguete en manos de partidos minoritarios, con un sólo candidato. Y mientras llega el cambio, "ajo" y "agua". Y es que lo que menos vale, más caro cuesta. ¿Será posible?

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Dársela con queso

Por El Avisador - 30 de Mayo, 2007, 11:20, Categoría: General

Esta noche se celebra en Badajoz un festival gastronómico de altura, teniendo  a los quesos extremeños como los grandes protagonistas. ITAE, la Escuela de Negocios de Extremadura, ha organizado una cena-degustación en su Quincena del Queso, dentro de su programa Badajoz. Año Gastronómico 2007/2008. Esta cena se celebra en el restaurante Restoval, abierto no ha mucho en la calle Fernández de la Puente.
La cena estará elaborada por cinco de los mejores restaurantes de Badajoz: Hebe, Lugaris, Restoval, Los Monjes y Aldebarán. Habrá también una cata de quesos y de vinos. Todo un espectáculo para los sentidos. El menú estará compuesto por los siguientes platos:

Aperitivo: Ensalada de queso de cabra (Aldebarán)
 Rulito de cabra caramelizada con guacamoles, vinagreta y frutos secos (Hebe)
Boletus
salteado con jamón y suave aroma de la Serena (Lugaris)
Lubina
a la Plancha con romero sobre bolsita de queso y puré de judión con
aceite de remolacha (Restoval
l)
Crujiente
de retinto a los cuatro quesos con membrillo y nueces sobre manzana
caramelizada (Los Monjes)

Postre
: Tarta de queso con nueces y miel (Aldebarán)

Según mis datos, las plazas llevan ya muchos días con lista de espera y hay bofetadas por acceder a la fiesta del queso de hoy, 30 de mayo, día de San Fernando, por cierto, "patrón" de los peatones, de los que, día a día, tienen que coger "el tren de San Fernando", unos ratos a pie y otros, andando. Pero, como dice el refrán, "con buen queso y mejor vino, más corto se hace el camino".

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Libro póstumo de Fernando T. Pérez González

Por El Avisador - 30 de Mayo, 2007, 10:51, Categoría: General

Esta tarde se presenta en La Económica el libro póstumo de Fernando T. Pérez González, El pensamiento de José Álvarez Guerra. El acto contará con la presencia del consejero de Cultura, Francisco Muñoz Ramírez, y de la doctora en Historia, Carmen Araya Iglesias. La obra trata sobre el bisabuelo zafrense de los hermanos Machado, Manuel y Antonio, Antonio y Manuel. Álvarez Guerra fue una personalidad muy interesante del siglo XIX, y el libro de Pérez González, fallecido ha poco, ha sido editado por la Editora Regional, que lo ha hecho a modo de homenaje a quien fuera su director largos años.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

El Casco Antiguo se mueve

Por El Avisador - 30 de Mayo, 2007, 8:48, Categoría: General

A nivel de iniciativas privadas, el Casco Antiguo se está moviendo, con la apertura de numerosos locales en la zona. Principalmente hosteleros, que la asignatura pendiente que tiene la zona son los comerciales, que abren pocos o con lentitud. Y es que el otro día, paseando por el Centro histórico de la ciudad, pude observar cómo van a abrir el Gran Café de la Prensa, frente a las Descalzas y al lado de Capitanía General, en lo que fue Florchary. También, cómo por encima de Doña Purita, de los Pintiado, en Meléndez Valdés, han abierto un Cash and Carry, también de los Pintiado. Y la sensación del sector, que hace dos semanas que ha abierto sus puertas Odre y Hogaza, taberna-brasería, en la amplia colchonería que había en la calle Larga, con esquina a Meléndez Valdés. Item más, en la calle de la Soledad, otro nuevo local, Tapitas Caprichos, y en la calle Larga, Jimar, arreglos artesanos. Aparte de la taberna taurina Cossío, por encima de La Corchuela, y La Tapita portuguesa, en la calle Vicente Barrantes.
Pero también hay noticias negativas y es que el antiguo Artex, en el 26 la calle de la Soledad, frente a la tienda fotográfica, Museo, Exposición, etc. de Juan Carlos Vidarte, se vende. El de la hermosa fachada labrada en madera de los antiguos Muebles Ramón Salas --que hoy goza de protección histórico-artística--, abiertos en 1927, con unas añejas leyendas que se conservan todavía: "Gabinetes-Comedores-Despachos-Alcobas".
Pero la calle que está teniendo una mayor revitalización y que se merece una atención especial, es la de Felipe Checa (Larga), esa que empieza en un local de las antiguas Carnicerías Reales, con un escudo pétreo de la ciudad, fechado en 1768, y termina en la fachada de la Diputación Provincial, junto a la escalinata que comunica con la Calle Mayor. Calle estrechísima, de paso de toda la vida, sin apenas latido comercial y hostelero --recordemos, no obstante, la vetusta librería Doncel, de Alfonso Doncel, el hotel Simancas y las galerías Peysan--, resulta que se está poniendo de moda por los numerosos locales que se están aperturando hoy día. Los tiempos cambian y los negocios, también.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

El botijo blanco

Por El Avisador - 30 de Mayo, 2007, 8:16, Categoría: General

Ocurrente y en su punto lo del botijo de Hacienda. A mi me ha despertado recuerdos de otros botijos y otros tiempos de mi niñez, de veranos pasados en los campos de Proserpina y Villagonzalo. En aquellos mediados años sesenta, Proserpina era una estación de Renfe, en medio del campo extremeño, riachuelo cercano, transido de olor de adelfas al llegar las dos luces del atardecer.
La estación cobraba vida después del calor quejoso de la siesta. Hasta allá se acercaban todos los habitantes de los alrededores, el peón de la casilla de vías y obras, los guardeses de la finca El Cuarto la Jara, la Guardia civil caminera, el pastor, el furtivo, el guarda forestal y junto con el personal de la Estación, se sentaban alrededor de la acacia, frente a la puerta de la oficina del factor, en la que lucía un hermoso quinqué de petroleo. Colgado de un gancho, en el árbol, un espléndido botijo blanco, elegante y serio, de piporro recio y enorme asa, tan pesado que más de uno se golpeaba los dientes al beber.
Allí suspendido, presidía la reunión hasta altas horas de la noche, interrumpida por una cena informal a base de peces, alguna que otra aguanieves y un vinillo sin etiqueta que traian los civiles de La Zarza. Un pequeño transistor de plástico verde era la única banda musical que completaba la reunión, a veces aumentada con el factor de Renfe que venía a dar los descansos, gordito y simpático, represaliado por su militancia republicana, que de vez en cuando lanzaba sus indirectas a
la pareja de civiles. De nombre Arias, en aquellas veladas me fue dejando una colección singular de historias, entonces prohibidas o susurradas a media voz, que quedaron escritas en el cuaderno de mi
memoria. De vez en cuando, silencio y mirada a las estrellas y al botijo, suspendido sobre nuestras cabezas como un lámpara de Versalles.  Escuché cuentos de lobos, pantarujas y a un pastor que le gustaba recitar aquello de Antonio Machado:
"Por el olivar, se vió a la lechuza volar y volar...".

Tenía el tal pastor un corralillo con animales en medio del monte y arrestos para dar y tomar. Una vez sorprendió a una zorra vieja entrando en el gallinero y --al menos eso se contaba-- la cogió de improviso con sus propias manos y, reprendiéndola, le atizó una colleja de primera categoría y la soltó al monte...
A veces, cuando veo en alguna fotografía o en una tienda de esas que ahora llaman boutiques de artesanía, un botijo de esos, me pregunto dónde han ido esos momentos, en los que la gente, hablando, nos veiamos crecer alrededor de un botijo de Estación blanco, colgado de una acacia, árbol que todavía sigue acompañando a una Estación muerta.   
Gracias, Pedro, por despertar el recuerdo.


Pepe Rabanal Santander
peperabanal@yahoo.es

Permalink ~ Comentarios (1) ~ Comentar | Referencias (0)

Feria de San Fernando en Badajoz

Por El Avisador - 29 de Mayo, 2007, 23:48, Categoría: General

Mañana, día 30, San Fernando, patrón de la barriada de la Estación de Badajoz, fiesta esperada por lo que suponía en los años 50 de alicientes variados a lo largo de toda la avd. de Carolina Coronado. Por aquellos años, existía un paseo por el centro de la avenida, de tierra, con arboleda a ambos lados. Empezaba en la salida de la Estación de ferrocarril, a la altura de la tienda de "Pepe" y terminaba casi en la cabeza del Puente viejo. El día 30 de mayo en Badajoz el sol ya pegaba de lo lindo. Además, más me acuerdo aún porque en la vieja Plaza de toros los alumnos del Instituto único, junto con algunos de los Hogares provinciales, haciamos una tabla de gimnasia, con Gerardo de profesor. Nos distinguíamos unos alunmos de otros por las camisetas. Al terminar la tabla, corriendo a tomar una gaseosa. No había refrescos como hoy. Con el sofoco, tomar una gaseosa de un tirón, los gases en la barriga hacían de las suyas. Una vez expulsados, qué alivio.
Bueno, pues terminada la citada tabla, desde la Plaza de toros antigua hasta la Estación, andandito, bueno, muchas veces corriendo a toda leches. Corría bastante Miguel Alcalde Cabello, aún más que yo, si bien vivía muy cerca, en la calle Zurbarán o por ahí. Alguna vez, en el campo de fútbol de Falange traté de ponerme a su altura, aunque él a una distancia más larga tenía más fortaleza. Miguel Alcalde hizo sus pinitos en el futbol.
Cuando iniciaba la subida desde la cabeza del Puente a la Estación, el dia 30 de Mayo por supuesto que estaban puestas todas las casetas de turrones, de tiros, tómbolas (la del cubo), la de los pinchitos, como "Jamido-rico-te-pinchitos". Este señor era musulman auténtico. Las casetas de tiros era de las más que había, junto con la de las bebidas, estas últimas para mí pasaban desapercibidas por la edad. Estaban colocadas en ambos lados de la avenida. En los espacios de la Inexca, las voladores y otros. La tómbola del cubo junto a la parada del autobús, más abajo y próximo a la Inexca, noria, voladoras pequeñas, carmelas, barcas de balanceo y la ola. El tren del miedo, junto al comercio de Miguel. Allí ponian una caseta de tiros que nunca tenian a nadie. Nunca he podido olvidarlo y, además, me daba preocupación aquéllo.
La inolvidable cucaña, untada con sebo para el difícil acceso, aunque aquel "Quiqui", "El conejo", y otros llegaban a los más alto. Eran gente de tronío, descargadores de los vagones del ferrocarril, que todos los días pasaban por sus costillas cientos de kilos en la carga y descarga. El premio era bueno para aquellas fechas, el palo estaba frente al bar Cárdenas y el propietario del bar es el que ponía la cucaña. La subida del palo (cucaña) era espectacular, un gentío enorme. La cucaña era cosa de gente mayor y bravía.
El centro de Badajoz se desplazaba a la barriada, las niñas con su mejores galas y los jovencitos, ahora por los 70 años o más, ya empezaban sus chisteos.
Algún año la feria se instaló en la explanada que existía en la avd. de Elvas, a la salida del Puente viejo, pero no era igual, sí tenía gente, pero otro ambiente menos festivo.
Los coches de choques Oliver y el látigo Vidal, que no se me olviden los hermanos Naranjo, que con el tiempo prosperaron los sucesores, tampoco se me pueden olvidar. Tenian las olas y carmelas.
Yo estaba al tanto de los trenes de mercancias para saber cuándo llegaban las vagones bateas, cargados en las inconfundibles caravanas.
Los vagones iban al muelle de descarga y nunca me perdía su paso del vagón al muelle, a mano, maniobrando varios hombres. Aquello era, para mí, muy entretenido. Para el remolque de la caravana, algún camioncillo. Los había de alquiler. O sea, de los que daban portes. Camiones Ford, Studebaker, Pegaso, etc. etc. Aunque no tiene nada que ver con la feria de San Fernando, pero sí con la barriada y es de la feria, algún año más que otro el teatro Argentino, desarmado, pasó inviernos en un almacén que había junto a otro almacén que era una carbonería. Margen izquierda, saliendo de la Estación hacía Badajoz, como a unos 50 mts. de la Estación, relativamente cerca. Yo veía a los artistas que vivían allí. Otro asunto que me intrigaba.
En resumen, día grande el 30 de mayo, patrón de la barriada. Don Primitivo y Don Diego, ambos curas párrocos de la antigua iglesia de San Fernando, junto a los coadjutores, cuyos nombres no me acuerdo ahora mismo, preparaban los actos religiosos, para aquellos modestos vecinos. Seguramente ahora hay más poderío económico, pero por los 50 el poder era del padre y de la madre, benditos todos, para sacar adelante a los hijos, con dignidad, alimentarlos lo mejor que podían, vestirlos y los estudios hastan lo que diera de sí la cosa. Y con estos cimientos, los sucesores de los modestos, muchísimos fueron más afortunados, su estutos se elevó y los sucesores de los sucesores, a la Universidad, más tiempo de ocio, menos trabajo físico, más elevación social, pero a decir verdad, muchos quizás nada quieren saber de la feria de San Fernando. Craso error.

Valentín Rodríguez Rodríguez
Punta Umbría (Huelva)
valentinpacense@gmail.com

Permalink ~ Comentarios (2) ~ Comentar | Referencias (0)

Las lavanderas de Bótoa homenajean a Julián Mojedano

Por El Avisador - 29 de Mayo, 2007, 23:05, Categoría: General

A través de mi amigo Josep María Rossell, cónsul honorario a perpetuidad de Tarragona en Badajoz, me llega la noticia de que mañana, miércoles, se prepara otro homenaje al veteranísimo Julián Mojedano Muñiz, locutor que fue de Radio Extremadura, de Badajoz, la mítica EAJ-52, que vive sus últimos años renqueante por los achaques de la edad en la Residencia Quavitae, de Mapfre. Se lo montan las popularísimas lavanderas de Bótoa y será a partir de  las 18 horas. La entrada es libre pero, atención, tienen preferencia los internos, que, seguro, coparán las primeras plazas para no perderse detalle de las viejas y nuevas coplas de romería y rogativas de agua en honor de Ntra. Sra. de Bótoa, Copatrona de Badajoz. Esperemos que el bueno de Julián, pregonero medio siglo del ramo y del rosario de la Virgen, aguante el tirón con este nuevo y merecidísimo homenaje, máxime viniendo de gentes tan queridas en Badajoz como son nuestras tradicionales lavanderas.
Como no voy a poder estar en esta ocasión, quiero unirme a este emotivo homenaje de nuestras lavanderas, trayendo algunas coplas que cantaban las modistillas y aprendizas de Badajoz cuando, allá en el primer tercio del siglo XX, salían de madrugada --desde Puerta de Palmas y de la calle Las Peñas-- en carros tirados por caballerías hacia la Ermita de Bótoa. Estas y otras coplas las recogí personalmente de veteranas lavanderas, ya fallecidas:

Cuando oigo cantar los gallos,
en vez de llorar me río,
pensando en aquel gabán
que tengo en el Montepío.
Estribillo:
¡Ay, qué gabán
tan descolorido!
Le tengo que dar color
a fuerza de beber vino.
Estribillo
A la una pensamos salir,
a las cuatro pensamos llegar,
estas mulas que lleva mi carro
van bien hartas de paja y cebá.
Estribillo
Al salir por Puerta Palmas
los que estaban en la mitad dijeron:
no ha pasao ningún carrito
tan alegre como el vuestro.
Estribillo
Ya te he dicho, carrerito,
que no quiero carreras,
pero tampoco me gusta
que nos lleven delantera.
Estribillo
Carrerito, arrea la mula,
que empieza temprano la función,
quiero ver el paso de la Virgen
y también la procesión.
Estribillo


Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

El mejor equipo

Por El Avisador - 29 de Mayo, 2007, 18:43, Categoría: General

Es más importante y necesario descubrir cualidades, que perder el tiempo señalando defectos en los demás. Cuentan que en la carpintería hubo una vez una extraña asamblea. Fue una reunión de herramientas para arreglar sus diferencias. El martillo ejerció la presidencia, pero la asamblea le notificó que tenía que renunciar. ¿La causa? ¡Hacía demasiado ruido! Y, además, se pasaba el tiempo golpeando. El martillo aceptó su culpa, pero pidió que también fuera expulsado el tornillo; dijo que había que darle muchas vueltas para que sirviera de algo. Ante el ataque, el tornillo aceptó también, pero, a su vez, pidió la expulsión de la lija. Hizo ver que era muy áspera en su trato y siempre tenía fricciones con los demás. Y la lija estuvo de acuerdo, a condición de que fuera expulsado el metro, que siempre se la pasaba midiendo a los demás según su medida, como si fuera el único perfecto.
En eso entró el carpintero, se puso el delantal e inició su trabajo. Utilizó el martillo, la lija, el metro y el tornillo. Finalmente, la tosca madera inicial se convirtió en un lindo mueble. Cuando la carpintería quedó nuevamente sola, la asamblea reanudó la deliberación. Fue entonces cuando tomó la palabra el serrucho y dijo:
--Señores, ha quedado demostrado que tenemos defectos, pero el carpintero trabaja con nuestras cualidades. Eso es lo que nos hace valiosos. Así que no pensemos ya en nuestros puntos malos y concentrémonos en la utilidad de nuestros puntos buenos.

La asamblea encontró entonces que el martillo era fuerte, el tornillo unía y daba fuerza, la lija era especial para afinar y limar asperezas y observaron que el metro era preciso y exacto. Se sintieron entonces un equipo capaz de producir muebles de calidad. Se sintieron orgullosos de sus fortalezas y de trabajar juntos.
Ocurre lo mismo con los seres humanos. Observen y lo comprobarán. Cuando en una empresa el personal busca a menudo defectos en los demás, la situación se vuelve tensa y negativa. En cambio, al tratar con sinceridad de percibir los puntos fuertes de los demás, es cuando florecen los mejores logros humanos.
Es fácil encontrar defectos, cualquier tonto puede hacerlo, pero encontrar cualidades, eso es para los espíritus superiores que son capaces de inspirar todos los éxitos humanos.

Manuel Magallanes Miranda
m.magallanes@telefonica.net

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Así está el patio municipal en Badajoz

Por El Avisador - 29 de Mayo, 2007, 17:39, Categoría: General

Tras las elecciones municipales, de los Ayuntamientos de España donde ha habido mayorías absolutas, aquellos que no dependen de pactos, componendas y otras zarandajas, ya se sabe quiénes cortarán el bacalao, jugando con ventaja, y quiénes estarán a verlas venir, calentando banquillo. Que en estos días están saliendo sus caretos en los periódicos, en las teles y en Internet. Como es el caso de Badajoz, mi ciudad. Y para saber con quiénes nos vamos a jugar los cuartos en estos cuatro años, aquí va la alineación de los tres equipos:

Partido Popular (15)
Miguel Ángel Celdrán, José Antonio Monago, Consuelo R. Píriz, Francisco Javier Fragoso, Jesús Villalba, Germán López, Dolores Beltrán, Antonio Ávila, Miguel Ángel Rodríguez, Cristina Suárez Bárcenas y los novatos Alberto Astorga, Mari Paz Luján, Celestino Rodolfo, Rosario Gómez
y María José Solana.

Partido Socialista Obrero Español (11)
Francisco Muñoz, José Ramón Suárez, María de los Ángeles Martín, Antonia Márquez, Juan José Sierra y los novatos José Alberto Cabañes, Juan Manuel R. Tabares, Carmen Calvo, Miguel Ángel Segovia, Celestino Vega e Isabel Franco.

Izquierda Unida (1)
Manuel Sosa

Y han causado baja en el equipo municipal del PP, y por diversas circunstancias, Alejandro Ramírez del Molino, Inocente Mayoral, Cristina Herrera y Luis Alfonso Hernández, los dos últimos fichados para la Asamblea.
Y en el equipo del PSOE, las bajas han sido éstas: Moisés Cayetano, Lorenzo J. Blanco, Luis A. Ruiz de Gopegui, Rosario Ibán, Piedad Salas, Juan P. Zarapico y Rosario Gómez Landero.
Pues así está el patio municipal en Badajoz, que esto es lo que hay.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Sonrisas y lágrimas

Por El Avisador - 29 de Mayo, 2007, 17:15, Categoría: General

Han pasado las elecciones municipales y autonómicas en Extremadura, y en Badajoz, claro. Y han dejado, como no podía ser menos, un reguero de triunfadores. Que todo el mundo sabe quiénes son, porque sus caretos han salido tropecientas mil veces, con la mejor de sus sonrisas, en las teles y en los papeles, haciendo la V de la victoria, abrazados, besados y agasajados por sus fans hasta la extenuación. Y como  ejemplo de triunfitos por estos andurriales, los más laureados serían Guillermo Vara, del PSOE, futuro presidente de la Junta de Extremadura, Miguel Celdrán, del PP, que repite con autoridad en la Alcaldía de Badajoz, y por cuarta vez consecutiva, y Ángel Calle, del PSOE, que se aúpa por vez primera en la de Mérida.
Y a la hora de escribir sobre perdedores, no tengo más remedio que poner negro sobre blanco los nombres de Carlos Floriano, líder regional del PP, derrotado limpia y claramente por Vara, Víctor Casco, de Izquierda Unida (IU), que no ha sacado ningún diputado a la Asamblea --"un desastre sin paliativos", según reconoció al final del recuento de resultados--, perdiendo, incluso, los tres que tenía, y, ya a nivel del municipio pacense, a Paco Muñoz, líder del PSOE, que se ha quedado en minoría frente a Celdrán, y a Nicasio Monterde, de Badajoz Tuyo (BT), que no reunió los votos necesarios para conseguir un escaño en el Ayuntamiento pacense.
Y en las horas que siguieron al veredicto popular, la noche del 27-M, en contraste con la exultante alegría de los ganadores, hubo desolación, caras desencajadas, lágrimas y, en algunos casos, anuncios explícitos de tirar la toalla, de irse a casa. Como sucedió con Carlos, Víctor y Nicasio, que Paco ha dicho que acepta la derrota, pero que seguirá en el tajo, al frente de la oposición, toda la legislatura.

PERDEDORES
No sé por qué, pero siento una especial predilección por los perdedores. En este caso, por Carlos, Víctor y Nicasio. Tres tíos hechos y derechos, tres políticos extremeños de cuerpo entero, de probada honestidad y bonhomía, cada uno hijo de su padre y de su madre, que, en la intimidad, se habrán tragado lágrimas como puños. Ver que la ciudadanía te da la espalda es duro. Duro, no, durísimo. Después de haberse vaciado por sus ideales y sus proyectos, después de hacer horas y kilómetros sin cuento. 
En esta hora crucial, deciros que la política no lo es todo, tras la política hay vida también. Y si habéis decidido retiraros a vuestros cuarteles de invierno, no penséis que os vais con las manos vacías. Que habrá muchos extremeños que se acordarán de vosotros, porque repartisteis con generosidad, cuando estuvisteis en puestos de responsabilidad, toneladas de amistad, experiencia y sabiduría por el bien común. ¡Carlos, Víctor, Nicasio, gracias!

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

El botijo de Hacienda

Por El Avisador - 29 de Mayo, 2007, 15:46, Categoría: General

Por estas fechas, finales de mayo, uno de los lugares más concurridos de Badajoz es, sin duda de clase alguna, la Delegación de Hacienda, en el paseo de San Francisco. Un hormiguero humano entrando y otro saliendo de sus oficinas. Ya sabéis, las cosas de la declaración de la Renta y demás. Y, tras pasar el filtro del detector de bombas, pistolas, móviles-trampa, navajas y demás material sospechoso, la gente se desparrama por sus oficinas. Y una a la que acude bastante gente es a la del Registro general, según entras, a la izquierda. Y allí, en todo lo alto, sobre una repisa, el personal tiene ocasión de contemplar un botijo de Salvatierra. Para refrescar el gaznate de las funcionarias que te atienden. Esmeradamente, por cierto, que lo he podido comprobar in situ. Pero volviendo al botijo de marras, hay que decir que no es un botijo cualquiera, sino uno del Jurásico o del Pleistoceno, por lo menos. De lo sucio y mohoso que está, de la cantidad de marcas de salitre que presenta, de la cal del agua filtrada por el buen barro de nuestros alfares de Salvatierra.
Y ahí que lleva mi botijo de Salvatierra lo que no está escrito y nadie se acuerda de darle una mano de limpieza y llenarlo de nuevo. Y es que la imagen botijera de la Hacienda pacense puede dañar la vista de las personas sensibles, acostumbradas a la blancura impoluta de declaraciones, contradeclaraciones, certificados, expedientes y la biblia en pasta.
Y como de Hacienda se dice que "somos todos", pues como contribuyente "propietario" de un par de gramos del barro botijero, quiero levantar mi voz para pedir que el botijo de Hacienda se lave de una puñetera vez. No vaya a ser que salga alguna Asociación defensora de Botijos abandonados y se monte la Mundial.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

Otros mensajes en Mayo del 2007

Calendario

<<   Mayo 2007  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Categorías

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog